The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

miércoles, 24 de septiembre de 2014

La izquierda y la constituyente de 1994

Edición Impresa #1332 | Por Partido Obrero

La iniciativa de Menem de forzar la reforma de la Constitución nacional mediante la amenaza de convocar a un plebiscito, en 1993, disparó una fuerte polémica en la izquierda. El PTS, el MST y el "viejo" MAS se mostraron partidarios de una reforma constitucional que fuera convocada por una "Asamblea Constituyente Libre y Soberana" -"la medida más democrática posible, decía el PTS, dentro del sistema de explotación capitalista" (Rebelión N° 34, 12/10/93), o el medio "para reorganizar el país de abajo hacia arriba", según el MAS (Solidaridad Socialista N° 458, 20/10/93).

Desprovistos de los extremismos de lenguaje, estos planteos convergían en el propósito de Menem y una parte de los privatizadores de facilitar la reelección del riojano, impedida por la Constitución. El fundamento económico de la reelección era asegurar la continuidad del guardián de la convertibilidad. La apelación a un plebiscito, que de todos modos no era vinculante, fue un instrumento de excepción para forzar a la UCR a entregar los votos para que el Congreso convocara a una Constituyente de finalidad reeleccionista. La amenaza del plebiscito condujo al Pacto de Olivos entre Menem y Alfonsín, que dibujó la agenda de una Constituyente que tenía, sin embargo, un objetivo único explícito. Menem detuvo por un tiempo, con este pacto, la conspiración del duhaldismo, que comenzaba a reclamar una devaluación.

En este contexto, la izquierda de orígen morenista volvió a revelar una adoración por la Asamblea Constituyente en su abstracción, o sea con independencia de las circunstancias políticas concretas y del gobierno que la convocaría. En oposición a denuncias vacías acerca del carácter "restringido" o "antidemocrático" de esa Constituyente, el Partido Obrero planteaba el slogan "Fuera Menem-Cavallo". Al mismo tiempo llamamos a un frente de izquierda para ir "a la Constituyente reaccionaria a agitar el programa de reivindicaciones inmediatas e históricas por la que luchan las masas, con la finalidad de trazar una divisoria de clases lo más profunda y neta posible dentro de la Constituyente, ayudando así a la clarificación y a la experiencia de los trabajadores" (Prensa Obrera N° 410, 6/1/94). La Constituyente no debía servir para ampliar la democracia sino para alentar la oposición de la clase obrera a sus propósitos reaccionarios.

Esta fue la política que llevaron adelante los convencionales del FUT-PO electos en la paralela Constituyente de Santa Cruz (veáse nota).

Matias Villar

Fuente: http://www.po.org.ar/noticia/la-izquierda-y-la-constituyente-de-1994

| Edición Impresa #1332 | Por Partido Obrero

La primera experiencia parlamentaria del PO

La Constituyente de Santa Cruz

En 1994, mientras se discutía la reforma constitucional para permitir la reelección de Carlos Menem, el entonces gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner, también buscaba una reelección prohibida. El "seguidor de Cavallo", como lo definían los diarios de la época, copió al riojano y armó su acuerdo con la UCR local con el mismo propósito.

La sorpresa en las elecciones constituyentes la dio el Frente Unidad Trabajadora (FUT), del Partido Obrero, que consagró como convencionales a los dirigentes docentes Miguel Del Plá y Ricardo Mercado.

"Con Del Plá no podemos hablar porque es clasista", dijo rápidamente Kirchner cuando le preguntaron por la sorpresa de la jornada. El actual secretario de legal y técnica, Carlos Zannini, jefe de bloque K, se preguntó: "¿Qué van a hacer dos trotskistas en una Constituyente de crovincia?"

Durante los meses que duró la Constituyente los convencionales del FUT-PO respondieron con una denuncia implacable del gobierno provincial, del régimen privatizador de la camarilla de los Kirchner y de la propia Constituyente. Reivindicaron el salario igual a la canasta familiar, plantearon la prohibición de la reelección, denunciaron al gobierno por decreto y el referéndum por iniciativa del Ejecutivo, propusieron la elegibilidad y revocabilidad de todas las funciones públicas, entre otros tantos proyectos. Uno de los más importantes incorporaba la Caja de Previsión a la Constitución. El objetivo era evitar la entrega de la Caja a la Nación, esto en pleno proceso de vaciamiento de las cajas jubilatorias por el régimen de las AFJP que los Kirchner defendían. Todas las intervenciones del FUT-PO en el recinto estaban acompañadas de la agitación e iniciativas de movilización de trabajadores.

Con el concurso de la UCR, Zannini se valió de todo tipo de maniobras y el gobierno buscó darle a la reforma el perfil más bajo posible. El resultado de 22 a favor y 2 en contra fue una constante. Mientras Néstor y Cristina Kirchner, convencionales "rebeldes" del bloque menemista en la Convención Constituyente del Pacto de Olivos, festejaban que la nueva constitución nacional reconociera la jurisdicción provincial de los recursos naturales, los convencionales del FUT-PO se preguntaban "¿de qué sirve esto cuando ya está todo entregado?" y reclamaban la anulación de las privatizaciones.

Hace veinte años, en la Convención Constituyente de Santa Cruz, contra los Kirchner, el PO inauguró un método de lucha parlamentaria obrera y socialista en la Argentina.

Matías Villar

  Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1332/aniversarios/la-primera-experiencia-parlamentaria-del-po

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera