The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

viernes, 17 de octubre de 2014

Una lucha extraordinaria por los derechos de la mujer

Edición Impresa #1336 | Por Plenario de Trabajadoras

El XXIX Encuentro Nacional de la Mujer no sólo fue una extraordinaria movilización de salteñas y de mujeres de todo el país. Constituyó, por sobre todas las cosas, una tenaz lucha política que comenzó mucho antes del Encuentro. 
Desde hace meses, los Urtubey, los Romero y los Olmedo, junto con el Obispado salteño, desarrollaron una política permanente de provocaciones, con el propósito de aislar sus deliberaciones del conjunto de la población y de la mujer salteña. Esta política fracasó miserablemente, en primer lugar porque la crisis en torno de una de las principales reivindicaciones de la mujer -la lucha contra la violencia de género- le estalló en las barbas a Urtubey. Meses atrás, la seguidilla de asesinatos de mujeres obligó al gobierno a declarar una inocua “emergencia” de género, la cual deja la investigación y juzgamiento de los crímenes en manos del mismo régimen que ampara a los violentos. 
 
Pero, en las vísperas del Encuentro, Salta fue conmovida por otro asesinato, el de la maestra Carmen Murillo. Ante esta realidad, Urtubey “recibió” a las visitantes de Salta con una profusa campaña mural publicitando su “emergencia”. Después del fracaso de sus provocaciones, el gobierno pretendía embanderarse con las reivindicaciones de las mujeres. Le correspondió al Plenario de Trabajadoras y, en particular a su representación salteña, desenmascarlo. Nuestras parlamentarias expusieron su proyecto para que los jueces y fiscales en crímenes de género resulten votados por las mujeres, lo que recibió una amplia aceptación en los talleres. Al mismo tiempo, y junto con las compañeras que se movilizan contra la impunidad, denunciamos la complicidad y desidia del Estado en todos estos crímenes. En los talleres se hicieron presentes mujeres salteñas que vinieron “por la propia”, todo un síntoma político.
 
Derrota oficial
 
Esta misma batalla se libró con el kirchnerismo a escala de todo el Encuentro. Con un gran despliegue de aparato, el intento de las organizaciones kirchneristas por copar el ENM fue evidente. Pero el fracaso de esta tentativa fue político, porque las representantes K no pudieron defender su política en los talleres. La denuncia del Código Civil clerical no logró ser rebatida por las militantes oficialistas. En un extremo, una de ellas pidió que cesáramos de criticar el artículo 19 -que plantea la vida “desde la concepción”- para “no ser funcionales a la derecha”. Naturalmente, nuestras compañeras le reclamaron que dejaran de defender el código reaccionario, así dejaban de ser funcionales a la Iglesia. Allí donde se debatió el derecho al aborto legal y gratuito, el oficialismo no pudo defender la alineación del gobierno con el Vaticano. En este cuadro, el principal blindaje que protegió al gobierno y al clericalismo fue el que brindó la propia Comisión Organizadora -donde el PCR, en frente único con kirchneristas y funcionarias del gobierno, quiso limar al Encuentro de un carácter antigubernamental y anticlerical. Lo hicieron desde el documento de convocatoria hasta la negativa a movilizarse hacia los centros del poder político y religioso. No lo logró: los debates y movilizaciones giraron, precisamente, alrededor de las reivindicaciones negadas durante la ‘década ganada’. También la lucha contra la superexplotación laboral ganó una agenda propia, a partir de la gran repercusión que tuvo el proyecto de seis horas para las enfermeras que el Frente de Izquierda presentó en la Ciudad, al que muchas compañeras hicieron propio para llevarlo a otras provincias.
 
Perspectivas
 
En este cuadro, la presencia del Plenario de Trabajadoras no se destacó solamente por su numerosa convocatoria, sino también por la consistencia de su agenda de lucha en los talleres y en las calles: la denuncia contra los femicidios y la desidia del Estado ante el asesinato de mujeres; la exigencia del desmantelamiento inmediato de las redes de trata, las cuales se mantienen intactas con total impunidad; la denuncia del Código Civil impuesto por los K y el Vaticano; la exigencia de la separación de la Iglesia y del Estado, para acabar con su tutela oscurantista y poder consagrar la educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y el aborto legal para evitar la muerte de medio millar de mujeres por año; la lucha contra la precariedad laboral y el ajuste en curso. En las 60 comisiones y entre las 15 mil mujeres que participaron vivamente en las deliberaciones quedó trazada una agenda clave de acción. 
 
Mesa del Plenario de Trabajadoras
 
Los oficialistas no pudieron ocultar su responsabilidad y la del Estado ante la gravedad de la situación que vive la mujer salteña. Sus provocaciones buscaron un enfrentamiento entre creyentes y no creyentes, pero lo único que consiguieron fue indignar a muchas católicas y convencerlas de participar del Encuentro. Al respecto, la senadora Gabriela Cerrano, dirigente del Plenario de Trabajadoras, declaró: “La denuncia contra los femicidios y la desidia del Estado ante el asesinato de mujeres, la exigencia del desmantelamiento inmediato de las redes de trata que se mantienen intactas con total impunidad, la denuncia de retroceso contra los derechos de la mujer y los trabajadores en general consagrados en el Código Civil impuesto por los K y el Vaticano, la exigencia de la separación de la Iglesia y del Estado para acabar con su tutela oscurantista y poder consagrar la educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y el aborto legal para evitar la muerte de medio millar de mujeres por año; la lucha contra la precariedad laboral y el ajuste en curso son, entre otras, parte de la enorme agenda reivindicativa que más de 15 mil mujeres elaboraron en más de 60 comisiones”. 
 
Por su parte, la diputada obrera Gabriela Jorge añadió: “con nosotras  se movilizaron cientos de mujeres, destacándose las que luchan contra la impunidad, como Ana Fernández y las familiares de Abigail Antelo; las compañeras tercerizadas de la Fundación Trabajo y Solidaridad que luchan contra la superexplotación y la precariedad laboral impuesta; las docentes que quebraron el cepo salarial de Urtubey y la pesada loza de la burocracia sindical de la intergremial y la ADP, formando Docentes Unidos; cientos de mujeres que en los barrios se organizan contra la violencia doméstica y la amenaza constante de las redes de trata; y las jóvenes secundarias, terciarias y universitarias que pelean por la educación sexual, el dictado de las carreras de Derecho, Trabajo Social y Psicología en la universidad pública”.
 
Para finalizar, Cerrano sentenció: “El resultado del XXIX Encuentro de Mujeres en Salta ha dejado una clara agenda política y reivindicativa, a la vez que ha fortalecido las condiciones de organización y de lucha de las mujeres salteñas. Vamos por la aprobación de nuestros proyectos de ley para que las mujeres puedan elegir a los jueces de violencia de género y quebrar el dominio reaccionario de la Iglesia sobre la Justicia que consagra la impunidad, la violencia y el asesinato de mujeres. Vamos por la construcción inmediata de los hogares refugio que Isa (el intendente de la capital salteña) no construye, la creación de guarderías públicas y un subsidio de dos salarios mínimos a toda mujer golpeada para que ésta deje de depender económicamente del golpeador. Vamos por la anulación del decreto que reglamenta y obstruye en aborto no punible en Salta. Vamos por todas las reivindicaciones de la mujer. Es indudable que la conquista de esta agenda es inseparable del desarrollo de la fuerza social y política que la imponga; por eso la ligamos al desarrollo de una alternativa política de la mujer, los trabajadores y explotados. Lo que está planteado ahora es una nueva movilización política de cara al Congreso del movimiento obrero y la izquierda, impulsado por el PO y cientos de sindicatos y activistas sindicales clasistas, el próximo 8 de noviembre en el Luna Park, con este objetivo”.
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero