The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 7 de diciembre de 2014

CFK recula, las luchas siguen en pie

Edición Impresa #1343 | Por Gabriel Solano

Con el anuncio de no aplicar el impuesto al salario sobre el medio aguinaldo, Cristina K terminó desautorizando a su propio elenco oficial -desde Capitanich-Kicillof y sus defensas “filosóficas” del impuestazo hasta la burocracia de Caló, e incluso a sí misma, ya que se cansó de repetir que “ganancias no se toca”. Claro que el impuesto al salario sigue entre los ‘intocables’; el gobierno echó lastre con el medio aguinaldo para salvar la vida de ese impuesto confiscatorio que se lleva hasta dos salarios anuales. Se trata de decenas de miles de millones de pesos que van a parar a las arcas de las contratistas y al pago de la deuda externa.
La burocracia sindical, con el reclamo de eximir al medio aguinaldo del impuesto al salario, dejó de lado la reivindicación de un aumento de salarios y jubilaciones que compense la inflación. Acotó el programa de lucha a una franja de trabajadores. En diversos lugares, las empresas ya se habían hecho cargo del monto del impuesto sobre el aguinaldo, que luego descargarán como un costo de su propia hoja de impuestos. Esta concesión patronal en el caso de los bancos privados desarrolló una tendencia a la huelga en la banca pública, la que ahora queda desarmada. El programa de la burocracia fue diseñado para fragmentar al movimiento obrero y la posibilidad de una lucha de conjunto. Los sindicatos oficialistas, por otro lado, han hecho lo mismo con el reclamo de un bono que se dirime en cada empresa y no como una acción general. 
La fragmentación de las reivindicaciones fue concebida para obstaculizar un paro general. Los kirchneristas del subte, como consecuencia del anuncio presidencial, han quedado en orsai: quisieron desviar la lucha contra el gobierno nacional con un reclamo a Macri, pero el que soltó la presa no fue éste sino los K. La decisión de CFK también ha dejado pedaleando en el aire a estos oficialistas. Está claro que la burocracia de diversos colores rechazó el planteo de reabrir las paritarias -que es un planteo de conjunto- porque esto conducía, precisamente, como por un tubo a la huelga general.
En este cuadro, ¿mantendrá el paro de veinticuatro horas la CGT opositora o Moyano también se limita al medio aguinaldo? 'Prudente', como se autodefine, probablemante meta violín en bolsa.  
La huelga general se encuentra en la agenda de los trabajadores en esta etapa, pero aún deben madurar las condiciones necesarias. En lo inmediato, las direcciones combativas enfrentan la necesidad de prepararse a fondo contra despidos y suspensiones para no repetir el aislamiento de Gestamp, Lear y varias fábricas más, y pelear por la compensación de fin de año para todos los trabajadores, con independencia de que se encuentren o no afectados por el impuesto al salario. 
Más allá del movimiento obrero, están presentes los reclamos navideños de los movimientos sociales. Ofrecen la oportunidad de disputar el copamiento de buena parte de ellos por parte de los punteros K. Tenemos, asimismo, a los jubilados, cuya organización independiente ha retrocedido mucho en más de una década. En resumen, apoyamos todos los reclamos y luchas parciales, y promoveremos una campaña de agitación contra el brutal despojo que sufren los trabajadores a manos del gobierno nacional y popular.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera