The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

miércoles, 20 de mayo de 2015

Un debate estratégico al calor de la huelga aceitera

MESA REDONDA SOBRE EL MOVIMIENTO OBRERO
 
Edición Impresa #1363 | Por Nelson Marinelli

En la Feria del Libro se realizó una mesa redonda sobre "La transición en el movimiento obrero y los desafíos de la izquierda en 2015", con un panel integrado por Néstor Pitrola y dirigentes de grandes luchas actuales del movimiento obrero, como Adrián Dávalos, secretario general del Sindicato de Aceiteros de Rosario, en huelga general por un mínimo de convenio igual al costo de la canasta familiar (42% de aumento). En la mesa también estuvo Alejandro Crespo, dirigente del Sindicato del Neumático de San Fernando, donde acaban de lograr un importante triunfo con la devolución a 450 trabajadores de Fate del Impuesto a las Ganancias que no debían pagar y que fuera arbitrariamente retenido por la patronal. Rubén Schofrin, delegado de la Editorial Perfil y miembro de la Coordinadora Sindical Clasista-PO, actuó como moderador. Pitrola destacó que estamos ante un choque entre CFK y los sindicatos, y citó a La Bancaria y a la UOM, a la cual no le aprueban un convenio con salarios que equivalen a la mitad de la canasta familiar. ( a la UOM le impusieron el techo salarial que fijaron Cristina con la UIA para ajustar contra los trabajadores ) "Entre La Bancaria y los banqueros, el gobierno opta por los banqueros; entre la UIA y la UOM, por la UIA", dijo. 
 
"Hugo Moyano armó una estrategia que no pudo concretar y que consistía en unir a las CGT para mantener una tregua en la transición política que se rompió porque el gobierno está sentado arriba del Impuesto a las Ganancias, ya que con esa plata pagan deuda externa y dan subsidios a distintos sectores capitalistas", añadió el dirigente del Partido Obrero.
 
Planteó que "estamos en una etapa de transición en la dirección del movimiento obrero del peronismo hacia la izquierda, y la locomotora del clasismo en los sindicatos está en el crecimiento político de la izquierda. Porque hoy -dijo- no hay un alza generalizada de las luchas en el seno del movimiento obrero, como sucedió después del Cordobazo, pero el Partido Obrero y el Frente de Izquierda preparan políticamente el próximo ascenso". "Desde el Argentinazo, junto a los partidos del régimen, la burocracia retrocede y se atomiza, por eso hay ya cinco centrales". Para este año, el Frente de Izquierda "quiere un paro activo y un plan de lucha, para que ganen los aceiteros y los municipales de Jujuy y, además, para poner en la agenda nacional las reivindicaciones del movimiento obrero", dijo Pitrola y añadió que "la de Scioli, Macri y Massa es la agenda del gran capital, no la de los trabajadores".  
 
Crespo marcó que en la lucha por la recuperación sindical enfrentaron a la patronal de la "burguesía nacional" amparada por el gobierno; a la directiva nacional del Sutna, integrante de la CTA K; a la gendarmería enviada por Daniel Scioli para frenar la lucha que realizaron por salarios; al Ministerio de Trabajo y al gobierno de Tigre, en aquellos años encabezado por Sergio Massa. "Los compañeros fueron sacando sus conclusiones respecto de quiénes eran los amigos y quienes los enemigos", dijo Crespo y añadió que "eso les hizo dar avances, no sólo en el terreno sindical sino también en el político". Finalmente, apoyó la idea de convocar a un nuevo Congreso de los trabajadores y la izquierda para intervenir en la situación política y "meternos en la campaña del Frente de Izquierda con la conciencia de que los compañeros, aún aquellos que no votan a la izquierda, ven hoy con mucha simpatía sus logros, porque saben que allí se está construyendo una fuerza para enfrentar el ajuste que quieren las patronales, el gobierno y la burocracia". 
 
Dávalos destacó que "estos encuentros son importantes para la unidad de los sectores combativos, porque demuestran que realmente se puede llegar al objetivo que tenemos los trabajadores". Se refirió a la huelga general que están llevando adelante y destacó la importancia que tiene para los trabajadores por su reivindicación de un salario básico igual al costo de la canasta familiar, que han logrado mantener a lo largo de los últimos cinco años. "Nosotros pedimos 14.931 pesos de básico porque ése es el valor de la canasta y no vamos a dar ni un paso atrás porque, además, según hemos podido comprobar, en muchos casos el costo laboral no supera el 1% de los ingresos patronales", dijo Dávalos. Explicó que "ellos se mantienen en una oferta del 30%. Que muestren los balances para ver cuál es la situación real y, si efectivamente no pueden pagar, que dejen de vivir de los trabajadores y empiecen a trabajar ellos o que dejen las fábricas y se dediquen a otra cosa". 
 
Pitrola rescató la defensa teórica que hizo Dávalos del salario mínimo vital y móvil, planteando la inviabilidad del Estado de una burguesía incapaz de cumplir con el cuerpo social (artículo 14bis) de su propia constitución, lo que plantea, como explicó Trotsky -refiriéndose al Programa de Transición-, que las reivindicaciones obreras consecuentes forman parte del programa de lucha por el gobierno de los trabajadores. Y cerró llamando a convocar en conjunto un Congreso del movimiento obrero y la izquierda en julio. 
 
La sala desbordó con un público calificadísimo de dirigentes obreros y sindicales -una parte de los cuales no pudo ingresar.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera