The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 29 de junio de 2014

La burguesía nacional apoya a los fondos buitres

A woman holds a flag of Iceland as she gathers during a peaceful protest near Iceland's Parliament house in Reykjavik January 24, 2009. A day after saying he would quit, Iceland's Prime Minister Geir Haarde voiced "contempt" on Saturday for some of the actions by banks that triggered the country's economic collapse. Iceland, one of the richest countries in the world in 2007, plunged into crisis in October when it fell victim to the global credit crunch. Its currency collapsed as its financial system imploded. To stay afloat, it negotiated a $10 billion aid package crafted by the International Monetary Fund and effectively froze trade in its currency.    REUTERS/Ints Kalnins (ICELAND)


La decisión del gobierno de negociar con los fondos buitre y el juez Griesa está lejos de cerrar la crisis de deuda externa abierta por el fallo. Por un lado, no está claro cómo se va a evitar que el fallo desate una escalada de demandas judiciales por parte de los acreedores que aceptaron ingresar a los canjes de deuda. Es probable, incluso, que los buitres tengan bonos de ese canje, por lo que buscarían cobrar dos veces: por los bonos en defol y por la aplicación del fallo a los bonos activos.

El ultimátum de la Justicia yanqui puso de manifiesto la condición colonial de los acuerdos de deuda que refrendaron los nacionales y populares.

Rodrigazo para los ‘inversores’


Pero un arreglo final con los fondos buitre también agravará la crisis porque incrementará la deuda externa en otros 15 mil millones de dólares o más, lo que se suma a la nueva deuda contraída por los pagos a Repsol y al Club de París, por cerca de 20 mil millones. En contraste, las reservas “netas” del Banco Central son de 12 mil millones de dólares. Para conseguir afuera los dólares que permitan pagar -con más deuda- la deuda externa que vence hasta finales de 2015, el gobierno deberá levantar el cepo y devaluar aun más la moneda, además de terminar con las tarifas subsidiadas, como ya ocurre con la nafta. Un ex director del Banco Central recomienda, además, “una tasa de interés significativamente más alta” (La Nación, 24/6), lo que podría convertir a la recesión industrial en una depresión. La misma libertad cambiaria exigen los monopolios petroleros para venir a Vaca Muerta. Este es el rodrigazo que impulsa el capital financiero.

Nuestro planteo
Los que nos conducen a esa nueva quiebra nacional justifican el nuevo arreglo con los buitres con el argumento de evitar un defol, sin advertir que es el arreglo lo que llevará a una nueva cesación de pagos. Es simple: la deuda es impagable. La burguesía nacional aboga por pagar a los buitres porque ella misma tiene la mitad de la deuda externa en su cartera, de modo que un no pago hundiría su valor. No es Argentina la que paga la deuda, sino los trabajadores; el capital no paga, cobra.

La deuda externa es un método de concentración de capital en menos manos y de apropiación sistemática del ahorro nacional por parte del capital financiero. Esa deuda ha alcanzado de nuevo un nivel incompatible con el desarrollo de las fuerzas productivas. El no pago, por lo tanto, debe implicar una recuperación del ahorro nacional por medio de una confiscación del capital financiero. Esto significa aplicar ese ahorro en base a un plan discutido por los verdaderos productores -los trabajadores y, por lo tanto, un gobierno de la clase obrera y de los trabajadores.

En oposición a que la camarilla de CFK-Kicillof-Gallucio decida que la deuda la paguen los trabajadores en beneficio de los capitalistas, desde el Frente de Izquierda planteamos que la decisión quede en manos una consulta popular vinculante.

Por el repudio del conjunto de la deuda externa con el capital financiero nacional e internacional; prohibición de suspensiones y despidos y el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario; indexación automática de los salarios de acuerdo a la inflación; por la abolición del impuesto al salario.


Sobre esta base planteamos una campaña política integral del Frente de Izquierda, con actos, debates y agitaciones en todo el país. El desarrollo político del Frente de Izquierda es inseparable de esta lucha contra el rodrigazo oficial y de las conclusiones políticas de esta lucha, o sea un gran congreso de los trabajadores y la izquierda.

Marcelo Ramal

- See more at: http://prensa.po.org.ar/po1320/2014/06/26/la-burguesia-nacional-apoya-a-los-fondos-buitres/#sthash.90BRcjxg.dpuf

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera