The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

viernes, 21 de febrero de 2014

Diario de una lucha permanente sobre Mariano Ferreyra: Diario del juicio


El crimen político de Mariano Ferreyra conmocionó las raíces de la sociedad y las subvirtió en forma de lucha. El juicio, que duró ocho meses, puso de manifiesto que el asesinato del joven militante del PO fue instigado por José Pedraza, planificado por Juan Carlos Fernández, y cometido por Cristian Favale y Gabriel Sánchez en medio del ataque de una patota. El plan criminal involucró el apoyo de la Policía Federal conducida entonces por Aníbal Fernández, y la complicidad de los empresarios de Ugofe, de los funcionarios de la Secretaría de Transporte, del Ministerio de Trabajo y de la cartera de Seguridad, la cual apoyó al personal policial involucrado en el asesinato.

El libro Mariano Ferreyra, El Diario del Juicio construye con rigurosidad ese nudo político y económico detrás del crimen de Mariano (y del ataque a Elsa, Nelson y Ariel), narrado a partir de las 75 crónicas escritas durante el transcurso del juicio, las cuales se iban publicando en el portal “marianoferreyra.com.ar”. Jacyn -autor del libro y quien fuera compañero de militancia de Mariano- además iba transmitiendo minuto a minuto desde la sala de audiencias a través de la cuenta de Twitter @PorMariano.


El libro produce sentidos políticos a partir de los hechos. Si se lo mira bajo la luz se observarán los cimientos del gobierno kirchnerista, tales como la tercerización laboral, el rol de la secretaría de Transporte y la represión tercerizada en los barrabravas. En sus 384 páginas, se extiende una conclusión: la bala que mató a Mariano salió del corazón del gobierno, que nunca dejó de tener lazos con el pedracismo.

El Diario del Juicio, que lleva el prólogo de Jorge Altamira, aborda distintos elementos para entender la causa: una sección llamada “Cronología”, que reúne y resume las fechas clave que van desde el día que mataron a Mariano hasta el comienzo del juicio oral y público en Comodoro Py. Asimismo, hay otra sección donde se explica, quiénes fueron las víctimas y los acusados.

En las páginas se refuta el intento del gobierno de querer adjudicarse la resolución del caso (la Rosada montó una gran puesta en escena alrededor de la declaración de uno de los patoteros rastreado en las filas de los punteros oficiales). Por el contrario, denuncia las conexiones con el poder político, sindical y empresario en torno de la administración de los ferrocarriles.

Más aún, la estructura del vaciamiento ferroviario denunciado en el marco del caso de Mariano fue la que derivó en la masacre de Once. El día de la presentación de este libro, María Luján Rey (familiar de las víctimas de Once) lo dejó en claro: “Que se haya condenado a Pedraza fue una bocanada de aliento que nos renueva la esperanza (…). Los que mataron a Mariano Ferreyra son los mismos que mataron a Lucas (Menghini Rey)”.

El Diario del Juicio, que enuncia la orientación política de la querellante Apel, cobra hoy una relevancia sustancial ya que es publicado mientras se espera la sentencia revisora de la Cámara de Casación respecto a las condenas de Pedraza y del resto de los involucrados. Por eso se advierte allí que el falaz argumento utilizado por el TOC N° 21 de que a Pedraza no le convenía un muerto puede reducir las penas de la UF, e incluso las absoluciones.

Que el tribunal haya caracterizado de homicidio simple la participación de Pedraza -cuando los propios jueces admiten probados los intereses políticos y económicos- manifiesta un operativo de impunidad que busca borrar las huellas políticas. La perpetua a Pedraza sería el impulso irrefutable de la responsabilidad del gobierno, la Federal y las concesionarias. En ese contexto, también se desprende del libro una crítica a la posición de la fiscalía, que reclamó perpetua, pero solamente para Pedraza, J. C. Fernández y Díaz, mientras determinó para la policía condenas por abandono de persona. Es decir que para la fiscalía no hubo un “plan criminal”.

No hay fin que no deba estar atado a su camino. El libro expresa en su dimensión que la lucha permanente -la denuncia pública, la organización, la intervención política- fue el camino que llevó a Pedraza a una condena histórica. Y es ese mismo camino el que podrá garantizar que se juzgue a los responsables políticos y empresariales del crimen. Esta lucha sigue.

Daniel Mecca

Fuente : http://apelabogados.blogspot.com.ar/2014/02/diario-de-una-lucha-permanente-sobre.html

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera