The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 23 de abril de 2015

La gran elección del Frente de Izquierda en Mendoza

Edición Impresa #1360 | Por victor da vila

Nos consolidamos como tercera fuerza
 
El Frente de Izquierda acaba de lograr un triunfo político sin atenuantes, consolidándose como la tercera fuerza provincial. El 7% de los votos obtenidos significa un gran salto en relación con las últimas elecciones ejecutivas provinciales, en las que habíamos logrado un 1,44%. Los registros son similares a los obtenidos en las Paso legislativas de 2013, lo cual es muy alentador, ya que se trata de elecciones ejecutivas, siempre mucho más complejas. De este modo, han quedado en el absurdo aquellos medios que habían echado a correr la versión de que el Frente de Izquierda no pasaría el piso proscriptivo del 3% de los votos. El cuadro de polarización provincial y el recurso de las colectoras, al que echaron mano tanto el PJ como la UCR, no pudieron hacer retroceder al Frente de Izquierda. En el nuevo cuadro electoral que se abre, donde esos recursos quedan eliminados, se abre la posibilidad de un nuevo salto electoral, similar o incluso superior al que logramos en el año 2013.
 
El Gran Mendoza
 
El mayor caudal electoral del Frente de Izquierda se concentró en los municipios obreros del Gran Mendoza y en la capital. En Las Heras superamos el 10%, con un gran protagonismo de la docencia en la campaña. En Guaymallén, el municipio más populoso de la provincia, la batalla tuvo características épicas. La disputa por el control del municipio llevó a que el PJ y la UCR poblaran el cuarto oscuro con decenas de colectoras, y que recurrieran a la violencia física. Gracias a una fuerte movilización logramos realizar una gran campaña y obtener un resultado por encima de la media provincial. 
 
En Godoy Cruz y en la capital también superamos los promedios provinciales, aunque no se votaban las candidaturas municipales. Los resultados del Frente de Izquierda son sorprendentes en lugares como el barrio Municipal, de la capital, donde vive una gran cantidad de trabajadores municipales de la ciudad, con registros de hasta el 20%; o en el distrito de Belgrano, donde reside gran cantidad de feriantes de Guaymallén, también con registros del 20%.
 
Los resultados ya se palpitaban en la previa, cuando recibíamos la adhesión en cada concentración obrera a la que íbamos. Los fiscales jóvenes de los partidos patronales, en la mayoría de los casos, terminaban haciendo frente único con nuestros fiscales en defensa de nuestros votos.
 
El progreso electoral se expresó también en la cantidad de fiscales que participaron del control de la elección. Por el lado del PO logramos reunir casi 500 fiscales, lo cual significa un gran avance en relación con las elecciones pasadas. Una porción de ellos proviene del movimiento obrero, lo que aporta un elemento cualitativo en la movilización política lograda. En Guaymallén, donde la pelea con los punteros del PJ y la UCR fue durísima, logramos sumar a más de cien compañeros, quienes, en muchos casos, pasada la media noche seguían en las escuelas.
 
Disgregación
 
La votación de la alianza UCR-PRO y del PJ está "inflada" por la utilización del recurso de las colectoras. La profusión de boletas llevó a que en municipios como Guaymallén y Luján hubiera más de 50 en cada cuarto oscuro, con hasta ocho candidatos a intendente en algunos municipios. Aunque este recurso pone de manifiesto la disgregación de los partidos tradicionales, contradictoriamente en las Paso les sirvió para incrementar artificialmente la votación.
 
La lista PJ-kirchnerismo fue la que más abusó de este recurso. A nivel provincial compitieron  tres candidatos, imponiéndose por cierto margen Adolfo Bermejo, que responde al gobernador "Paco" Pérez y a Scioli. El candidato camporista fue superado con comodidad. Como resultado de este choque ni Cristina Kirchner ni Scioli pudieron hacer campaña en Mendoza, porque hubiesen dejado expuesta una fractura política.
 
Luego de la elección, el PJ festejó que quedó a cinco puntos del único candidato radical-macrista, que obtuvo el primer lugar. Pero las posibilidades de que se efectivice esa sumatoria de votos es muy remota. Existe una fuerte presión de los intendentes pejotistas para que se realice un pacto entre kirchneristas y sciolistas, y evitar una desbandada que termine poniendo en peligro el manejo de sus intendencias. Pero incluso un pacto de este tipo no asegura en lo más mínimo que el electorado que votó la lista camporista lo haga ahora por la que encabeza Bermejo. Podemos asistir a una ruptura de la base popular del kirchnerismo con La Cámpora, ya que, en definitiva, es un instrumento usado para negociaciones de tipo nacional.
 
Vamos por más parlamentarios 
 
El triunfo político obtenido y el nuevo cuadro electoral presentan posibilidades muy grandes de progreso. De ocho fórmulas, quedan sólo tres para las generales. Lo mismo ocurre en la mayoría de los municipios, con excepción de Luján, donde el Partido Demócrata presenta lista a concejales, y en San Rafael, que definirá en el recuento definitivo si superamos el 3%.
 
Vamos a una nueva elección que plantea un campo de desarrollo y nuevas conquistas parlamentarias, que han sido ya en el pasado una tribuna fundamental para la lucha política contra los partidos capitalistas. Partiendo de las altas votaciones que ya conseguimos, podemos afirmar que estamos en las puertas de conquistar un diputado y un senador provincial por la primera sección. También un diputado por la segunda y tercera sección.
 
En los municipios se profundizan más nuestras posibilidades por la clarificación que deja la eliminación de las "colectoras".
 
La madre de las batallas será en Guaymallén. Los dos candidatos patronales que quedaron y Federico Telera apenas suman el 25,5% del padrón, con menos de 10 puntos de diferencia entre el primero y el último. Algo similar ocurre en Luján, San Martín y la mayoría de los grandes municipios del Gran Mendoza.
 
En Las Heras, el triunfo radical significa un peligro, pues puede establecer una suerte de polarización local para desplazar al repudiado candidato del FpV, esto significa que ya mismo debemos largar la campaña.
 
El próximo 3 de mayo se realizarán las elecciones municipales de la capital, donde con seguridad obtendremos un nuevo progreso, conquistando concejales del Frente de Izquierda.
La campaña requerirá una aún mayor movilización política de trabajadores y jóvenes, multiplicar la cantidad de voceros y desarrollar a fondo un programa que dé respuesta a una crisis provincial que ha creado un cuadro de deliberación de todas las clases sociales. La lucha del Frente de Izquierda debe aportar un programa de salida obrera y socialista que permita una mayor penetración y organización del pueblo trabajador.
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero