The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

viernes, 13 de febrero de 2015

Progresistas del Siglo XXI, conservadores del Siglo XIX, la continuidad de un proceso de despojo de los pueblos originarios

| Edición Impresa #1350 | Por Rafael Hacha

La muerte de otro niño desnutrido en Salta expuso nuevamente la incapacidad de una política asistencialista para siquiera cubrir la necesidad más básica de un ser humano: la nutrición. El asistencialismo es la versión progresista del abandono por parte del Estado. Porque en el futuro del asistencialismo no está la posibilidad del desarrollo de una persona trabajadora.
Esta política que se vende como nacional y popular es en verdad importada del Banco Mundial, y no pretende generar bases para un futuro productivo, sino contener a una masa creciente de población desocupada.

Todo esto quedó expuesto frente a la muerte de niños desnutridos Quom y Wichis. Pueblos reprimidos y expulsados de la tierra en que habitaban y despojados de medios propios de sustento. En su reemplazo se siembran grandes campos de soja en beneficio del gran capital. Carlos Villareal, director del hospital de Morillo donde murió Marcos, el niño wichi de Salta, declaró que "el chico era desnutrido".  Pero fue nuevamente grosera la actitud de los gobiernos para esconder la condición miserable a la que quedaron sometidas tantas familias desplazadas. Por eso, el reconocimiento del funcionario es presentado como revelador (Clarín, 28/1).
Unas semanas atrás, frente a la muerte de Néstor Femenía, el niño quom de 7 años en Chaco, Capitanich había manifestado que se trataba de un caso aislado. 

En la misma nota ya aludida, Villarreal señala que "los padres no quieren traerlos al hospital para que los recuperemos. Ahora vamos a ir a buscar por la fuerza pública al que no traiga a sus hijos". Lo que no ven los progresistas es que esos padres no pueden confiar sus hijos al mismo Estado que les ha quitado todo. Cuando a un pueblo se lo somete, se lo desplaza y al revelarse se lo aplasta como le sucedió en la década presente al pueblo quom, ¿se puede reivindicar al mismo tiempo la cultura de los pueblos originarios?
La reconstrucción de su cultura, hecha ruinas por la explotación, debe estar en las propias manos de su pueblo. No en las manos de un Estado burgués que le impide la salud, la educación, la nutrición y el trabajo que a todo ser humano corresponde.
No es que este progresismo sea una repetición del conservadurismo. Se trata de una continuidad del Estado argentino, honrada en cada acto del kirchnerismo. La continuidad de la deuda, la continuidad de leyes y aparatos de la dictadura. La continuidad de la expulsión y la muerte de estos pueblos por represión y despojo. Devolver la salud y el trabajo es una deuda de la que sólo un gobierno obrero se hará cargo.

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1350/politicas/progresistas-del-siglo-xxi-conservadores-del-siglo-xix-la-continuidad-de-un-proceso-de-despojo-de-los-pueblos-originarios

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera