The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 21 de noviembre de 2010

Acto oficial por el Dia de la Soberanía Nacional - Recuerdo de la Vuelta de Obligado

“Pido al pueblo que el Día de la Soberanía sea un símbolo de unidad nacional y de dignidad”

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner reivindicó ayer a los soldados y al pueblo que resistieron el intento de invasión anglofrancés en 1845 en la Vuelta de Ogligado, al encabezar esta tarde el acto central en conmemoración del Día de la Soberanía Nacional, en la ciudad bonaerense de San Pedro.


"Hoy les pido que este día sea símbolo de unidad nacional y de dignidad para defender a la Patria. Viva la Patria", exclamó la Jefa de Estado en su discurso, en un marco de fiesta popular en el mismo predio donde hace 165 años atrás se concretó la resistencia nacional en defensa de la Patria.

Al hacer uso de la palabra, la Presidenta dijo: "compatriotas, hoy estamos acá cubriendo una deuda histórica de los argentinos y de su historia: recordar una epopeya como fue la Vuelta de Obligado..., oculta, premeditadamente ocultada desde hace 165 años por la historiografía oficial".

"En este lugar, donde hemos emplazado este monumento histórico, estas cadenas recuerdan a las cadenas que por orden del Brigadier don Juan Manuel de Rozas, el general Lucio Mansilla y sus tropas cruzaron las cadenas en el río para que la flota anglofrancesa no pudiera pasar", recordó.

Asimismo, -continuó- "corrían tiempos en los cuales, como en tantos otros tiempos de nuestra historia de estos 200 años de este bicentenario, potencias extranjeras querían dividir nuestro país y apoderarse de nuestros recursos. Buques de guerra acompañados por buques mercantes -porque en realidad venían en nombre del libre comercio- pretendían transformar este río, nuestro Río Paraná en un río internacional y no en lo que es y siempre será un río de la Nación Argentina".

La Presidenta arribó a San Pedro a las 19:30, donde la esperaba una verdadera fiesta popular, protagonizada por sectores políticos locales y nacionales, representantes de los movimientos sociales del kirchnerismo y militantes y dirigentes de organizaciones gremiales.

También, aguardaron la llegada de la Jefa de Estado funcionarios encabezados por el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y los ministros de Economía, Amado Boudou; de Justicia, Julio Alak; de Trabajo, Carlos Tomada; de Defensa, Nilda Garré; de Educación, Alberto Sileoni; de Industria, Débora Giorgi y de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, entre otros.

En un breve mensaje, Cristina Fernández de Kirchner recordó también que en 1845 los invasores anglofranceses "no solo venían por el río, iban por más, querían también transformar el Río Paraná en internacional, separar a las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Misiones para conformar la república de la Mesopotamia".

"En esos buques no venían solamente ciudadanos ingleses o franceses, venían también ciudadanos de la Confederación Argentina,(cipayos de 1845 ) identificados como unitarios que había emigrado a Montevideo y venían en las mismas naves para invadir su tierra, su Patria", se quejó.

Trazando un paralelo con la actualidad política, la Presidenta dijo que "el otro día leía que esos cañonazos de la Vuelta de Obligado se vienen sucediendo a lo largo de nuestra historia, en esta división de los que amamos y queremos a nuestro país, y de los que muchas veces -sin darse cuenta o dándose cuenta- se convierten en serviles y funcionales a los intereses foráneos".

"La valentía de esos hombres, la decisión de Rozas, la del general Mansilla, soldado con honor.., que al frente de sus tropas comandó la batería de la Vuelta de Obligado, tenía esa gran tarea sabía que no podía impedirlo (la invasión)por la superioridad numérica-militar del invasor, tenía que debilitar a los buques mercantes y por eso las cadenas y mientras no podía pasar eran atacados desde las costas en una verdadera guerra de guerrillas que se dio en este mismo lugar", añadió.

"Tuvieron que rendirse -exclamó la presidenta Cristina- tuvieron que saludar al Pabellón Nacional con 21 cañonazos, pese a que ellos eran muy superiores en tecnología y armamentos. Pero se enfrentaron con militares y pueblo unidos en un solo fusil en un solo cañón... Hoy también quiero hacer mención y homenajear a las mujeres porque aquí también pelearon y resistieron las mujeres de San pedro y de San Nicolás".

En otro tramo de su alocución, la primer mandataria comentó: "hoy queremos rendir un claro homenaje a esas mujeres y a esos hombres que defendieron la Patria. Siempre me pregunto y me preguntaré por qué en la escuela siempre nos han enseñado con muchísimo detalles cada una de las batallas, cada una de las campañas en las que nos permitieron liberarnos del yugo español y sin embargo se ocultó deliberadamente durante dos siglos todas las luchas que se dieron contra otros colonialismos que aún subsisten como por ejemplo en nuestras Islas Malvinas".

"Creo que acá no hay ninguna casualidad..., creo que es la de querer convencernos muchas veces que es imposible luchar por mantener la dignidad nacional. Por eso el mejor homenaje a esos hombres y mujeres en el bicentenario, a 165 años de esa gesta maravillosa, es precisamente entender la necesidad de la unidad nacional, no como un objetivo declarativo sino como un instrumento para lograr definitivamente la construcción de una gran Nación como la soñaron Rozas, San Martín, Belgrano, Moreno, Castelli, Monteagudo, todos los hombres y todas las mujeres que lucharon por esos ideales", reflexionó.

De inmediato, la presidenta respondió -emocionada- al público diciendo "él también, sí, él y muchísimos más menos reconocidos...", cuando le gritaron "Néstor Kirchner luchó por esos ideales".

"Olé, olé... Néstor" cantaban los asistentes al acto, mientras la presidenta decía "tal vez él (por el ex presidente Kichner) representándolos a tantos argentinos que han dado su vida para vivir en una sociedad más justa, más libre, más igualitaria, más democrática y más de todos. Este monumento es para todos los argentinos y es de todos los argentinos".

En esa línea la Jefa de Estado dijo: "En este día quiero convocar a los más de 40 millones de compatriotas y convocarlos a nuevas gestas. Ya no van a ser necesarias las cadenas en el río ni cañones, será necesario despojar de nuestras cabezas las cadenas culturales que durante tanto tiempo nos han atado".

"Quiero saludarlos a todos en este 20 de noviembre, que sea un día símbolo de la unidad nacional, pero también de dignidad y soberanía para defender a la Patria", concluyó.


Fuente : Telam

PRO - Cesado

Related Posts with Thumbnails