The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

sábado, 5 de octubre de 2013

Viejos nuevos problemas


Por Jorge Duarte*. 

Lejos de los índices que marcaban hace 10 años, la desocupación y la subocupación siguen teniendo vigencia como tema en el mercado laboral argentino.


En el primer semestre de 2013 los desocupados representaron el 7,6% de la Población Económicamente Activa y los subocupados alcanzaron el 8,9%. Si trasladamos a números absolutos esos porcentajes, contabilizamos 2,8 millones de trabajadores con problemas de empleo vinculados a estos fenómenos.

El mercado laboral argentino tuvo profundos cambios en estos últimos años. Desde aquel problema primordial y excluyente representado por la desocupación a principios de 2003, que funcionaba como principal disciplinador de la fuerza de trabajo, a una realidad en la que es necesario atacar la precarización y, en especial, el trabajo no registrado, las tercerizaciones y el fraude laboral. En resumidas cuentas, pasamos de concentrarnos en la cantidad de puestos de trabajo en el inicio del proceso, a hacer foco en la calidad del empleo que se crea.

A pesar de que la desocupación parece haber desaparecido del centro de la escena por la caída de sus niveles en estos años, todavía es preciso prestarle atención. En el primer semestre de 2013 según las cifras relevadas por el INDEC la desocupación llegó al 7,6% de la PEA y se ubicó un 0.4% por encima del mismo período de 2012. Esta leve suba, que no es alarmante y todavía se mantiene muy lejos del 20,4% inicial de 2003, marca una luz de alerta en un contexto de menor dinamismo en la creación de puestos de trabajo.

También la subocupación tuvo un comportamiento negativo en el primer semestre de 2013 si la comparamos con el mismo período de 2012. La subocupación se ubicó en un 8,9%, lo que representa un 0,5% más que hace un año atrás. Esta situación puede explicarse para la Cosultora Analytica debido a que “el menor dinamismo en algunos sectores hace que las empresas se inclinen por cubrir aumentos transitorios en la demanda con contrataciones de medio tiempo”.

Si sumamos la desocupación y la subocupación al primer semestre de 2013, encontramos que estos problemas alcanzan al 16,5% de la PEA. Es decir, 2,8 millones de trabajadores son desocupados o subocupados.

Las cifras manifiestan que hay que estar atentos para no tener que volver a pensar en la cantidad de empleos mientras seguimos haciendo eje en la calidad, porque los viejos problemas siempre están a la vuelta de la esquina.

Fuente : Marcha

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera