The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

sábado, 19 de diciembre de 2015

Cresta Roja: el 21, todos a Plaza de Mayo


Una pulseada de todo el movimiento obrero 
17 de diciembre de 2015 | #Prensa Obrera 1394 | Por Pablo Heller 
El conflicto ha entrado en un momento crucial. Una asamblea masiva acaba de votar hacer un acampe sobre la Autopista Richieri, en las puertas del Aeropuerto de Ezeiza, y preparar una gran movilización a Plaza de Mayo con todos los sectores combativos del movimiento obrero, el próximo lunes 21 de diciembre.
Los compañeros han retomado las iniciativas de lucha, frente al obvio fracaso de las tratativas con el gobierno entrante. El macrismo ha decidido lavarse las manos. La respuesta de la gobernadora Vidal y compañía es que el Estado no se va a hacer cargo de garantizar la continuidad laboral de la empresa y que la solución debería resolverse en el ámbito "privado", buscando inversores interesados en comprar la fábrica.
Entre tanto, los trabajadores no han cobrado la quincena y cunde, como era previsible, un estado creciente de inquietud y desesperación. El Ministerio de Trabajo, ya con su nuevo elenco, se ha limitado a garantizar el cobro del Repro y un adicional de 2.000 pesos, lo que totaliza apenas unos 6.000 pesos. 
Los compañeros vienen de una reunión frustrada en el juzgado, donde se tramita la convocatoria. Rasic sigue su política dilatoria y no plantea ninguna propuesta seria para reactivar la planta. Estamos en presencia de un chantaje que va en dos direcciones: en primer lugar, extorsionar al Estado, a quien le reclama 1.200 millones de pesos para que la empresa vuelva a funcionar. Pero la extorsión fundamental está dirigida hacia los propios trabajadores. El plan de la patronal vaciadora apunta a una vasta racionalización que incluye una reducción del 30 por ciento de los salarios y el 30 por ciento de trabajadores. Esto significaría dejar en la calle a 1.500 compañeros.
En una solicitada reciente de la familia Rasic se responsabiliza al gobierno kirchnerista por la crisis de la empresa. Su colapso obedecería al derrumbe de los contratos de exportación a Venezuela, apadrinados por el ex ministro de Planificación, Julio de Vido. Lo que omite decir es que usufructuó durante años esta operatoria -incluidos cuantiosos subsidios y ventajas comerciales- y "la juntaron en pala". Si tenemos en cuenta estos años dorados, Rasic tiene recursos y espaldas financieras suficientes para hacer frente a sus obligaciones con los trabajadores. 
Pero, lo más importante es que no es cierto que no haya mercado. La actividad avícola es una de las pocas industrias que sigue reactivada. La caída de las exportaciones ha sido compensada holgadamente por el crecimiento del consumo interno, de modo tal que la demanda avícola viene experimentado un aumento. Si tenemos en cuenta esta expansión del sector, Cresta Roja, lejos de achicarse, debería ampliarse. La fábrica es viable, lo que es inviable es el manejo patronal que ha promovido, con premeditación y alevosía, un vaciamiento. 
Caso testigo 
La respuesta del gobierno de Macri frente a Cresta Roja nos anticipa cuál va a ser la política del macrismo frente a la crisis industrial: que el peso de la bancarrota nacional que deja el kirchnerismo, sea pagado por los trabajadores. Cuando los funcionarios de Vidal hablan de que la solución es que otro privado se haga cargo de la empresa, omiten decir que la condición para ello -en caso de que llegara a prosperar, cosa que está por verse- es un achique previo. Ha trascendido que habría una empresa brasileña interesada en comprarla, pero previamente habría que recortar un tercio del personal y rebajar los salarios. Una verdadera masacre social.
El nuevo gobierno viene sacando decretos de necesidad y urgencia cuando se trata de atender los reclamos patronales. Actúa con una vara muy distinta cuando lo que está en juego son los intereses de los trabajadores. ¿Pero, hay acaso una "urgencia" y "necesidad" mayor que el destino desesperante de varios miles de hogares? La "pobreza cero" debuta dejando en la calle a 5.000 trabajadores.
El cálculo que han hecho los compañeros es que harían falta 24 millones de pesos para pagar la quincena. Se trata de una suma irrisoria -un "vuelto", si tenemos en cuenta que el macrismo va a desembolsar 70.000 millones de pesos sólo para cubrir los contratos de dólar futuro.
El reclamo que está planteado es que el gobierno se haga cargo de pagar la quincena y que se forme una mesa de trabajo integrada por representantes del Estado y de los trabajadores para discutir y asegurar la continuidad laboral y poner nuevamente en funcionamiento a la empresa. El proyecto de resolución motorizado por el Partido Obrero en el Congreso y que fue lanzado en una audiencia pública con la presencia de una delegación nutrida de compañeros de Cresta Roja, recoge e impulsa esta propuesta.
Estamos frente a un caso testigo. Es de principal interés de todo el movimiento obrero el desenlace de la lucha de Cresta Roja. Lo que está en discusión es quién paga la crisis. Un triunfo del conflicto sería un golpe al ajuste que ya está en marcha y una primera advertencia de que los trabajadores no lo vamos a dejar pasar. Vamos por la victoria de los compañeros de Cresta Roja.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera