The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 18 de mayo de 2014

El aumento en la AUH, menos que un paliativo



El aumento en la Asignación Universal por Hijo (AUH) y de las asignaciones familiares, por su significado, bien podría haberse anunciado con un comunicado de la Anses. Que se haya usado la cadena nacional, reunido a los aplaudidores en el Salón de las Mujeres y a los funcionarios de La Cámpora en el Patio de las Palmeras para tan poca cosa indica, sin más, que este gobierno ya no tiene nada importante que ofrecer.
 
El aumento del 40 por ciento en la AUH (de 460 a 644 pesos) no llega a compensar la pérdida de poder adquisitivo durante el año en que se mantuvo congelada. La inflación, en ese periodo, fue superior al 40 por ciento en el rubro alimentos, que se lleva el 100 por ciento de esa asignación. La AUH debería ajustarse por inflación mensualmente, puesto que quienes la reciben (3,5 millones de niños) no están en condiciones de esperar. En esa franja de la población, lo que se pierde no se recupera y solo se salva con privaciones alimentarias.
 
La CTA oficialista, insospechada de “destituyente”, ha admitido en un informe que a fines de 2013 el índice de pobreza llegaba al 18,2 por ciento (7.681.000 personas) y el de indigencia al 4,4 por ciento (1.815.000 personas). Ese mismo informe indica que la AUH perdió el 9,3 por ciento de su capacidad real de compra desde que fue instaurada en 2009. Debe recordarse, además, que esa asignación sale de la Anses; es decir, la pagan los jubilados.
 
En cuanto a las asignaciones familiares, aumentaron entre un 20 y un 40 por ciento según la escala salarial (descienden cuando aumenta el salario), y llega también a 644 pesos para el sector de menores ingresos. Unos 7 millones de niños cobran esas asignaciones. Sin embargo, como no se ha modificado el mínimo a partir del cual el salario familiar deja de recibirse, persiste y va en aumento la tendencia a suprimirlo lisa y llanamente. Cuando se resuelvan las paritarias, los aumentos nominales harán que un sector importante de trabajadores deje de recibirlo, aunque la capacidad de compra de su salario haya disminuido. Las asignaciones familiares se financian con aportes patronales y, cuando eso no alcanza, se recurre al Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses. Los jubilados de 2.757 pesos por mes dan para todo…
 
Por otra parte, los subsidios y los planes sociales siguen la línea del Banco Mundial: mantener a las franjas más empobrecidas dentro de un mínimo mercado de consumo, pero sin dar trabajo o con trabajo precario.
 
Esto se hace, además, cuando la inflación, según el Indec, ha tocado el 12 por ciento en el primer cuatrimestre. Y téngase en cuenta que en abril volvieron los dibujos de las estadísticas de inflación.
 
A. Guerrero
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero