The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 12 de octubre de 2014

Bolivia: la re-re de Evo Morales

| Edición Impresa #1334 | Por Christian Rath

La última encuesta otorga a Evo Morales una preferencia electoral al 56 por ciento, 39 puntos por encima del segundo (Doria Medina, de la Unidad Demócrata). Evo prometió ganar con un 70 por ciento. La consigna oficial es un pomposo “El MAS es Bolivia” y ya ha dejado planteada la reforma de la Constitución para acceder a una cuarta presidencia en 2019.
El gobierno presenta como su logro histórico la reapropiación de la renta petrolera -4.200 millones de dólares al año (2013), contra 1.600 antes de la nacionalización. El salto en la exportación de gas ha sido de 485 a 6.000 millones de dólares en diez años. Bolivia ha recuperado su condición rentística El ex ministro de Energía Andrés Solís Rada ha denunciado que "no tenemos una reserva estratégica  para hacer funcionar las plantas de Bulo Bulo (amoníaco y urea) y de Gran Chaco (etileno propileno), para la siderurgia del Mutún o para industrializar el litio de Uyuni"  (bolpress.com, 18/2. Hay una acelerada depredación de reservas mineras, que no van más allá de 2022. Hubo una expansión rapidísima de la soja transgénica y una casi nula reforma agraria.
En Bolivia, por esto mismo, un 60% de la población activa es informal y casi un millón de niños es explotado (en una población activa que no llega a los 5 millones). Morales defiende esta "cultura del trabajo", que proporciona un elevado "ejército de reserva" infantil. El salario mínimo es de 200 dólares contra una canasta familiar de 1.000. Los planes sociales no suman más de unos insignificantes 300 millones de dólares anuales.
Garantía a los capitales
La reserva de moneda extranjera se ha triplicado, oficiando de enorme garantía ociosa para los capitales nacionales e internacionales y para incrementar la deuda externa; las remesas de ganancias al exterior están libres de cargas fiscales.
Evo Morales recoge el apoyo indígena a partir de la euforia de consumo creada por los ingresos mineros-sojeros. Esta situación explica también su clara delantera en Santa Cruz y los distritos opositores, donde pesa por sobre todo el freno impuesto por el MAS a las reivindicaciones agrarias.
A mediados de 2013, se desarrolló una huelga general por las pensiones, acicateada indudablemente por los mayores recursos que dispone el Tesoro. Dos años después de esta lucha, el gobierno ha concedido una reducción de la edad para acceder a la jubilación. Es lo menos que podría ocurrir cuando el promedio de vida de un trabajador de los socavones es inferior a los 40 años.
La izquierda y el PT
La crisis de los años 2012/3, motivados por el intento de construir una ruta que avasallaba derechos indígenas y por la cuestión de las pensiones, provocó un movimiento interno en la Central Obrera para fundar un partido de trabajadores. La burocracia cobista era una hija desatendida de la cooptación del MAS. La operación contó con el apoyo de toda la izquierda morenista del país. El PT terminó naufragando bajo la presión del gobierno, quien no tuvo el menor problema en lograr que la burocracia sindical archivara el intento. Las elecciones próximas no cuentan con una alternativa de izquierda, ni siquiera en términos potenciales.
 
 
1.Sobre la posición del PO frente a Bolivia y el PT, ver PO números 1.259, 1.262, 1.267, 1.268, 1.269, 1.272, 1.288, 1.291 y 1.298, todos del año 2013.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero