The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 17 de diciembre de 2015

PTS: pasos en falso que perjudican al Frente de Izquierda

17 de diciembre de 2015 | Prensa Obrera 1394 | Por Gabriel Solano 
 
En ocasión de la reciente convocatoria ‘dialoguista’ de Mauricio Macri a los ex candidatos presidenciales, el PTS decidió cortarse solo como si Nicolás del Caño no hubiera sido el candidato común del Frente de Izquierda. Es decir que comprometió al conjunto de nuestros partidos. Es importante, por eso, caracterizar el contenido político de su posición y las piruetas que le siguieron.
 
El título del comunicado con su posición -“Nicolás del Caño explica por qué la izquierda no se reúne con Macri”- es un caso vergonzoso de usurpación política, porque la izquierda en cuestión no tuvo nada que ver con la posición tomada. Allí se afirma que “una reunión de estas características es un sinsentido porque tenemos una política opuesta por el vértice. Este es un gobierno proempresario de derecha”. Se informa así, en forma textual, que otro habría sido el cantar si la convocatoria hubiera partido de un gobierno capitalista de ‘izquierda’. La caracterización, en estos términos, apunta a un frente antimacrista con el kirchnerismo que impugna la posición votoblanquista del Frente de Izquierda en el balotaje. Esto explica la exclusión de la mesa del Frente de Izquierda para establecer una posición común -en la que por lo menos el PO no hubiera avalado este giro al kirchnerismo. Mejor habría sido hacer lo contrario: denunciar la concurrencia de Scioli, el candidato del kirchnerismo, al ‘diálogo’, como expresión de la negociación en curso entre el kirchnerismo y el macrismo para canjear posiciones dentro de la estructura del Estado. Arrogándose la representación de todo el Frente de Izquierda, el comunicado no denuncia la finalidad de iniciar un gobierno por decreto, al menos hasta marzo. 
 
Altamira buscó, esa misma mañana, subsanar este error con un comunicado propio: su texto denuncia que “la nueva ‘Administración’ debuta con manifiestas violaciones a los principios de la democracia política e incluso a la Constitución de la República. Sencillamente, Mauricio Macri ha anunciado que no convocará a sesiones extraordinarias del Congreso, lo cual significa que ‘gestionará’ durante más de cien días por medio de decretos de necesidad y urgencia, que no podrán ser supervisados por el parlamento hasta mediados de marzo próximo”. Es “en este marco -agregó- (que) alardea de un ‘diálogo’ con los ex candidatos a la Presidencia de la Nación, que equivale a un encubrimiento”. Altamira evita referirse a la decisión del PTS de la oportunidad de no concurrir, para no poner en un pie de igualdad la denuncia de la política del macrismo con el desaprovechamiento para denunciarla. Más tarde, ante la interpelación concreta por parte de distintos medios, respondió que la inasistencia había sido un error, esto porque el FIT perdió una tribuna nacional para desenmascarar la maniobra macrista de encubrir el propósito de gobernar con un método de excepción -que al día de hoy, con la designación de jueces en la Corte por decreto, asume proporciones extraordinarias. El boicot a los procedimientos de la democracia burguesa, como lo es un debate de alcance público entre ex candidatos, solamente es admisible cuando las masas ya han sido ganadas para posiciones revolucionarias. Fuera de esto, se trata de una autoproclamación pequeñoburguesa. 
 
Voltereta 
 
Luego del comunicado de Altamira y su repercusión en los medios, el PTS decidió hacer suya la posición de Altamira, pero con la tortuosa decisión de presentarla como un apoyo al boicot del PTS. En consecuencia publicó una “carta abierta a Macri”, firmada por Del Caño, en términos diferentes al comunicado inicial. En la voltereta copia el planteo de Altamira sin reconocimiento de autoría. De este modo, el PTS pasa de “explicamos por qué la izquierda no se reúne con Macri” al envío de una “carta abierta” al gobierno de los empresarios de derecha, sin explicar por qué ‘la izquierda’ se la manda. Si el Frente de Izquierda hubiera tenido la posibilidad de establecer una posición común, se habrían evitado estos desaguisados -y por sobre todo la demostración de la división faccional del Frente de Izquierda.
 
Ahora bien, el seguidismo a nuestra posición -que se convoquen a sesiones extraordinarias del Congreso y el repudio al gobierno por decreto- ha sido oficializada por el Comité Central del PTS sin mencionar nuestra autoría. Es un método de autojustificación y de reforzamiento del faccionalismo. Lo que el PTS debe aclarar es su posición de distinguir ‘gobiernos empresariales de derecha’ de los que no serían de derecha. Al PTS no lo convence que había que votar por Lula, en la elección de 1989, o por Evo en la de 2005. Pero anuncia una vocación hacia un ‘frente antimacrista’ con la burguesía nacional y popular. Para completar la operación de disimulo de su faccionalismo y de su posición política de conjunto, reclaman en forma pública una reunión de la Mesa del FIT para discutir ‘su’ propuesta de campaña contra el decretazo, que sólo pretende apropiarse de un título de unidad de la cual reniega. En realidad, tienen la obligación de explicar por qué usurparon el nombre del FIT para adoptar una posición unilateral sobre la convocatoria del gobierno. Es lo mismo que hacen en legislaturas y el Congreso donde han formado sus propios bloques en contra de un bloque único del Frente de Izquierda. 
 
Frente único 
 
En oposición al faccionalismo y la autoproclamación el Partido Obrero sigue bregando por el método del frente único para apuntalar el desarrollo del Frente de Izquierda como expresión política de un proletariado independiente.
 
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero