The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 11 de diciembre de 2014

PAMI: una caja para el gobierno y los mafiosos de la salud

| Edición Impresa #1343 | Por Pierre Castroman

En las últimas semanas, el escándalo por el manejo de los fondos del Pami volvió al centro de la polémica. Con una trama ya conocida, de malversación y negociados, se abre un nuevo capítulo del "cerco judicial" luego del allanamiento de la sede central ordenada por el juez federal Claudio Bonadío a principios de mes. La investigación busca esclarecer la compra de letras de Tesorería por 2.830 millones de pesos y su relación con la pérdida de calidad de los servicios médicos para los jubilados. Sin embargo, no es lo único por lo que se investiga al Pami y a sus funcionarios. Luciano Di Cesare, interventor de la obra social desde 2007, está imputado por haberse autoasignado un sueldo de unos 100.000 pesos. También están bajo la lupa por los retrasos en las obras y el financiamiento de los hospitales del Bicentenario, que tiene a cargo la institución.

Qué hacen con la plata

La utilización de los recursos del Pami para financiar los déficit del Tesoro Nacional es una confiscación brutal a los trabajadores, que son sus aportistas. De esta manera, Di Cesare sigue la política llevada adelante, también con la plata de los jubilados, en la Anses, cuyos fondos se utilizan para asistir al Tesoro y, finalmente, para pagar deuda externa.
El Pami fue incluido en el presupuesto nacional en 2007 y, desde entonces, es una caja directa de recursos para el gobierno. Actualmente, es el sexto presupuesto más importante del país, e incluso recibió un nuevo aumento por decreto en la última semana, de 1.158 millones de pesos. A su vez, crecen las deficiencias en sus servicios: la falta de cercanía de las prestaciones, la saturación de las camas para internaciones, un inadecuado sistema de contrataciones, geriátricos y establecimientos de salud mental que no cumplen requisitos, y falta de médicos y centros de atención.


Los mafiosos de la salud

Entre las irregularidades existe un acuerdo de cooperación entre el Pami y el Sedronar (la secretaría que supuestamente debería combatir al narcotráfico) vinculado con precursores químicos. En el contexto de ese acuerdo aparece el nombre de Máximo Zacarías, allegado al entorno de la familia Kirchner e involucrado en la causa de la efedrina. Todo este cuadro complica a Di Cesare, llegado al Pami en 2004 de la mano de Néstor Kirchner, y con él a todo un entramado de mafiosos de la salud con los poderes del Estado. Di Cesare es un protegido del jefe de la Secretaría de Inteligencia (SI, ex Side), Héctor Icazuriaga, y tiene fuerte influencia entre la camarilla universitaria que gobierna la Facultad de Medicina de la UBA.

El vaciamiento del Pami y el pago de la deuda con plata de la Anses son distintas caras del ajuste aplicado por el gobierno que, en este caso, adquiere ribetes mafiosos. Los trabajadores, activos y jubilados, deben tener el control de sus obras sociales y del sistema de salud.
 
Fuente: http://www.partidoobrero.com/noticia/pami-una-caja-para-el-gobierno-y-los-mafiosos-de-la-salud

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero