The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 25 de junio de 2015

Un momento historico para el gremio. Nace el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba)

Edición Impresa #1368 | Por Sofía Benavídez - Rubén Schofrin
 
Un masivo plenario de delegados de la prensa escrita, radial y televisiva resolvió, hace dos semanas, la constitución del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) y votó sus autoridades provisorias y sus estatutos. El paso inmediato será la inscripción del nuevo gremio ante el Ministerio de Trabajo. Con la formación del Sipreba, el plenario de delegados dio expresión formal a la decisión de más de 2.000 trabajadores de prensa, quienes en un plebiscito masivo resolvieron, a fines del año pasado, dar vuelta la página de la UTPBA y comenzar a escribir una nueva historia. 
 
El Sipreba expresa la reconstrucción de un tejido gremial que la vieja UTPBA había destruido y que ya había tenido un punto de inflexión cuando los trabajadores conquistamos la paritaria única de toda la prensa escrita, el reconocimiento de delegados paritarios electos en las asambleas de las empresas periodísticas de la Ciudad y la unificación de las escalas salariales. Estos logros, sumados a la elección de delegados en Clarín y al primer paro general de la historia del gremio en 30 años, abrieron una nueva etapa para los trabajadores de prensa.
 
Herida de muerte, la burocracia decrépita de la UTPBA no sólo ha abandonado a su suerte a los trabajadores, también ha intentado desesperadamente destruir esas conquistas. Transformada en una agencia directa de las patronales, firmó un acuerdo salarial ruinoso en 2014, y este año amenaza con firmar otro peor, incluso por debajo del techo salarial del gobierno. Al mismo tiempo, no permite la renovación de los mandatos de las comisiones internas con lo que intenta quitarles los fueros a los delegados de base y colocar en la ilegalidad al plenario de delegados. La constitución del Sipreba es una respuesta a la intención "golpista" de la burocracia. 
 
El camino gremial recorrido hasta ahora por los trabajadores de prensa es también un proceso de maduración, en el sentido de la independencia política. Más de cinco años después de que el kirchnerismo prometiera la democratización de la palabra a través de la ley de medios, el desencanto es total. La ley del oficialismo sólo ha habilitado una proliferación descomunal de los multimedios K, sin que esto viniera acompañado de ningún beneficio para los trabajadores. Del otro lado, las empresas opositoras no ofrecen un panorama mucho más alentador. 
 
La Naranja de Prensa estuvo en todo momento a la cabeza de la lucha por impulsar este proceso, no sólo al enfrentar la entente formada por el gobierno, las patronales y la burocracia de la UTPBA, sino también al confrontar los intentos desde dentro del plenario de delegados que buscaban, por diversas vías, reemplazar el protagonismo de los trabajadores por la protección del gobierno, sea a través de la intervención del Ministerio de Trabajo a la UTPBA o la tutela de la cartera laboral a la hora de construir un nuevo sindicato. La lucha se saldó con la derrota de estas orientaciones, en rigor, callejones sin salida.  
 
La tarea que se le abre al nuevo sindicato es inmensa. Nace en medio de una situación marcada por la pérdida de más de 500 puestos de trabajo en el último año y medio, y que promete empeorar con el cambio de gobierno, sobre todo en las empresas vinculadas con el oficialismo. Por eso, Sipreba tiene la responsabilidad de reorganizar a los trabajadores de prensa de la Ciudad en forma independiente de las patronales oficialistas y opositoras, así como del Estado; de defender los pliegos paritarios; de pelear por el respeto de los convenios y estatutos; de enfrentar la superprecarización laboral encarnada en miles de trabajadores mal llamados colaboradores; de reconstruir un servicio de salud; de movilizarse por el 82% móvil para nuestros jubilados; de debatir y resolver sobre los temas que atraviesan el trabajo periodístico; de enfrentar la multitarea y la convergencia; y de vincularse con los medios alternativos y populares, además de vincularse con el movimiento obrero que lucha.  
 
Con la constitución del Sindicato de Prensa de Buenos Aires comienza la batalla final por la expulsión de la burocracia.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero