The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

lunes, 28 de febrero de 2011

Nace el bloque de Nuevo Encuentro en el Senado

Los senadores María Rosa Díaz y José Carlos Martínez, del Encuentro Popular de Tierra del Fuego, conforman la nueva bancada en la Cámara Alta.

de izquierda a derecha: Senador José Carlos Martínez, diputada Vilma Ibarra, diputado Carlos Heller, diputado Martín Sabbatella, diputado Ariel Basteiro, senadora María Rosa Díaz

Mañana, cuando se inaugure un nuevo período de sesiones ordinanarias del Congreso de la Nación, empezará a funcionar en la Cámara Alta el bloque de Nuevo Encuentro, conformado por los senadores María Rosa Díaz y José Carlos Martínez. Los legisladores -provenientes del Encuentro Popular de Tierra del Fuego- hicieron pública en diciembre su integración a la fuerza que encabeza el diputado nacional Martín Sabbatella y esta semana crearon formalmente la bancada en el Senado de la Nación. De esta forma, a partir del actual período, Nuevo Encuentro contará con representación en las dos cámaras del Congreso Nacional: el bloque presidido por Sabbatella en Diputados -que integran además Carlos Heller, Vilma Ibarra, Ariel Basteiro y Jorge Rivas- y el de Senadores, de Díaz y Martínez.

“Vamos a ahondar el trabajo que llevamos adelante desde hace tres años -explicaron los integrantes del flamante bloque Nuevo Encuentro en Senadores, que preside Martínez-.Contar con representantes en ambas cámaras nos permitirá enriquecer las propuestas con el claro objetivo de lograr una Argentina más inclusiva”.

Martín Sabbatella coincidió en la importancia de articular la labor parlamentaria de los dos bloques en el Congreso y señaló: “Nuevo Encuentro viene trabajando en proyectos que apuntan a construir una sociedad más equitativa, con mejor distribución de la riqueza, con mayor protagonismo social y a favor de una Democracia garante de los derechos de todos y todas”.

“Nos alienta la perspectiva de que en ambas cámaras podamos llevar adelante iniciativas en esa dirección, que permitan profundizar el presente de transformaciones que vive el país”, concluyó el diputado nacional.

Así actúa siempre la derecha asesina : “Van a terminar como Jorge Julio López”

En el marco de la iniciativa “florecen mil flores, pintamos mil escuelas”

Fuerte amenaza a un grupo de militantes kirchneristas voluntarios


Trabajaban en un Jardín de Infantes en El Palomar. “Van a terminar como Jorge Julio López”, les dijeron cuatro hombres armados. La Policía Bonaerense no intervino. En esa escuela retirarán un placa en homenaje al represor Agosti.


"Florecen mil flores, pintamos mil escuelas” fue la consigna lanzada por el gobierno nacional y agrupaciones juveniles afines a la que se plegaron más de 20 mil jóvenes de todo el país.
La iniciativa renovó 600 establecimientos escolares bonaerenses de todos los niveles y 400 de las provincias de Chaco, Tucumán, Entre Ríos, Córdoba, Salta, Santa Cruz, San Juan, Santiago del Estero, La Rioja, Misiones, Formosa, Jujuy y Mendoza. Sin embargo, para un grupo de voluntarios de la Juventud Sindical de Morón, perteneciente a la corriente Nacional del Sindicalismo Peronista, la experiencia no pudo ser tan gratificante como esperaban.

Ariel Alberto Franzese era el delegado a cuyo cargo había quedado el grupo de jóvenes al que se le asignaron los trabajos de renovación del Jardín de Infantes Nº 911 ubicado en El Palomar. Mientras pintaban el edificio, un grupo de cuatro personas armadas llegó abordo de un Fiat Palio gris y los amenazó de muerte instándolos a dejar los trabajos.

Una vez que los agresores se fueron, los jóvenes llamaron al 911. Recién al cuarto llamado un móvil de la Policía Bonaerense llegó a la escuela. Minutos después de enterarse de lo ocurrido, los oficiales volvieron a la escuela acompañados del cabecilla del grupo de agresores que caminaba junto a ellos. “Venían caminando como si nada”, contó Franzese, quien los escuchó hablar. El agresor dijo que eran “unos negros de mierda que no podían estar pintando ahí” porque ellos eran los que mandaban en el barrio. El agresor se limitó a prometerle a los policías que no les iba a hacer nada adentro de la escuela pero aclaró: “Ahora cuando estén afuera no les prometo nada.” A pesar de esta nueva amenaza la policía lo dejó ir.

Frente a esa situación Franzese aseguró a este diario: “Le tuve que pedir disculpas a las maestras pero les dije que así no podíamos seguir, y aunque ya casi estaba terminado el trabajo, lo tuvimos que dejar así. No podía arriesgar la vida de mis compañeros.”

El delegado de la Juventud Sindical explicó además que esa escuela fue inaugurada por el ex brigadier general Orlando Ramón Agosti, miembro de la Junta Militar que lideró el golpe de Estado que dio inicio a la más cruenta dictadura militar de la historia argentina. La placa será removida en los próximas días en un acto porque, según le indicaron las maestras “es una vergüenza que esté ahí”.

Para Franzese la presencia de los jóvenes, sumada a la situación en torno a la remoción de la placa, puede explicar lo sucedido. “Quizás creían que nosotros teníamos algo que ver con lo de la placa y en este barrio viven muchas personas que vienen de familias de militares. No sé que pensar, quizás todavía tienen la misma mentalidad que los dictadores, se quedaron en el tiempo, en la época de la dictadura.”

En diálogo con Tiempo Argentino Franzese explicó: “Estábamos por terminar el trabajo y vinieron cuatro personas que nos amenazaron de muerte para que dejemos de pintar el colegio, nos dijeron que íbamos a terminar en el Riachuelo, que nos iba a pasar lo mismo que a Jorge Julio López y que nos iban a pegar cuatro balazos a cada uno.”

Fuente : Tiempo Argentino

Pedraza y alrededores

Por Eduardo Aliverti

Así es: por los alrededores de la detención de José Pedraza (y en simultáneo de su número dos, lo cual es un hecho inédito) hay un par de aspectos que, llamativamente, pasan más bien inadvertidos.

Un primer reflejo fue constatar que, al revés por completo de lo sucedido hacía muy poco con el apresamiento de otro jerarca sindical, (donde sentimos mucho asco frente al comunicado de la CGT en solidaridad con un traidor HDP de la clase obrera y miembro honorario de la mesa de desenlace destituyente ) la caída en desgracia de Pedraza no le movió un pelo corporativo a nadie. Es cierto: el Momo Venegas tiene detrás el apoyo explícito de Duhalde –o a la inversa, en realidad– y sus contactos y amistades en el núcleo duro de la burocracia cegetista son mucho más profundos que los del cabecilla de la Unión Ferroviaria. Además, las andanzas de quien dirige a los trabajadores rurales son investigadas por un juez como Oyarbide, del que siempre rigen sospechas en cuanto a su independencia de accionar, sumado a la propensión que tiene por los impactos mediáticos. Muy por el contrario, Susana López, la jueza de Instrucción que lleva la causa del otro adefesio, es considerada en forma unánime como una magistrada de trayectoria intachable y excelencia profesional. Pero nada de todo eso fue lo esgrimido, centralmente, para interpretar que al Momo salieran a defenderlo ipso pucho, mientras Pedraza ya manya cómo se prueban las pilchas que dejará. No. La centralidad analítica fue que en un caso hay “la mafia de los medicamentos”, y chau. Y que en el segundo rige un asesinado, provocando entonces que los códigos de solidaridad mafiosa tengan, aunque sea, la prevención de convocarse a silencio. (Rige la Omertá en la mafia ) De ahí se saltó a revolver –sin necesidades de mayor esfuerzo investigativo, por supuesto– en el descomunal nivel de vida del “sindicalista” Pedraza. Su vivienda en Puerto Madero, su declaración de que gana apenas 25 mil pesos por mes, su reloj o sus mersas apliques de oro. No importa. Es un tema que debería conducir a la pregunta de si acaso es casualidad que estos descubrimientos vean la luz sólo cuando hay un avatar judicial de por medio (verbigracia por el porqué de que nunca se revisa el origen de la fortuna de empresarios varios, definidos formalmente como tales). Y que, por lo tanto, redirecciona a interrogantes complementarios. ¿Se trata de destruirlo a Pedraza porque se lo merece, y claro que se lo merece? ¿O de asentar la construcción de discurso contra cualquier cosa que simbolice actividad gremial, sindicatos, sindicalistas, corrupción anclada únicamente ahí? Como dice Daniel Santoro, el artista, si el negro Hugo Moyano, ya sea por negro o por Moyano, viste alguna vez un Armani (que tampoco, encima), todos se preguntan de dónde sacó la plata para comprárselo. Pero a cualquiera de los que visten 150 trajes de ésos, y a quienes solamente dedican notas sobre sus internas y miradas institucionales, nadie les pregunta nada. (Y si Milagro Sala viaja a la casa de un amigo en Uruguay de vacaciones es un escándalo?)En un punto, es lo que se llama derrota cultural. Sindicalista, sospechoso a priori. Empresario, dispensado a priori.

Tómese el párrafo precedente como paréntesis ad hoc, porque estábamos en aquello de que la diferencia de circunstancias entre Venegas y Pedraza; o entre Zanola y Pedraza, ya que estamos, es un muerto. Un asesinado. Mariano Ferreyra. ¿O sea que “la mafia de los medicamentos” es un episodio secundario porque no hay un muerto comprobado? ¿Si le dieron una droga vencida o falsa a un enfermo de cáncer es un dato aleatorio, porque lo válido es compararlo con un asesinato político?


Alguna gente del PO fue casi la única que habló de eso. Y no interesa si lo dijeron porque su posicionamiento jurásico les impide soportar que la justicia burguesa mande presos a quienes denunciaron como los asesinos de su militante. Los trotskistas, o estos troscos, podrán equivocarse y vivir afuera de la realidad, compulsivamente, en torno de las recetas para los males que denuncian. Podrán ser o semejar a una secta. Podrán confundir al enemigo. Podrán ser funcionales a la derecha. Podrán laborar para continuar siendo el cero coma cero de los votos, durante toda la vida. Pero son útiles para alertar sobre variados diagnósticos, sin los cuales el escudriño de las contradicciones en los procesos históricos, como éste, que requieren acumulación de fuerzas populares, sería más pobre, más aguachento, más cínico.

El segundo elemento desatendido tras la detención de Pedraza es ante qué se está, o podría estarse, a propósito del modelo gremial dominante desde el fondo de los tiempos. Y si se habla de eso, se lo hace también de las oportunidades que ofrece el presente político. No habrá quien crea, es de imaginar, que la sucesión de problemas afrontados por tamaños caciques sindicales es ajena a un clima capaz de habilitarlos. Una temperatura apta para animárseles. Basta con sacar cuentas de cotejo. Años y años de intocabilidad. De protección absoluta. De enfrentarse como mucho a las denuncias de minoritarios opositores internos. De alianza fácil con el empresariado, con sus prebendas repugnantes a cambio de conformar a las bases. De complicidad de los emporios periodísticos, no fuera cuestión de que se creara un ánimo agitador. (Cavalieri pone en la calle afiches que dicen diálogo o choque y uno automáticamente piensa vamos todos al choque y quepor fin se termine la carrea de este mafioso HDP representante de las empresas ) Años y años. ¿Y qué? ¿Resulta que de golpe y porrazo tienen que dedicarse a buscar pullovers para taparse las esposas delante de las cámaras? ¿No será que, tan de a poco como sin pausa, se les corta el carretel por la persistencia de un sistema demoliberal pero al fin y al cabo un tanto más atento en los pudores “republicanos”? ¿No será que hay un modelo, una voluntad, o como quiera llamársele, que franquicia tocarles el trasero? Es paradójicamente atractivo, aleccionador, que los medios de comunicación preponderantes anden regodeándose, casi, con las desventuras de los Venegas y los Pedraza. Justo ellos, los medios, que a la par de la connivencia con los amos gremiales vivieron cuestionando a sus patotas en forma innominada, deben dedicarse ahora a recabar en sus lujos asiáticos y su defecar en los derechos de los trabajadores. Lo vertebran, ellos, los medios, a través de señalar la confabulación general y particular del oficialismo con ellos, los oligarcas sindicales. Disponen objetivamente de parte de la razón. Pero la parte de la razón faltante es que, por carácter transitivo, el oficialismo no es el violador institucional declarado por ellos, los medios, porque si lo fuera no se explica cómo pueden ir presos los socios del kirchnerismo.

Los problemas de la corporación sindical-empresarial exceden al ámbito de la Justicia, aunque sea veraz que es ahí donde sufren las complicaciones mayores. Ya hay la lucha de agrupaciones venidas de abajo que se hacen lugar entre bandas despóticas, como en el subte, y con reconocimiento jurídico más allá de que algunos métodos sean ampliamente discutibles. Ya hay la exigencia internacional de que se admita a la CTA como un actor de pleno derecho, más allá del papelón que pasó ese órgano en su proceso electoral. Ya hay, en síntesis, que el modelo de sindicalismo meramente estatalista, conservador, violento, corrupto, entró en disputa. Una disputa poco menos que neonata, todavía imperceptible. (Bueno no es casualidad que frente a la entrega al capital de la burocracia sindical historica , por algo pasaba que en el conflicto de Kraft , recuerdo a la cabeza del gremio en Daer , defendiendo a la empresa y soltándole la mano a los trabajadores , la comisión interna estaba manejada por el PO . Luego debió salir Moyano a desautorizar a Daer . En muchos lugares hace rato que esta en disputa quien verdaderamen te defiende a los trabajadores y quien los entrega y en muchos sindicatos por eso ha triunfado la oposiciónen los gremios que viene generalmente desde la izquierda en gral trotzkista ) Pero tampoco se creía que habría forma de enfrentar a Clarín, si es por eso. O de que pudieran casarse los homosexuales o de reestatizarse las jubilaciones.

No hay más destino que el que se quiera construir, pero para eso es imprescindible acertarle a la caracterización del momento histórico. Si se piensa que las desdichas de tanto pandillero son casualidad, estamos fritos. Si se juzga que responden a que cambiar algo para mejor es posible, estamos para adelante.

Fuente :Página 12

domingo, 27 de febrero de 2011

Hugo Yasky: “Hay más protagonismo y una nueva agenda social”

Entrevista al secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos

Por Gisela Carpineta

– Cómo se reflejan las transformaciones impulsadas por el kirchnerismo en el campo sindical?

–Básicamente, lo que se produce tiene que ver con el hecho de que al recuperarse el trabajo empieza a crecer otra vez el protagonismo de los trabajadores organizados gremialmente a través de las discusiones paritarias y empieza a generarse una agenda social que tiene que ver con banderas de lucha del movimiento sindical, sobre todo de la CTA, en lo que se refiere a Asignación Universal por Hijo, la reestatización del sistema jubilatorio y de Aerolíneas Argentinas. Todo eso va conformando una especie de nueva realidad que realimenta la demanda y el crecimiento del sector que representa a los trabajadores como parte protagónica de una disputa política.

–¿Cómo se refleja ese nuevo papel de los trabajadores en los niveles de afiliación y participación en las elecciones gremiales?

Dentro del movimiento sindical se ha recuperado la afiliación, básicamente, en los gremios vinculados a la producción. En el caso de los metalúrgicos, de los trabajadores de neumáticos e industria automotriz, se da un proceso en que muchas generaciones de trabajadores jóvenes empiezan también a darle otra vitalidad a la presencia sindical dentro de las empresas. Por ejemplo, el gremio metalúrgico había descendido a un piso de 65 mil afiliados y en cuatro años prácticamente duplicó esa cifra quedando cercano a los 300 mil afiliados. Creo que es un fenómeno que va nutriendo o abriendo un debate dentro de las filas de las organizaciones sindicales donde algunas viejas prácticas empiezan a ser cuestionadas, donde algunos sindicatos empiezan a aggiornarse, a tratar de renovar su plantel, sus prácticas, su manera de disputar. Asimismo, quienes no lo hacen, empiezan a tener frentes muy fuertes de cuestionamiento interno que se han puesto de manifiesto en algunos conflictos como en el caso de los trabajadores de ferrocarriles, alimentación y otros.

–¿A qué se debe la mala imagen que tiene la sociedad sobre algunos sindicalistas? ¿Considera que es una estigmatización?

Yo creo que sí y que empezó durante el menemismo cuando, por ejemplo, se estigmatizó a dirigentes sindicales como el compañero Esquivel. Él fue el representante de los telefónicos cuando se intentó resistir a las privatizaciones, luchó denodadamente y fue derrotado porque se lo demonizaba como la expresión del anacronismo de los dirigentes sindicales que se negaban a asumir la globalización, los cambios. Se encargaba a grupos mediáticos y formadores de opinión la tarea sucia de tratar de mostrarlo como enemigo de la sociedad, del cambio y de la modernización. Después hubo otra categoría de dirigentes sindicales que ellos mismos se encargaron de hundirse en el lodo y fueron los cómplices de esa supuesta modernización. A la vez de ser cómplices, también servían para defenestrar al modelo sindical. Pedraza quizás sea un caso emblemático, pero hubo muchos como ellos que se encargaron de vaciar de credibilidad al movimiento sindical que primero fue atacado a punta de fusil durante la dictadura y después fue vaciado por dentro por quienes fueron cómplices en la tarea de destruir el estado de bienestar, el aparato productivo y las empresas nacionales.

–¿Cómo cree que se puede llegar a revertir esa visión negativa?

El sindicalismo tiene la oportunidad de hacerlo a partir de generar una capacidad de volver a darle transparencia, participación y democracia interna a las organizaciones. Esa idea de que los movimientos sindicales se conducen de manera paternalista, debilita el funcionamiento sindical.

Fuente :Miradas al Sur

Mauricio Macri, candidato de la muerte

Conclusiones



Resulta natural su acercamiento al dirigente político que debió anticipar la entrega del poder por los infames asesinatos de los jóvenes militantes Kosteki y Santillán, en 2002. Se comprende tanto Macri como Duhalde, según nos informamos últimamente, cultivan estrechas relaciones con la embajada estadounidense para despotricar contra el gobierno de Cristina.


Lo que podría ocurrir, en el caso inverosímil en que Macri lograse llegar a la Presidencia de la Nación, está anticipado en su gestión como jefe de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Son muchas ya la pruebas de que dicho señor no auspicia la Vida sino la Muerte

Y ello se comprueba en un vistazo a vuelo de pájaro.

Si empezamos por el barrio –pues como decían nuestras abuelas “para muestra basta un botón”– resulta decisivo lo que ocurre con el Parque Chacabuco (y que parece repetirse en otros parques). Ya en los últimos años ha ganado terreno la manía de encarcelar a los parques y a las estatuas, remplazando lo que debe ser un ámbito de libertad con un perfil carcelario. Pero ahora Macri –probablemente urgido por alguna empresa constructora y seamos disculpados si en esta afirmación supone alguna mala intención– decidió en enero y febrero alambrar gran parte del Parque Chacabuco, ya duramente castigado en la época de la dictadura genocida por la autopista y un enorme local que se le cedió a la empresa Disco. ( yo no podía creer que hayan encarcelado también , los canteros al costado de la calle charcas , cuando lo vi me dio asco ese lugar encerrado , o en la plaza almagro la reja ya se oxido toda por suerte , en varias partes dice en reparación porque esta toda podrida y en cualquier momento se cae , encima pasas un día de semana a las 21 hs y no podes entrar a la plaza porque esta cerrada siendo que hay un sereno ahi , entonces para que la cierran ? Eso si hay en una esquina pusieron baños químicos para que quede bien fea la esquina y ves todos los palitos blancos que quedaron de las sombrillas amarillas de mierda que ponen porque todo es amarillo el color mas horrible del mundo y el que deberá ser erradicado de la ciudad cuando asuma la nueva gestión echemos a la mierda al macrismo y sus herederos y empecemos a reconstruir toda la desastrosa destrucción PRO de la ciudad )

De manera tal que ha cerrado el paso a más de la mitad del parque con alambre tejido, tal cual se usaba en los viejos gallineros, cortando el paso justamente cuando los pibes están de vacaciones, y muchachas y muchachos salen a correr alrededor del mismo en busca de una vida sana. Seguramente, las refacciones (?) estarán listas en invierno, cuando la escuela y el clima les quita interés a los espacios verdes. Este inteligente plan de refacciones ha provocado la repulsa del barrio y los pocos lugares donde han quedado puertas o paredes se hallan hoy cubiertas con inscripciones tales como: “Macri ladrón”, “¿esto es un parque o un basural?”. Y en especial, una muy contundente: “Macri, devolvenos el parque.”

Efectivamente, el jefe de gobierno de la Ciudad le ha quitado aire, sol y verde a los chicos, al mismo tiempo que ha secado las fuentes, que años atrás refrescaban el paisaje y hoy están resecas. Le ha quitado a los aerobistas la visión alegre y descansada de los viejos árboles y el césped, para remplazarlos por algo así como una recorrida alrededor de un gallinero, un basural. Es decir, les ha quitado Vida.
Alguien dirá que sacamos conclusiones exageradas de un pequeño suceso municipal. Pero no es así, porque es el mismo Macri quien ha vetado la ley de fabricación de medicamentos por la Ciudad, que, según nos comenta el sanitarista José Carlos Escudero, significaría reducir a un tercio el precio de los medicamentos. Lo que permite enganchar un hecho con el anterior: primero, que no reciban aquello que mejora su vida, segundo, que resulte muy caro comprar aquello que combate la enfermedad. Según sus propias declaraciones, Mauricio no sabe por qué razón aplicó 71 vetos en su gestión pero, sin ser mal pensado, puede suponerse que así como detrás de la cerrazón de parques están las constructoras, así también detrás de este veto a la producción de medicamentos están los grandes laboratorios.

Si a ello se agrega su política de orden basada en los desalojos compulsivos a través de la Unidad de Control del Espacio Público (UCEP) y su idea solidaria de aplicar pistolas paralizantes, se comprende la coherencia del jefe de gobierno. En este sentido también se ha pronunciado su secretario de Educación, al señalar que ha llegado el momento de la muerte de la escuela pública, debiendo ser todas privadas, un nuevo golpe a la niñez y la adolescencia, ofreciendo así un futuro de argentinos desnutridos, con problemas respiratorios, pálidos e ignorantes que resumirían la concepción del hombre nuevo que tienen las clases dominantes.

De aquí resulta natural su acercamiento al dirigente político que debió anticipar la entrega del poder por los infames asesinatos de los jóvenes militantes Kosteki y Santillán, en 2002. Se comprende tanto Macri como Duhalde, según nos informamos últimamente, cultivan estrechas relaciones con la embajada estadounidense para despotricar contra el gobierno de Cristina, siendo que aquí tampoco, por supuesto, hay mala intención sino continuidad histórica, pues esa diplomacia tiene larga historia de destrucción y muerte. No es casualidad tampoco que escribamos esta nota en el mes de febrero, siendo que el día 21 se cumplió un nuevo aniversario del asesinato del líder popular nicaragüense Augusto César Sandino, que se convirtió en guerrillero para defender a su patria invadida por los marines, audacia que pagó con su vida en 1934, a manos de un servidor del imperialismo yanqui, como lo fue Anastasio Somoza durante muchos años. (Digresión: hace dos años, al culminar un seminario sobre América Latina en una facultad de esta ciudad, se me acercó un estudiante para agradecer a los oradores que le habíamos revelado quién era Sandino, porque en los planes de estudio no figuraba preocupación alguna para recuperar su lucha de varios años frente al invasor imperial.)

Tampoco es casualidad que en estos días se cumpla un nuevo aniversario de la muerte del Mariscal Francisco Solano López, en Cerro Corá, en 1870, también después de 5 años de lucha heroica contra la Triple Infamia, financiada por el imperialismo británico. También aquí la muerte –de la mayor parte de la población masculina de 12 años en adelante– vino a enfrentar a la Vida que significaba el progreso de Paraguay como el país más adelantado de América Latina, en esa época.
Pero la Muerte no puede contra la Vida, esa que enarbolan siempre las Madres de Plaza de Mayo y también, en este caso, quienes, como Alberdi y Felipe Varela y otros muchos condenaron la política de muerte bregando tozudamente por la liberación y la unidad de nuestros países.
En relación con todo esto, podemos afirmar con entusiasmo que hoy, tanto Sandino como Solano López, tienen el merecido reconocimiento de los pueblos de la Patria Grande Latinoamericana. Son el futuro y son la Vida. Por eso también cabe sacar la conclusión de que Macri, candidato de la Muerte, ya está derrotado en estos tiempos de una Patria Grande de “las mil flores” que renace día a día.

Fuente: Tiempo Argentino

La CGT es un espacio abierto

Por eso hay que seguir echando a la mierda a los traidores que fueron cómplices durante el menemato de la precarización laboral extrema y que ahora dicen defendernos , nunca se enfrentaron a la mierda neoliberal sino que la propiciaron , como por ejemplo Daer ( hay que recordar siempre que el tipo firmó el fin de la ultraactividad con De la rúa , era realmente una terrible cesión de poder al capital , al poco tiempo supuestamente se dió cuenta del desastre que había hecho siendo jefe de la CGT y dijo que se arrepentía. Al mismo tiempo el MTA se plantaba contra la nefasta ley y era herido Julio Piumato frente al congreso . Tal como había dicho Moyano ( MTA ) " Flamarique tiene la Banelco " Tal como Moyano había dicho: De La Rua ordenó que se pagaran coimas a los senadores del PJ y esto por suerte propició el rápido final de ese gobierno de mierda antiobrero y antoiargentino .
Recién con la asunción de Nestor Kirchner llegó promovida por Cristina la derogación de esa nefasta ley en contra de los trabajadores ) , Pedraza , Venegas , Barrionuevo , Lescano , Gerardo Martinez , Cavallieri ( desde las playas del caribe ) y muchos otros impresentables


Por Eduardo Anguita

La Central es mucho más diversa que el imaginario monolítico que pintan los medios dominantes

Para la circulación mediática, todavía, la CGT es como la pintan La Nación y Clarín: una serie de morochos con camperas negras que se juntan misteriosamente y se ponen de acuerdo en base a negocios insondables. Desde hace muchos años, los gerentes de recursos humanos de esos dos diarios se dedican con fruición a impedir la organización gremial de sus trabajadores de prensa. Colaboran en esa dirección, con muchísimo esfuerzo, muchos editores y periodistas que sobrevivieron a las purgas. Años atrás, hasta los noventa, era casi ley respetar las secciones de Gremiales. La precarización laboral de los noventa se llevó también a quienes daban cuenta de las noticias del mundo del trabajo desde el punto de vista de los representantes de los asalariados. Quienes contribuyeron también de modo enfático a ese proceso fueron algunos de los dirigentes gremiales que vieron la oportunidad de repetir una vieja artimaña: aprovechar el espacio de representación como una cuota de poder para saltar de bando. (todos los que yo nombraba al principio hicieron eso ) Si hubo un caso emblemático fue José Pedraza, quien no tuvo empacho en que su esposa presidiera el Belgrano Cargas privatizado (dicho sea de paso, Pedraza empezó como peón del Belgrano) y él se presentara a sucesivas elecciones como candidato de la Lista Verde para así quedar de modo perpetuo al frente de la Unión Ferroviaria. Además Pedraza se garantizaba un lugar en el Comité Central Confederal de la CGT a cargo de la secretaría de Cultura, Ciencia y Técnica. Días pasados, tras su detención le pregunté a Juan Carlos Schmit, secretario de Capacitación de la CGT, qué pensaba de esa vida burguesa que ostentó Pedraza hasta su mudanza forzosa a una celda del complejo penitenciario de Ezeiza. La respuesta fue interesante: “Es un problema de los trabajadores ferroviarios”. Interesante porque refleja la esencia de la representatividad que se delega en un sindicalista. Cuando se pervierte el contrato social la respuesta no sale desde quien usurpa el sillón sino, desde quienes están a su lado, porque lo eligen o porque –como sucede muchas veces– sufren la humillación de ser víctimas de los mecanismos destinados a mantenerse en la conducción. Y no cabe dudas que la detención de Pedraza se debió a que cobró visibilidad la perversión de la banda que dirigía el nuevo inquilino del penal de Ezeiza. Para los que no alimentaban el feudo de Pedraza funcionó la tolerancia cero. Cero incorporación a la Unión Ferroviaria, cero derecho a trabajar dentro de la empresa, cero derecho a ganar lo mismo que un ferroviario por la misma tarea. Un tercerizado es un ciudadano de tercera. Esa maquinaria incluyó matones que un buen día se cargaron a Mariano Ferreyra y casi terminan con la vida de otros trabajadores. No hay procesos milagrosos. Por eso, desconociendo la conciliación obligatoria, el viernes los usuarios de trenes se vieron humillados. El paro ferroviario es demostrativo de que todavía la maquinaria perversa no es sólo de Pedraza. Es cierto que está la Lista Bordó, que conduce el Sarmiento. Es cierto que la incorporación de los tercerizados como ferroviarios va a producir un efecto contagio y se van a derribar algunas barreras de miedo. Pero será un proceso. Nada fácil. Y una de las mejores cosas que puede pasar es que nadie se meta. Lo que dijo Schmidt vale para muchos gremios. Es difícil predecir qué maldades podrán hacer quienes hoy quedaron con el manejo de la Unión Ferroviaria.( A ver si se les saca la personería , de última sino sobre todo para la gente de la lista Bordó cuando los trabajadores no son representados y no pueden cambiar esa situación desde adentro pueden crear otro gremio y así obtener desde allí la personería , como hicieron tantos gremios que hoy estan en la CTA ) Quizá puedan extender el paro, o puedan hacer sabotajes. Quizá se viva una especie de Plan Larkin al revés: en vez de ser los trabajadores ferroviarios los que iban presos a principios de los sesenta, esta vez algunos grupos pedracistas puedan intentar mantener la maquinaria de negocios montada en los noventa y que, hay que decirlo, pudo sobrevivir y adaptarse a un cambio de los tiempos.

Empresarios y obreros.

Pero, para hablar en serio de esto, es preciso recordar que son los empresarios los primeros en acercarse a sobornar a los representantes obreros. Son los primeros en buscar jefes de personal o gerentes de recursos humanos cuya habilidad principal sea hacerse amigo de los dirigentes sindicales, propiciar a fulano o a mengano para delegado y tener el alerta permanente para detectar a los trabajadores que pueden ser parte de corrientes gremiales que no estén de acuerdo con la transa.El tema es que el Ministerio de Trabajo –con Carlos Tomada al frente y con la instrucción precisa de Néstor Kirchner primero y de Cristina Kirchner después– no funcionó como un lugar de enjuague de negocios empresarios. Así como la Secretaría de Industria dejó de ser un feudo de Techint o el Banco Central una continuación de los negocios de los bancos extranjeros. Otra muestra del cambio de los tiempos: cuando Héctor Recalde propuso que los trabajadores recibieran parte de la rentabilidad empresaria. Fue un escándalo para las entidades patronales. Sencillamente porque no pueden aceptar a los asalariados como socios en nada. Y porque no quieren que se les conozcan las cuentas en una época donde las ganancias son altísimas para muchos sectores. A Pedraza lo metieron preso por un crimen. La jueza Wilma López actúa con pericias y testimonios que le permiten haber tomado una decisión que parece será irreversible hasta que decida dictar –o no– la prisión preventiva. Y no la van a amedrentar ni los paros ni las maniobras corruptas que, dicho sea de paso, ya tuvieron un primer intento por parte de los allegados a Pedraza cuando el ex juez Gregorio Aráoz de Lamadrid habría intentado comprar un voto en la estratégica Cámara de Casación. Pero esa maniobra fue detectada y ya actúa la Justicia para determinar si es cierto o no que unos cuantos miles de dólares incautados en el estudio de Aráoz de Lamadrid tenían como destino una coima. A Pedraza no lo metieron preso por jerarca sindical. En todo caso, el desafío es entender que para perpetuar su poderío incluía hasta la eliminación de adversarios. Parece ser que el inconsciente colectivo argentino funciona mucho mejor cuando se toca el límite de la vida. Porque está demasiado cerca el recuerdo de los desaparecidos.

Prensa y sindicatos.

La Nación y Clarín armaron un sainete cuando se rompió la CTA. De un día para el otro, Pablo Micheli, el aspirante a suceder a Hugo Yasky en la secretaría general, salía en TN, Clarín y Canal 13 como si fuera un descubrimiento de Héctor Magnetto. No es culpa de Micheli desde ya. Pero es hora de tomar conciencia de que la nueva ley de medios deberá tener nuevos comunicadores. La Uocra ya está preparando su canal de televisión, por ejemplo. ( La Uocra es la que históricamente siempore se tiroteó contra los camioneros no ? , igual que cuando llevaron el cuerpo de Peron a San Vicente , se acuerdan de Madona Quiroz ? ) Ojalá que muchos otros sindicatos hagan lo mismo. Porque, además, se van a poder ventilar muchos temas que, a veces, impiden las charlas a escondidas entre empresarios y dirigentes. Que se vea todo. Para terminar, vale la pena recordar que Hugo Moyano reaccionó de inmediato cuando mataron a Ferreyra. Se los dijo a los propios tercerizados: iba a apoyar el fin del trabajo precario en el ferrocarril. Lo hizo en su condición de secretario general de la CGT. Con una historia atrás. La de haber fraguado el Movimiento de los Trabajadores Argentinos en los noventa y haber impulsado la creación de la Corriente Nacional del Sindicalismo Peronista hace un año y medio. Cuando se fundó esa corriente, La Nación y Clarín no reprodujeron su documento fundacional. Hacía referencia a los hitos más comprometidos del sindicalismo: “Nos animan nuestros líderes y nuestros mártires, los programas de La Falda (1957) y de Huerta Grande (1962), el espíritu del 1° de Mayo de 1968, el Acta de Compromiso Nacional del 8 de Junio de 1973, los 26 puntos de la Cgtra y las luchas del Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA) contra el neoliberalismo. También el anhelo de servir al conjunto del pueblo argentino”.

Fuente :Miradas al Sur

sábado, 26 de febrero de 2011

Cuanto mayor daño podía hacerle Menem a nuestra patria ?

Menem quiso privatizar las centrales nucleares y lotería nacional también , era el neoliberalismo extremo , aquel HDP pastor del neoliberalismo asesino de generaciones enteras de seres humanos en todo el mundo , conseguía imponer con Menem todos los preceptos de su maldita y nefasta religión en nuestro país y solo faltaba para acabar con la destrucción completa de la capacidad del estado para incidir y tender a distribuir apenas un poco mejor la renta en un sistema económico sumamente injusto que necesita de un gran ejercito de pobres para funcionar terminaba con las ecuelas municipalizadas , vaciadas y privatizadas ( algo que consiguó en alrededor del 50-60% que aun debemos revertir para que todos los chicos vuelvan a la educación pública que es la única que debería dar los títulos oficiales ( eso para no decir que la educación pública es la única que debería existir y todos volver a la escuela pública , eso luego de derrotar para siempre al macrismo que es la contionuidad efectiva de Menem )

Muchas Gracias Cristina por terminar tantas cosas inconclusas en nuestro país , Yaciretá - Apipé . Atucha 2 , Autopista Santa Fé Córdoba , y varias cosas más

Menem la quiso entregar a privados

La represa que se salvó de la privatización

Por Ignacio Chausis

¿Cómo que se terminó la obra en Yacyretá para siempre? ¿Ya no está más en construcción?”, responde a Tiempo Argentino, con sorpresa, una joven mujer que vende ropa en la plaza central de la capital misionera. Pero más que falta de información, la sorpresa tiene que ver con una cuestión de costumbres: una generación entera creció con esta ambiciosa obra pública en construcción, la cual sufrió los avatares políticos y económicos argentinos.

Más de 37 años pasaron desde que Perón y su par del Paraguay, Alfredo Stroessner, trazaron la idea original de aprovechar los recursos hídricos del Paraná, hasta la culminación de las obras.
Los trabajos comenzaron en 1983, y recién en 1998 comenzó a producir energía eléctrica a una capacidad inferior a la planeada originalmente. En el medio hubo1 4 presidentes, entre y el desguase privatizador del gobierno de la dupla Menem-Duhalde.

Justamente, fue el riojano quien, en abril de 1990, calificó a la represa como “Monumento a la corrupción”, en alusión a los desbarajustes que llevaron a que el gasto total de la obra sea diez veces superior al planeado.
“Yacyretá no será terminada en 1993 como estaba previsto. Si seguimos así vamos a necesitar US$ 12 mil millones para su terminación”, decía por entonces Menem.
Estas afirmaciones generaron un efecto devastador para las cuentas públicas: todas las empresas que estaban trabajando en la construcción encararon juicios millonarios contra el Estado por haber quedado sin contratos.
El encargado de parar las obras complementarias fue el ingeniero Carlos Bastos, ministro de Obras Públicas del menemismo, un hombre del riñón de la Fundación Mediterránea, la usina de pensamiento económico conducida por el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo.( o la mierda misma por eso el color marrón )

Pero el hecho más grave, que hoy es una anécdota, sucedió a finales de los ‘90, cuando la represa se salvó por poco del auge privatista, gracias a que el Congreso Nacional rechazó el proyecto de venta en Diputados, tras la aprobación de los Senadores. El proyecto de ley de privatización de Yacyretá, también fue motorizado por Bastos, el ejecutor de las privatizaciones de Segba e YPF.
Según el menemismo, por la entrega de la represa a inversores privados el Estado percibiría U$S 2000 millones.

Hoy, la gestión nacional forjó otro escenario. El principio del fin de una obra histórica comenzó a gestarse en 2004, cuando el ex presidente Néstor Kirchner impulsó el Plan de Terminación de Yacyretá, lo que dinamizó un conjunto de inversiones y obras públicas que posibilitó que hoy genere el 60% de la energía hidroeléctrica nacional. Motivo de sobra para el acto de celebración.

Fuente:Tiempo Argentino

Tribunales y colectoras

Por Luis Bruschtein

Que había dirigentes gremiales como José Pedraza o el Momo Venegas ( o Cavallieri , Daer , Martinez , Zanola y todos los gordos traidores HDP que vendían a los trabajadores en los 90 ) no es nuevo, lo nuevo es que por primera vez puede actuar la Justicia. Pese a las acusaciones interesadas de un sector de la oposición y de los grandes medios de que, por lo menos en el caso del Momo, fue una detención impulsada desde el Gobierno, lo real es que el Gobierno no impulsó ninguna de las dos detenciones. Y lo más importante como novedoso no fue que no haya impulsado las detenciones, sino que además no movió un dedo para impedirlas. (Como corresponde)

La otra discusión que se plantea en el peronismo está dada por las colectoras. Sobre todo la que impulsa el no peronista ( no pejotista) Martín Sabbatella en el distrito bonaerense. No deja de ser gracioso que los ex kirchneristas que fugaron hacia derecha o izquierda cuando el barco cabeceaba coincidan en acusar a Sabbatella de “oportunista”, cuando en general son ellos los que están visualizados por la sociedad de esa manera por su brusco salto al antikirchnerismo encarnizado. Tampoco sería la primera vez que el peronismo aceptaría una lista por fuera de la suya con el mismo candidato a presidente. Se ha hecho con el FIP de Abelardo Ramos en tiempos de Perón y también lo hicieron decenas de listas provinciales en diferentes elecciones que compitieron contra listas peronistas distritales pero apoyaron a sus candidatos presidenciales. Lo nuevo es la discusión que plantea hacia el interior del peronismo la posibilidad de esa lista sabbatellista.

Los intelectuales que han preferido ubicarse en el centro o en el centroderecha republicanista o institucionalista, por el eje de sus cuestionamientos al oficialismo, no han podido detectar que esos dos temas plantean el debate ciudadano y republicanista más importante que se está dando en este momento. La paradoja es que no se abren desde fuera, sino desde –y en– el peronismo, que ha sido la fuerza más cuestionada en esos temas. Era una crítica lógica, porque ese sindicalismo y las prácticas del clientelismo y el punterismo se habían extendido principalmente en el peronismo, que ha sido la fuerza popular por excelencia. Hay que reconocer que en el peronismo siempre hubo críticas a esas degeneraciones de la política, pero después del menemismo se asumió con resignación que eran inherentes al PJ y a la política en general. La idea apuntaba a que había que tomar al peronismo como era, con sus saldos positivos y negativos, porque así de imperfecta era la sociedad de la que provenía.

¡Oh, sorpresa!: de esa resignación que provenía de aceptar un escenario congelado a desayunarse con que otra vez el peronismo, con todas sus incorrecciones y desprolijidades, se ha convertido en el escenario principal de debates apasionantes y decisivos. Es cierto que las imperfecciones del peronismo y del sistema político replican en general las de la sociedad en la que ellos se originan y alimentan. Pero el escenario no está congelado, las sociedades evolucionan, sus actores se transforman y los contextos también. Y lo que parecía congelado empieza a mostrar síntomas de descomposición. La mirada desde fuera sugería que lo nuevo surgiría también por fuera, pero los indicios de algunos fulgores en el seno del peronismo sugieren que esos procesos también se dan por dentro y que formarán parte del resultado final.

Cuando advierten este fenómeno, intelectuales, políticos y periodistas de la oposición lo circunscriben a una lucha de poder “típicamente peronista” con lo que subestiman los contenidos– o, al revés, le dan un carácter ideológico al estilo de los años ’70, donde cualquier impulso de cambio es obra de “infiltrados”, por lo general de izquierda. En todas las situaciones de cambio real se dan luchas de poder y confrontaciones ideológicas, pero en este caso, esos dos elementos responden a movimientos tectónicos profundos en la sociedad que repercuten en todos los niveles, desde lo cultural hasta lo económico y social, que vuelven anacrónicas formas políticas y gremiales que antes eran inconmovibles.

Al gremialismo se lo critica por lo bueno y por lo malo. Pero lo real es que la vieja imagen del dirigente que se come las eses para hablar, pero juega carreras de 4x4 en el barro, como Venegas, mientras aparecen bolsones de trabajo inhumano entre los trabajadores rurales que supuestamente debe asistir, tiene mucho rechazo legítimo en la sociedad. O que un dirigente obrero como Pedraza resida en Puerto Madero, donde el valor de los departamentos ronda el millón de dólares, provoca cierta repugnancia también legítima.

Las dos causas judiciales que los involucran son muy diferentes. En el caso de los medicamentos truchos, el proceso tiene muchas zonas opacas, en principio porque el juez Oyarbide está muy cuestionado, pero además porque impacta de lleno contra las obras sociales gremiales que se hacen cargo de situaciones de salud que las prepagas rechazan. Pese a todo, las obras sociales mantienen un esquema más solidario que comercial. Sobre este tema hay mucho para discutir, además de los troqueles falsos. En el otro caso se trata del asesinato de Mariano Ferreyra por la agresión de una patota sindical.

Pero más allá de los Tribunales y de si son culpables o no de lo que están acusados, ni Zanola, ni Venegas, ni Pedraza aguantan una cámara de televisión. Es cierto que hay una carga muy fuerte de prejuicios antisindicales, pero la verdad es que ellos no hacen nada por desmentirlos. Por el contrario, confirman el estereotipo satanizado. Cuando Duhalde se rodea de Venegas y Barrionuevo para su campaña electoral y cree que con eso gana como en otras épocas, se equivoca, porque ahora son piantavotos.(Como no van a ser piantavotos si durante el menemismo reducían las vacaciones , te sacaban beneficios , te hacían trabajar los fines de semana , propiciciaban listas de empleados a despedir de acuerdo con los patrones y no solo avalaban sino que propiciaban las precarizaciones laborales , y tercerizaciones . Daer llegó a acordar con el HDP de De la Rua el fin de la ultraactividad una traición terrible de la cual luego intento desdecirse en lo que terminó con las coimas en el senado que por suerte precipitaron el fin de ese nefasto gobierno ) La solicitada que apareció en defensa de Venegas decía que lo habían apresado los mismos que mataron a Rucci. No vale la pena molestarse en discutir esa afirmación. Pero tiene sentido señalar que los que saben quién fue Rucci y cómo murió son todas personas de 60 años para arriba. Están haciendo política con estereotipos y discursos anacrónicos y suponen que producen los mismos réditos que hace más de treinta años. Ese argumento ni siquiera sirve para disputar el peronismo.

Hoy más que nunca resulta muy difícil transferir poder y convocatoria sindical hacia el plano de lo político.

La CTA hace tiempo que plantea un modelo gremial diferente. El MTA de Moyano también se plantó como alternativa al modelo de Los Gordos. Hay un debate en la CGT sobre estos temas porque, de lo contrario, y en el mejor de los escenarios, la opción es quedar encerrados dentro de los sindicatos. Podría decirse también que un síntoma de esa discusión dentro de la CGT ha sido el surgimiento de la Juventud Sindical, que busca un perfil más próximo a culturas juveniles militantes que a los viejos estereotipos.

En otro andarivel, la famosa colectora sabbatellista induce al peronismo bonaerense a debates parecidos. Fuera del radio de Morón y alrededores, donde tiene muchos votos peronistas, aunque la mayoría ya está acostumbrada a cortar boleta, es difícil que Sabbatella les saque un voto del PJ a Scioli o a los intendentes del conurbano. En esta elección, todavía su público está acotado. Los duhaldistas y algunos de los intendentes disidentes del kirchnerismo denuncian esa colectora con argumentos macartistas o asegurando que de esa manera el Gobierno trata de esmerilar la figura de Scioli, lo cual es tan discutible como que el gobernador pierde votos con Sabbatella. Lo interesante es que dentro del kirchnerismo, algunos intendentes defienden la colectora de Sabbatella y otros la cuestionan.

El argumento de Sabbatella es una gestión transparente, democrática y eficiente en la intendencia de Morón. Es una figura joven que no se eternizó en el gobierno y no practicó el clientelismo o la patoteada. Seguramente tendrá sus aspectos críticos, pero los ejes de su campaña serán ésos. A los intendentes que defienden la participación de Sabbatella esa campaña no los afecta, porque ya tienen prácticas similares o porque mantienen una relación de contacto y organización más o menos directa con sus bases. Los que protestan son los que se sienten enjuiciados por esa imagen que proyecta el “adherente”, aunque no les saque votos. Algunos de ellos jugaron a dos puntas en las elecciones pasadas y más de un diputado y concejal que entró con De Narváez, volvió después a la tropa con su intendente. Esta vez están en juego sus cabezas y no pueden hacerlo ni alejarse de la corriente de votos hacia Scioli y Cristina Fernández. Al igual que el sindicalismo, el conurbano necesita cambiar paradigmas de la política punteril y clientelar y el aporte que hace la colectora de Sabbatella apunta en ese sentido.

Fuente :Página 12

viernes, 25 de febrero de 2011

Es claro que Scioli es Casal y Casal es Scioli no?

El gobierno de Daniel Scioli salió a respaldar a su ministro de Seguridad

Ante las críticas del kirchnerismo, el jefe de gabinete bonaerense, Alberto Pérez, destacó la política contra la inseguridad y defendió a Casal
En medio de los cuestionamientos lanzados por el kirchnerismo, el jefe de gabinete de la gobernación bonaerense, Alberto Pérez, destacó "la política de seguridad que lleva adelante Daniel Scioli", ( es decir la política del autogobierno policial , la política que termina asesinando a los chicos pobres que viven en el conurbano , la política que a 2 años no encuentra a Luciano Arruga y permite que los policías acusados de su muerte sigan trabajando , la política que termina con los asesinatos en José León Suarez y Bragado y la política que ha eliminado los foros de vecinos y la policía Bs As 2 que era la que reemplazaría a la corrupta policía bonaerense , hay que aclararle a Perez que cuando había secuestros en el 90% de todos los secuentros había involucrado , oh casualidad un policía , o sea que eran un negocio mas de las mafias policiales , sabiendo que la policía bonaerense es una de las mayores deudas de nuestra democracia y hoy lo único que permite pensar en un mejor vivir de la población es seguir achicando la brecha entre ricos y pobres y tener una policía controlada por civiles y por los propios vecinos , es lo que garantiza a las personas vivir en una sociedad mas integrada, una seguridad democrática que mejore la convivencia entre las personas que viven en la misma ciudad ) y aseguró que desde el gobierno provincial trabajan "en línea con lo que la sociedad reclama en materia de seguridad".
(Como Ruckauf cuando decía que hay que meter bala a los delincuentes o como el falso ingeniero Blumberg que conseguía que muchos legisladores aprobaran leyes impresentables porque las pedía el rabino macrista pelotudo de bergaman )

"Muchos de los personajes responsables de la inseguridad que se ha vivido en la Provincia hoy son opinadores que quieren desmerecer el trabajo que encabeza el gobernador Daniel Scioli, junto con el ministro Ricardo Casal y su equipo", sostuvo.

En ese sentido, cuestionó los dichos del ex ministro de Seguridad León Arslanián, al considerar que "ha fracasado en sus dos intervenciones como ministro de seguridad en los gobiernos de (Felipe) Solá y de (Eduardo) Duhalde". ( Cuando se realizaron los primeros intentos para atender esa deuda terrible de la democracia acordando con todos los partido políticos que hoy conforman el acuerdo de seguridad democrática , intentos inconclusos que fueron interrumpidos primero por Ruckauf y su mano dura y luego por Scioli y su mano dura )

"Hoy cuestiona una política que va en línea con lo que pide la ciudadanía, con ideas teóricas que cuando se aplicaron siempre fracasaron", remarcó.(siempre ganó la mafia y logró sostenere sus negocios y cajas recaudatorias )

"No creo que nadie que esté con el gobierno nacional defienda las políticas de un ex ministro de Felipe Solá o de Eduardo Duhalde, que son claros adversarios del proyecto nacional y provincial", agregó.

Pérez dijo que "aún falta mucho por hacer, venimos de una política de seguridad con muchos años de fracaso". "Nosotros vamos en línea con lo que la sociedad reclama, y la sociedad reclama seguridad, luchar contra la droga y el narcotráfico", añadió.

La preocupación de Scioli por la embestida contra Casal se encendió anteayer, cuando Scioli vio por TV sentados a la misma mesa a un amplio grupo de dirigentes kirchneristas criticando con énfasis la gestión de Casal y denunciando "negocios" de Scioli con los empresarios Mario Montoto y Daniel Hadad. En el encuentro hubo varias figuras de peso, pero el gobierno bonaerense señaló a tres: Horacio Verbitsky, Martín Sabbatella y Roberto Baradel. Desde el gobierno bonaerense, decidieron salir a ratificar al cuestionado ministro.

Fuente :The Nation ( Diario de doctrina de la derecha argentina , ojo y también de la doctrina de la seguridad nacional que asesino a una generación entera de compatriotas)

"Kirchner entregó su vida para levantar a la Argentina postrada"

Por Norberto Galasso

El 25 de febrero de 1950 nació Néstor Kirchner en Río Gallegos, un “pingüino” más,
según el mismo se calificaría, que daba sus primeros vagidos justamente en el año consagrado a la memoria del Gran Capitán José de San Martín.


Y también justamente el día en que se cumplía un nuevo aniversario de su nacimiento -en 1777 o 1778, así es de incierta nuestra historia- de quien fuera uno de los grandes Libertadores de América.

Seguramente nadie reparó, en aquel entonces, en esa doble coincidencia, pero el pibe santacruceño creció y se hizo hombre con el mismo compromiso y la misma voluntad de una Patria Grande liberada.
Después de diversas experiencias -en cargos que fueron desde una intendencia hasta tres gobernaciones- el “pingüino” aquel se metió de prepo en la historia argentina en el 2003 y se mostró, desde el día de la asunción jugando con el bastón presidencial, como un transgresor, alguien que venía a oxigenar el ambiente rarificado de una Argentina derrotada y fue, por sobre todo, durante 7 años, un presidente militante, ajeno a las solemnidades de los funcionarios estatuarios y audaz para enfrentar a los más grandes poderes del país.
En esa militancia, haciendo caso omiso a las prevenciones de los médicos, entregó su vida tozudamente en la lucha por levantar a la Argentina postrada y por unificar a la Patria Grande despedazada por el imperialismo.

Con el correr de los años, la verdadera historia le otorgará el lugar que ha merecido por los cambios profundos que impulsó. Por ahora, el mayor reconocimiento lo ha recibido ya, cuando los adolescentes y los jóvenes del pueblo lo acompañaron, acongojados como nunca, en la despedida.

Fuente:Telam

“No seremos una lista colectora”

Entrevista al diputado Martín Sabbatella

El líder de Nuevo Encuentro confirmó su candidatura a gobernador de Buenos Aires y adelantó su apoyo a una posible reelección de Cristina Fernández. Su defensa del proyecto K y sus críticas a la oposición.

Por Carlos Romero

Cuando Martín Sabbatella confirmó su candidatura a gobernador de Buenos Aires levantó polvareda en diversos sectores del PJ. No sólo por su oposición al actual mandatario provincial, Daniel Scioli, sino por su apoyo declarado a una futura reelección de Cristina Fernández. Para muchos, una ecuación contradictoria. Sin embargo, para el actual diputado de Nuevo Encuentro –y ex intendente de Morón– se trata de un posicionamiento que no debería generar enojos al interior del peronismo. “En definitiva –confiesa– lo importante es que la candidatura de la Presidenta sume la mayor cantidad de adhesiones posibles. Ella expresa el rumbo, garantiza la defensa de su continuidad y abre las puertas para profundizarlo. Eso no significa que nosotros coincidamos con el sciolismo o viceversa. Y tampoco tiene que ver con un debate que oponga peronismo con progresismo, porque hace rato que el peronismo rompió la barrera del PJ y se expresa en todos lados, en distintos partidos y también en Nuevo Encuentro, una fuerza política que se nutre de diversas tradiciones y culturas políticas, hombres y mujeres que vienen del radicalismo, del socialismo, de movimientos sociales y también del peronismo.( yo diría que la mayoría del peronismo y de la izquierda no gorila)

–Usted apoya al gobierno nacional marcando críticas y fuertes diferencias con representantes del oficialismo. ¿No considera lógico el enojo de ciertos sectores del PJ?

Puede ser. Lo que digo es que apoyar a Cristina Fernández no nos convierte en una fuerza oficialista en la provincia de Buenos Aires. Hay muchos sectores que coinciden con el rumbo de la política nacional y no apoyan a la gestión provincial. Es un dato de la realidad que puede expresarse a través de diversos candidatos y propuestas.

–De hecho, también se pronunció a favor de la candidatura de Agustín Rossi en Santa Fe. ¿Considera que representa a los dirigentes del kirchnerismo con los que se siente identificados?

Tenemos una muy buena relación, como con Daniel Filmus y otros compañeros, como los de la Corriente Nacional de la Militancia, con los que tenemos coincidencias respecto de hacia dónde vamos. Podemos tener diferencias sobre qué construir o los métodos a utilizar pero la sociedad que imaginamos es muy similar. Nosotros creemos que hay muchos que hoy pertenecemos a espacios políticos distintos pero sería muy natural ir encontrándonos y poder dar nacimiento a una fuerza política y social que comparta el camino común a transitar.

–¿Eso significa que existe más de un proyecto nacional y popular dentro del kirchnerismo?

–Lo que nosotros definimos desde Nuevo Encuentro es una valoración del rumbo que empezó a recorrer la Argentina desde 2003, un camino que está ordenado por una matriz de pensamiento distinta de lo que vivimos o sufrimos anteriormente. Ese rumbo significó dejar atrás paradigmas asociados al modelo neoliberal, a lo que fue la década del ’90, y empezó a delinear uno ordenado por la recuperación del rol del Estado y la valoración de lo público. Es decir, pensar justamente el futuro de nuestro país sobre la base de la integración regional y las relaciones con los pueblos de América del Sur, la incorporación de la perspectiva de derechos humanos, la generación de políticas públicas concretas como la Asignación Universal por Hijo, la recuperación y estatización de la jubilación, la extensión del sistema jubilatorio, la nueva Ley de Medios, el desendeudamiento de la Argentina, el tener una fuerte vocación de fortalecer el mercado interno y, por lo tanto, avanzar en el consumo de los sectores populares. Esos grandes lineamientos, que se inauguraron en el 2003, están anclados en la vida cotidiana de la gente porque entran en el corazón de las familias populares. Y creemos que hay que protegerlos, cuidarlos y profundizarlos. Por eso, la defensa de rumbo es por lo hecho y por lo que falta, como las políticas para construir una nueva matriz productiva y distributiva más justa de crecimiento. En ese contexto, consideramos que este proceso político está sostenido por distintos sectores y fuerzas, con las cuales coincidimos o nos diferenciamos. No es lo mismo lo que expresa el rumbo nacional que lo que expresa el rumbo tomado en algunas provincias o distritos. Doy un ejemplo: el gobierno nacional planteó la no represión de las protestas sociales y Gildo Insfrán en Formosa se jactó de que su policía actuó bien cuando terminó con la vida de compañeros tobas en las rutas. Claramente ahí confluyen miradas distintas del proceso que vive la Argentina.

–Algunos rumores indicaron que podría ser compañero de fórmula de una eventual candidatura presidencial de Cristina Fernández. ¿Cómo evalúa esa posibilidad?

Leí al respecto pero la verdad que nosotros jamás discutimos o pensamos eso. Tampoco participamos de la toma de decisiones de este tipo. Estamos convencidos de la necesidad de que la Argentina siga avanzando y que, para eso, es importante la reelección de Cristina y la construcción de nuestro perfil, con nuestra fuerza política de candidatos en muchos municipios, como los de la provincia de Buenos Aires. Eso es lo que queremos.

–Por ahora, definió que será candidato a gobernador. ¿Qué opina del resto de sus posibles rivales, como Daniel Scioli, Francisco de Narváez o Margarita Stolbizer?

Con el gobierno de Scioli tengo diferencias puntuales. Por ejemplo, a contramano de la decisión nacional de crear un Ministerio de Seguridad –que jerarquiza el abordaje de políticas en esa materia y le otorga una perspectiva de seguridad democrática, de abordaje integral de la problemática y de recuperación del control político y civil sobre las fuerzas con la designación de Nilda Garré al frente de la cartera–, el gobierno provincial retrocedió sobre las reformas que se habían planteado y recuperó un discurso de demagogia punitiva y manodurista, efectista, mediático, sin resultados concretos, devolviéndole poder a la Policía Bonaerense. Por otro lado, considero que los representantes del grupo A, como el resto de la oposición, formaron parte de la estrategia de sectores conservadores de la Argentina que intentaron convertir al Congreso en una suerte de bufete de abogados de la defensa de los intereses corporativos del país. Los de la Coalición Cívica se convirtieron en una suerte de derecha republicana y los del Pro, incluido también De Narváez, como una expresión de derecha atendida por sus dueños. Si antes eran los empresarios del menemismo, ahora son sus dueños. Por otra parte, creo que la UCR, a contramano de su historia, termina también siendo parte y constituyéndose como la derecha del sistema político actual, más allá de sus propios candidatos y sus perfiles, porque puede ser que agarres y le hagas un múltiple choice a alguno de los candidatos y den progresistas, pero el problema después es a qué estructuras y estrategias políticas, intereses y a qué objetivos terminan representando. En general, todo el arco opositor ha quedado hegemonizado por un pensamiento conservador, donde algunos hacen una lectura equivocada del presente y terminan siendo funcionales.

–¿El caso de Pino Solanas se inscribe en ese espectro?

Sí. Piensan que hay que oponerse a todo y terminan en un marco de alianza hegemonizado por el pensamiento conservador. La realidad es que más allá de su historia, de que sea consciente o inconsciente, si se sienta en la banca y les da mayoría a ellos, por más discurso que haga, en la práctica termina ayudando a esa estrategia. Este gobierno no es más de lo mismo, como dicen. No es lo mismo tener relaciones carnales que apostar a la integración regional, la política del indulto que una política de derechos humanos, la Corte menemista que esta que tenemos ahora, la asignación universal que ninguna política social o la jubilación privada que una estatal.

–Su apoyo a Cristina Fernández generó una discusión respecto de las listas colectoras...

Y es un error.

–¿Por qué?

Porque en realidad no seremos una lista colectora. Estamos hablando de fuerzas políticas que adhieren a una fórmula presidencial. Las colectoras se utilizaban como mecanismo para resolver evitar las internas partidarias. Esto es otra cosa. Se trata de una fuerza política que adhiere a una fórmula presidencial. Nuevo Encuentro tiene sus candidatos y adhiere a una fórmula presidencial. Si después la boleta va pegada o no, es una decisión que tomará la fórmula presidencial y la fuerza que representa.

Fuente: Revista 23
Foto: Pablo Stubrin
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera