The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 1 de febrero de 2015

Asociación de muertes


Escribe Martín Kohan

Yo prefiero decirlo al revés: que la bala que rozó el corazón de Néstor Kirchner mató a Mariano Ferreyra.
Invirtiendo el orden de los factores, se altera visiblemente el producto. Se entiende, o pretendo que se entienda, que esa bala figurada que rozó figuradamente el figurado corazón de Néstor Kirchner, a Mariano Ferreyra en cambio lo mató pero de verdad.
O que la bala que a Néstor Kirchner, según lo dicho, apenas lo rozó, a Mariano Ferreyra no lo rozó: le dio de lleno y le quitó la vida.

Lo que en aquel momento atinó a expresar el hijo mayor de Kirchner, y que acostumbra a citar su mamá, adquiere así, con sólo dar vuelta sus términos, un carácter bastante distinto.

No sabemos (o al menos yo no sé) quién mató a Alberto Nisman: si fue él mismo o algún otro.
Tampoco sabemos (o al menos yo no sé) quién indujo esa muerte o envió a ejecutarla. Pero en cambio sí sabemos (y si asocio un caso con el otro es porque la Presidenta, la otra noche, por cadena nacional, los asoció) quién mató a Mariano Ferreyra, quién era el que lo mandó a matar y en qué consistía su poder.
El responsable del hecho, ya que no su ejecutor, se probó que fue José Pedraza. Es cierto: Pedraza fue condenado y ahora está preso. Acaso por lo que la Presidenta, la otra noche, manifestó por cadena nacional, otra vez en sentido figurado: que ella no estaba casada con nadie (o lo estaba solamente con Néstor, aunque eso en sentido literal).
Que el burócrata esté en prisión, sin embargo, no impide que el poder de la burocracia sindical perdure.
Lo comento porque una de las diversas razones por las que voto a las fuerzas de izquierda, elección tras elección, siempre con un acompañamiento insuficiente por parte de mis conciudadanos, es que pienso que es preciso acabar con la burocracia en los sindicatos.
También pienso, y lo digo ya que el tema entró en auge, que era preciso acabar con esas turbias bandas mafiosas llamadas servicios de inteligencia del Estado.
Pero, ¿por qué hizo falta una muerte, por qué tuvo que haber un muerto, para decidirse a intervenir en el tema? ¿Y por qué debió morir Mariano Ferreyra para que el escabroso poder de la burocracia diese al menos un paso atrás?
Ha habido muchos muertos en la historia argentina, tanto por un factor como por el otro, víctimas de un poder tanto como del otro. Con una verdadera memoria, no se habría precisado ni un solo muerto más para tomar ciertas decisiones. 



Fuente: http://www.perfil.com/columnistas/Asociacion-de-muertes-20150130-0059.html?no_mobile_check_var=true

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero