The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

lunes, 22 de junio de 2015

El papel de Néstor Pitrola en el Congreso

Edición Impresa #1368 | Por Rafael Santos

Asumida la banca de diputado nacional por el Frente de Izquierda Buenos Aires en 2013, Néstor Pitrola hizo entrega de la misma el 10 de junio a Myriam Bregman (PTS), segunda en la lista. Lamentablemente, Bregman se sumó al ‘bloque' unipersonal inaugurado por su compañero de partido, Del Caño, en violación al mandato electoral recibido por el Frente de Izquierda y a los acuerdos de rotación y gestión colectiva del Frente.

En cortos 18 meses, el accionar del bloque Frente de Izquierda, integrado por Pitrola y Pablo López, introdujo los planteos establecidos en el programa. Frente al recrudecimiento de la crisis industrial presentamos el proyecto de prohibición de despidos. El tratamiento de la propuesta sumó un centenar de adhesiones, pero no logró quórum por el boicot de la mayoría K. Lo mismo con la derogación del impuesto al salario. Las iniciativas parlamentarias amplificaron el reclamo presente en las huelgas generales. Los diputados del Frente de Izquierda impulsaron los piquetes de huelga y fueron portavoces políticos de esas luchas. Esta conducta refuta la tesis de que el Frente de Izquierda está confinado, por una suerte de status ‘teórico', a la agitación electoral, que ocurre cada dos años.

El parlamentario socialista no se limita a recoger las reivindicaciones de las luchas obreras o a propagandizarlas. Nuestros diputados venían de esas luchas. Asimismo, introdujimos numerosos planteos en defensa de las luchas (docentes de Salta, Lear, ferroviarios, etc.), que sirvieron para contrarrestar la propaganda antisindical y fueron acompañados en piquetes y marchas. También introdujeron planteos políticos y reivindicaciones de carácter socialista, que sirven para elevar el desarrollo político de la clase obrera y poner en evidencia una estrategia. Con los ferroviarios del Sarmiento elaboramos la impugnación a la reprivatización ferroviaria de Randazzo; con trabajadores de YPF, el rechazo a la indemnización a Repsol y la entrega a Chevron. Se reconstituyó una Coordinadora Nacional que fue el motor para lograr un resarcimiento económico para 30 mil despedidos, lo que abrió una catarata de reclamos de otros despedidos por la privatización.

Organizamos el repudio al nombramiento de Milani como jefe de las Fuerzas Armadas y la declaración de la emergencia en derechos humanos en el norte de Argentina. Las audiencias públicas por el proyecto de destitución de Milani sirvieron para impulsar la movilización: asamblea popular contra la impunidad ante la gobernación en Tucumán, etc.

Repudiamos la negociación para el pago a los fondos buitre, que le sirve al gobierno para reconocer una deuda usuraria que hunde al país. Reclamamos un plebiscito contra la decisión de seguir pagando la extorsión de los banqueros.

Denunciamos el cajoneo a proyectos de aborto no punible presentados por organizaciones de lucha de la mujer, llamando a la movilización independiente. Denunciamos el encubrimiento de la muerte del fiscal Nisman por el gobierno cómplice de los servicios de espionaje. Reclamamos que ministros y la Presidenta fueran interpelados por el Congreso.

Desarrollamos el método de la audiencia pública en el Congreso potenciando políticamente las denuncias de los trabajadores. En 18 meses, el bloque Frente de Izquierda realizó 40 audiencias con la participación protagónica de 3.000 trabajadores: aeronáuticos contra la persecución antisindical de Recalde; obreros perfumistas por la alianza de patronales y burocracia contra delegados clasistas; lucha de Felfort; 200 trabajadores judiciales por el pase a planta permanente; choferes de Ecotrans contra el vaciamiento patronal; rechazo a la persecución contra Sobrero y la directiva de la UF Sarmiento; 200 telefónicos por el pago de la participación en las ganancias; médicos y enfermeras del Hospital Mercante contra el cierre de servicios; etc.

Muchas de estas audiencias ayudaron a centralizar la oposición combativa de los trabajadores. La de aeronáuticos, para organizar un frente de agrupaciones. La de telefónicos, para montar una campaña nacional con asambleas en Mendoza, Mar del Plata, Misiones. Y una asamblea de toda la oposición combativa del gremio que apoyó el proyecto de ley presentado y un plan de movilización. La de judiciales unificó a la oposición de diferentes fueros.
 
Podríamos sumar decenas de iniciativas: 82% para jubilados; contra el trabajo precarizado, por el pase a planta; en defensa de la salud pública, etc. 
 
Usamos la bancada parlamentaria como tribuna de propaganda socialista y denuncia sistemática del nacionalismo burgués y de la oposición burguesa derechista. Las bancadas centroizquierdistas quedaron evidenciadas como furgón de cola de la oposición burguesa. 
 
Ahora vamos a una nueva lucha para que el 10 de diciembre, Pitrola y más compañeros del Frente de Izquierda conquisten diputaciones en la Cámara y profundicen el método del parlamentarismo (tribuna) revolucionario. 
 
Foto: Ignacio Smith
 
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera