The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

sábado, 11 de julio de 2015

Una campaña escindida, dos resultados

Edición Impresa #1371 | Por Mario Peralta

La votación del Frente de Izquierda en la Ciudad se caracterizó por su fuerte disparidad en el resultado a jefe de Gobierno y a legislador. La lista encabezada por Marcelo Ramal cosechó un 55% más de lo que obtuvo Myriam Bregman. Es cierto que la votación a la izquierda en una categoría legislativa suele ser mayor que a los cargos ejecutivos. Pero la magnitud alcanzada por el corte de boleta excede esa consideración. La candidata a jefa de Gobierno del Frente de Izquierda fue superada por Luis Zamora, lo cual no ocurrió en la categoría legislador.

En método y contenido, las campañas a jefe de Gobierno (Bregman) y a legislador (Ramal) estuvieron escindidas desde las Paso de abril. La campaña de Ramal hizo hincapié en una agenda relacionada con las principales reivindicaciones de los explotados de la Ciudad. La victoria alcanzada por Ramal en el debate de “Intratables” obedeció a que planteamos un programa de salida las cuestiones de fondo, sin esquivarle a la llamada inseguridad. En conexión con este programa, la campaña del PO, IS y otras fuerzas aliadas fue intensa en términos de agitación callejera y de recorridas en lugares de trabajo.

La campaña del PTS, por el contrario, tuvo un carácter autoproclamatorio y mediático. Myriam recorrió los canales de televisión para nombrar a sus candidatos o referentes políticos propios, en el distrito o en el país. Naturalmente, una fuerza volcada sobre sí misma carece del impulso vital para dirigirse y tomar contactos con las masas: el PTS, sencillamente, no hizo campaña. Los comunicados de prensa de Bregman recogían sus opiniones sobre diversos asuntos. Por el contrario, Ramal opinaba desde sus visitas a hospitales, escuelas o villas.

El resultado electoral del domingo es una clara señal del reconocimiento de un sector de la población hacia el trabajo que llevó adelante el Frente de Izquierda en la legislatura porteña. Bregman hubiera debido apoyarse en la labor de nuestra bancada para fundamentar el voto al Frente de Izquierda. Sin embargo, evitó por todos los medios referirse a ese trabajo parlamentario -y ello, por el sólo hecho de que estuvo encabezado por un miembro del PO, Marcelo Ramal. El faccionalismo lleva al faccioso a un impasse. A días de las elecciones, Bregman relató a Página/12 que “queremos entrar (sic) a la Legislatura para llevar la agenda de género”, como si el Frente de Izquierda  nunca hubiera estado allí ni desarrollado esa agenda, que es de lucha de clases. La tournée escisionista se completó cuando, días atrás, Bregman se alió al kirchnerista Artemio López para descalificar a Altamira en términos personales, y lo hizo en presencia de su rival inmediato -Zamora-, quien no perdió un segundo en denunciar esa descalificación. Nos consta que muchos votantes de izquierda repudiaron esa conducta inmoral.

La casi totalidad de los hechos que aquí señalamos fueron anteriores al anuncio de que habría una interna en el Frente de Izquierda. Vamos a las Paso del Frente de Izquierda  para superar la autoproclamación y al faccionalismo en un frente de izquierda que tiende a convertirse en canal político de masa.
 

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1371/politicas/una-campana-escindida-dos-resultados

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera