The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

lunes, 13 de octubre de 2014

El Frente de Izquierda y el Luna Park

9 de octubre de 2014 | Edición Impresa #1335 |  
Por Gabriel Solano

En los últimos días, el Frente de Izquierda estuvo recorrido por un debate a su interior sobre la posibilidad de que todos los partidos que lo integran se sumen a impulsar en común el Congreso del movimiento obrero y la izquierda. Esta iniciativa fue planteada por nuestro partido desde el mes de marzo y cobró una forma más concreta aún en el Congreso del PO del mes de abril. En todos estos meses insistimos en que el Frente de Izquierda lo tome en sus manos, sobre la base del Manifiesto del FIT de 2013. Señalamos que la elevada votación del año pasado brindaba la oportunidad para desarrollar la conciencia de clase del movimiento obrero. Tanto el PTS como Izquierda Socialista rechazaron una y otra vez realizar juntos esta campaña, y se refugiaron en el Encuentro de Atlanta. Este Encuentro no planteaba objetivos políticos a pesar de estar constituido solamente por corrientes políticas. Objetivamente, y por muchos aspectos de su composición, se lanzaba en forma antagónica con el Frente de Izquierda, una perspectiva fuertemente alentada desde sectores centroizquierdistas. 
Nuestra predisposición a una convocatoria estructural común fue reafirmada en el último número de Prensa Obrera: “el Frente de Izquierda todavía puede ser convocante al Congreso del Luna”, propusimos. Nos animó a esa conclusión una reunión de la Mesa del Frente de Izquierda pedida por el PTS, que tenía como único punto esa convocatoria. Aunque tardía, y con una campaña en pleno desarrollo desde hace meses, respondimos en forma muy positiva. En la reunión nos manifestaron que la base de la convocatoria fuera el acuerdo sellado para el acto del 1° de Mayo, cerrado por Giordano, Del Caño y Altamira. Una de las caras principales del Encuentro, el Perro Santillán, pasó sin pena ni gloria por el acto, sin quedarse siquiera a escuchar al resto de los oradores. En su discurso de cierre, Altamira afirmó que la lucha de clases sólo es tal cuando cobra una dimensión política contra los partidos capitalistas y su Estado. 
En la reunión hicimos notar, de todos modos, que la propuesta era contradictoria, porque los compañeros que impulsan el Encuentro de Atlanta, del que ahora se apartó el PTS, ya manifestaron su rechazo al Congreso. De todos modos acordamos explorar todas las posibilidades. Propusimos dos cosas: que elaboremos un documento de convocatoria, partiendo del Manifiesto del FIT, y que desarrollemos mesas y plenarios regionales en un trabajo de frente único. 
Lamentablemente, el PTS ha reculado. Nos acusa de pretender que se “sumen” al Congreso del Luna Park, cuando fue eso precisamente lo que se debatió, si por “sumen” se interpreta una convocatoria política y organizativa común. Que desarrollemos las mesas regionales en igualdad de condiciones y que elaboremos un documento o manifiesto político común. ¿O el PTS esperaba que rechazáramos la propuesta de repetir el 1º de Mayo en el Luna, para denunciar nuestro sectarismo, y luego se cayó de espaldas sorprendido por nuestra aceptación? 
Para encubrir este recule, el PTS arma ahora una discusión sobre otros asuntos. Dice que le parece bien la consigna de la independencia de clase, pero no el gobierno de los trabajadores, una tesis muy grave de parte de una organización trotskista. La independencia de clase es un planteo de doble poder potencial, que culmina en el gobierno de los trabajadores. Por ese carácter, la burguesía se empeña en regimentar a los sindicatos. La independencia de clase abstraída de su contenido y perspectiva política es propia del “autonomismo obrero”, algo que al PTS no incomodaría. Otro argumento curioso es que los obreros que se suman a nuestra convocatoria suscriben al planteamiento de un “gobierno de trabajadores” por confusión, pero lo cierto es que ni por confusión apoyarían un gobierno patronal. Esa confusión le pasa a la mitad de los que se reclaman trotskistas cuando rechazan la dictadura del proletariado. Los bolcheviques acuñaron la expresión gobierno obrero y campesino para popularizar la dictadura del proletariado y ayudar a superar esa confusión. En definitiva, los compañeros nos quieren cambiar el arco de la convocatoria con la que habíamos coincidido. 
Lo que el PTS no puede evitar es el fracaso del Encuentro de Atlanta como método de unificación combativa del activismo. No era ese su propósito, sino crear un polo político divisionista. Con esas contradicciones a cuestas no pudo funcionar y fue consumido por la inactividad, de un lado, y el faccionalismo del otro. No se puede negar que nuestra advertencia oportuna sobre ésto fue un aporte al desarrollo final de la vanguardia.
Vamos por el desarrollo de una clase obrera con conciencia y organización de clase. El 8 de noviembre al Luna Park.

Fuente : http://www.po.org.ar/prensaObrera/1335/congreso-del-movimiento-obrero-y-la-izquierda/el-frente-de-izquierda-y-el-luna-park 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera