The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 17 de diciembre de 2015

El ajuste, entre decretazos y pactos

17 de diciembre de 2015 | #Prensa Obrera 1394 | Por Marcelo Ramal 
 
La designación por decreto de dos nuevos jueces de la Corte Suprema ha levantado polvareda, y hasta provocó cimbronazos al interior de la coalición oficial. De todos modos, los pilares de Cambiemos cerraron filas con el atropello político de Macri. Sanz lo apoyó sin reservas y la ‘ética’ Carrió pactó un prudente silencio al respecto. 
 
En medio del revuelo de propios y ajenos, Macri reculó parcialmente (postergó para febrero la asunción de los nuevos jueces). Esta módica echada de lastre le ha servido para hacer pasar el resto de los decretazos que marcaron el debut del nuevo gobierno. En la lista de “necesidad y urgencia” están la reducción y eliminación de las retenciones, la ‘emergencia eléctrica’ y los arreglos de deuda que se apresta a cerrar en las próximas semanas el nuevo gabinete. Todas estas medidas tendrán enormes repercusiones en las condiciones de vida de las masas. El fin de las retenciones, junto a la devaluación que acompaña la liberación del cepo, reforzarán la escalada de precios sobre los alimentos y otros productos que se anticipó en las últimas semanas. 
 
Por su parte, la emergencia eléctrica anunciada por el ministro Juan José Aranguren no vino acompañada de ningún plan de contingencia frente a los cortes de luz, por caso, el refuerzo de cuadrillas para el mantenimiento y la reparación de las redes de distribución de energía. En cambio, la ‘emergencia’ habilitará al gobierno a aumentar las tarifas sin convocar a previa audiencia pública y le permitirá desconocer posibles medidas judiciales que intenten frenar los aumentos. En suma, el gobierno se ha autoasignado superpoderes para un tarifazo de la luz.  
 
Toma y daca 
 
La oposición, que ha rezongado contra el dedazo de los jueces, no ha dicho una palabra respecto de este paquete de medidas antipopulares. Los “nacionales y populares” y otros opositores no tienen el menor interés de chocar con el macrismo en torno de una agenda -devaluación, tarifazos, endeudamiento- que comparte toda la clase capitalista. En cambio, han focalizado el choque con Macri en torno de la Justicia, como parte de una pelea alrededor sobre la reorganización del aparato estatal. Los forcejeos alrededor de la ampliación de la Corte le servirán a los kirchneristas para poner en la mesa de negociaciones la permanencia de la jefa de fiscales Alejandra Gils Carbó, e incluso de Martín Sabbatella. Del lado del macrismo, la cuestión de los jueces de la Corte es un tiro por elevación al Senado dominado por el PJ, el cual deberá refrendar la designación de los dos magistrados. El macrismo colocará esa votación en la mesa de una negociación más amplia, donde extorsionará al peronismo con el rescate financiero de las provincias quebradas. El “golpe de mano” del macrismo, por lo tanto, es un episodio en la construcción de un pacto parlamentario con los Alperovich, Insfrán y compañía. Para facilitar ese pacto, Macri digitó en la Corte a un peronista y a un radical. Una vez más, la “renovación” y la “transparencia” deberán esperar tiempos mejores. 
 
La batuta de los bancos 
 
De esta manera, los apóstoles del “país normal” (sic) han decidido apropiarse de los métodos bonapartistas para levantar un principio de autoridad en medio de la bancarrota económica. El macrismo reclama ‘poderes especiales’ para poner en marcha un rescate capitalista de esa quiebra, que implicará graves confiscaciones sociales. Aunque ninguno de los “partidos de Estado” quiere oponerle obstáculos de fondo, ese rescate tendrá que atravesar por arenas movedizas. El gobierno ha devaluado y levantado parcialmente el cepo en base a un préstamo de bancos internacionales a un Banco Central quebrado, y que cargará por lo tanto con una nueva hipoteca. Para conseguir dólares, Macri le ha reclamado a los bancos privados una venta compulsiva de sus tenencias en divisas, algo que los bancos no parecen dispuestos a hacer sino es a cambio de otro título público. Por otra parte, y para desalentar la demanda de ‘verdes’, llevaron la tasa de interés al 40%, lo que deberá reforzar la parálisis del crédito y las tendencias a la recesión industrial. A fuerza de decretos, Macri quiere abrirse paso en medio de estos cimbronazos, que deberán conducir a choques sociales de fondo. 
 
En el Congreso, en las legislaturas y ante toda la opinión popular, el Partido Obrero ha denunciado, por un lado, a la escalada de “decretazos” del ajuste, y hemos reclamado la apertura del Congreso (sesiones extraordinarias) para debatir el conjunto de esta agenda antipopular -tarifazos, devaluación, retenciones. Denunciamos también la cobardía de la oposición, y en primer lugar del kirchnerismo, que patalea por sus prebendas y cargos en el aparato del Estado mientras hace la vista gorda frente a las confiscaciones sociales. La lucha contra el gabinete del tarifazo y la devaluación, que ya empieza a debatirse en las organizaciones obreras, exige también una demarcación política implacable respecto de quienes le entregaron el país al macrismo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero