The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

martes, 8 de diciembre de 2015

Cresta Roja: La próxima batalla

3 de diciembre de 2015 | #Prensa Obrera 1392 | Por Pablo Heller  
 
La situación en Cresta Roja, cuyos trabajadores vienen movilizándose sistemáticamente, se ha agravado esta semana. El anuncio hecho por la patronal, de que se iba a retomar la faena, quedó en la nada. Entretanto reina incertidumbre sobre el cobro de la próxima quincena. Hasta ahora, el pago de los salarios se venía realizando normalmente. 
 
Con el pretexto del fin de mandato, el gobierno kirchnerista se ha borrado. En este marco, una asamblea numerosa, que congregó a 1.200 compañeros, resolvió hacer un compás de espera hasta la asunción de las autoridades electas. Esa decisión se ha tomado sobre la base de promesas, sin ningún compromiso público del gobierno entrante sobre la continuidad laboral y el funcionamiento de la empresa. 
 
Colaboradores de la gobernadora electa habrían manifestado informalmente la intención del gobierno de “intervenir” Cresta Roja. Hernán Lacunza, futuro ministro de Economía de la provincia, sin embargo, al ser interrogado sobre la cuestión, señaló que el conflicto estaba fuera de su competencia. En buen romance: el gobierno provincial no piensa poner un peso. 
 
No se nos puede escapar que la política del macrismo ha sido hostil a los trabajadores en lucha de las empresas vaciadas. Macri vetó todas las leyes a favor de las fábricas recuperadas. Esa misma orientación es la que ahora se repite con el Bauen, donde la bancada del PRO boicoteó las sesiones en que se aprobó su expropiación. El gobierno está enviando una señal por adelantado de cuál va a ser su conducta frente a la crisis industrial en curso. Hay que agregar que el FPV no quiso tratarlo en el senado donde se supone son mayoría y solo aceptaron en diputados tratarlo en la ultima sesion donde sabian que luego lo frenarian en el senado con la bancada del PJ 
 
 
Extorsión 
 
No es cierto, como dice la familia Rasic, titulares de la empresa, que Cresta Roja no es viable. El argumento de los dueños es que el derrumbe de las exportaciones a Venezuela sería la responsable del colapso de la compañía. Pero lo cierto es que la actividad avícola es uno de los pocos sectores que sigue reactivado. “La producción de carne aviar creció un 5,4 por ciento en los primeros cuatro meses del año, apuntalada en la mayor demanda interna que permitió compensar la merma en la demanda externa”. Así se desprende del informe de la Consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).
 
Lo que ha colapsado no es la actividad avícola sino el manejo de la patronal, que venía usufructuando contratos “non santos” de exportación con sobreprecios, avalados por el Estado, a los que hay que agregar jugosos subsidios. Ahora, que se agotó esa operatoria, los Rasic pretenden hacer pagar los platos rotos a los trabajadores. 
 
Estamos frente a una extorsión. Los fantasmas de la “inviabilidad” son un pretexto para promover una amplia restructuración, que apunta, como ellos mismos lo han manifestado, a reducir salarios y personal en un 30 por ciento. Esto significaría dejar en la calle a 1.500 trabajadores. La extorsión ha llegado al extremo de paralizar la producción y conducir la empresa a su actual vaciamiento. Entre los planes de las patronales estaría la venta de la empresa. Según algunos trascendidos, habría una oferta de una empresa brasileña, pero la condición previa sería el recorte previo de los puestos de trabajo. 
 
Representantes del macrismo han dicho que no pueden hacer nada antes de asumir. Pero lo concreto es que Macri y Vidal no han esperado al 10 de diciembre para hacer anuncios cuando están en juego intereses de los capitalistas.
Las 5.000 familias que dependen de Cresta Roja necesitan definiciones y no nuevas dilaciones. 
 
Es necesario emplazar al nuevo gobierno para que dé una solución y, en caso de no obtener respuestas satisfactorias, retomar la movilización. El Estado debe asumir el compromiso de garantizar la continuidad laboral de todos los trabajadores, velando en primer lugar por el pago de los salarios. El 11 de diciembre debería comenzar a funcionar una mesa de trabajo integrada con representantes de los trabajadores y el Estado, cuya función sea poner nuevamente en funcionamiento las plantas y ejercer un control estricto de la producción y del movimiento financiero de la empresa mientras se discute una salida de fondo. 
 
Lo que está claro es que, si nos guiamos por las necesidades sociales, la actividad avícola tiene un campo de desarrollo. No sólo hay una demanda en expansión sino que hay una demanda insatisfecha potencial, si partimos de que existen 8 millones de pobres cuya dieta está sensiblemente por debajo de los niveles proteicos recomendados. Ni hablar de los comedores escolares, cuya calidad es deplorable. Si se habla de “pobreza cero”, Cresta Roja, en lugar de achicarse, debería ampliarse.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera