The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

lunes, 10 de noviembre de 2014

Los K entierran su ley de medios

Edición Impresa #1339 | Por Santiago Gandara

De la mano de las Telcos y Fintech
 
La "ley de las telefónicas" viene a cerrar el proceso iniciado en 2009 y a revelar el sentido profundo de la "madre de todas las batallas". Para decirlo rápidamente: los intereses de las corporaciones telefónicas estuvieron desde el origen en la ley de Medios, no la "democratización de la palabra".
 
Fue la negociación con la oposición de centroizquierda (Proyecto Sur, Partido Socialista) la que llevó al gobierno a resignar el punto y dejar fuera del texto a las empresas telefónicas. El argumento usado en aquel entonces fue que se las excluía "para desterrar cualquier duda sincera que pueden haber tenido respecto de que tal vez la presencia de las telefónicas pudieran haber generado un nuevo monopolio" (14/9/09). Ahora, con este nuevo proyecto de ley, la "duda sincera" se transforma en certeza política respecto de dónde están los intereses del gobierno "nacional y popular".
 
Desde entonces hasta ahora, las empresas telefónicas siempre estuvieron bajo el calor del Estado. Esto se hizo evidente en noviembre del año pasado, cuando Martín Sabbatella, titular de la Afsca, defendió la imposible adecuación de Telefé alegando que el canal pertenecía, no a Telefónica Argentina, sino a... Telefónica Española. Un despropósito similar al de su más reciente declaración a propósito de este nuevo proyecto. Sabbatella señaló que no modifica "ni una coma" de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, cuando borra de un plumazo todo un artículo (el 25), que precisamente vedaba la participación de las telcos en el mercado audiovisual. Sea como sea, de aprobarse este proyecto, Sabbatella no precisará inventar argumentos: Telefé queda automáticamente adecuada.
 
 Amigos son los amigos
 
Siempre estuvieron sobrevolando los capitalistas amigos: desde el grupo Werthein (que ingresó a Telecom gracias al apoyo del gobierno, que pleiteó y luego llegó a una tregua con la multinacional italiana) hasta David Martínez y su fondo de inversión Fintech.
 
Dueño del 40% de Cablevisión, Martínez se presentó en la Afsca para adelantar un plan de adecuación, cuando el grupo Clarín todavía apostaba al pantano judicial. Pero este no fue el único gesto ´nacional y popular´. En medio de la crisis de la deuda externa y la extorsión de los fondos buitre, el magnate mexicano manifestó su apoyo al canje de deuda propuesto por el gobierno. Como Soros, el buitre Martínez formó parte del grupo de los ‘buenos’. Uno de sus últimos actos fue la compra del 17% de las acciones de Telecom Argentina con opción a comprar en breve el 51% del total. 
 
Tras la presentación del proyecto de ley, que según Kicillof viene a garantizar "un derecho humano", todas las miradas apuntaron a David Martínez. Su posición en Cablevisión y Telecom lo perfila como uno de los grandes beneficiarios de la Argentina digitalizada. Tanto que hasta podríamos especular con que el proyecto de ley tiene también su nombre y apellido. 
 
La ley de Medios pasó a mejor vida. Y la "epopeya" se disuelve en el aire.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero