The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

miércoles, 8 de enero de 2014

Entre burócratas siempre se entienden para terminar siempre traicionando al obrero

El frustrado pacto secreto de Tomada y Caló para frenar la libertad sindical
 
LPO 
 
Cristina quiere habilitar a más de un gremio por rama. Para evitarlo, el ministro de Trabajo pidió un techo salarial del 18%.

Carlos Tomada intentó sin éxito seducir a Antonio Caló a fijar un techo del 18% en las paritarias a cambio de cajonear cualquier proyecto que pretenda habilitar a que haya más de un gremio por rama, una tradición peronista que estuvo a punto de eliminar Raúl Alfonsín.

La amenaza de terminar con ese régimen cobró volumen desde que en 2008 la Corte Suprema de Justicia habilitó a ser delegados a trabajadores que no pertenezcan al gremio de base.
El fallo fue un golpe a la cúpula de los sindicatos, aunque no llegó a mermar su poder porque aún no es posible que haya más de un gremio por rama, como sí ocurre en la mayoría de países de Latinoamérica.

“A mí no me interesan los metrodelegados, porque a la hora de negociar la representatividad la tiene un sindicato por empresa. Y yo tengo 80 mil afiliados”, se jactó ante LPO Roberto Fernández, secretario general de la UTA.

Raúl Alfonsín intentó romper ese esquema en 1984 con el recordado proyecto de ley que tomó el nombre del ministro de Trabajo, Antonio Mucci. Fue aprobado en Diputados pero no pasó el Senado por el voto opositor del PJ y del neuquino Elías Sapag.

Tres décadas más tarde, Cristina Kirchner tiene en carpeta un proyecto similar y así se lo habrían hecho saber sus emisarios a los referentes de la CGT oficial, como el metalúrgico Antonio Caló y el ferroviario Omar Maturano.

Pero Caló se encontró con la peor parte: Tomada le ofreció congelar para siempre esa amenaza si se comprometía a poner un techo salarial del 18% en todos los gremios, un porcentaje que el Gobierno considera necesario para frenar la escalada inflacionaria.
El primer tanteo del metalúrgico en las delegaciones regionales no tuvo éxito. "No puedo ni plantear el 18%", le respondieron.

Conocedor de las tertulias gremiales, el ministro de Trabajo piensa que si los gremios no quieren una negociación marco el Gobierno, basado en el fallo de la Corte podría avalar incipientes organizaciones de base para boicotear las paritarias en sus dependencias.
“Si insiste vamos a meternos en cada fábrica a cerrar un convenio”, fue la amenaza que Caló escuchó de uno de sus delegados semanas atrás.
Perder la exclusividad en la negociación paritaria sería letal para los viejos líderes sindicales, que ostentan liderazgo hace 40 años.

Lo increíble es que el modelo argentino fue reconocido en la última Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas (CSA), por ser la única forma de fortalecerse ante las patronales.
Cristina lo sabe pero su imposibilidad de controlar las paritarias es lo que más la altera. Y sus pretensiones de este año están bien lejos de la realidad: la mayoría de los gremios no se mueven del 30%, 12 más que su objetivo.
Y muchos, a diferencia del año pasado, tampoco están dispuestos a aceptar subas escalonadas que no hacen más que reducir el incremento real.
Fue el caso de los estatales de la provincia de Buenos Aires y de los colectiveros de larga distancia, que piden recuperar lo perdido con un acuerdo a enero.
“Ahora hay conciliación obligatoria hasta el 25, pero si no se avanza en la negociación va a haber garrote. No se puede ningunear la inflación con 100 productos”, se quejó Fernández.

Fuente : http://www.lapoliticaonline.com/nota/77609-el-frustrado-pacto-secreto-de-tomada-y-calo-para-frenar-la-libertad-sindical/

Que credibilidad puede tener Tomada :? 
Aparte hace casi 11 años que gobiernan y se cagan en la libertad sindical , como se comprueba claramente a lo largo de estos 10 años  . Además la ley Mucci lo que planteaba es las elecciones y renovacion en todas las comisiones internas y los delegados de base , a eso le teman los burócratas , el gobierno se peleo con el burócrata Moyano para abrazarse con lo peor que existe en el sindicalismo argentino los mayores traidores estan hoy con Calo 

Tomada y un incómodo viaje en el arranque de la dictadura

Por María Eugenia Duffard

A cargo de la cartera de Trabajo desde el minuto cero del kirchnerismo, Carlos Tomada es uno de los ministros que forman parte del Gobierno que hizo de los derechos humanos una de sus principales banderas en la “década ganada”. Pero tiene un antecedente que puede incomodarlo. Según se publicó en el Boletín Oficial 23.509, del martes 12 de octubre de 1976, Tomada fue uno de los que integró la comitiva oficial del último Gobierno militar en la 62 Reunión Marítima de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se realizó en Ginebra.

Tomada nunca ocultó que entre 1975 y 1984 trabajó para Líneas Marítimas Argentina S.A. (ELMA), la empresa navial del Estado que creó Arturo Frondizi y disolvió Carlos Menem y que durante la última dictadura estuvo conducida por Carlos Massera, hermano del dictador Emilio Massera. De hecho, en julio de 2010, Tomada asistió al acto por la presentación de la comisión Directiva del Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante, y recordó su paso por ELMA. Fue esta empresa la que lo recomendó para integrar la comitiva oficial, según figura en el decreto 2378 de 1976.

El texto del decreto destaca la importancia que tiene para el país participar de la reunión de la OIT en Suiza y especifica: “Que es necesario integrar la Delegación Oficial del Gobierno Argentino, con las representaciones de los armadores y de los Trabajadores”. En su tercer artículo, el decreto señala: “Desígnese para integrar la Delegación de los Empleadores a la citada reunión, como delegado a al señor don Héctor José De Diego y como Consejero Técnico al señor don Carlos Alfonso Tomada ”.

El 13 de diciembre de 2011, a los pocos días de asumir su tercer mandato consecutivo como ministro de Trabajo, Tomada encabezó su primera actividad del nuevo ciclo. ¿De qué se trató? Según publicó el diario Página 12 en su edición del 14 de diciembre de ese año, el ministro colocó una cinta negra a cada uno de los cuadros de los funcionarios de Trabajo que estuvieron durante la última dictadura. Además de la cinta negra, a cada cuadro le pegaron la leyenda: “Funcionario de la dictadura”. Sin embargo, en su currículum, publicado en la página web del ministerio de Trabajo, Tomada omite su paso por ELMA y, aunque destaca congresos y estudios avalados por la OIT, no menciona que participó de la comitiva oficial de 1976, como consta en el Boletín Oficial.
 Fuente : http://www.clarin.com/politica/Tomada-incomodo-viaje-arranque-dictadura_0_1061293876.html

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero