The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 11 de junio de 2015

De nuevo, acerca del faccionalismo y del frente único

Edición Impresa #1367 | Por Gabriel Solano  

La polémica en el Frente de Izquierda no puede reducirse a una disputa de candidaturas, se trata de un debate sobre el método y la estrategia del Frente de Izquierda, entre los que lo defienden como un frente único, por un lado, y los que lo definen como “un campo en disputa”.

Bastaron unas pocas horas de finalizado el acto de Ferro para que el PTS reconociese que la caracterización central desarrollada en el discurso de Altamira es correcta. Ante la caracterización de conjunto de Altamira (ver discurso en esta edición), de que en el Frente de Izquierda no se procesa una pendencia de candidaturas, sino a una confrontación entre los que defienden al Frente de Izquierda como un frente único, por un lado, y los que, como, el PTS, lo definen como "un campo en disputa", el PTS ratifica su posición. O sea que insiste en que se trata de un campo de lucha faccional, que no excluye (ni qué decir) las intrigas. Esto explica por qué ha reclamado las Paso desde 2013 y ha insistido en esto desde noviembre pasado, para recular, aunque no en toda la línea, en las últimas semanas. Su planteo ‘unitario’ de último momento, luego de una campaña de difamación contra Altamira, disimula que pretende mantener un terreno de nuevas disputas (ver “Una nueva propuesta ‘unitaria’ cuando cerraron las alianzas”, en la página 11). 

Electoralismo  

Según el PTS, los "frentes únicos" son válidos para la "lucha de clases", pero no para elecciones, anunciando la posibilidad de una política socialista que no se base en la lucha de clases. Se trata de un dislate, por un lado, y de una concesión al anarquismo, por el otro. Es una posición electoralista, que busca los votos por los votos mismos. Diferencia al Frente de Izquierda, al que adjudica la tarea de desarrollar una "agitación electoral" (textual) de la lucha de clases, privando a esa agitación de contenido socialista -o sea de una convocatoria a una lucha de clases . Este electoralismo en su campaña con planteos acerca del "perfil joven" -a la Durán Barba y a los contorneos danzantes de CFK y Macri. Incluso reducen la "agitación política" al reclamo de que los diputados ganen como los docentes, como si esto fuera un cuestionamiento estratégico al Estado capitalista. Para el Partido Obrero, las campañas electorales deben ser convertidas en una lucha política de clases; Trotsky llamaba a desarrollar comités de acción de frente único en la campaña electoral (“Adónde va Francia”). En esto consiste la política socialista en el terreno electoral.  

El PTS nos explica que el Frente Unico que rechazan en el terreno electoral sí es válido para la "acción directa". El ejemplo que citan es el del Encuentro de Atlanta, el cual rompieron apenas se manifestó la necesidad de una acción (Gestamp). Ese Encuentro no se pronunciaba ni por la lucha de clases ni por la independencia política de los trabajadores, ¡ni por el frente único de las agrupaciones combativas en los sindicatos! Cuando oportunamente señalamos esta limitación el PTS nos imputó que le "dábamos un ultimátum a los compañeros peronistas" (no había agrupamientos peronistas en el Encuentro). Pero los obreros, incluso si adhieren al peronismo de alguna forma, solamente son luchadores cuando utilizan a los sindicatos para la lucha de clases; o sea, como organización independiente. Pero ahora que todo el Encuentro de Atlanta reclama participar del Frente de Izquierda y sumarse a sus listas para una lucha en el terreno electoral, el PTS se opone de manera terminante. ¿En qué quedamos? El reformismo no estaba en los aliados del PTS en el Encuentro de Atlanta, sino en el propio PTS, que los quería preservar en un estado ‘pre-político'. Incluso un "frente para la agitación electoral" no deja de ser un frente que tiene un propósito definido, y no un "campo de disputas". Es obvio que el frente único supone diferencias y delimitaciones políticas, que se deben desenvolver (no enmascarar, como obviamente no lo hacemos), en estrecha relación al desarrollo y potenciación del frente único.

Recordemos que el PTS boicoteó el movimiento piquetero que luchó contra Menem-De la Rúa-Duhalde-Kirchner; a la Fuba durante 14 años consecutivos; a las asambleas populares, etc., etc. En el único terreno que el PTS propicia el frente único es allí donde es inadmisible: en el terreno teórico e ideológico, donde es necesario clarificar posiciones y no confundirlas en alianzas con sectores ajenos a la lucha de clases y al socialismo. ¿O Ideas de Izquierda no es, en numerosos casos, un frente único ideológico con intelectuales democratizantes y hasta liberales, y socialistas de cátedra de la academia?  

Bolchevismo
 
El apresurado (ansioso) contradictor del planteo de Altamira, agrega que el Frente único en las elecciones llevaría al "frente popular", o sea que ya serían tales -de conciliación de clases. Es decir que cuando Trotsky oponía, en la campaña electoral en Francia, en 1936, el frente único del PS-PC, para formar un gobierno de éstos, al frente popular que estos partidos habían armado con el Partido Radical, estaba él mismo llamando a un frente popular. Si este articulista representa la opinión del PTS, podemos asegurar que el PTS ha extraviado el rumbo. ¡Los bolcheviques participaron de elecciones dos veces en el período de doble poder, entre febrero y octubre! 
 
Más aún, Lenin propuso los mencheviques y social-revolucionarios que formaran un gobierno de los soviets, a mediados de junio de 1917, como única y última alternativa de salida pacífica a la crisis revolucionaria, asegurando una oposición leal a ese gobierno.  
 
Participar de elecciones sin el método de la lucha de clases expresa una política democratizante, no socialista. La separación de la política para las elecciones de la lucha de clases reproduce la división entre programa mínimo y máximo de la Segunda Internacional. El Frente de Izquierda ha desarrollado piquetes en todas las huelgas generales: ¿esto es política electoral o acción directa? Solamente se podría calificar como electoral al piquete organizado convenientemente para que lo recoja la televisión. En estos casos son autoproclamatorios.
 
El PTS cree advertir una contradicción de nuestra parte cuando definimos a los soviets como una expresión elevada del frente único, debido a que siempre hemos dicho que la victoria de ellos depende de que los dirija un partido revolucionario. En efecto, el desarrollo del frente único como alternativa de poder depende de ese partido, del mismo modo que la posibilidad de desarrollo del Frente de Izquierda depende de que sea derrotada la política de autoproclamación y faccionalismo, y que se imponga el frente único. El "fetichismo sovietista", que consiste en reducirlo a una pura representación, desvinculado del contenido, es una rémora democratizante introducida en esta organización superior de la lucha de clases de la clase obrera. La lucha en los soviets rusos opuso los partidarios del frente único de clase, por un lado, a los partidarios del frente de colaboración de clases con la burguesía, por el otro. De ningún modo fue, como insisten en sostenerlo los historiadores de la derecha, una operación golpista ejecutada por un cenáculo de intelectuales ávidos de poder (autoproclamados). 
 
Vamos a las Paso 
 
Todas estas clasificaciones artificiosas de frentes políticos, que se acomodan a finalidades pre-establecidas de aparato, demuestran su arbitrariedad cuando se pasa a discutir la posibilidad de una candidatura del "Perro" Santillán. ¿En nombre de qué tipo de frente rechaza el PTS esa candidatura? ¿No entra en el frente de la "agitación electoral"? Obvio que sí, porque el "Perro" ya suscribió un acuerdo que va muy lejos en la defensa de principios socialistas. Por otro lado, nadie como el "Perro" para la así llamada "acción directa", hoy mismo está protagonizando una acción descomunal. Su candidatura sería muy útil para la pelea contra la infiltración mafiosa en organizaciones del pueblo. En resumen, la objeción al "Perro" responde a un afán autoproclamatorio de candidatos del PTS, no a los intereses de la lucha en su conjunto. Aquí tenemos un ejemplo enorme que permite entender por qué el PTS rechaza el frente único.
 
La divergencia existente en el Frente de Izquierda acerca de candidaturas tiene que ver con una divergencia de métodos. Está en juego la defensa del Frente de Izquierda como un frente único contra los partidos políticos e instituciones del capital, y por extensión del método mismo de la preparación de la alternativa obrera y socialista. La casi totalidad de los grupos que apoyan al Frente de Izquierda han dado el respaldo a la fórmula Altamira-Giordano. Nuestro partido impulsó este frente único con mucha anticipación a las elecciones. El Congreso del movimiento obrero y la izquierda en el Luna Park fue diseñado para que sea realizado en común por todo el Frente de Izquierda, no en oposición a él. Logramos que se hicieran presentes delegaciones de casi todos los grupos que apoyan al Frente de Izquierda con la única excepción del PTS.
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero