The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

miércoles, 30 de abril de 2014

Estados Unidos, Otan, UE, nazis: ¡aléjense del pueblo de Ucrania!

Ukrajina-Rusko-vláda-armáda-20

 
Por una Ucrania unida, independiente y socialista
Llamado a la solidaridad internacional




La administración estadounidense de Obama y la Otan, apoyadas por la UE, fueron a la guerra contra los centros proletarios de Ucrania del este. Ellos ordenaron a sus secuaces en Kiev enviar tropas armadas, tanques, helicópteros y a las tropas fascistas de Svoboda y Paviy Sektor, para aplastar la rebelión de la clase trabajadora y la resistencia de las masas locales frente a los designios del falso “gobierno interino” de oligarcas proimperialistas y nazis.


En las vísperas del lanzamiento de las operaciones, la cabeza de la CIA, John Brennan, viajó a Kiev, obviamente para supervisar la campaña de represión militar sobre el pueblo, mientras la Casa Blanca, en conferencia de prensa pública, “urgió al gobierno de Ucrania a avanzar para establecer la ley y el orden”. Necesitan urgentemente el orden de esta barbárica “ley” del capitalismo salvaje para imponer las medidas de canibalismo social demandadas por el FMI para transformar a Ucrania en una colonia del capital de Estados Unidos y la EU.


Hasta ahora, el número de muertos y heridos en el sudeste de Ucrania es cada vez mayor. Mientras, no sólo los heroicos trabajadores y la resistencia popular están confrontando la agresión, sino también ésta ha generado actos fraternales entre las tropas ucranianas y el pueblo, cuando los soldados se rehusaron a asesinar mujeres y niños, tomando partido por el pueblo.


La agresión propiciada por la Otan en el sureste Ucraniano amenaza no solo al pueblo ucraniano, con una generalizada y sangrienta guerra civil, y a los pueblos de Ucrania y Rusia con una guerra fratricida; sino también a todos los pueblos de la región, de Europa oriental y occidental, y la paz mundial. ¡Debemos detenerlos mediante una movilización internacional de los trabajadores y movimientos populares y sociales!


No se puede depositar confianza alguna en la diplomacia secreta entre los gobiernos de Estados Unidos, UE, Rusia y Ucrania, que funciona como una cortina de humo para los juegos y negociaciones geopolíticas entre imperialistas y oligarcas, compitiendo a costa de los mismos pueblos en Ucrania, Rusia, Europa oriental y occidental y en todo el mundo. Los acuerdos de Génova, del 17 de abril, tienen como objetivo inmediato, en primer lugar, el desarme político de la insurrección de los trabajadores de la región de Donbas, que fue declarada “ilegal”, mientras las pandillas nazis de Pravity Sektor y Svoboda forman parte del “gobierno” de Kiev y están integradas en la estructura “legal” de la policía y el ejército ucraniano. Ni el Kremlin ni los oligarcas, sino la clase obrera internacional es la real aliada de los trabajadores ucranianos.


Nuestros destinos están interconectados y tenemos que tomar el asunto en nuestras manos. Tenemos que combatir juntos a los mismos enemigos: el imperialismo de Estados Unidos y la Otan y sus promotores de guerra, el FMI, la UE y sus planes draconianos; los oligarcas de todo el espacio postsoviético, que incentivan el nacionalismo ucraniano y gran ruso; el odio étnico y religioso; un nuevo auge del antisemitismo y el fascismo.


Las así llamadas elecciones para el 25 de mayo son un nauseabundo fraude en tanto tendrán lugar bajo un ilegítimo y dictatorial régimen nacido de un golpe, bajo un gobierno de coalición de oligarcas y nazis, y bajo la amenaza de tanques. Llamamos a boicotear estas elecciones.


La falsa Verkhovna Rada (Consejo Supremo – Parlamento unicameral de Ucrania) de mafias oligarcas, que acaba de aplaudir fuertemente las matanzas en Mariupol, debe disolverse inmediatamente. Deben formarse Consejos de Trabajadores en todos lados y elegir delegados para un nuevo Consejo Parlamentario, en una Ucrania unida, independiente y socialista regida por los Consejos de sus trabajadores y su pueblo, no por gagnsters pagados por Washington, Berlín o Bruselas.


Llamamos a todas las organizaciones de los trabajadores, partidos de izquierda, movimientos sociales, de resistencia y por la emancipación de todo el mundo a movilizarse urgentemente por todos los medios (manifestaciones, piquetes, reuniones, materiales, etc.) para detener la criminal agresión militar contra el pueblo del sudeste de Ucrania.


No podemos olvidar que particularmente en Europa y Estados Unidos el enemigo principal está en casa: las mismas clases gobernantes de Europa y Estados Unidos que quieren transformar a Ucrania y todos los ex estados soviéticos en sus colonias, ya matan de hambre a sus propios pueblos mediante la permanente “austeridad” y el desempleo en masa. ¡Todos somos ucranianos!

Hagamos del Primero de Mayo de 2014 un día internacional de solidaridad con el pueblo ucraniano contra el régimen dictatorial en Kiev y sus jefes del oeste.


Que todo el mundo escuche nuestra voz, la voz de la clase obrera internacional: ¡No pasarán! Paz para el pueblo. Poder a los consejos de trabajadores.


18 de abril, 2014

Firman: Savas Michael-Matsas, por el EEK, Grecia; Sungur Savran, por el DIP, Turquía; Mikhail Konashev, AMO-Leningrado, Rusia; Matyas Benyik, miembro del ejecutivo de la Sociedad Karl Marx de Budapest, Hungría; Hillel Ticktin, profesor emérito de la Universidad de Glasgow, Escocia, editor de la revista marxista Critique; Yury Shakhin, Contra la corriente, Ucrania; Osvaldo Coggiola, profesor titular Universidad de San Pablo, Dirección Nacional Sindicato Docentes Universitarios (Brasil), Jorge Altamira, Partido Obrero Argentina; Néstor Pitrola, Pablo López diputados nacionales de PO-Frente de Izquierda, Argentina; Marcelo Ramal, Claudio del Plá, Gabriela Cerrano, Julio Quintana, Norma Colpari, Gabriela Jorge, Martín Dalmau, Héctor Fresina, Andrea Ruiz, Cintia Frencia, legisladores provinciales de PO-Frente de Izquierda, Argentina.

- See more at: http://prensa.po.org.ar/po1311/2014/04/24/estados-unidos-otan-ue-nazis-alejense-del-pueblo-de-ucrania/#sthash.mQ5ASnvD.dpuf

Así se cocina el tarifazo de la luz




Un convenio falaz de congelamiento

El gobierno tiene todo listo para subir más de un 800% la tarifa de la luz en la región metropolitana, de Capital y el Gran Buenos Aires.

Para proceder a la ejecución de este tarifazo, que se suma al del gas y el agua, el gobierno está acordando con las provincias -ya son 19 las que firmaron las acuerdos- lo que llama un “congelamiento” de las tarifas eléctricas (mantenerlas por un tiempo sin modificaciones), hasta que las de la región metropolitana alcancen el nivel de las que rigen en el resto del país. El freno al tarifazo en el interior, para acompañar la inflación en curso, será compensado por el Estado nacional con aportes del Tesoro para obras de transporte y distribución eléctrica. Una vez que se completen estos convenios, que negocia el ministro Julio De Vido, se hará el anuncio del tarifazo eléctrico metropolitano, que podría ser retroactivo al 1º de abril. Sin este pseudo-congelamiento en las provincias, el tarifazo metropolitano no tendría techo.

Los diarios informaron que “la relación entre los convenios con las provincias y la quita de subsidios en el área metropolitana se da porque el gobierno busca una equiparación de las tarifas eléctricas en todo el país y evitar que la quita de subsidios golpee a los usuarios del interior que ya pagan facturas muy caras”. Cuando se equiparen las tarifas en todo el país, el tarifazo continuará golpeando a todos por igual, e incluso podría comenzar un ajuste simultáneo que acompañe el crecimiento del índice general de precios. Esto luce inevitable como consecuencia del persistente aumento de tarifas de los combustibles, sea en boca de pozo, como en los surtidores.

Los diarios también reconocen que “el mayor problema que suscita el esquema de equiparación de las tarifas eléctricas es que si no se instrumenta gradualmente, los aumentos de tarifas pueden ser demasiado elevados, mucho más que los aplicados en el gas”. Se habla de aumentos de más del 800%.

Este tarifazo va a golpear muy duro, en especial en las barriadas populares, porque los usuarios no tienen gas y se siguen calefaccionando con electricidad, razón por la que registran altos consumos, que van a ser castigados con tarifas proporcionalmente más altas. También para buena parte de clase media, el impacto puede ser fortísimo porque los departamentos nuevos sólo tienen instalaciones eléctricas tanto para cocinar como para calefacción (para “ahorrar” en la edificación no se construyen instalaciones de gas), y “el consumo de kilovatios en calor es casi el doble del consumo en frío”.

Miguel Miranda

- See more at: http://prensa.po.org.ar/po1311/2014/04/24/asi-se-cocina-el-tarifazo-de-la-luz/#sthash.uv3VnNGA.dpuf

La perspectiva de este 1° de Mayo

editorial
 
Como ocurre desde hace años, la burocracia sindical de todos los pelajes ha decidido quedarse en casa el 1° de Mayo. Esto vale tanto para los que ‘juegan’ con el kirchnerismo, como para los que lo hacen con los Massa o Unen. En estas condiciones la organización de los actos del día internacional de los trabajadores, desde Santa Cruz a Jujuy, pasando por la Plaza de Mayo, quedará en manos exclusivamente de la izquierda y de los sectores combativos del movimiento obrero. Una mirada amplia debería concluir que estamos frente a un desplazamiento de fuerzas sociales y políticas, a veces lentas, otras más rápidas -ante una transición histórica.

Fiasco, y van

Todo esto ocurre luego del parazo del 10 de abril. En lugar de avanzar por este camino, el trío de Moyano-Barrionuevo-Micheli, se ha embarcado en operaciones de distracción. La del 14 de mayo, de M y B, tiene como eje central la cuestión de la seguridad, lo cual implica un cambio de agenda y el alineamiento con una política de refuerzo del Estado policial. Es el planteo de De Narváez, Massa, Scioli, Macri y Cobos. El Partido Obrero ha decidido boicotear la marcha y llama a la izquierda y al movimiento obrero a no concurrir.

El frente burocrático que convocó al paro del 10 de abril ha decidido plegarse al debate del post-kirchnerismo. Micheli, por su lado, después de canjear los piquetes por una foto con M y B, volvió a las negociaciones con Binner de cara a las candidaturas de 2015. Los burócratas de la UTA y La Fraternidad sacan sus propias cuentas. Esto tampoco durará mucho, porque la devaluación de enero pasado supone un recorrido de tarifazos y crisis típicos de un Rodrigazo.

Despidos y suspensiones

La parálisis burocrática coincide, en efecto, con la extensión de la crisis capitalista a nuevos terrenos. Existe un retroceso significativo de la producción industrial y el consumo popular. De acuerdo concifras oficiales la industria habría retrocedido un 6% respecto de marzo de 2013 y un 1,8% en relación con febrero. La caída del consumo en los supermercados es significativa. Las tasas de interés de las tarjetas de crédito superan ya el 70% anual.

Hay un crecimiento de las suspensiones y los despidos. La industria automotriz, niña mimada del modelo, ya anunció suspensiones en varias plantas y anticipa la posibilidad de despidos. Estudios privados sostienen que la Argentina podría añadir, a fin de año, un millón de nuevos desocupados. La reducción de aportes patronales, para atenuar una caída del empleo, es de puro cuño menemista, deflacionaria, como la que intentó De la Rúa de la mano de los K que militaban en el Frepaso.

Lucha
Las suspensiones y despidos descargan la crisis sobre las espaldas de los trabajadores. El parazo del 10 de abril, la huelga docente en la provincia de Buenos Aires y la que protagonizan desde hace 30 días los docentes salteños han impuesto, por el momento, un límite a esa pretensión. La contundencia de las primeras reacciones obreras obligaron al gobierno y a las patronales a cerrar paritarias, que, aunque insuficientes, estuvieron varios puntos por encima de la previsiones iniciales.
El valor de esta reacción obrera es que se ha dado cuando el gobierno ejecuta recién los primeros pasos del ajuste que tiene en carpeta. Todavía queda lo peor: un tarifazo mucho mayor en todos los servicios y en el transporte público, y una nueva devaluación que reduzca los salarios por debajo de la tasa de inflación y devaluación. En estas condiciones la aparición en escena de los despidos y suspensiones revela, por parte de las patronales, el intento de imponer un ajuste en regla valiéndose de una política de recesión económica. Pero para los trabajadores representa un desafío mayor, ya que se presenta la necesidad de combinar la defensa del salario y de las fuentes de trabajo.
El significado de la Plaza de Mayo

En este cuadro el acto en Plaza de Mayo y en todos los centros políticos del país convocado por el Frente de Izquierda y sectores combativos del movimiento obrero expresa una continuidad de los piquetes del 10 de abril, y se inscribe en la lucha por un nuevo paro de 36 horas, una huelga general y un Congreso de Bases del movimiento obrero.


El acto en Plaza de Mayo da una forma concreta, al menos hasta cierto punto, a la unidad de la izquierda y el movimiento obrero. Ninguna lucha obrera es efectivamente consecuente si no se transforma en una lucha política, en una lucha contra el Estado del capital. Necesitamos desarrollar esta perspectiva hasta el final: la unión de la izquierda y el movimiento obrero, la estrategia histórica del socialismo.

- See more at: http://prensa.po.org.ar/po1312/2014/04/30/la-perspectiva-de-este-1-de-mayo/#sthash.jVaFm0Li.zQfpoTLB.dpuf

martes, 29 de abril de 2014

Unen: se presentó en sociedad y empezó a romperse

unen frente amplio



El Unen es un mosaico de contradicciones. La perspectiva de una alianza con el PRO. Embrionario pacto político entre los K y el ‘socialismo’ de Santa Fe. Plan B: Binner y sus conversaciones con la CTA disidente.

En las 48 horas previas a la presentación en sociedad del frente FA Unen (UCR, PS, CC, PSA, Proyecto Sur, Frente Cívico de Córdoba), se produjeron los siguientes hechos: 1) Cobos reafirmó su política de alianza con el PRO de Mauricio Macri; 2) Stolbizer denostó esta política y a Lilita Carrió, que la impulsó antes que nadie; 3) Ernesto Sanz, que había declarado su acuerdo con el PRO en una segunda vuelta electoral -es decir votar al más votado en la primera de ambos- planteó, frente a la posibilidad de una crisis en el acto mismo de lanzamiento, posponer la discusión; 4) la UCR de Córdoba resolvió enviar al acto de presentación una delegación de segundo nivel, prólogo a un pronunciamiento en contra del Frente Cívico (Luis Juez) al que impugnan para cualquier construcción política común a nivel local; 5) Gustavo Vera (La Alameda) anunció que no participará del acto, como tampoco lo hizo de las reuniones previas del Unen, por no haber sido invitado; 6) al momento de iniciarse el acto en el Broadway, no había acuerdo sobre si Martín Lousteu y Alfonso Prat Gay iban a estar en el escenario -en este último caso con el apoyo entusiasta de Libres del Sur.

Como puede verse, la coalición que se presenta como una alternativa coherente frente al peronismo y la derecha, y una superación política de la vieja Alianza, es un mosaico de contradicciones a punto de estallar.

La perspectiva de una alianza con el PRO ha sumado adhesiones en cascada y ha dejado una crisis expuesta. La propuesta (hasta ahora) solitaria de Carrió tuvo el apoyo de Julio Cobos y del mismísimo presidente de la UCR, Ernesto Sanz, que expresa un desplazamiento político previo -en el que se alinean los intendentes que siguen a Cobos; la fracción de Aguad, y hasta cierto punto, Mestre en Córdoba; el aparato fiel a Nosiglia en la Capital.

Pero, además, “hasta los mismos socialistas, por boca de Binner, han hecho saber esta semana que Macri dejó de ser el límite tenebroso que habían jurado jamás cruzar” (Clarín, 19/4).


El silencio de Carrió podría ser expresión de este vuelco. Su negativa a incluirse entre los presidenciables podría deberse a una negociación con el PRO, con desenlace abierto, para ser candidata a jefa de Gobierno en la Ciudad.

Existe, sin embargo, otro flanco de crisis del que poco se habla. La presencia de los gendarmes en Rosario aparece como formando parte de un embrionario pacto político entre el gobierno K y el socialismo de Santa Fe, cuyas votaciones comunes en la Legislatura de la provincia son cada vez más frecuentes. Bonfatti, el gobernador (PS), saludó la presencia de los gendarmes y la colaboración del gobierno nacional, mientras Binner la consideró tardía e inútil. Al mismo tiempo, “empiezan a escucharse voces socialistas que reclaman darle prioridad a conservar el gobierno de Santa Fe, apretado por la inseguridad y el narcotráfico, y donde Antonio Bonfatti no tiene reelección” (ídem anterior).

Plan B
Para el caso de que se produzca una ruptura de lo que hoy se inicia, Binner -según Ambito Financiero estaría organizando un plan alternativo. Esto explicaría conversaciones reservadas con el secretario general de la CTA opositora, Micheli, a quien le ofrecerían encabezar la boleta a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires. “Las negociaciones entre Binner y Micheli son el extremo de un principio de acuerdo más amplio con la CTA disidente en caso de que la UCR logre blanquear su apetito macrista”. Esto incluiría, según el analista, la posibilidad de lanzar la candidatura a vicepresidente de Víctor de Gennaro (2/4).

¿Qué programa?

Una encuesta a cuatro de los presidenciables del Unen arrojó un resultado que es una caracterización en sí misma. Sobre la primera medida que tomaría frente a la inflación: Binner planteó “cerrar la brecha fiscal”, es decir el ajuste; Cobos, “asumirla del todo”, es decir un golpe a lo Rodrigo; Sanz y Solanas, generalidades. Sobre la intervención de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el narcotráfico, Cobos estuvo de acuerdo, Solanas y Sanz en contra y Binner se refugió en un críptico “no estaría de acuerdo con mi pensamiento de lo que fueron (sic) las fuerzas armadas”. Sobre la legalización del aborto, hubo unanimidad: Sanz y Cobos rotundamente no; Solanas, ídem pero más hipócrita -”ya tenemos el aborto no punible”; Binner: “es un tema controvertido” (La Nación, 22/4). No por casualidad, han logrado unanimidad en los temas caros para el Vaticano.
El FA Unen nace con la posibilidad cierta de autodestruirse y pulverizarse políticamente.

Christian Rath

- See more at: http://prensa.po.org.ar/blog/2014/04/24/unen-se-presento-en-sociedad-y-empezo-a-romperse/#sthash.6qhUoShx.dpuf

VALOR. PLUSVALÍA, REVOLUCIÓN



A medida que se desarrolla la producción capitalista, y con ella la productividad del trabajo, el valor de la riqueza social tiende a disminuir.  Es sencillo: se reduce el tiempo socialmente necesario para producir la masa ofrecida de mercancías. Llegado a un punto extremo de esta tendencia histórica descendente, el valor se transforma en una base muy estrecha de la riqueza social concreta, que es independiente de las necesidades elementales insatisfechas de la inmensa mayoría de la población. La riqueza social, bajo el capitalismo, no se mide en términos de capacidad de desarrollo del individuo social sino en la masa de mercancías que intercambia en forma regular, como resultado de un trabajo medido en términos de energía física dispensada. La tendencia a la extinción de la ley del valor es una manifestación del carácter perecedero o transitorio del capitalismo.

El proceso, sin embargo, no concluye aquí, porque el capital convierte a su límite en un acicate. Es así que contrarresta  esta tendencia a la extinción del valor como medida universal de la riqueza social, mediante la ampliación continua de su frontera histórica, sea mediante la extensión incesante de la necesidades sociales, sea revolucionando su radio geográfico y espacial. Cuando los teóricos del capital se quejan, con bastante frecuencia, del “consumismo”, simplemente se disparan a los pies, porque sin ese “consumismo”, el capital sufriría una ‘muerte súbita’.

A través del crédito y la especulación, procura incluso desarrollar la posibilidad – que no es más que una ilusión o espejismo - , de separar la creación de la riqueza social del trabajo social, o sea superar el ‘chaleco de fuerza’ de la ley del valor, sólo para descubrir la inutilidad del propósito a través de crisis financieras, que desploman los ‘valores’ creados en forma ficticia y que sacuden el conjunto del andamiaje económico.  El desarrollo monstruoso del armamentismo, el comercio del narcotráfico o la trata de personas, incluido el trabajo esclavo inmigrante, ilustra asimismo acerca del carácter que va asumiendo la ininterrumpida incentivación de necesidades sociales en cuanto cabe al capital. Lo mismo ocurre con la creación de productos nuevos que pierden vigencia en un período corto de tiempo (obsolescencia). El esfuerzo del capital para ir más allá de su propio límite histórico resulta en definitiva en una ampliación gigantesca del desarrollo de sus contradicciones y en el  terreno preparatorio de revoluciones sociales de mayor alcance.

La reducción, siempre relativa pero creciente, del valor creado, obliga al capital a reforzar la base fundamental del sistema: la explotación del trabajo asalariado, la creación de plusvalía. La tendencia a la extinción del valor mercantil, no disminuye sino que potencia la tendencia a la explotación de la fuerza de trabajo. La reducción relativa del valor de la riqueza capitalista, no amplía el valor relativo de la fuerza de trabajo, o sea la capacidad de adquisición de mercancías. La fuerza de trabajo es, ella misma, una mercancía. Para defender su tasa de beneficio o de ganancia en un universo de disminución del valor relativo de las mercancías, el capital necesita apretar las clavijas, más que nunca, sobre la fuerza de trabajo.  Esto explica la liquidación de derechos laborales en todo el mundo, la elevada desocupación, la extensión del trabajo precario y semi esclavo – esto no ya en Bangladesh o Vietnam sino en Milán y en el bajo Flores.

Es cierto que la composición de una canasta familiar en el siglo XXI difiere en forma sideral de la del siglo XIX; es el resultado de la enorme ampliación de necesidades sociales que ha generado el desarrollo de las fuerzas productivas capitalistas. Es claro que, hasta un cierto punto, incluso la capacidad de adquisición de una canasta moderna es mayor que la antigua, fundamentalmente debido a la enorme acción reivindicativa y revolucionaria de las organizaciones obreras a través del tiempo. Hoy mismo asistimos a victorias reivindicativas importantísimas de una clase obrera tan importante como la de China. La tendencia en su conjunto es, sin embargo, innegable: la extracción de una plusvalía cada vez mayor es el mecanismo ‘compensatorio’ ineludible a la tendencia a la extinción del valor como medida de la riqueza social, o sea a la extinción del capitalismo. Valor y plusvalor se mueven en un sentido antagónico.

Conclusión: a medida en que el capital se extingue históricamente, lo cual se manifiesta en crisis económicas e internacionales de magnitud creciente y hasta un cierto punto inéditas, la lucha entre el capital y el trabajo se acentúa, como consecuencia de la intensificación de la tendencia del capital, a defender y ampliar su derecho mismo a la existencia: la captura del valor creado por el trabajo ajeno. Las premisas teóricas y prácticas se conjugan o convergen en  la revolución.

Ver mesa de debate completa con Astarita y Gaido en la feria del libro en: https://www.youtube.com/watch?v=g3X5RBI1-P4

Fuente: http://www.po.org.ar/sitio/articulos/ver/162#.U1_eFqJrtqc

La izquierda busca exhibir su fuerza en un acto unificado

 
Día internacional de los Trabajadores 

Lo hará el 1º de mayo y apunta a reclamar un plan de lucha a la CGT y CTA

Por   | LA NACION




La izquierda organizará un acto unificado para el 1º de mayo, el Día del Trabajador, pese a las divisiones que mantienen sobre la estrategia sindical. Este acuerdo, logrado en la última semana, apunta a mostrar la fuerza del gremialismo combativo en la emblemática Plaza de Mayo y presionar sobre las centrales obreras opositoras para dar continuidad al paro del 10 de abril.
"La masiva plaza del 1º de mayo estará en dirección a una continuidad del gran paro nacional de abril, para quebrar el ajuste mediante un plan de lucha, y expresará la unidad del movimiento obrero combativo y el Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT)", se entusiasmó en dialogo con LA NACION el diputado Néstor Pitrola, del Partido Obrero (PO).

Habrá oradores de todos los sectores y el cierre del acto estará a cargo de Jorge Altamira (PO), que se perfila para su partido como el candidato a la presidencia natural de la izquierda en 2015.

La gran novedad es que, por primera vez, el PO compartirá un escenario con el polo sindical que se formó este año, con la denominación de Encuentro Sindical Combativo, y que gira en torno de las figuras de Carlos "Perro" Santillán (SEOM Jujuy), Rubén "Pollo" Sobrero (Izquierda Socialista) los referentes sindicales del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y el Nuevo MAS, entre otros.
Esta unidad en la acción -que también se vio en los piquetes organizados durante la huelga-, no ha significado zanjar las fuertes diferencias que existen respecto de la organización de un polo sindical de la izquierda. Por esta razón se decidió una fórmula para la convocatoria que incluyera al FIT y a las agrupaciones en las que se divide el sindicalismo de izquierda.

Estrategias contrapuestas

El Encuentro Sindical realizado en marzo agrupó a una parte del Frente de Izquierda (PTS e Izquierda Socialista) y otros partidos trotskistas con figuras sindicales opuestas a las direcciones de las centrales obreras, pero no necesariamente socialistas o "clasistas".

Esta postura es resistida por el PO, que reclama una definición política más clara y un fuerte alineamiento del sindicalismo con la fuerza electoral del Frente de Izquierda, que sorprendió en las legislativas del año pasado con más de 1.200.000 votos.

En esta dirección se orienta la propuesta realizada tras el XXII Congreso del PO para realizar "un congreso obrero y socialista de la izquierda y el movimiento obrero, para desarrollar en un plano más elevado la fusión creciente entre el socialismo y la clase obrera".

Pero sus socios en el frente político electoral (PTS e Izquierda Socialista) ya expresaron su rechazo. "Nosotros vemos en el movimiento obrero un importante reagrupamiento entre sectores clasistas y sectores no clasistas, pero sí combativos, en el Encuentro Sindical. Se vio su efectividad en el paro del 10 con una presencia muy importante de los sectores combativos y nos parece un error del PO no participar en este reagrupamiento", explicó el legislador bonaerense Christian Castillo (PTS).

Por su parte, el dirigente del PO Gabriel Solano explicó que insistirán en su propuesta mediante una campaña política: "Nos parece que el Frente de Izquierda queda diluido en el Encuentro Sindical. Nosotros no ponemos un límite a las personas, sino a la política, y queremos un planteamiento socialista". Confrontado con el amable pero firme rechazo de sus socios en el FIT, Solano explica: "Realizaremos una campaña política para convencer a la militancia".

Más allá del debate, el 1º de mayo será una oportunidad para que muestren su capacidad de movilización y planteen su desafío frente al sindicalismo cegetista, que se congregará en el mismo lugar dos semanas después.


 

 Fuente : http://www.lanacion.com.ar/1685604-la-izquierda-busca-exhibir-su-fuerza-en-un-acto-unificado

Por la reduccion de la joranada laboral a 6 hs en todo el mundo proletarios del mundo unios  -

lunes, 28 de abril de 2014

La ley de blanqueo K es un subsidio obrero a la patronal

trabajo en negro, precarizado ministerio de trabajo


El camino del clasismo para terminar con la superexplotación del trabajo en negro
Una reiteración de la vieja ley menemista de rebaja de los aportes patronales. Desfinanciamiento de la Anses. El blanqueo plantea una movilización social de los trabajadores.

El proyecto kirchnerista no es de blanqueo de trabajadores. Con el remanido y fracasado criterio menemista de bajar costos laborales para “crear empleo”, se pretende meter el perro de una ley de blanqueo.

El proyecto de ley establece un menú de rebajas de aportes patronales a la seguridad social de tipo decreciente, desde las Pymes (total durante dos años) hasta las grandes empresas -en este último caso, de un 25%. Lo que no podemos negar es que hay un lineamiento, porque antes se eximió de los cortes de subsidios al gas y al agua a las empresas. Es decir que se ha iniciado un ciclo de reforzamiento de los subsidios y exenciones del Estado a las patronales, a expensas de los trabajadores.
En el caso de la mal llamada ley de blanqueo es claramente a expensas de los trabajadores porque la ley afecta los aportes, por ejemplo jubilatorios. Y si bien al trabajador se le reconocerían los años de aportes, la rebaja desfinancia el sistema en su conjunto y, por lo tanto, afecta la movilidad jubilatoria. Es un golpe a la jubilación, que no es otra cosa que un salario diferido, en beneficio de los capitalistas. Refuerza las rebajas patronales de los ’90 que han desfinanciado a la Anses en miles y miles de millones de pesos desde hace 20 años.

Luego, el largo articulado de creación del Repsal, un registro de los empleadores en negro, es más de lo mismo, porque depende de las inspecciones que hasta ahora permitieron que el trabajo en negro llegue al escalofriante 35%. Claro, en muchos casos los propios inspectores están precarizados, como contratados o monotributistas.

El Estado nacional -y todos los demás, provinciales y municipales- no han empezado por casa. Los monotributistas en los que compiten el cristinismo, Macri y otros gobernadores son un abierto fraude laboral practicado por el Estado encargado de “combatir” el trabajo en negro.

Desaparecido Laclau, el “relato” sigue vivo. Los “nacionales y populares” no visten el proyecto de rebajas patronales de “antidesocupación”, porque su relato indica que no hay casi desocupados, algo completamente falaz si miramos los falsos empleos de Argentina Trabaja y demás planes sociales, y la descomunal magnitud de la AUH. Prefieren vestirlo de ley de blanqueo o combate al trabajo en negro que ellos mismos propiciaron y permitieron.

El combate al trabajo en negro no pasa, claro está, por falsas inspecciones de un Estado negrero -y coimero-, y mucho menos por rebajas de aportes patronales a la seguridad social. El pago de trabajadores en negro requiere de finanzas en negro y la rebaja de aportes podrá favorecer a los empresarios que toman algún trabajador -estamos en tiempo de despidos y suspensiones-, pero el que tiene un circuito económico en negro no lo cambia por una rebaja de aportes, porque sufre el impacto del blanqueo de toda la porción de la actividad económica que corresponde al trabajador empleado. La ley es inútil además, antes de empezar a aplicarse, en los salarios que se pagan parte en negro y parte en blanco, porque se trata de “viejos” trabajadores que no califican para la rebaja de aportes.

En resumen, es una estafa política. El blanqueo de los trabajadores tiene que intervenir en función de una movilización social de los trabajadores mismos para denunciar su situación y garantizar su registro. Esto requiere brindar estabilidad laboral, por ejemplo por cinco años, a todo trabajador que por carta documento reclame su registración y/o su blanqueo salarial parcial. Otra medida clave para combatir el trabajo en negro es la elección de delegados, convocada haya o no haya afiliados a un sindicato determinado, en todos los lugares de trabajo para reforzar la cohesión de los trabajadores que tienen que encarar su lucha legal por el blanqueo. Por supuesto, otra contribución a la lucha por el blanqueo es terminar con el curro de la tercerización, a menudo en negro, mediante la vigencia irrestricta del convenio principal de la empresa o actividad de que se trate. Este es el camino del clasismo y la izquierda para terminar con el trabajo en negro, fuente de la más extrema flexibilidad laboral y miseria salarial.

- See more at: http://prensa.po.org.ar/po1311/2014/04/24/la-ley-de-blanqueo-k-es-un-subsidio-obrero-a-la-patronal/#sthash.Ieh8co82.dpuf

El derecho a luchar

Diana-Conti4




Movilicémonos contra la ley antimanifestación y antihuelga



El proyecto de Kunkel, la ex derechohumanista Diana Conti y compañía es un ataque al más importante de los derechos arrancados por la lucha popular: el derecho a la manifestación popular.


El Estado destinatario del reclamo será, por el artículo V, el encargado de declarar legítima o ilegítima una manifestación de cualquier tipo, previo aviso 48 horas antes. Es un claro camino hacia un Estado policíaco. El mismo artículo ataca el derecho de huelga, porque ilegitima la manifestación que “impida el normal funcionamiento” de servicios públicos de seguridad, salud o educación -o sea que se arrima a la figura antihuelga de “servicios esenciales”.


Hoy, el encargado de semejante tarea sería el ex militar “nacional y popular” Sergio Berni, porque la jurisdicción se fija en el Ministerio de Seguridad. Pero mañana podría ser el funcionario que designe Massa, Cobos o Macri, es decir que el kirchnerismo le prepara el terreno a la derecha, mientras él mismo refuerza su curso derechista.


El contexto de esta ley es el de las grandes huelgas docentes, que movilizaron, sin permiso desde luego, a decenas de miles prácticamente a diario durante los 17 días de lucha en la provincia de Buenos Aires; lo mismo ahora en Salta, donde fueron reprimidos, y así en Santiago, La Rioja, Neuquén, etc. En el contexto de un paro nacional en el que 13 ó 14 millones de trabajadores pararon, con más de cien piquetes que excedieron a la izquierda porque el gremio de camioneros, con o sin autorización de Moyano, hizo decenas de ellos y aun los de Barrionuevo en Córdoba. La ley llega en el año que debutó con más de cien piquetes diarios en la zona metropolitana por los cortes de luz y agua.


Es decir que la ley llega ante la emergencia social y la movilización popular que desata el naufragio del régimen, la devaluación, los tarifazos, las paritarias a la baja y todo el ajuste en marcha. Es un tributo a la “seguridad jurídica” que reclaman el pacto con Chevron, el repago de las deudas buitres de todo color y pelaje, y la ola de despidos y suspensiones que ya desataron huelgas y ocupaciones de fábrica. Es una ley por cuenta y orden del FMI, su articulado precede al famoso artículo cuarto de monitoreo. Es la ley de la “libertad de trabajo”, el viejo sanbenito de la Sociedad Rural y la UIA.


Pero tampoco se trata de un rayo en cielo sereno. Esta ley es un eslabón más que delata la faceta represiva del kirchnerismo: la ley antiterrorista, el Proyecto X, el vuelco de la Gendarmería al control social y represivo interno, la condena a los petroleros de Las Heras y la cárcel a varios de sus dirigentes por conflictos laborales, los miles de procesados por protestas, la designación de Milani al frente del Ejército, el cual ya se vuelca a tareas internas.


Kunkel, con total cinismo, ha dicho que la ley no “penaliza” ni “criminaliza”. Claro, directamente reprime, eso sí con armas “no letales”. Por otro lado, ilegaliza por anticipado toda manifestación que colisione con figuras del Código Penal. Esto debe ser mirado con especial atención, porque ahora ya no serían los jueces quienes deciden qué derecho es superior, si el derecho a circulación o el derecho de manifestación o huelga -o mejor, los derechos que esas manifestaciones defienden como un salario o una jubilación que no alcanzan para el alimento, la vivienda, la vida u otros derechos supremos. Ahora será Berni quien decida el derecho prioritario en el equilibrio de derechos constitucionales.


La ley es un clavo más en el réquiem del kirchnerismo, agravará su disgregación política, es una bandera más que toma de la derecha, de sus crecientes acuerdos directos o indirectos con el macrismo y toda la derecha -que de hecho aplaudió a la presidenta en la Asamblea Legislativa cuando marcó este rumbo. El “despegue” de último momento del Ejecutivo, a través de Capitanich, es otro síntoma de la disgregación K. Por si las moscas, tratan de salvar a Cristina para evitar más rupturas internas.


Se pueden perder muchos derechos, de hecho la descarga de la crisis capitalista sobre las espaldas populares nos quita uno todos los días. Pero en esta ley se juega la pérdida del derecho a luchar, tal vez el principal de los derechos. Si no, digámosle a los manifestantes del 17 de octubre, el Cordobazo o el Argentinazo del 19 y 20 de diciembre de 2001, quienes cambiaron el rumbo del país, que debieron pedir permiso 48 horas antes.


Todas las clases populares se han movilizado en los últimos años. Llamamos a un gran frente de lucha a todos los movimientos populares para impedir este atropello, de cuajo, por completo, fuera de toda discusión sobre sus artículos. Llamamos a una gran movilización política y popular, incluidas grandes manifestaciones en su contra.

- See more at: http://prensa.po.org.ar/po1311/2014/04/24/el-derecho-a-luchar/#sthash.NmrUQ2HY.dpuf

domingo, 27 de abril de 2014

DIANA CONTI: "ZANAHORIA PARA HACER PASAR EL GARROTE"


El diputado nacional del Partido Obrero Néstor Pitrola, integrante del bloque Frente de Izquierda y los trabajadores se refirió al nuevo proyecto de Diana Conti del FPV y Alicia Comelli del MPN neuquino.

Pitrola declaró "Conti y Comelli ofrecen una zanahoria para hacer pasar el garrote de la represión a las manifestaciones populares". "Su proyecto incluye una amnistía a los procesados por luchar que no merecen ninguna amnistía porque no cometieron ningún delito, sólo salieron a reclamar por sus reivindicaciones" "Se trata además de una versión más sofisticada del mismo cinismo de Kunkel, no se 'penaliza' más, directamente se reprime a la manifestación (y ojo, también la ocupación de fábrica, por ejemplo), luego de una mediación que está en manos del estado destinatario de la protesta o el reclamo". "Conti y Comelli quieren confundir con más proyectos de presunto 'consenso' para hacer pasar el debate y luego la ley antimanifestación que ataca también el derecho de huelga".

Pitrola concluyó "No sólo rechazaremos y nos movilizaremos contra esta vuelta de tuerca represiva para hacer pasar el ajuste, los despidos y la miseria social creciente"
"El martes, en audiencia pública en diputados estaremos presentando junto a más de 10 diputados, un proyecto de extinción de causas por protestas sociales" "El kirchnerismo toma todas la banderas de la derecha, desde la indemnización a Repsol hasta la represión al movimiento popular"

PARTIDO OBRERO

Las conclusiones políticas del XXII Congreso del Partido Obrero

XXII congreso


El XXII Congreso del PO sesionó durante los cuatro días de la Semana Santa. Fue, como esperábamos todos, un intenso laboratorio de elaboración política. Los casi 400 delegados, electos sobre la base de uno por cada diez militantes, fueron la expresión del avance significativo que el partido ha logrado durante el último período, en el cual se incorporaron centenares de luchadores del movimiento obrero y de la juventud. El congreso permitió constatar que el Partido Obrero, en tanto organismo vivo que se desarrolla con la lucha de clases, vive una transición generacional y política, caracterizada, por un lado, por la afluencia de nuevos contingentes de militantes, muchos de ellos jóvenes, y, por otro lado, por la incorporación de muchos compañeros que provienen de otras tendencias políticas, pero especialmente de otras tradiciones políticas, en especial del peronismo. Para todos ellos, el congreso fue un acontecimiento intensamente formativo, el puente político de una transición de carácter militante.

Transición
El congreso partió de la comprensión de la transición que vive el propio Partido, pero que representa una transición general de la situación histórica tomada en su conjunto.

La bancarrota económica de Argentina, que se manifiesta en forma cada vez más aguda a partir de 2011, es la consecuencia del fracaso de la reconstrucción capitalista del país operada por el kirchnerismo para salir de la crisis del 2001-2002. O sea que integra un ciclo, vinculado -como es obvio- a la situación mundial. La “reconstrucción de la burguesía nacional” (o sea el rescate del capital) consistió en utilizar la recuperación económica subsiguiente para transferir al Estado, a los contribuyentes, los trabajadores y los jubilados la hipoteca internacional dejada por la convertibilidad. Como consecuencia de ello, la deuda pública es en la actualidad superior a la de 2001, luego de haber reducido a la mitad la deuda con los acreedores internacionales. El rescate del capital se tradujo también en la salida de recursos en gran escala al exterior, por medio de transferencia de utilidades y fuga de capitales, requeridos por la bancarrota de las casas matrices en las metrópolis. De aquí el vaciamiento energético, el déficit fiscal y la importación de combustibles, así como la inflación. La crisis actual tiene, por lo tanto, un carácter estratégico, porque expresa el fracaso de la reconstrucción capitalista sobre sus viejas bases. Es una expresión aguda, también, del fracaso del nacionalismo de contenido burgués. El nacionalismo ha dejado un balance de precarización y pobreza de más de un tercio de la población -o sea, la mitad de los trabajadores-, salarios condicionados a las horas extras y a los premios por productividad, y jubilaciones de miseria. Ha sido un instrumento político de la superexplotación de la fuerza de trabajo.

Una conclusión fundamental del congreso fue que la devaluación de la moneda y la entrega acelerada al capital internacional dará lugar a la acentuación de los desequilibrios económicos, que se manifestarán en tarifazos, nuevas devaluaciones y mayores ajustes contra los trabajadores. Una expresión irrefutable de la bancarrota son las tasas de interés usurarias, en dólares, que pagan el Estado nacional y el Banco Central.

Nacionalismo burgués
En la caracterización de la transición, el Congreso se esforzó en remarcar la conexión entre la bancarrota económica y el nuevo agotamiento de una experiencia de nacionalismo burgués. Del cambio de frente de la clase capitalista, luego de la quiebra de 2001-2002, del campo de la dolarización al de la pesificación, asistimos ahora a otro cambio de frente: el que pilotea el kirchnerismo a la búsqueda de asistencia financiera internacional. De lo mismo forma parte el acuerdo de libre comercio en marcha entre el Mercosur y la Unión Europea, que involucra, por lo tanto, a los ‘nacionales’ de Brasil y Venezuela. El agotamiento de esta experiencia es la base de la descomposición del frente kirchnerista, que se ha dispersado en varias coaliciones políticas opositoras.

Argentina asiste a un avance de la descomposición del peronismo, en el que todas las coaliciones pejotistas buscan de modo abierto el voto no peronista. Néstor Kirchner fue un ‘adelantado’, cuando se propuso crear dos polos -de centroderecha y centroizquierda- que pusiera fin al pejoto-peronismo. En el seno del activismo y de las masas, esta desperonización es, naturalmente, mucho más acentuada.

Otro elemento de la transición es la descomposición del centroizquierda, que se ha pasado con armas y bagajes a un derechismo desvergonzado; en el camino ha dejado destrozada a la izquierda democratizante, que buscaba en la centroizquierda la posibilidad de un frentismo ‘plural’. De esta crisis implacable, que no deja títere con cabeza, se ha nutrido el Frente de Izquierda y de los Trabajadores. El centroizquierdismo ha quedado reducido a algunos dirigentes de la CTA-Micheli. La izquierda democratizante se encuentra realizando maniobras desesperadas para llevar al Frente de Izquierda a unas internas sin contenido ni principios -lo más parecido a un bingo.

La transición
en el movimiento obrero

La transición en curso se manifiesta en el movimiento obrero y sus organizaciones: la disgregación de la burocracia sindical y el crecimiento -aunque aún no generalizado- de las corrientes clasistas. Se trata de una tendencia largamente inscripta en el último medio siglo. La burocracia se encuentra dividida en varias centrales, pero también dentro de ellas. Porque también ha perdido peso político propio, en contradicción con los avances que ha registrado la organización obrera en la base. Los candidatos postulados por el moyanismo y la CTA hicieron el ridículo. Políticamente, los trabajadores no los tuvieron en cuenta. La burocracia sindical no se despega de la descomposición del peronismo.

La huelga docente de 17 días, en la provincia de Buenos Aires; el paro nacional del 10 de abril y la huelga docente de Salta expresan la tendencia de fondo en el movimiento obrero contra el ajuste de oficialistas y opositores. La resistencia masiva y creciente de los trabajadores contra el ajuste plantea de este modo la cuestión de la huelga general, como ocurriera con el Rodrigazo de 1975, contra Isabelita-López Rega. El Congreso del Partido Obrero, en lo que fue uno de sus debates más desarrollados, concluyó que la lucha por la huelga general contra el ajuste debe plantearse en forma conjunta con la convocatoria a un congreso de bases del movimiento obrero: la huelga política de masas debe estructurar a la clase obrera como un sujeto político social independiente.

El crecimiento de la izquierda de los sindicatos tiene raíces en el conjunto del proceso político. De acá se desprende que el trabajo en los sindicatos y empresas debe ir de la mano de un trabajo político integral; no en sí mismo, sino vinculado a la crisis política y al desarrollo de un partido propio de la clase obrera. Para desenvolver este trabajo, el congreso votó impulsar la salida de un periódico sindical de la Coordinadora Sindical Clasista-PO.

La izquierda
El congreso consideró el crecimiento del Frente de Izquierda como un elemento fundamental de la transición política.
Los resultados en Salta, en cuanto entrañan un enfrentamiento directo con el peronismo y su gobierno, constituyen la expresión más clara del contenido histórico potencial de esta transición. El Frente de Izquierda se ha convertido en un polo imantado, en una fuerza de atracción sobre los trabajadores sin tradición de voto a la izquierda y sobre los sectores intermedios.

El proceso político objetivo que canaliza el Frente de Izquierda tiene lugar junto a una crisis creciente en su interior, que se manifiesta de diversas maneras, pero por sobre todo en el intento de crear alternativas políticas antagónicas disimuladas como sindicales. Esa crisis no se manifiesta, al menos objetivamente, en la exteriorización de diferencias de principios y de programas. Esto lo prueba el Manifiesto Político, redactado por el Partido Obrero y suscripto por unanimidad en el Frente. Las diferencias programáticas pueden superarse por medio de la discusión o dar lugar a compromisos de acción práctica común; la lucha faccional y la intriga crean situaciones insuperables y son liquidacionistas. En la izquierda revolucionaria, el futuro que se anida en la transición política sufre el grillete y el peso de una inmadurez histórica y del sectarismo con el carácter del propio frente.

El llamado Encuentro de Atlanta emerge, en especial en este cuadro faccional, como un bloque político antagónico al Frente de Izquierda. Especialmente porque no se ha formado en la claridad, es decir, sobre la base de una delimitación sobre la necesidad de una acción política independiente de parte de los trabajadores y la lucha por un gobierno de trabajadores. No es casual que en ese Encuentro se metiera enseguida el caballo de Troya del seguidismo al moyanismo. El Encuentro, como bloque, participó de la huelga del 10 de abril pasado sin una delimitación de la burocracia sindical. Por eso no quiso firmar la declaración presentada por el Sindicato del Neumático de San Fernando, que jugó un gran papel en la huelga. La ausencia de un planteo de independencia política de clase, que se expresa en el desarrollo del Frente de Izquierda, crea un vacío que pretende ser llenado por una corriente pseudopluralista y democratizante.

Un congreso

político, obrero y socialista

Atendiendo a todos los elementos que caracterizan la transición política en curso, el XXII Congreso del Partido Obrero resolvió interesar al Frente de Izquierda en la realización de un congreso obrero y socialista de la izquierda y el movimiento obrero, para desarrollar en un plano más elevado la fusión creciente entre el socialismo y la clase obrera, o sea para operar el tránsito definitivo del ciclo de la burocracia de colaboración de clases y del peronismo hacia la preparación del gobierno de los trabajadores. El congreso debe ser preparado con un método, o sea con la propuesta de un programa y una organización definida de la discusión de ese programa. Debe servir para mostrar que, en la crisis nacional, hay una salida revolucionaria más allá de los cuatro jinetes del apocalipsis que promueven las patronales. El congreso deberá desarrollarse sobre la base de un frente único y de los métodos del frente único.
El eje programático del congreso es, como no podría dejar de ser, la independencia política de la clase obrera y la lucha por el gobierno de los trabajadores. Estos principios se encuentran desarrollados en el Manifiesto Político del Frente de Izquierda. Contra el inmovilismo fatal que genera el faccionalismo sin principios, llamamos a convocar a un congreso obrero y socialista del movimiento obrero y la izquierda, que potencie la iniciativa política de los revolucionarios.
Mediante la fusión del movimiento obrero y la izquierda revolucionaria, expulsaremos a la burocracia de los sindicatos, los cuales se convertirán en democráticos e independientes, y en instrumento poderoso de la lucha de la clase y de su desarrollo político, y sentaremos la premisas históricas, únicas, de un partido de trabajadores auténtico.

Gabriel Solano -
Jorge Altamira

- See more at: http://prensa.po.org.ar/po1311/2014/04/24/las-conclusiones-politicas-del-xxii-congreso-del-partido-obrero/#sthash.xSL9rFDI.dpuf

sábado, 26 de abril de 2014

Campaña nacional por el cierre de las causas de ATE Educación

cierre de las causas de los compañeros ATE

La elevación a juicio de la causa contra los seis compañeros de ATE Educación -pedida por el fiscal, que se realizó en el curso de la huelga de docentes y estatales contra el ajuste y el cepo salarial de CFK-Scioli y De Lucía (ministra de Educación de la provincia de Buenos Aires)- es un intento de golpear al activismo más avanzado del movimiento sindical provincial y quebrar los conflictos en curso. El acuerdo salarial miserable firmado por UPCN y rechazado por la mayoría de los gremios estatales ha tenido en la Dirección General de Escuelas uno de los centros más masivos del rechazo, con asambleas de cientos y una huelga prácticamente indefinida en paralelo a la de los docentes, al punto de neutralizar la acción de la patota de UPCN en el ministerio. La patota de UPCN ha sido promotora de esta elevación a juicio no sólo por el rechazo a su acuerdo salarial miserable. Bajo nuestra orientación, siguen pasándose afiliados de UPCN a ATE, como lo hicieran masivamente durante la huelga de 2012 por la que encausan a los compañeros.

Dos compañeros procesados encabezan la Lista 3 de la CTA: Alejandro Sánchez Moreno, de la seccional La Plata-Ensenada, y María Inés Churi Uro, de la lista provincial. Nuestra campaña por la Lista 3 debe ir asociada al cierre de las causas.

La campaña que se requiere para enfrentar esta ofensiva debe apoyarse en la solidaridad de todo el movimiento obrero a nivel nacional contra la criminalización a la protesta, pero especialmente en los miles de docentes bonaerenses. En ese sentido, impulsamos una agitación masiva en la base docente, así como una discusión con todas las direcciones sindicales docentes y del conjunto de las centrales sindicales que vienen de choques públicos y virulentos con esta administración.

Reflejando esta situación, la campaña debe tener como consigna: “Que se cierre la causa trucha contra los trabajadores de Educación. Ningún rehén para el ajuste de Scioli y De Lucía”.

El principal instrumento de campaña es un pronunciamiento para ser firmado por dirigentes sindicales, políticos, estudiantiles, de derechos humanos, periodistas e intelectuales de todo el país. Cada comité a lo largo del país debe tomar esta actividad.

Organizaremos para la segunda semana de abril una conferencia de prensa en la Legislatura para presentarlo -invitando a diputados, sectores sindicales, estudiantiles, de derechos humanos, la izquierda-, donde se anuncie la campaña contra el juicio. Al mismo tiempo presentaremos un proyecto espejo en el Congreso Nacional.

Para mediados de abril organizaremos una movilización al juzgado, en la que se pedirá una reunión con el juez para rechazar la elevación a juicio y hacer nuestros planteos de nulidades. El 14 de mayo se cumple un año de la detención arbitraria e ilegal de los imputados, y es ocasión para la realización de un acto y festival masivo en apoyo a los compañeros, para el cual es clave la colaboración del Frente de Artistas.

- See more at: http://prensa.po.org.ar/po1311/2014/04/24/campana-nacional-por-el-cierre-de-las-causas-de-ate-educacion/#sthash.hpGVhOxm.dpuf

Una fauna repetida

Por: Diego Rojas

Los niños pueden encontrar un placer indecible en la repetición. Se puede observar en la realización incesante de un sonido cuando están formándose en el habla o en la observación de una acción que piden se realice una y otra vez y, más tarde, en la capacidad de solicitar el mismo cuento sin importar que ya les haya sido leído una cantidad de veces cercana al infinito. Es cierto que no les importa conocer de antemano cuál es el final. Quizás se pueda señalar una similitud en cierto sector de la política argentina que insiste una y otra vez en la constitución de proyectos ya probados, repetidos, y culminados en fracasos estrepitosos. Tal es el caso de la coalición Frente Amplio-UNEN, de reciente debut en un teatro de la calle Corrientes.

El experimento remite directamente a la historia de la Alianza, de trágica culminación, no sólo por reaparición de los personajes y partidos que integraron uno y otro frente, sino porque ambas fuerzas se asemejan mucho en su espíritu. Después de la nefasta década menemista, los sectores de la progresía decidieron que había que conformar una coalición lo más amplia posible para evitar la continuidad de aquel peronismo que había arruinado al país. Así las cosas, se unieron los centroizquierdistas del Frente Grande -que ya habían mutado en el Frepaso- con los representantes del centenario partido radical, que finalmente se hizo -elecciones internas mediante- con la candidatura presidencial en la figura de Fernando de La Rúa. En medio de la crisis, esta coalición ganó las elecciones. Pero no sólo no detuvo la crisis, sino que la profundizó -valga recordar que la primera acción de gobierno de la Alianza fue la represión de la Gendarmería en el puente de Corrientes, que valió dos muertos-. Los dos años del gobierno de la Alianza estuvieron signados por la corrupción -producida desde el Ejecutivo mismo para imponer una reforma laboral contra los derechos de la clase trabajadora, conocida popularmente como el “caso Banelco”-; el ajuste -se debe recordar la quita salarial del 13% impuesta por el breve ministro Ricardo López Murphy-; la esterilidad política -marcada por el regreso del menemista Cavallo a la esfera ministerial, que incautó los ahorros bancarios de la clase media- y la represión. 
 
Ante las manifestaciones populares contra la gigantesca desocupación, el ajuste, el hambre y el desdichado proyecto político, el entonces presidente De la Rua declaró el Estado de Sitio. Nadie lo acató. Se produjo entonces el Argentinazo: la más grande rebelión de la historia reciente protagonizada por centenares de miles de personas en todo el país unidos bajo la consigna “Que se vayan todos”. (Es necesario señalar también, que desde la oscuridad de la política y de las intendencias se impulsó una política desestabilizante, sin embargo, la genuina irrupción de masas aquellos 19 y 20 de diciembre de 2001 fue el factor central de aquel momento político). De la Rua cayó. Antes de firmar la renuncia e irse de la Casa Rosada en helicóptero, su política represiva costó la vida de 35 manifestantes en toda la nación.
Muchos de los protagonistas de tal tragedia política se reconvirtieron al kirchnerismo, tal es el caso de Nilda Garré, de Juan Manuel Abal Medina, Carlos “Chacho” Álvarez, Eugenio Zaffaroni, Juan Pablo Cafiero, Adriana Puigross, Aníbal Ibarra, Diana Conti , Juan Pablo Cafiero entre muchos otros. Una considerable cantidad de aliancistas es parte hoy del Frente Amplio Unen, cuya columna vertebral es el partido radical. FAUNEN es definido, a veces, como la oposición progresista al gobierno K -pese a que, repetimos, la UCR lo integre-, otras veces quisiera ser mencionado como una opción republicana al populismo kirchnerista. 
 
Allí estriban desde la incierta Elisa “Lilita” Carrió -quien, a horas de fundada la coalición, admitió que ella no votaría a varios de sus miembros-; el insistente cineasta Fernando “Pino” Solanas; el ex kirchnerista Julio Cobos -que fuera vicepresidente de Cristina Fernández (cuyos partidarios suelen denominarlo con el mote de “traidor”)-; los ex guevaristas y ex kirchneristas de Libres del Sur -cuya figura sobresaliente es Viki Donda, una combativa y joven diputada, hija de desaparecidos y de gran simpatía-, el tradicional boina blanca Ernesto Sanz y el diputado socialista Hermes Binner, de dudoso carisma y de certera política pro sojera en su provincia, Santa Fe. También anidan allí los liberales Martín Lousteau y Alfonso Prat Gay, Margarita Stolbizer del partido GEN y Luis Juez y Norma Morandini, del Frente Cívico de Córdoba, entre otros.

La coalición carece de programa. Por caso, Libres del Sur y Pino Solanas apoyan al chavismo venezolano mientras que Lila -como se la conoce divertida y cariñosamente- y gran parte del frente hubieran votado a Capriles. Viki Donda milita por el derecho al aborto mientras que Carrió lo repele y Hermes Binner plantea que es un asunto “muy complejo” -su falta de definición, debe decirse, avergonzaría a la precursora Alicia Moreau de Justo-. Ernesto Sanz se opuso al paro del 10 de abril, mientras que un sector de Libres del Sur integró sus piquetes. Y así.

Ante el ajuste kirchnerista y su evidente fin de ciclo, cierto sector de la sociedad querría garantizar su reemplazo por fuera de alternativas peronistas y por eso apoya a FAUNEN. En la propia coalición existen sectores que quisieran sellar un acuerdo con el derechista PRO para ampliar su campo de referencia. Sin embargo, ante la crisis económica y política y ante la ortodoxia fondomonetarista de los K, lo menos que se necesita es una alternativa desesperada. Faltan eternidades -de acuerdo a los tiempos políticos de la Argentina- para las elecciones de 2015, pero debe señalarse que la desorientación programática marca el sino de FAUNEN y que su existencia sólo puede caracterizarse por el ánimo de buscar una alternativa desesperada a este gobierno. Quizás sea inapropiado repetir dos frases que sobrevolaron la fundación de FAUNEN en el imaginario de un sector de nuestra sociedad. A riesgo de ello, permítaseme citar a Jorge Luis Borges en su verso: “No los une el amor, sino el espanto”. Y a Carlos Marx en su conocida sentencia: “La historia se repite dos veces, la primera como tragedia, la segunda como farsa”. Abusaré del lector al añadir que es pertinente la mención a Marx, ya que será su legado y la acción política de sus seguidores la que pueda definir una alternativa al calamitoso estado de las cosas de esta nación tan querida y tan tremenda..
 
Fuente : Infobae

viernes, 25 de abril de 2014

Proyecto contra la criminalización de la protesta


El 29 de abril, varios diputados y organismos de derechos humanos anunciarán la presentación en el Congreso de un proyecto de ley para extinguir las causas penales iniciadas contra miles de trabajadores y luchadores por su participación en movilizaciones por reclamos populares. La iniciativa recoge la firma de una docena de diputados, entre los que se encuentran los representantes del Frente de Izquierda Néstor Pitrola y Pablo López, Virginia Linares, Nicolás del Caño, Víctor De Gennaro, Claudio Lozano, Victoria Donda, Facundo Moyano y Omar Plaini. Lo apoyan también, en forma decidida, los organismos de derechos humanos independientes, nucleados en su mayor parte en el Espacio Memoria Verdad y Justicia.

Proyectos similares fueron presentados en los últimos años, pero perdieron estado parlamentario Las organizaciones de derechos humanos y sindicales estiman en más de 5000 a los luchadores populares procesados. La judicialización ha tocado extremos, como ocurre de la localidad de Las Heras, Santa Cruz, donde cuatro trabajadores fueron condenados a prisión perpetua en un juicio infame por un crimen que no cometieron. Asimismo, otros delegados y obreros petroleros se encuentran encarcelados desde hace ya dos meses, en prisión preventiva, por protagonizar un reclamo gremial. Esas acciones represivas respaldadas por el poder político se encuentran al servicio de los pactos con Chevron. Por ese motivo, precisamente, silencian estas arbitrariedades, incluidos los organismos derechohumanistas para estatales, y se oponen al desprocesamiento. Por su parte, Scioli y su ministra Nora de Lucía están impulsando el procesamiento de los dirigentes de la combativa Junta Interna de Ate Educación de La Plata.

Evidentemente, este proyecto contrasta con la ley impulsada por el oficialismo contra las manifestaciones populares, y con el plan de ajuste.

El Partido Obrero forma parte de esta iniciativa legislativa y reclama el cese de toda persecución contra los luchadores.
Una movilización a las puertas del Congreso acompañará el anuncio.

Desprocesamiento ya. No a la ley anti piquetes.

Absolución de los trabajadores de Las Heras, libertad a los petroleros detenidos.
 
http://apelabogados.blogspot.com.ar/2014/04/actividad-parlamentaria-proyecto-contra.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera