The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

sábado, 21 de febrero de 2015

La tragedia tiene responsables

Edición Impresa #1351 | Por Eduardo Salas
 
CORDOBA - CATASTROFE EN SIERRAS CHICAS

El "tsunami" capitalista
 
Siete muertos y un desaparecido; más de 1.500 viviendas afectadas; más de 1.000 evacuados; 12 puentes destruidos, rutas y calles destrozadas; viviendas, negocios y hasta escuelas con la pérdida total de sus muebles; ruptura de torres de alta tensión y de acueductos. Este es el balance preliminar de la catástrofe de las Sierras Chicas en Córdoba. 
 
De la Sota ha salido a decir que era una catástrofe difícil de preveer, ya que la magnitud de la lluvia caída superaba cualquier predicción. Pero desde 2006 a la fecha, todas y cada una de las localidades de la zona sufrieron alguna catástrofe, como resultado de crecidas y desbordes de los ríos. Si a esto sumamos las del resto de la provincia, los desastres no son la excepción sino la regla, y tienen responsables directos. Por un lado, la política del gobierno y la oposición, de fuerte impulso a la deforestación, el desmonte y a la especulación inmobiliaria, terminaron avanzando sobre lotes y terrenos que debían permanecer forestados, y sobre cursos de agua.
 
En paralelo a esta especulación, y como resultado de ésta, creció el déficit de la vivienda. La mayor parte de los afectados se habían asentado en zonas inundables e inhabitables, ante la imposibilidad de acceder al alto costo de los terrenos. En las orillas de los que parecen mansos ríos, construyeron sus casas quienes fueron expulsados de la capital provincial por el alto costo de alquileres y propiedades. Mientras tanto, los countries crecen como hongos y se avanza en el desmonte, afectando el curso de los ríos y arroyos. La contrapartida de esta catástrofe es la sequía que afectó a la zona hace tres años atrás y abrió la "batalla por el agua".
 
A su vez, el fuerte desmonte por la extensión de la "frontera verde" (soja) afectó las cuencas de los ríos, sobre todo en sus nacientes. El bosque juega el papel de regulador natural de los ríos, además del régimen de lluvias. En Córdoba se lleva perdido el 97% del bosque nativo.
 
En el caso particular de esta catástrofe, se debe agregar la denuncia de la apertura a destiempo de las válvulas del dique La Quebrada, en Río Ceballos. El río se convirtió en un "tsunami" que arrasó con casas, autos, bienes y personas. La apertura de las válvulas explicaría la magnitud de los daños en Río Ceballos, Unquillo, Mendiolaza y Villa Allende.
 
La información oficial sobre daños y cantidad de afectados (sobre todo en relación a viviendas) no coincide con la realidad, por lo tanto la provisión de ayuda no es la adecuada. Por otro lado los vecinos denuncian que los funcionarios no aparecen por las zonas más castigadas y que ellos mismos organizan la ayuda. El Partido Obrero de Río Ceballos está a la cabeza de esa organización en el barrio más afectado (Loza), lo mismo hacen nuestros compañeros en Villa Allende, Unquillo, Salsipuedes. Por otra parte la UJS ha lanzado una campaña de recolección de ayuda.
 
El ocultamiento sobre daños y damnificados plantea a futuro que un sector importante de los afectados quedará sin ningún tipo de reparación económica. El Estado debe hacerse cargo de la reparación de los daños y de las pérdidas materiales: por un impuesto de emergencia a los grupos inmobiliarios con emprendimientos de envergadura en la zona para costear los costos materiales de este desastre.
 
La catástrofe ha puesto también de manifiesto la precariedad de los servicios, los cuales han colapsado totalmente. La destrucción de rutas y calles se explican también por las irregularidades durante su construcción.
 
La catástrofe de las Sierras Chicas ha demostrado que la ley de ambiente aprobada por todos los bloques, a excepción del Frente de Izquierda, no tiene como propósito solucionar los graves problemas de nuestra provincia. Una semana antes, Cintia Frencia, legisladora del Frente de Izquierda en ese momento, había presentado una ley para declarar la emergencia ambiental, elaborada junto a organizaciones de vecinos, varias de ellas de las zonas hoy afectadas. La catástrofe ratifica la necesidad de una emergencia ambiental, que entre sus puntos plantea la suspensión de los emprendimientos inmobiliarios de envergadura y la prohibición absoluta de la deforestación.
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera