The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

lunes, 1 de julio de 2013

Se pone en juego qué proyectos políticos se fortalecerán

El candidato a diputado nacional por Camino Popular asegura que existe un camino por recorrer lejos de los relatos del oficialismo y de la oposición que alienta recetas de un modelo que llevó al país al colapso.


Escribe Itai Hagman (*)

Las elecciones pueden interpretarse de distintas maneras. Algunos quieren presentar que lo que está en juego es simplemente si avanza o retrocede el kirchnerismo en las cámaras de Diputados y Senadores de la Nación. El gobierno nacional nos convoca a defender la continuidad de un modelo sin someterlo a debate y la mayoría de las alianzas opositoras nos convocan a ponerle un freno pero sin plantear una alternativa mejor. Desaparecen los debates reales, los que importan, los problemas que padecemos cotidianamente quienes trabajamos, estudiamos y vivimos en la Ciudad de Buenos Aires y en todo el país.

Se han forjado así dos grandes relatos que se oponen en estas elecciones. Por un lado la idea de que con este modelo la Argentina progresará hasta alcanzar la plena justicia social, la soberanía nacional y terminar con los grandes problemas estructurales que heredamos de los '90. No creemos que sea así. Sin dejar de reconocer avances que se han logrado en esta década, no podemos dejar de señalar que si no revertimos una matriz productiva sumamente concentrada, extranjerizada y dependiente de la exportación de materias primas como la que tenemos en Argentina, no será posible planificar un desarrollo económico soberano que tienda a la igualdad social. Y para hacerlo hay que animarse a enfrentar no sólo a grandes corporaciones económicas, sino también a un sistema político que se sostiene en las estructuras tradicionales como el Partido Justicialista.

En la vereda de enfrente al gobierno los principales candidatos de las alianzas opositoras no cuestionan lo que estamos señalando, sino que prefieren acentuar su crítica justamente en lo opuesto. Que la Argentina está aislada del mundo, que no es atractiva para las inversiones, que pierde competitividad, que el gasto está descontrolado y un largo etcétera. Detrás de esos cuestionamientos se proponen medidas de ajuste y devaluación de la moneda, es decir recetas de un modelo que ya se aplicó en el pasado y que llevaron a nuestro país al colapso social.

¿Estamos condenados a elegir entre estas dos opciones o es posible recorrer un camino diferente? Este es el debate que atraviesa a las organizaciones sociales y a la juventud en los últimos años. En la Ciudad de Buenos Aires, Proyecto Sur con el liderazgo de Pino Solanas había logrado plantarse como una opción interesante por fuera de esta dicotomía. No se arrodillaba frente al kirchnerismo, pero planteaba una agenda propia, diferente a las oposiciones conservadoras. En las elecciones de 2009 sorprendió a propios y ajenos obteniendo el segundo lugar. Además del PRO, su principal adversario dentro de la oposición era la fuerza liderada por Lilita Carrió, cuyo candidato en esa oportunidad fue Alfonso Prat-Gay.

Ese camino posible se quebró. Pino Solanas cometió un grave error conformando una Alianza que se ubica del centro hacia la derecha con la Unión Cívica Radical. Sus nuevos aliados son Terragno, Lousteau, Prat Gay y Carrió, que cada día que pasa ganan más protagonismo. Lo hizo a pesar de la casi unánime oposición al interior de su propio movimiento, donde muchas organizaciones y sobre todo la juventud que había apostado a esa experiencia, lo abandonó y hoy busca nuevas alternativas.

En las próximas elecciones se definirán representantes en el Congreso, pero el voto también pone en juego qué propuestas y qué espacios políticos se fortalecerán de cara al futuro de la Argentina. ¿Queremos fortalecer a las estructuras que gobiernan la Ciudad y el país? ¿Queremos avalar rejuntes que se constituyen con fines puramente electorales? ¿O queremos darle fuerza a una nueva experiencia política que puede crecer en la Ciudad? En las próximas semanas, cuando comiencen las campañas electorales, vamos a proponer una alternativa que puede crecer con el apoyo de quienes no se resignan a votar siempre a los mismos y quieren darle lugar proyectos nuevos. Si estás podrido o podrida de las mismas alianzas de siempre, podes encontrar un camino nuevo, un Camino Popular.

(*) Itai Hagman encabeza la lista de candidatos a Diputados de la Nación en la ciudad de Buenos Aires por Camino Popular, el espacio liderado por Claudio Lozano

Fuente: http://www.minutouno.com/notas/291908-se-pone-juego-que-proyectos-politicos-se-fortaleceran

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera