The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

miércoles, 24 de junio de 2015

Choque de trenes: Burocracia y funcionarios se muerden la cola

Edición Impresa #1368 | Por @bniljam 

El domingo 7 de junio, un tren diésel del Ferrocarril Roca que se dirigía a la estación Gutiérrez embistió una locomotora que hacía maniobras en la estación Temperley y dejó un saldo de 41 heridos, además de provocar un nuevo episodio en la disputa feroz entre el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo y el secretario general de La Fraternidad, Omar Maturano.

Mientras Randazzo realizó un virulento ataque hacia los trabajadores, a los que acusó de sabotear la formación, provocar el choque y, en paralelo, atentar contra su precandidatura presidencial; Maturano optó por acusarlo de antiobrero y goebbeliano, y anunció que los fraternales harían un paro si el juez no liberaba a los trabajadores detenidos.

Finalmente, no lo hizo: mientras la Justicia demoraba casi una semana en liberarlos, La Fraternidad se declaró, finalmente, "gente de derecho" y respetuosa de las decisiones judiciales, a la vez que advertía que esperarían las investigaciones y peritajes sobre lo realizado por los trabajadores. Una entregada en regla.

Aunque se tiren con munición gruesa, la verdadera esencia de la disputa entre uno y otro es la de un matrimonio descompuesto que disputa sus bienes compartidos: Randazzo se cargó, en un lapso de dos años, a todos los referentes de La Fraternidad que manejaban los negociados turbios del ferrocarril -que quedaron al desnudo con el asesinato de Mariano Ferreyra y la masacre de Once. 

Así salieron Antonio Luna -el recientemente fallecido ex subsecretario de Transporte-, José Nicanor Villafañe -ex titular de Adifse- y Agustín Special -actual secretario administrativo del sindicato y ex vicepresidente de Sofse. Todos ellos eran, además, ex directivos de tercerizadas que materializaban turbios negociados en el eje de la tríada siniestra: empresarios vaciadores, Estado cómplice y burocracia sindical entregadora y empresaria. Lo mismo que el ahora opositor Maturano.

Detrás de la pelea, en cambio, se cuece una verdad que ni La Fraternidad ni la Unión Ferroviaria -pedracista hasta el tuétano en su versión ultrarandazzista con el tercerizador Sergio Sasia al mando- tienen intenciones de denunciar. El problema con la formación diésel que chocó en Temperley no es el cambio de posiciones entre el maquinista Diego Sánchez y el ayudante Nicolás Navarro ni un atentado. El problema, tal la denuncia de los trabajadores de la agrupación Causa Ferroviaria Mariano Ferreyra, es la falta de un sistema de frenado por señales. 

El sistema, que impediría accidentes en caso de errores individuales y humanos, debería haberse concretado junto a la electrificación absoluta del ramal, como se prometiera hace una década, en un lejano 2005, cuando se quitaron las concesiones del Roca y el San Martín a Sergio Taselli. Diez años después, en plena revolución ferroviaria -pese a que desde Prensa Obrera hemos denunciado que se trata de mero maquillaje-, no ha ocurrido.

Los trabajadores y el pueblo deben exigir la nacionalización integral de sistema ferroviario -no su versión reprivatizadora actual-, el resarcimiento por parte de los empresarios vaciadores y el castigo de éstos junto a los verdaderos responsables de la actual obsolescencia del sistema ferroviario y los constantes "accidentes": funcionarios y burócratas sindicales.

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1368/politicas/choque-de-trenes-burocracia-y-funcionarios-se-muerden-la-cola

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera