The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

sábado, 27 de diciembre de 2014

La pelea por la dirección de la Fuba

Edición Impresa #1345 | Por Julián Asiner

Las elecciones en la UBA dejaron planteado un nuevo escenario en la Fuba. El frente de agrupaciones de izquierda que dirige la federación (UJS, Mella, La Corriente, Izquierda Socialista, Cauce) suma, en distintas coaliciones, la conducción de ocho de los trece centros de estudiantes -una mayoría en la Junta Representativa-. Sin embargo, en términos de delegados al Congreso que vota la presidencia de la Federación y reparte las secretarías de la Junta Ejecutiva, la situación es mucho más pareja. Esto se debe en gran medida al predominio que las agrupaciones cercanas al llamado "Nuevo Espacio" de Económicas (ex Franja Morada) han demostrado en las facultades más numerosas (Económicas, Derecho y Medicina). La Cámpora y las agrupaciones K representan un tercer bloque, más pequeño.
 
Las agrupaciones ligadas al rector Barbieri y a su vice de la Side, Darío Richarte, tuvieron el apoyo del aparato universitario y de las corporaciones económicas. Es el caso de Medicina, donde contaron con las autoridades ligadas al PJ, y a los negocios de la salud y al vaciamiento del Pami. Lo mismo ocurrió en Veterinarias, aunque aquí el Evet-UJS logró defender el centro. En Arquitectura, en cambio, las diferentes facciones del PJ y la UCR se presentaron divididas y retrocedieron varios casilleros. El PRO jugó un papel de relevo y se llevó buena parte del electorado.
 
Para tener posibilidades en el Congreso de la Fuba, el bloque del Rectorado necesita cerrar, en una lista, a un conglomerado de fuerzas heterogéneo. Desde los desprendimientos de Franja Morada comandados por Emiliano Yacobitti, a los kirchneristas de la UES que militan la candidatura del Agustín Rossi en el FpV, pasando por el PRO, el PJ massista, el PS de Binner y los "guevaristas" de Libres del Sur. Este bloque ya se reunió en la oscuridad para boicotear congresos, pero hasta el momento nunca pudo presentar una lista común. La función de este bloque derechista sería vaciar de contenido político a la federación, para transmutar las organizaciones estudiantiles en algo parecido a las ONG. Sería una tentativa de transformar al movimiento estudiantil en una clientela amorfa, dispuesta a consumir cursos y posgrados, mientras los planes de ajuste avanzan sobre la universidad y el país.
 
Desde el punto de vista de la situación política en su conjunto, un paso al frente del improbable bloque de la derecha, estaría reflejando la delantera política que conservan los Scioli, Massa y Macri respecto a la sucesión de los K. Pero todos sabemos que es una delantera con contradicciones y limitaciones, cuyo desenlace podría abrir un campo para la izquierda todavía más ancho que el que ha conquistado.
 
 
Por la continuidad de una Fuba combativa junto a los trabajadores
 
El movimiento estudiantil atraviesa por un reflujo relativo. La intervención de los K fue eficiente para reconstruir el régimen de las viejas camarillas universitarias y cooptar a los sectores más oportunistas. La confrontación política con esta experiencia abrió un rumbo para el ascenso de la izquierda. La Cámpora fue lanzada en 2010, cuando los colegios y facultades estaban ocupados, con el objetivo de contener la "tendencia Fuba". Ahora, los planes privatistas contra la universidad -que fueron anunciados por Barbieri en México, junto al rey de España y el mismísimo Peña Nieto- implican un nuevo desafío en sintonía con el giro político que presenta 2015.
 
Es necesario comenzar la preparación política del próximo Congreso de la Federación desde ahora. Corresponde clarificar el contenido de la disputa en curso y hacerlo por medio de un programa y una confrontación ideológica. La UJS va a discutir ese programa en los cursos de la juventud, en el verano, y en conferencias y congresos. Es necesario vincular la lucha por una Fuba independiente y unida a los trabajadores, con la lucha política general del Frente de Izquierda contra las alternativas políticas patronales. Solamente a partir de esta base se pueden encarar los compromisos que se hagan necesarios para ganar el próximo Congreso de la Federación.
 
El movimiento estudiantil y la universidad refractan, con distintas variantes, la evolución de la situación política general, la crisis del régimen político y la disposición de las masas. Explotaremos en forma consecuente las posibilidades que ofrece el contexto de conjunto de la crisis nacional y del capitalismo mundial.
 
Julián Asiner
Presidente de la FUBA
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera