The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 26 de marzo de 2015

#24M: DOS PLAZAS

Edición Impresa #1356 | Por Jacyn

El principal rasgo político de la manifestación del 24 de Marzo organizada por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia fue haber dado expresión -luego de las convocatorias del 18F y del 1M- a un bloque político independiente frente a la guerra de camarillas judiciales y servicios que involucran al gobierno y la oposición.
 
Encabezada por los reclamos contra la impunidad y de cárcel a los genocidas, fuera Milani y apertura de todos los archivos secretos, el documento consensuado que ocupó el centro del acto estableció una delimitación tajante al respecto. "El Poder Judicial está dividido entre un sector dirigido por el gobierno y otro hegemonizado por jueces y fiscales también involucrados con la impunidad y la criminalización de la protesta, apoyados por sectores reaccionarios como Macri (...) y por Massa", señala. Más de 50 mil personas marcharon con los organismos de derechos humanos independientes, familiares de víctimas de la impunidad y organizaciones políticas y sociales de izquierda para repudiar a Milani, el Proyecto X, las leyes antiterroristas, los crímenes contra el pueblo y reclamar el cese de la persecución a los luchadores.
 
En la cabecera de la columna estuvieron las Madres de Plaza de Mayo luchadoras, como Elia Espen y Mirta Baravalle; el líder qom Félix Díaz, Adolfo Pérez Esquivel y representantes de las principales fuerzas convocantes a la marcha. Dentro de la imponente movilización del EMVyJ, integrada por más de 200 organizaciones populares, se destacó claramente la presencia del Partido Obrero y, de conjunto, la de todo el bloque político agrupado en el Frente de Izquierda.
 
Sin duda, nuestra organización fue la que defendió más a fondo el carácter políticamente independiente de la movilización del EMVyJ, superando el marco del debate del EMVyJ las posiciones conciliadoras con la oposición que convocó al 18F. En nombre del "respeto hacia las subjetividades" de quienes participaron, se pretendía atenuar la crítica a la camarilla de jueces y fiscales encubridores que encabezaron aquella convocatoria. Los bloques de la UCR, Massa y Macri, por su parte, aprovecharon el fin de semana turístico. Esto no sorprendió a nadie porque los 24 de Marzo, se sabe, se borran.
 
El acto del Encuentro Memoria Verdad y Justicia sintetizó en sus consignas la lucha contra la impunidad de ayer y de hoy.
 
La plaza oficial
 
El acto oficialista utilizó como pantalla a los organismos de derechos humanos. Con ellos se exhibieron funcionarios y diputados del bloque oficialista. Aníbal Fernández, encubridor consuetudinario de los crímenes de Estado, desfiló a bordo de un micro de Madres junto a Hebe de Bonafini.
 
  Los discursos de Estela de Carlotto y de los representantes de Hijos se ajustaron a la línea oficial de defender la "presunción de inocencia" de Milani. Atacaron al "partido judicial" que investiga la corrupción de la camarilla K, pero no a los jueces que beneficiaron a Milani. Las pruebas contra el jefe del Ejército se acumulan en los juzgados de Tucumán y La Rioja. Los oradores del acto K también se despacharon contra las sentencias de las últimas semanas que beneficiaron a los cómplices civiles de la dictadura. Los organismos K culpan al "partido judicial" y al 18F, pero a la cabeza de este viraje -reclamado por toda la burguesía, que exige la restauración política y funcional de las fuerzas armadas- se encuentra el propio gobierno que entronizó a Milani. En la misma línea se ubican Macri, Massa y el Papa. Recientemente, CFK llamó a "superar los prejuicios" respecto a los militares al anunciar una fuerte inversión en equipamiento de las fuerzas armadas y subrayó el papel del ejército en la "ayuda humanitaria". La nueva ley de inteligencia coloca la "lucha contra el narcotráfico" bajo el mando de Milani. Es la reintroducción de los milicos en la política interna en toda la línea. Por otra parte, los vínculos políticos y económicos del gobierno con los "cómplices civiles" son innegables: alianza con Magnetto hasta 2008, subsidios para Blaquier, felicitaciones para Mercedes Benz. Junto a esto, decenas de asesinatos en movilizaciones populares, alianza con Insfrán y Gerardo Martínez, espionaje, Berni... A esta altura, el relato K en materia de derechos humanos es papel mojado.
 
El movimiento "nacional y popular" que se proclamó hijo dilecto de las Madres concluye sus días sujeto a los oficios de un represor genocida.
 
La lucha contra la impunidad se resume, finalmente, en la lucha política contra el Estado y sus partidos. La movilización del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia puso las cosas en su lugar.
 
 
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero