The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Primer balance de las elecciones en la UBA

Prensa Obrera Digital - 14 de Septiembre del 2015 | Por Alejandro Lip

Las elecciones estudiantiles de la UBA fueron escenario de una intensa confrontación de fuerzas. El Rectorado y las fuerzas patronales que lo sostienen, que incluyen al gobierno y su oposición tradicional, las abordaron con el propósito de provocar el retroceso y la derrota de la izquierda, que dirige la Fuba y tiene la mayoría estudiantil en el Consejo Superior. 
Para lograr este objetivo no ahorraron recursos y se valieron de una situación en la cual prima la pasividad entre los estudiantes. Los resultados, sin embargo, mostraron la capacidad de resistencia de la izquierda. "Este año pierden Veterinaria", repitieron los funcionarios de la UBA tras nuestra victoria en 2014 por tan sólo 28 votos; ahora, Evet derrotó por más amplitud a la lista del Rectorado y conservó la mayoría estudiantil en el Consejo. Otra parada clave fue la Fadu (Arquitectura y Diseño), donde el megafrente que unió a todas las listas radicales, ex K y el PRO, no logró desplazar a la izquierda del centro -aunque sí alcanzó la mayoría estudiantil en la elección a Consejo Directivo. Tras las elecciones, la Junta Representativa de la Fuba mantiene una mayoría de presidencias de la izquierda -siete sobre trece. Aunque la derecha avanzó en los Consejos, los consejeros de las fuerzas que respaldaron a la Fuba contra el Rectorado siguen siendo mayoría. Para modificar esa proporción en las elecciones del Superior, kirchneristas, radicales y macristas deberían presentar una lista común. 

¿Avance del kirchnerismo?  Su victoria en Sociales  

En Sociales sí se dio una derrota de la izquierda por amplio margen, a manos de una coalición que unificó a todas las variantes kirchneristas de la facultad, que en el pasado se habían presentado en por lo menos cuatro listas divididas. La coalición entre Izquierda al Frente y el Cauce-Juventud Insurgente-Bandera Negra sumó los porcentajes obtenidos en 2014 por separado (30,4%). Los K, por su parte, incrementaron algunos puntos respecto de su suma aritmética (47,4%), absorbiendo fundamentalmente votos que perdió La Mella. Sin embargo, la publicidad de un triunfo "cristinista", que difunde el monopolio de medios oficialistas, es una estafa. El liderazgo de la campaña correspondió a la UES, el grupo más ligado al Rectorado de la UBA -votaron a Barbieri-, que oculta su carácter K detrás de numerosas iniciativas de servicios "académicos" e incluso de una pelea con la gestión de la facultad. La Cámpora realizó una campaña "gremial" y archivó sus denuncias contra el rector. Precisamente, esto fue parte del operativo montado contra la izquierda tras el abrazo Scioli-Barbieri; por ello, Franja Morada evitó cualquier desembarco en Sociales para disputar a los K y jugó para un triunfo de la UES. El antecedente fue su sabotaje común al Congreso de la Fuba. 

En Filo, por el contrario, la lista de unidad peronista fue derrotada en forma aplastante. La Izquierda al Frente ratificó la conducción y mayoría estudiantil en el Directivo con el 34%, diez puntos arriba de los K, que sólo accedieron a la minoría en el Consejo por el nuevo retroceso de La Mella. En otras facultades, los resultados de las listas camporistas fueron marginales y hasta menores que los del pasado, como Odontología (2%), Medicina, Agronomía o Psicología. En Exactas, donde el apoyo de la gestión fue abrumador, no crecieron, y con la Izquierda al Frente mantuvimos la minoría en el Consejo que pretendían arrebatarnos. En Agronomía nuestra lista obtuvo un importante 14% y en Ingeniería -acá en un frente-, el 16%.  

Las facultades de la derecha  

Los resultados obtenidos por Nuevo Espacio-Franja Morada y sus satélites evidenciaron que los escándalos de corrupción que los involucran no generaron, por el momento, desplazamientos significativos entre los estudiantes (prima el control de un aparato inmenso de gestión). No obstante, la crisis está lejos de haber concluido: durante las elecciones, el fiscal de la Procelac imputó a Emiliano Yacobitti y a otros funcionarios. En Económicas, Nuevo Espacio mantuvo su hegemonía con una votación superior al 55% y conquistó el objetivo de desplazar al MxE de la minoría en el Consejo Directivo de la facultad. Para ello, contó con el inestimable servicio del kirchnerismo y del PTS. Por un lado, la lista de Axel Kicillof priorizó una catarata de ataques al MxE en estéreo con Franja. Por el otro, el PTS usurpó el sello del Frente de Izquierda, precisamente para rechazar un frente con la izquierda. En una campaña financiada por Franja, alcanzó una votación marginal pero suficiente para que el MxE no llegara al Consejo. En Medicina, por otro lado, Nuevo Espacio ratificó su conducción manteniendo una gran distancia de 40 puntos. Sin embargo, el Frente de agrupaciones de izquierda, liderado por la UJS-PO, superó el 20% y retuvo el consejero de la minoría, resistiendo incluso un intento de fraude para dejarnos afuera. En Odontología avanzó el AFO, una agrupación de derecha asociada al Rectorado y Nuevo Espacio-Franja. Con el 82%, conquistó el centro y los cuatro consejeros;

V-PAR (UJS-PO) obtuvo el 16%, que no alcanzó para mantener la representación por minoría. En Farmacia, por el contrario, Antídoto (UJS-PO e independientes) retuvo la conducción en el Cefyb por contundente mayoría, que en el Directivo se reflejó en la conquista de los cuatro representantes -el GEN Franja Morada quedó afuera por primera vez. Respecto de la interna de las camarillas, la Franja Morada conquistó el centro de Derecho desplazando al PS; se trata del primer triunfo con esa denominación de la juventud radical en 15 años.  

Enfoques divergentes en la izquierda

Las elecciones no fueron abordadas en forma convergente. El PTS llevó su liquidacionismo habitual al extremo. No sólo usurpó al Frente de Izquierda en Económicas, también presentó una lista divisionista en Arquitectura y Diseño. Los votos obtenidos con ese nombre, a costa de Estudiantes por el cambio (CRCR-PO-La Mella), permitieron el triunfo del frente del PRO en el Consejo, que por poco no gana el centro. Su autoproclamación le costó caro en Derecho, donde rompió el frente días antes de las elecciones y obtuvo el 2%, quedando fuera del reparto de secretarías y delegados. La lista de La Causa (UJS-PO) junto a Izquierda Socialista obtuvo un importante 6%.  

La Mella va con nosotros en la Fuba, pero mantuvo un frente en Psicología contra la izquierda, liderado por Libres del Sur, que la sabotea. Reforzaron esa elección más que cualquier otra disputada con la derecha, y mediante ese armado podrido nos derrotaron por escaso margen -un punto-, similar al que obtuvimos sobre ellos el año pasado. 

La acción de la UJS  

Fuimos la única agrupación política que participó en las trece elecciones de la UBA. Como tal, mantenemos nuestra condición de primera fuerza de la izquierda, obtenida a partir de la confrontación abierta con la política de las camarillas patronales que gestionan la universidad, y la vacían en función de intereses privados. Tras una intensísima lucha política que involucró la votación de decenas de miles de estudiantes, nos propondremos discutir y profundizar este primer balance en cada facultad, y reagrupar fuerzas para las luchas que se vienen.

Fuente:http://www.po.org.ar/prensaObrera/digital-2015-09-14/juventud/primer-balance-de-las-elecciones-en-la-uba

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera