The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

sábado, 16 de agosto de 2014

Donnelley: Inmediato paro y movilización del gremio por la expropiaciòn bajo control obrero




La denuncia contra la patronal de Donnelley  por el delito de “alteración del orden económico y financiero” busca disimular la postración oficial frente a la ola de despidos y suspensiones y de yapa incorpora el antecedente de echar mano a la Ley Antiterrorista para intervenir en la crisis. 
 
La presidenta acusó - con razón - al juez Santicchi por decretar la quiebra en tiempo record “sin antes demostrar una situación económica” que la amerite, pero oculta que el Ministerio de Trabajo fue advertido de la maniobra fraudulenta con bastante anticipación. Más aún, fue cómplice: el año pasado le aprobó a la patronal los Repro (subsidios para empresas en crisis). 
 
CFK no dice que ni el Ministerio nacional ni el de provincia rechazaron el Recurso Preventivo presentado por la empresa (solo dilataron su tratamiento) y nunca exigieron la apertura de los libros contables. 
 
El cierre de Donnelley - a la que el gobierno vincula con el fondo NML de Singer-  es presentado como ejemplo de la disyuntiva “patria o buitres” pero no hay ninguna  medida concreta orientada a garantizar la continuidad productiva ni garantizar los puestos de trabajo. En la reunión con Tomada, que se realizó antes de la cadena nacional, se rechazó de plano el planteo de la estatización. 
 
Por su parte, los trabajadores pusieron a producir la planta y ya sacaron tres revistas (Gente, Para Ti y Billiken) de editorial Atlántida, que comprometió una serie de trabajos en un futuro cercano. 
 
El sindicato sigue sin llamar al paro general del gremio y se limita “a acompañar”, procurando mantener el conflicto dentro de los límites estrechos de los procedimientos administrativos. Ni siquiera garantizó que las cooperativas y talleres que dirige cumplan la medida elemental de no realizar los trabajos de Donnelley. Esto solo lo aseguraron hasta ahora las internas de La Naranja, a costa de soportar una fuerte presión patronal (un aporte invalorable a la lucha que llamativamente los artículos del PTS omiten mencionar). Este aspecto fue clave, decisivo, en la primera etapa de la lucha que culminó con la quiebra fraudulenta y el ingreso de los compañeros a las instalaciones.
 
Ahora, la presidenta denuncia a los vaciadores por ley antiterrorista en lo que constituye una maniobra pérfida porque la ley antiterrorista es contra los movimientos populares. Sentarìa un precedente que luego serìa usado contra los movimientos de lucha. Lo que los trabajadores reclaman es la continuidad de los puestos de trabajo de los 400 compañeros echados a la calle mediante una quiebra fraudulenta.
 
Los diputados del Frente de Izquierda ya han presentado un proyecto de declaraciòn de utilidad pùblica, colocando la empresa sujeta a expropiación donde se establece que el estado garantice la continuidad de los puestos de trabajo, los salarios y condiciones laborales y de antigüedad.
 
La burocracia gráfica se ha reunido con Capìtanich donde el gobierno elude este planteo, con la propuesta de venta de la quiebra o cooperativa, una salida inviable sin capital de tiro que tendrìa que ser aportado por el gobierno en una empresa de esta envergadura. Por otro lado, los trabajadores no se pueden hacer cargo de las deudas del vaciamiento del pulpo internacional.
 
Los trabajadores de Donnelley, junto a Lear, convocan a todas las organizaciones y luchadores a un encuentro el próximo sábado. La Naranja compromete toda su capacidad de lucha como lo viene haciendo desde que se inició el conflicto. Vamos por el rechazo de la quiebra fraudulenta y la estatización bajo control obrero.  Paro general y movilización de todo el gremio por esta alternativa.
 

Dirección de la Naranja Gráfica


Fuente: http://po.org.ar/sitio/articulos/ver/332

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero