The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

martes, 1 de julio de 2014

La moratoria permanente, en el país de la precarización laboral

La moratoria permanente, en el país de la precarización laboral

El gobierno ha dispuesto ampliar en diez años la moratoria previsional. Quienes no han reunido los años de aportes para jubilarse pueden hacerlo a través de una quita en sus haberes. La nueva disposición permitirá incluir los aportes previsionales no ingresados hasta diciembre de 2003. La cuota de la moratoria será descontada, mensualmente, de los haberes de los nuevos jubilados, quienes pueden terminar percibiendo en mano menos de 2.000 pesos en promedio.

Las cuotas de la moratoria se ajustarán con el índice de la movilidad jubilatoria -que no se basa en la inflación real, sino en un promedio entre los recursos ingresados al sistema previsional y un índice oficial de salarios- lo que podría reducir un beneficio ya de por sí paupérrimo. Por otra parte, la Anses hará una verificación del estado patrimonial de los solicitantes, cosa que no se hizo en la experiencia anterior, lo que deja en sus manos vetar discrecionalmente el acceso a la moratoria, aduciendo la existencia de otras fuentes de ingreso o la capacidad económica del solicitante. Además, se exigirá “un mínimo de cuotas previas” que será determinado por la reglamentación.

Los nuevos jubilados no serán considerados como parte de la masa de beneficiarios que están incluidos en la fórmula que determina el aumento de las jubilaciones, lo que habría provocado un ajuste a la baja de las actualizaciones para el conjunto.


Moratoria por siempre

El gobierno justifica la nueva moratoria en que, a partir de 1995, se produjo un importante ascenso en el número de desocupados y trabajadores en negro, imposibilitados de tener sus aportes al día, una situación que se agravó con la crisis 2001/2. Pero esa situación no ha cambiado bajo la década K: con una precarización laboral y/o trabajo en negro del 35% de la fuerza laboral y otro 10% de desocupados, la mitad de los trabajadores tendrán que depender de la moratoria para poder jubilarse. Así, la moratoria se ha convertido en el método permanente para jubilar a la mitad de los trabajadores argentinos.

La moratoria supone la condonación de todos los aportes que las patronales no hicieron en su momento o les robaron a los trabajadores y la exculpación del propio Estado, que fue y es cómplice del trabajo en negro.
A pesar de que la beneficiaria de esa confiscación es la clase capitalista, el gobierno “nacional y popular” hace que el propio trabajador se autofinancie la moratoria, y termine percibiendo una jubilación de indigencia.
La Anses se hace cargo de la nueva moratoria, como lo hizo con la anterior. O sea que las moratorias son financiadas sobre la base de vaciar los recursos de los jubilados y del sistema de seguridad social.

Ese vaciamiento tiene como horizonte lo que reclama toda la burguesía: una jubilación “asistencial”.
Planteamos que el Tesoro se haga cargo de la moratoria, sobre la base de un impuesto extraordinario a los evasores capitalistas y del reconocimiento del 82% móvil a todos los jubilados.

Christian Rath


- See more at: http://prensa.po.org.ar/po1320/2014/06/26/la-moratoria-permanente-en-el-pais-de-la-precarizacion-laboral/#sthash.4JNLwAF9.dpuf

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero