The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

viernes, 28 de agosto de 2015

La oportunidad de devaluar ya pasó

27 de agosto de 2015 | # 1378 | Por Jorge Altamira 
 
Durante varios meses estuvimos denunciando la salida devaluatoria de los ‘tres jinetes del ajuste'. Los aludidos negaban absolutamente estas intenciones. Incluso la propuesta del macrismo de "levantar el cepo" no fue presentada como una devaluación, esto porque se limitaría a reconocer la cotización de la moneda en el mercado paralelo -que por esas fechas se encontraba debajo de 13 pesos. Los asesores económicos de esos candidatos defendían, sin embargo, la devaluación, como la única vía para reconquistar un financiamiento internacional, que estaría muy barato, según ellos, en la actualidad. Para ello, coincidían todos -en especial el sciolista Miguel Bein- en que  había que arreglar antes con los fondos buitre, o sea agregar unos 15.000 millones de dólares a la deuda externa sólo para empezar. 
 
La devaluación de la divisa china altera, objetivamente, estos planteos. Ocurre que, lejos de incentivar un financiamiento del exterior, la devaluación del yuan ha acentuado la salida de fondos del país. Eso es lo que ya ocurre en Argentina, según lo registra el aumento de la cotización del dólar paralelo en diversos mercados. La devaluación de China incorpora, además, otro elemento explosivo, porque eleva la tasa de depreciación del peso, que necesitaría una devaluación, de Argentina. El mismo efecto tiene la desvalorización cada vez mayor del real de Brasil. En definitiva, el gobierno actual o futuro ha perdido el control de la devaluación.  
 
Asistimos a un fenómeno parecido al que atravesó la convertibilidad de Menem, Cavallo, “Chacho” Alvarez y De la Rúa. La necesidad de salir de ella quedó en evidencia hacia finales de 1994, cuando la crisis de México (el ‘efecto tequila’) acentuó la recesión en Argentina. El menemismo, primero, y la Alianza, después, decidieron no moverse ni un milímetro del esquema, por temor a desatar una crisis superior. El inmovilismo económico en los siete años siguientes simplemente acentuó la dimensión de la crisis potencial. Lo ocurrido demuestra que la economía capitalista no se maneja con ‘planes’, debido a su naturaleza sustancialmente anárquica -que se disimula en la expresión ‘mercado’. 
 
Lo que emerge de todo esto es la posibilidad creciente de una salida ‘desordenada' a la crisis actual, con todas las consecuencias políticas correspondientes. Esta perspectiva ha quedado inscripta en la propuesta de Manifiesto que hemos elevado a la mesa nacional del Frente de Izquierda.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera