The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

viernes, 4 de julio de 2014

Por qué está paralizada la “causa de las coimas”


La “causa de las coimas” ya suma la excusación de más de 20 jueces. Pronto se cumplirán cuatro años desde su inicio, pero nadie parece dispuesto a investigar este caso flagrante de corruptela judicial que tiene repercusiones directas en las condenas de José Pedraza, “El Gallego” Fernández y los principales autores del crimen de Mariano Ferreyra.
La causa

Las escuchas ordenadas por la jueza Wilma López dieron lugar a esta investigación, desarrollada en forma paralela a la del crimen de Mariano Ferreyra. Las conversaciones revelaron una conspiración urdida entre Pedraza, funcionarios judiciales, jueces y agentes de inteligencia para sobornar al tribunal de la Cámara de Casación y obtener la excarcelación de los primeros detenidos por el crimen de Mariano. Su objetivo último era evitar que la causa avanzara hasta la cúpula de la Unión Ferroviaria. Los jueces que condenaron a Pedraza por su participación necesaria en el asesinato de Mariano dieron por probado su protagonismo en esta maniobra. Además de las escuchas, en el marco de la “causa de las coimas” se produjeron allanamientos en cajas de seguridad y despachos de algunos de los intermediarios entre Pedraza y los jueces, donde fueron incautados armas y dólares en su poder.

El juez a cargo del primer tramo de la investigación, Luis Rodríguez, demoró más de un año en procesar a Pedraza y a varios de sus cómplices. Pocos días después del dictamen, el kirchnerismo nombró a Rodríguez titular de un juzgado del fuero penal. Su despacho del juzgado de instrucción quedó vacante y es subrogado por jueces que van rotando cada seis meses. Prácticamente todos ellos se excusaron cuando les tocó esta causa.

Excusados

Hace pocos meses, el juez Ormaechea resolvió imputar a los camaristas Riggi, Mitchell y Palazzo, pero inmediatamente se declaró incompetente para continuar la investigación, que por lo tanto volvió a quedar en el limbo.
Paradójicamente, mientras tanto, un plenario de la Cámara de Casación desplazó a Mariano Borinsky de la Sala IV, la cual tiene a su cargo la revisión de las condenas contra Pedraza y su pandilla. Su reemplazante es Eduardo Riggi. “Don Eduardo”, como se lo nombra en las escuchas de las coimas.
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero