The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

lunes, 3 de agosto de 2015

Las primeras víctimas son los jubilados

Golpe de mercado   

Edición Impresa #1374 | Por Pablo Heller

Luego de denostar y declarar ilegal al "contado con liqui" (el mercado de compra-venta de títulos dolarizados mediante pesos), el gobierno K ha pasado a convertirse en el campeón de esta operatoria.
El "contado con liqui" sirve para fugar capitales y está reservado para grandes operadores. 
 
El gobierno ha apelado a este recurso, de apuro, como uno de los últimos que tenía en la gatera para contrarrestar la escalada del dólar. Pero la tentativa oficial tiene un precio muy caro. Los bonos para llevar adelante esta operatoria vienen siendo suministrados mayoritariamente por el Estado. Lo novedoso es que, a diferencia del pasado, esta vez, el principal proveedor no fue el BCRA sino la Anses. Esta vendió a razón de 300 millones diarios. "El ente previsional, con su Fondo de Garantía de Sustentabilidad aportado por los jubilados, salió a vender alrededor de 300 millones  de pesos de su cartera de bonos en dólares (los Bonares 17 y 24) para provocar una caída en el dólar liqui y así frenar al billete informal" (Infobae, 25/7).  
 
Vaciamiento 
 
Esto representa una fuerte pérdida para el organismo de los jubilados, al obligar a malvender los títulos dolarizados. Estamos frente ante un vaciamiento alevoso de sus recursos. En el pasado, la Anses sufrió una descapitalización notoria cuando se la obligó a comprar deuda en momentos en que los K venían pagando serialmente a los acreedores privados y extranjeros. El "desendeudamiento" tuvo como contrapartida el reendeudamiento con el BCRA, la Anses y otras dependencias del estado. Ahora asistimos al proceso inverso, con la Anses vendiendo títulos en lugar de comprar. Pero, en uno y otro caso, a expensas de su patrimonio. A la Anses se la obliga a comprar títulos en pesos (Bonac) con lo cual, a la primera de cambio, cuando se produzca una devaluación, los jubilados serán uno de los principales perjudicados. 
 
El hecho de que se haya apelado a la Anses es una confesión de la virtual quiebra del BCRA. El BCRA tiene demasiados frentes que atender simultáneamente y está obligado a endeudarse en forma creciente a punto tal que la deuda sólo en Lebacs y Nobacs contraída con los bancos comerciales, es equivalente al total de los depósitos de ahorristas en el sistema bancario. Esto ha obligado al gobierno a sacar de la galera nuevas fuentes de financiamiento de corto plazo en forma independiente al BCRA. A eso obedece la aparición en escena de los Bonac. 
 
Este mecanismo confiscatorio tiene limitaciones insalvables "Esta estrategia para bajar el blue tiene patas cortas porque la Anses no puede seguir rematando sus activos si la divisa sigue subiendo" (Cronista, 24/7). De acuerdo con ciertas estimaciones que han trascendido, el stock de bonos verdes en manos de la Anses llegaría a unos 23.000 millones de pesos y el del BCRA apenas ascendería a 7.000 millones de pesos. Esto es lo que explica que, una vez más, los K hayan echado mano a las reservas. En las últimas tres ruedas, el BCRA se desprendió de 200 millones de dólares sin que pudiera evitar que el dólar siguiera subiendo y superara la barrera de los 15 pesos.  
 
Presión devaluatoria 
 
Por otro lado, la suba de tasas de interés que dispuso el Banco Central para hacer más atractivas las inversiones en pesos, no pasa de ser un manotazo de ahogado. "Los que están en el mercado saben que con un bono o un dólar en efectivo hacen en un día más ganancia que un plazo fijo en un mes" (Infobae, 25/7). No va a servir para revertir la corrida al dólar pero, al encarecer el crédito, va a alimentar aún más la recesión, en momentos en que asistimos a 23 meses de caída consecutiva de la industria, cifra record de la década K. El consumo sigue deprimido sin repuntar pese a los recientes aumentos otorgados en las paritarias y el plan 12 cuotas que viene alentando el gobierno. Este panorama se ve potenciado por las luces de alarma que se han intensificado, en el marco de la actual bancarrota capitalista: "El cimbronazo financiero que sacude por estas horas a Brasil y China preocupó al gobierno que ya evalúa el daño colateral que podrá acarrear para Argentina" (Clarín, 29/7). 
 
Hay una presión devaluatoria de fondo. La hoja de ruta de la burguesía apunta en esa dirección y pretende el levantamiento del cepo para poder girar utilidades y poder importar lo que necesitan. La crisis económica y social atraviesa de lleno la campaña electoral: la corrida y la crisis cambiaria podrían acentuarse hasta octubre como resultado de este escenario, así como también de las contradicciones del proceso político.
 
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera