The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 31 de diciembre de 2015

El PTS perdió el Sindicato Ceramista de Neuquén

  | #Prensa Obrera1395 | Por P. G

Con un 73% de participación de afiliados en las elecciones del sindicato, la agrupación Marrón obtuvo 197 votos frente a los 132 de la lista Bordó-Marrón desde las Bases, orientada por el PTS. En las tres fábricas que agrupa el Sindicato: Zanón, Cerámica y Stefani, la Marrón se impuso al PTS. 
 
Zanón es la fábrica donde la participación obrera en las elecciones del Sindicato fue más baja. La situación calamitosa que atraviesa la fábrica, como consecuencia del sabotaje estatal y el ahogo de los grupos capitalistas que operan en el mercado nacional de la cerámica, ha encontrado al Sindicato con los brazos caídos y carente de iniciativas de lucha. La parálisis del gremio es el resultado de un largo trayecto de adaptación política al gobierno kirchnerista de parte de las dos fracciones que recientemente se disputaron la conducción sindical. 
 
La derrota del PTS en el Sindicato Ceramista y en las tres fábricas, representa el colapso de toda una orientación con sus diversas aristas. 
 
La Marrón fue creada y orientada por el PTS durante años. Su orientación, expuesta como "sindicalismo de base", alimentó la criatura transformada en su propia sepulturera. El "sindicalismo de base" (basismo) -opuesto a la construcción de agrupaciones clasistas, vinculadas con la construcción de un partido revolucionario que luche por el poder político de la clase obrera- ha funcionado como la matriz ideológica para el progreso de una línea autogestionaria y de adaptación al régimen. El Sindicato Ceramista se aisló de toda la Federación Ceramista, de la lucha política interna contra la burocracia y aún de sus paros, como también de los paros nacionales del movimiento obrero, en los cuales trabajaron los obreros cooperativizados de Zanón.
 
La adaptación al gobierno está en los genes de la orientación levantada por el PTS y, a través suyo, por la Marrón. Las loas a la autogestión, que emanan del planteo de la "fábrica sin patrones", ha pavimentado el camino para el aislamiento y la escisión de los obreros ceramistas del conjunto del movimiento obrero combativo, recluyéndolos a una línea "productivista".  
 
Todo esto ha sido el fermento del cual emergió -entre los ceramistas que supieron ocupar las plantas contra el Estado y los vaciadores patronales- el rechazo a "los zurdos" y al impulso de un plan de lucha contra el gobierno para arrancar los recursos y la responsabilidad del Estado necesarios para sostener las fábricas contra la competencia capitalista.
 
El ajuste que el macrismo y el MPN descargan contra los trabajadores reclama la puesta en pie del movimiento obrero para enfrentarlo. Los ceramistas de Neuquén deben ser parte protagonista de esa pelea. Para eso es necesario sacar todas las conclusiones de la experiencia recorrida y del papel de las direcciones sindicales. 


 
 

2016 de lucha: por nuestras conquistas, por nuestra independencia política




   
| #Prensa Obrera 1395 | Por Partido Obrero

Foto: Sebastián Baracco

Mientras el nuevo gobierno aseguraba un festival de decretazos en beneficio de monopolios capitalistas, la clase obrera hizo oír su voz. 

Los bravos piquetes de los obreros de Cresta Roja llevaron un mensaje claro: la clase obrera argentina no está dispuesta a pagar la quiebra que ha dejado el kirchnerismo a costa de despidos masivos, de la caída de su salario o de la pérdida de conquistas históricas.

El gobierno respondió con represión y difamaciones a quienes luchamos junto a los trabajadores de Cresta Roja.

Del mismo modo, y mientras las cerealeas y bancos se aseguraban ganancias fabulosas a costa del presupuesto público, el gobierno se declaraba “incompetente” para resarcir a los trabajadores con un bono de fin de año.

¿Quién salió a luchar por el bono y por las paritarias? ¿Quién salió a luchar por Cresta Roja?

Con seguridad, no lo hizo la burocracia sindical, que de Caló a Moyano, negocia sus nuevas prebendas con Macri.

Tampoco lo hicieron los “enojados” kirchneristas”, que pelean por sus cargos en el Estado (los cuales sólo sirvieron al beneficio de algunos empresarios amigos), pero no por las reivindicaciones obreras.

Fue la izquierda, fue el clasismo, fue el movimiento obrero combativo el que colocó en las calles estas luchas cruciales.

Toda una lección, que sirve para el año que se inicia.

Un gran 2016, de luchas y por la independencia política de los trabajadores.


Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1395/politicas/2016-de-lucha-por-nuestras-conquistas-por-nuestra-independencia-politica

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Ley de Medios: el fin estaba escrito en el principio

27 de diciembre de 2015 | #Prensa Obrera 1395 | Por Julián Morcillo

El gobierno de Mauricio Macri inauguró su política de medios y telecomunicaciones de la misma manera que en todos los ámbitos, por decreto. 
El primer DNU de Macri al respecto había creado el Ministerio de Comunicaciones para colocar bajo su órbita a los dos organismos de control autárquicos creados por las leyes de medios y Argentina Digital: AFSCA y AFTIC. Ambos, por ley, dirigidos por los K Sabbatella y Berner hasta 2017.
Estos organismos “controlan” un negocio que entre medios y telecomunicaciones mueve unos 10 mil millones de dólares anuales.
Ahora, y con el segundo decreto, Macri planteó directamente la remoción de los directorios K y la intervención del AFSCA. 
Lucha libre

 
Los decretazos continuarán. Unificarán al AFSCA y la AFTIC en un solo organismo (Enacom). Mientras tanto, desde el PRO preparan una serie de modificatorias a la ley de Medios, a la Argentina Digital y a la de Desarrollo Satelital. 
Esas modificaciones plantean eliminar los límites a la expansión de los monopolios capitalistas de la telefonía y los medios de comunicación. 
El puntapié inicial de esta política lo dio Telefónica. Anunció un plan de inversiones de unos dos mil millones de dólares para ampliar su cobertura de servicios 4G y la acompañó con una batería de reclamos al flamante ministro de Comunicaciones, Aguad. Solicitó que se le abra la posibilidad de prestar servicios de Televisión Satelital (que el kirncherismo había preservado para la explotación monopólica de Direct TV) y la derogación del artículo de la ley de desarrollo satelital, que dejó bajo control de Arsat la porción del espectro 4G que había licitado Vila-Manzano. A esa misma porción aspira Clarín, vía Nextel. 
En declaraciones “off the record” a "La Nación", los técnicos que trabajan en las reformas plantearon que “la ley de medios nació tecnológicamente atrasada y fue hecha contra el grupo Clarín. Vamos a desarticular ese aspecto sin terminar haciendo lo contrario -es decir, sin beneficiar especialmente a Clarín".
Entre los beneficios “no especiales”, Clarín podrá conservar la totalidad de su conglomerado sin someterse a adecuaciones y el reconocimiento de su opción de compra por Nextel, que le abre las puertas del negocio de la telefonía móvil, pero deberá reunir una oferta más jugosa de inversiones que Telefónica para ingresar en condiciones competitivas al negocio del cuádruple play (internet, tv por cable, telefonía y telefonía móvil). 
Responsables  
Los “nacionales” que reclaman ahora a los “republicanos” el cumplimiento de la ley -para proteger a Martín Sabbatella- olvidan que el AFSCA nunca la aplicó contra Telefónica cuando ésta se encontraba fuera de ella. Pero como esa discrecionalidad no alcanzaba, el kirchnerismo aprobó la ley Argentina Digital, que derogó los artículos de la ley de Medios que impedían al monopolio telefónico brindar contenidos audiovisuales. Los “resistentes”, por lo tanto, prepararon el camino que ahora se plantea recorrer Macri. 
El relato no pasa la prueba de la resistencia 
Sabbatella y Berner verán ahora cómo Telefónica negocia con Aguad, mientras le ofrece la pantalla de Telefé para que Susana reciba a Mauricio. Pero no sólo las telefónicas le bajaron el pulgar, los capitalistas dueños de la cadena de “medios amigos” (López, Electroingeniería, Spolsky, Garfunkel, etc.) están desactivando el aparato de propaganda K. 
Las novedades son francamente desalentadoras para la resistencia kirchnerista. 678 no va más porque su dueño, Cristóbal López, decidió discontinuarlo. En cuanto a los medios “alternativos”, los voceros macristas anticiparon que su “marco regulatorio… no sufrirá modificaciones”.
Ocurre que el sector no representa en ningún caso un tercio del espectro, su regulación nunca comprometió al Estado en su financiamiento y su posición es marginal, por lo tanto, no constituye un obstáculo frente a la concentración capitalista. 
Un programa 
Frente a este cuadro, los trabajadores de los medios deben iniciar la discusión de un programa, porque las primeras consecuencias de estos planes serán los despidos, la flexibilización laboral e incluso una mayor regimentación ideológica. 
Los trabajadores debemos oponerle: el rechazo de los despidos, la exigencia de estabilidad para los trabajadores temporarios y un control obrero que garantice la independencia ideológica en el trabajo de comunicar; y abra las cuentas de los conglomerados mediáticos para exponer sus beneficios. La reciente experiencia del rechazo de los trabajadores de La Nación a la campaña de amnistía a los genocidas iniciada por su patronal desde una editorial, o el rechazo en vivo de la notera de TN Valeria Sampedro a la línea editorial pro represiva del grupo Clarín, constituyen la prueba de una tendencia favorable al desarrollo del debate de este programa. 
La verdadera lucha por la “pluralidad de voces” requiere una movilización independiente de los Macri y los Sabbatella, que plantee la elección popular del directorio del AFSCA, de la TV Pública y radios públicas, el control democrático de la distribución de la pauta oficial y el reparto de los espacios y recursos técnicos de comunicación entre organizaciones políticas, sociales y culturales, con arreglo a su respectiva representación.
Lo que hay que agregar es que para que Nextel , que hoy se encuentra en estado de quiebra no termine despidiendo masivamente ante la falta de perspectivas en su negocio perimido de Trunking frente a la telefonia movil 4G necesitan que un grupo capitalista intensivo compre Nextel para que pueda transfoirmarse en un cuarto operador de telefonia movil y dispute una parte de la renta a Movistar , Personal y Claro  para eso Nextel necesita que o bien lo absorva Arsat o lo compre Clarin o Mongo Aurelio por que Vila perdio su chance al no pagar esas frecuencias , el problema es que Arsat no lo va a hacer nunca porque ya tuvo asignadas frecuencias de 3G y nunca invirtio en una red movil ni tuvo la voluintad de hacerlo porque Arsat esta para sostener los negocios de las telefonicas y agarrrar los programas que Argentina copio de Brasil como Argentina conectada que supuestamente iba a llevar fobra a todo el pais y lo terminaroin en el año 2425 , esas frecuencias se las sacaron a Arsat y las licitaron junto con 4G , habia ganado Arlink con Vila y no pago y vuelven a Arsat o sea quedan inutilizadas para mejorar la red de telefinia movil por no usar el espectro y dejarlo para Arsart o sea para que quede sin explotar nunca , bueno a menos que termiunen priuvatizando Arsat para tener la capacidad financiera del capital a invertir en radiobases en todo el territorio nacional algo que evidentemente por la decgada truchada de los K es imposible sin aportes privados de capital porque el estado prefiere siempre como durante la decada truchada de los K usar sus fondos para pagar la deuda . Otra cosa es que competir contra Directv esta muy bien , antes existia SkyOnline y Directv la hizo quebrar para quedarse con el monopolio del servicuo y asi manejar el precio , bah es lo que cualquier empresa intenta en interntara hacer siempre porque esa es la esencia del sistema 






Juicio de Once: un régimen de masacre, una lucha que no termina

29 de diciembre de 2015 Por Marcelo Ramal 
 
Corrían los últimos días de diciembre de 2010. El entonces secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi recorría los medios para acusar de “sabotaje”  a los ferroviarios que denunciaban  la precarización laboral y el vaciamiento de las líneas.  Varios de ellos, como Hospital y Merino, padecieron prisión a causa de esas denuncias fraudulentas. 
 
Cinco años después, Schiavi, junto a Ricardo Jaime y los hermanos Cirigliano, acaban de ser condenados como corresponsables o partícipes de la mayor masacre ferroviaria de la historia.  En el público, varios de aquellos luchadores –junto a los familiares de las víctimas de Once- celebraban el fallo. 
 
Entre una y otra circunstancia, no sólo 51 personas –“y un niño en gestación”, como repetía implacablemente el relator de la condena-pagaron con sus vidas el derrumbe ferroviario.  Un inmenso movimiento de lucha, el de los familiares de Once, junto a los ferroviarios combativos y quienes los acompañaron,  logró llevar a los Cirigliano, Jaime y Schiavi al banquillo. 
 
Ahora,  funcionarios y empresarios apelarán estas condenas en libertad, y seguirán moviendo sus recursos e influencias para obtener fallos más benignos y hasta zafar de la prisión. La justicia de este Estado, incluso cuando bajo la presión popular condena a los poderosos, es una versión amortiguada y mezquina de los verdaderos y brutales antagonismos sociales que están en juego. Por eso mismo, el tribunal se las arregló para aplicarle una condena –aún menor- a un trabajador,  el motorman de la formación que los Cirigliano habían hundido en la falta de mantenimiento y el abandono. 
 
Pero a pesar de los límites inocultables del veredicto,  por los estrados judiciales ha desfilado todo un régimen social y político. Los hermanos Cirigliano son parte de los privatizadores que rescató el kirchnerismo, a costa de los fondos públicos y de la precarización de los trabajadores. Mientras los trenes se venían abajo,  los Cirigliano desviaban los subsidios para financiar un proceso de concentración en las líneas de colectivos de la zona Oeste, y formar así  un verdadero monopolio de transporte.  Schiavi y Jaime fueron los arquitectos de ese desfalco nacional, bajo la jefatura de De Vido y los Kirchner. 
 
Mariano Ferreyra 
 
El gran episodio de lucha que destapó por primera vez a este triángulo corrupto  –los funcionarios del Estado, los empresarios y la burocracia de los sindicatos- fue el crimen de nuestro compañero Mariano Ferreyra.  La tercerización de ferroviarios, con la cual lucraban  los Pedraza,  expresaba esta malversación de fondos en el plano de las relaciones laborales. Sus socios mayores eran los Cirigliano, Roggio y otros.  Pero en el juicio a los asesinos de Mariano, estos empresarios lograron zafar de toda imputación. En  la tarde de hoy,  a la condena a Pedraza se suman los Cirigliano y algunos de los responsables políticos.  El movimiento de justicia por Mariano y el de los familiares de Once se han fusionado en su lucha y en el tiempo,  y  la jornada de hoy recoge parte de los frutos. 
 
Los unos y los otros 
 
Después de la masacre de Once,  el gobierno kirchnerista intentó realizar una operación quirúrgica, destinada a correr de la escena a los desprestigiados Schiavi y Cirigliano.  Cuando el régimen privatizador que éstos comandaban se fundió,  cambió de rostros y de socios para salvar lo principal:  o sea,  el saqueo capitalista del patrimonio ferroviario.  Vino entonces Randazzo, y sus compras millonarias a China, a costa del dislocamiento industrial y del vaciamiento de los talleres locales.  La expresión de este viraje fue la “seudonacionalización” ferroviaria,  que abrió un nuevo filón de negocios focalizado en el servicio de cargas.  Los familiares de Once tuvieron el enorme mérito de denunciar, paso por paso,  esta cosmética kirchnerista,  que buscaba borrar las huellas de la masacre de febrero de 2012. En cambio,  el macrismo apoyó en el congreso a la seudoestatización ferroviaria: Randazzo fue el puente entre el kirchnerismo y el gobierno actual,  que reemplazó a los Cirigliano por otros privatizadores.  Mientras tanto, la precarización laboral en el ferrocarril continúa. 
 
Como se ve, la lucha por la masacre de Once y sus implicancias retrata a un régimen social y a sus partidos, a los que gobernaron y a los que gobiernan.  Por eso mismo,  la jornada de hoy es parte de una lucha que no termina:  en primer lugar, por la prisión efectiva de los vaciadores y responsables condenados, y  para que el hilo de las responsabilidades llegue hasta el final;  para que los privatizadores y sus socios –la burocracia sindical- sean definitivamente expulsados del ferrocarril,  y conquistemos su gestión obrera y colectiva, en función de un plan de reindustrialización bajo la dirección de los trabajadores. 
 
La condena, aún retaceada, a un conjunto de connotados verdugos de trabajadores, es un peldaño y un aliciente para esa lucha. 

martes, 29 de diciembre de 2015

“Emergencia eléctrica” de Macri, o la extorsión del tarifazo

28 de diciembre de 2015

En el primer día crítico de calor, consumo de energía y cortes masivos de luz, el ministro de energía Aranguren tuvo oportunidad de explicar en qué consiste la “emergencia eléctrica” de su gobierno. Cualquiera puede pensar que ese concepto se relaciona con medidas elementales para paliar las consecuencias de los cortes, desde el suministro de agua a los barrios afectados hasta la instalación de generadores móviles.   Pero nada de esto se le escuchó a Aranguren.  
 
La mayor novedad de la “emergencia” oficial consistiría en poder consultar, en la página del Ente Regulador del servicio (ENRE) a qué hora o día aproximados nos devolverían la luz.  Por lo demás, el ministro ni siquiera anunció restricciones de consumo en grandes luminarias o carteleras de publicidad, una medida básica para preservar al consumidor residencial.  En cambio, Aranguren se dedicó a explicar que todo será “inevitable”,  hasta “que se hagan las inversiones necesarias”.   La “emergencia” es una fatalidad bíblica, que deberíamos esperar de brazos cruzados.
 
Popularmente, la conducta del ministro tiene un nombre: “dejarla pudrir”.  O sea, que la población atraviese el colapso eléctrico como un trago amargo y necesario.  Esta conducta tiene su explicación:  el gobierno prepara las condiciones políticas para presentar al tarifazo en la luz –que ya comienza en este mes de enero- como un paso inevitable, precisamente, para aportar los recursos necesarios para la reparación de las redes de distribución.  El “eficientista”
 
Aranguren, por lo tanto, es un defensor del parasitismo:  las distribuidoras de energía, que usaron los subsidios K para comprar  empresas de energía en el interior (y favorecer la concentración del negocio) repararían sus redes sin aportar un peso de inversión, sino a costa de los usuarios.  Mientras tanto,  estos mismos pulpos reúnen otra fuente de recursos:  la suba de sus acciones en la Bolsa,  especulando justamente con la suba de las tarifas. 
 
A la espera de ser expoliados, los vecinos de Caballito, Villa Crespo, Floresta ( o Merlo, Quilmes y tantas otras localidades) deberían esperar –a oscuras- el sablazo de las nuevas tarifas. 
 
Hay que rechazar esta extorsión, y organizarnos en los barrios para reclamar una verdadera emergencia eléctrica, a costa de los pulpos y del Estado que los apañó:
 
- Instalación de generadores en consorcios y manzanas afectadas,  a cargo de los municipios. 
 
- Duplicación inmediata de las cuadrillas de reparación de cámaras y subestaciones, con salario de convenio a sus trabajadores. 
 
- Provisión sin cargo de agua a las barriadas. 
 
- Control del consumo para publicidad empresaria, bajo un comité de control de trabajadores y usuarios. 
 
 Marcelo Ramal
 

¡Fuerza, Chicha!

27 de diciembre de 2015 | #Prensa Obrera 1395 | Por Jacyn 
 
La ilusión del reencuentro entre “Chicha” Mariani y su nieta Clara Anahí duró apenas veinticuatro horas. En la tarde de Navidad se informó a través de un comunicado que un nuevo examen realizado en el Banco Nacional de Datos Genéticos había descartado la filiación entre Chicha y María Elena Wherli, la mujer de 39 años que había acercado el supuesto resultado positivo de un laboratorio privado cordobés. Según constataron Chicha y sus abogados, un primer análisis realizado en el BNDG en junio había descartado el vínculo, pero Wherli no lo informó. 
 
Posteriormente, en una conferencia de prensa, los colaboradores de Chicha informaron que la noticia del supuesto reencuentro había sido difundida prematuramente por Chicha y sus compañeras, llevadas por la emoción acumulada en casi 40 años de búsqueda. Las personas que hicieron el frustrado anuncio son luchadores de conducta intachable. Queda en manos de la Justicia esclarecer cómo llegó el certificado trucho a manos de Wherli y las responsabilidades tanto del laboratorio como de la joven.
 
El caso confirma una vez más la autoridad excluyente del Banco Nacional de Datos Genéticos en la materia. El BNDG, en cuya creación Chicha Mariani jugó un rol central, se encuentra en estos momentos a cargo del Ministerio de Ciencia que conduce el kírchnero-macrista Lino Barañao.
El BNDG fue creado por ley en 1987, como un organismo autónomo y autárquico, con competencia para resolver todos los casos de filiación, ocurridos bajo la dictadura o no.
 
Durante casi treinta años, su sede fue el servicio de inmunología del Hospital Durand. En 2009, el kirchnerismo -con el apoyo de gran parte de la centroizquierda- impulsó su traspaso al Ministerio de Ciencia y limitó sus competencias a los casos anteriores al 10 de diciembre de 1983, excluyendo los casos de desapariciones en democracia -que suman más de 200, según el relevamiento de los organismos de derechos humanos.
 
Los asesores del FpV para diseñar la nueva ley provinieron del riñón de los grandes laboratorios. El primer coordinador a cargo del traspaso fue Hernán Dopazo, un lobbista que anunció abiertamente la pretensión de convertir al BNDG en una plataforma para la asociación con los laboratorios privados en el desarrollo de la medicina genómica (personalizada). El traslado fue consumado hace pocos meses con la complicidad de Mauricio Macri y del gobierno porteño. Sus nuevos directores, designados tras un concurso de antecedentes diseñado a medida, son accionistas de laboratorios genéticos privados. El BNDG es un botín muy preciado en manos de un ministerio que es una sucursal de Monsanto. Chicha Mariani se opuso desde el principio al desguace nac&pop. Junto a Mirta Baravalle, Elsa Pavón, Hijos La Plata, Colectivo Memoria Militante y Apel, entre otros, compartimos la batalla política y judicial para impedirlo. 
 
La responsabilidad del Estado es indisimulable. Acompañamos a Chicha en este duro momento redoblando la movilización por la restitución de todos los chicos apropiados por los genocidas y la inmediata apertura de los archivos de la dictadura y nuestro compromiso en defensa del Banco Nacional de Datos Genéticos y del acceso universal al derecho a la identidad.
 
Juicio y castigo a todos los culpables. 

lunes, 28 de diciembre de 2015

El Partido Obrero presenta cuatro leyes en defensa de los trabajadores frente al ajuste

28 de diciembre de 2015

Refuerza así su reclamo de Sesiones Extraordinarias


En el día de hoy, los Diputados del Partido Obrero, Soledad Sosa, Néstor Pitrola y Pablo López, quienes conforman el Bloque Frente de Izquierda y los Trabajadores, presentaron cuatro proyectos de ley de absoluta urgencia en defensa de los trabajadores ante las consecuencias de las medidas económicas del gobierno de Mauricio Macri.

Néstor Pitrola declaró “Los decretazos de Macri han significado una transferencia de ingresos a favor de exportadores, pooles de siembra, tenedores de dólares futuros y grupos financieros, cercana a los 200 mil millones de pesos, que impactarán de lleno en los bolsillos de trabajadores, consumidores y contribuyentes, junto a los inminentes aumentos de tarifas resultantes de la emergencia energética”.

“Hoy presentamos un paquete de leyes, -que debería ser incluido de inmediato en Sesiones Extraordinarias, junto a todas las cuestiones impositivas y de deuda pública- en defensa de los trabajadores: Prohibición de despidos y suspensiones por un año, repartiendo las horas de trabajo disponibles sin afectar salarios; aumento de emergencia de $4000 para activos y jubilados; salario mínimo de $10 mil y jubilación mínima de $8500; abolición del impuesto a las ganancias sobre salarios de convenio y jubilaciones.”

Pitrola finalizó “Estas iniciativas legislativas, junto al reclamo de los bonos de fin de año, son parte de una campaña política en el movimiento obrero, de asambleas y congresos con mandato para enfrentar el ajuste. Por el adelantamiento de paritarias absolutamente libres al 1º de enero, por un salario mínimo equivalente a la canasta familiar y por la actualización mensual de los salarios por inflación”.

Fuente: http://www.po.org.ar/comunicados/politicas/el-partido-obrero-presenta-cuatro-leyes-en-defensa-de-los-trabajadores-frente-al-ajuste

Primeras lecciones de la nueva etapa

27 de diciembre de 2015 | #1395 | Por Marcelo Ramal 
 
Han transcurrido solamente dos semanas desde la asunción de Mauricio Macri. Pero el movimiento obrero ya libró sus primeras luchas y ha cosechado sus primeras e importantes lecciones políticas. 
 
El conflicto de Cresta Roja se colocó en el primer lugar de la tensión política entre la clase obrera y el gobierno. Desde su primer día, el macrismo apostó a un desangre del conflicto, que dejara a sus trabajadores librados al curso de una reconversión de carácter capitalista -con buena parte del plantel obrero afuera, o con el cierre liso y llano de la planta. En función de ese propósito, Macri no vaciló en poner en marcha el primer episodio de su “emergencia en seguridad”, no contra el delito organizado sino contra los trabajadores de la avícola. La lucha tenaz de esos trabajadores, que se sobrepusieron incluso a la represión, obligó al gobierno a recibir a los delegados. La suma de dinero entregada a los trabajadores como paliativo, por un lado, y el anuncio de la quiebra, por el otro, buscaron descomprimir el conflicto sin que el gobierno renunciara ni por un momento a una salida antiobrera. Entre los principales acreedores de la quiebra, figuran la Afip, Rentas de Buenos Aires y varios bancos estatales. En esas circunstancias, la ejecución de estas deudas impondría la expropiación de la planta por parte del Estado y su funcionamiento con todos los trabajadores adentro. En cambio, los “cráneos” oficiales que pergeñan la venta a un grupo privado no sólo quieren hacerlo contra el derecho al trabajo de la mitad de los obreros, sino planteando, además, que “la deuda con los organismos del Estado y bancos debería ser refinanciable a muy largo plazo para (…) que la firma sea viable” (La Nación, 24/12). O sea que después del subsidio del Estado K a los vaciadores de Rasic, vendría el subsidio del Estado PRO a sus eventuales compradores (la licuación de la deuda con el Estado). Como se ve, la “austeridad fiscal” que pregona el gobierno sólo vale para los trabajadores o los gastos sociales, nunca para los capitalistas. 
 
Cresta Roja es el país  
 
A la luz de esta “salida”, es claro que Cresta Roja constituye un retrato del país. Argentina es un gran concurso de acreedores, después del tendal que dejó el kirchnerismo en beneficio de los tenedores de la deuda usuraria, privatizadores y otros sectores capitalistas. Pero en la fila de acreedores, la gestión macrista ha colocado en primer lugar a los monopolios agrarios e industriales y al capital financiero. Los nuevos estigmatizadores de piquetes ocultan cuidadosamente al mayor de los piquetes organizados contra el país en estos meses -a saber, el acaparamiento de la cosecha por parte de las cerealeras y los pooles de siembra. Esa extorsión, que los “nacionales populares” también toleraron sin chistar, duró hasta arrancar el dólar a 14 pesos y la reducción o eliminación de los impuestos a la exportación. Pero quienes liquiden dólares en las nuevas condiciones podrán colocarlos a los intereses astronómicos que el propio gobierno les ha asegurado. Esta nueva y redituable bicicleta financiera será pagada con mayor carestía y mayor recesión. De paso, es el camino que el propio gobierno se traza para enfrentar las futuras paritarias -o sea, que la mayor desocupación actúe como disciplinador social.
 
En cambio, quienes organizaron esta verdadera sangría contra el país consideraron “inviable” el pago de un bono de fin de año para todos los trabajadores. El gobierno dejó librada esta cuestión a las negociaciones por gremio e incluso por empresa, pero jurando que el “Estado no podía” (pagar el bono). El Tesoro, sin embargo, es un beneficiario de la carestía promovida por la propia política oficial, pues recauda más en todos los impuestos que se calculan sobre los precios de venta. Con la negativa al bono, el gobierno se sirve de esa mayor recaudación para afrontar la deuda pública o resarcir a la “patria contratista”. Como en Cresta Roja, los responsables y beneficiarios de la quiebra nacional vuelven a ser premiados -a costa del conjunto de los trabajadores. 
 
La clase obrera, la burocracia sindical, el kirchnerismo   
 
La burocracia ha mirado pasar la lucha de Cresta Roja y estos grandes ataques al salario. Los Moyano o Caló dejaron librada la cuestión del bono a las negociaciones por gremio -lo que quería Macri. La burocracia ha postergado hasta sus propias tratativas de unificación, con tal de no agitar las aguas en medio del ajuste. El gobierno ha anunciado que “no habrá índices de precios” por algunos meses -o sea, que también ha declarado una suerte de “estado de excepción” o “emergencia” en materia inflacionaria, y nada menos que en los meses signados por la devaluación y los anunciados tarifazos (el nuevo Indec arranca haciendo “la gran Moreno”).
 
Para después, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quiere paritarias en base a “la inflación esperada”; o sea, con borrón y cuenta nueva respecto de los actuales aumentazos. Con su pasividad, la burocracia sigue a la clase capitalista que se ha alineado en masa con el nuevo gabinete, detrás del objetivo de un rescate financiero internacional. Pero esto vale también para la flamante oposición kirchnerista. En estos días, La Cámpora, el sabbatellismo y otros han “ganado la calle” en defensa de sus prebendas en el aparato estatal -por caso, la defensa del ente de Medios que amparaba a los capitalistas de los canales “amigos”. En cambio, no se los ha visto pelear por Cresta Roja o por la agenda acuciante del salario. El episodio más agudo de este ninguneo ha sido la deserción en la marcha del pasado 22 -por el bono de fin de año y por Cresta Roja- por parte de algunas organizaciones kirchneristas que habían anunciado su concurrencia. No sólo se bajaron del barco cuando el gobierno anunció ¡400 pesos! para los jubilados y las asignaciones, sino que se llevaron consigo al primer convocante de la marcha -la CTA de Pablo Micheli. En este cuadro, la movilización del 22 quedó en manos de la izquierda y el activismo clasista, que aseguraron una concurrencia con delegaciones obreras destacadas. Toda una lección para lo que viene: la oposición al ajuste y al gobierno PRO van a estar unidas a la lucha por la expulsión de la burocracia y la recuperación de los sindicatos, pero también a una demarcación implacable del kirchnerismo. El seguidismo a los K sólo puede servir de pulmotor para el nacionalismo en descomposición, sin aportar un gramo a las necesidades de lucha contra el ajuste oficial. La emergencia de un gobierno de “centroderecha” o “neoliberal” debe ser un factor de mayor separación política entre el clasismo y la izquierda revolucionaria, de un lado, y el nacionalismo del otro. Ello, porque debe desnudar las tendencias al compromiso y a la capitulación política de los antiguos socios de Cristóbal López y Chevron. Con esta comprensión, ingresamos a un 2016 de luchas y, más que nunca, por la independencia política de los trabajadores. 

domingo, 27 de diciembre de 2015

El cuerpo de Delegados de Cresta Roja, a los trabajadores y a la opinión pública

26 de diciembre de 2015 | Por Partido Obrero
El Cuerpo de Delegados de Cresta Roja y los trabajadores hemos librado una larga lucha contra el vaciamiento de la empresa, por la por la continuidad de la totalidad de nuestros puestos de trabajo y por la integridad de nuestro trabajo.

Lo hicimos durante meses, antes y después del 10 de diciembre, ante los gobiernos anteriores de la Provincia y la Nación y ante los nuevos gobiernos que asumieron hace 14 días.    

Queremos dejar constancia que el Partido Obrero como otras organizaciones nos han apoyado en movilizaciones a la justicia ante el Congreso de la Nación con sus diputados, marchando a Plaza de Mayo donde pedimos audiencia con el Presidente a través de una carta y también en la carpa de Ezeiz injustamente reprimida.   

Sus representantes han acompañado las decisiones soberanas de los trabajadores y sus asambleas. Los desligamos de toda responsabilidad en la represión desatada contra los trabajadores y, al contrario, agradecemos la actitud respetuosa de la Diputada Nacional Soledad Sosa (PO Mendoza) y del Diputado Guillermo Kane quienes junto a dirigentes de Ate Sur sufrieron con nosotros la represión del día 22 de diciembre.

Cristian Villalba en representación de todos. Comisión Interna.

Video :
Cristian Villalba, delegado de Cresta Roja desliga al PO de los incidentes y agradece por el apoyo. El Partido Obrero denunció penalmente a Patricia Bulrich, ministra de seguridad, por injurias y calumnias para justificar la represión contra los trabajadores de Cresta Roja
Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/online/sindicales/el-cuerpo-de-delegados-de-cresta-roja-a-los-trabajadores-y-a-la-opinion-publica

Afsca, Memorandum , Negociados MM, Cresta Roja

24 de diciembre de 2015 | Por Jorge Altamira


      Martín Sabatella es un muerto en vida y no porque MM haya intervenido el Afsca. Los Cristóbal López, los Garfunkel y hasta los Szpolsky, beneficiarios capitalistas de la ley de medios, le han bajado el pulgar al aparato de propaganda del kircnherismo. El casinero López, como cabía esperar, no le renovó el contrato a los talibanes de la TV pública – lo cual demostró, de paso, que era una tercerizada del capital privado. El jefe de ella, Tristán Bauer, ya se fue sin abrir el pico – Martín resiste sin el apoyo de los patrones que lo bancaron. Esta convergencia entre las patronales MM y K es la premisa de la intervención macrista. El tardío recurso de Nuevo Encuentro de otorgar licencias a medios comunitarios, es un saludo a la bandera.

    Si la defensa del privatizador Sabatella no tiene destino, la política del nuevo gobierno en materia audiovisual plantea un gran desafío al movimiento obrero y a la democracia política. Los Ceos del macrismo se proponen poner en marcha la piedra libre para los grandes capitales de medios, en los términos que definió el fallo de primera instancia que declaró la inconstitucionalidad de la ley vigente finalmente aceptada por la Corte. Con el pretexto de la necesidad de incorporar “las nuevas tecnologías”, ese fallo reclamaba la aplicación de capital en gran escala en la industriadesde la telefonía, las redes y los medios tradicionales de comunicación. En definitiva, lo que reclaman Clarín, las telefónicas y el capital internacional, como la norteamericana ATT, que acaba de comprar DirectTv. La abundancia de funcionarios nombrados por el macrismo que pasaron por Telecom hace sospechar a Clarín que quizás la balanza se incline para el otro lado en la disputa con las telefónicas.
    Frente al planteo de una fuerte monopolización y hasta extranjerización de los medios, pensamos que debemos iniciar la discusión de un programa contra esta mayor regresión en el derecho a la libertad de expresión en primer lugar entre los trabajadores de prensa y su flamante sindicato independiente, Sipreba. Sería útil y conveniente adelantarse al envío oficial del envío de ley al Congreso. El proyecto que se pergeña entrañará en primer lugar una ola de despidosalegando personal redundante y por una mayor flexibilización laboral. Desmintiendo el ropaje democrático con que se disfraza el oficialismo, habrá una fuerte persecución ideológica. 

    Para enfrentar esta perspectiva, el programa debe plantear la oposición a los despidos y el pase al contrato laboral por tiempo indeterminado de todos los trabajadores de tiempo parcial. En el campo de los medios y de la prensa, el planteo de un control obrero es fundamental para defender la trasparencia de la información y la independencia intelectual e ideológica de los periodistas. Este control obrero debería servir también para supervisar las cuentas de las empresas y los superbeneficios, que se reforzarán con la concentración de capital. Esta bandera sería un fuerte argumento para ganar a los usuarios de medios, que deberán sufrir, como en el resto de los servicios, un fuerte tarifazo (para financiar ‘nuevas tecnologías’, con plata del pueblo). La lucha de los delegados de la TV pública contra la arbitrariedad del oficialismo K, así como la movilización de los trabajadores de prensa de La Nación contra la campaña de amnistía para los responsables de crímenes de lesa humanidad de su propio diario, demuestra que el camino a seguir es adecuado a las circunstancias políticas y a la tendencia de los periodistas.
    Abramos un debate sin demoras. Ni Macri ni Scioli, defendamos el derecho al trabajo y a la libertad de expresión por medio de una acción independiente. 

Memorandum 

    Como cabía esperar los MM derogaron de hecho el memorando que Argentina firmó con Irán por la responsabilidad que se atribuye a Irán en el atentado a la Amia. Es significativo que MM se haya salteado en esto al Congreso de la Nación, incluso cuando ese memorando tiene jerarquía de ley. ¿No es curioso que se comporten con más arbitrariedad que la que le atribuyen a los K y eviten un nuevo debate público? ¿Será que Macri quiere reemplazar a la democracia parlamentaría por la democracia judicial? Mientras tanto, se encuentran enterrados, el esclarecimiento del atentado, la conexión local y la responsabilidad de la ex Side, la Cia y el Mossad en los desvíos y encubrimientos de la investigación. La responsabilidad de Irán no ha pasado el estado de la sospecha – las pruebas no han sido presentadas.
    El Partido Obrero rechazó el procedimiento del memorando, precisamente porque encubría la responsabilidad de esos actores. Hicimos oposición política, no judicial. Ahora rechazamos el procedimiento judicial del gobierno (que retiró la apelación contra la inconstitucionalidad de ese texto) y reclamamos un nuevo debate público en el Congreso y la sociedad, sin recurso al trámite exprés de los K. 

Negociados en tiempo récord 

    La devaluación del peso, la eliminación o reducción de las retenciones a la exportación y la suba de diez puntos de las tasas de interés – hasta el 40% - han beneficiado antes que nada a los grupos económicos que especularon en forma delictiva contra la moneda nacional, con el acaparamiento de parte de la vieja cosecha y con las operaciones en los mercados de futuros de las divisas. Que sirvan para reactivar la producción en beneficio de esos mismos actores está aún por verse, esto porque depende de un conjunto de factores, incluidos los internacionales. La suba de los costos internos y de la tasa de interés con un dólar fijo opera en sentido inverso a la devaluación – revaloriza el peso frente al resto de las monedas. La operación devaluación-retenciones- tasas podría dejar beneficios a los acaparadores del orden de los $200 mil millones.
    Ayer, los MM anunciaron que emitirán un bono para los importadores que se endeudaron con sus casas matrices para la ausencia de dólares para importar, de u$S5 mil millones de dólares, aunque el ministro de Agricultura rectificó luego el dato a u$S10 mil millones de dólares. La tasa de interés sería un elevado 6% y se cancela en seis meses. Importadores intra firmas reciben todo, los trabajadores de Cresta Roja una migajita. Hay otro punto más, sin embargo: ¿a qué tipo de cambio le dan los bonos en dólares? ¿Al que ellos reclaman, $9.65 por dólar, cuando pidieron la importación, o a los $13/14 que cotiza ahora? Por lo que rectificó el ministro, estos importadores se beneficiarían también por la devaluación, y el bloqueo que sufrieron para importar se convertiría en un pingüe negocio de especulación contra el peso.
Todo para el capital, nada para la fuerza de trabajo. 

Cresta Roja 

    María Eugenia Vidal siempre fue clara: el estado no apoyaría los reclamos adeudados de los trabajadores de Cresta Roja sino que había que iniciar un procedimiento de quiebra, para transferir la empresa al capitalista dispuesto a comprarla. La quiebra perjudicaría, sin embargo, al estado, que es el principal acreedor de la empresa. El nuevo patrón no se haría cargo de esa deuda, al revés: la compra libre de ellas. Pero con esa plata que se perderá, la gobernadora Heidi podría pagar una expropiación de la empresa y entregar su gestión a los trabajadores. La quiebra no servirá para pagar los salarios y aportes adeudados a los obreros; si se llegara a un arreglo en la quiebra, el dinero lo pondría el propio estado. ¿El comprador garantizará el empleo de todos los trabajadores? Eso no es competencia de una quiebralos despidos afectarán a Cresta y a los obreros de las proveedoras. La justificación será “el aumento de la productividad”. En la crisis de 2002 hubo un rechazo masivo a las quiebras vinculadas a la compra de las empresas por otro grupo de propietarios, precisamente por los despidos, y se impuso la expropiación.
    La expropiación de Cresta Roja y de los bienes del grupo Rasic y la gestión obrera, son la salida más barata erario público y la adecuada para defender el derecho al trabajo.

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/online/politicas/afsca-memorandum-negociados-mm-cresta-roja

sábado, 26 de diciembre de 2015

Gerardo "Batallón 601" Martínez, en venta

| #Prensa Obrera 1394 | Por Marcelo Mache  
 
Tuvieron que pasar unos pocos días del resultado del balotaje presidencial para que el secretario general de la Uocra, Gerardo Martínez, comenzara a tender puentes hacia el gobierno de Macri. 
 
Martínez fue, durante años, uno de los gremialistas K más obsecuentes. Apoyó la candidatura de Scioli especulando sostener los acuerdos que le han permitido gozar de impunidad en las causas que investigan su participación en la última dictadura militar y en los distintos hechos de violencia que con frecuencia han involucrado a la Uocra. 
 
Con la detención de Roberto Gordillo a fines de 2014, y frente a la denuncia impulsada por el Sitraic y los organismos de derechos humanos, Martínez se vio acorralado por la Justicia. Gordillo fue jefe de interrogadores del Operativo Independencia, a cargo de Antonio Bussi, y el que reclutó a Martínez para el Batallón 601 de inteligencia de la dictadura militar, lugar desde el cual colaboró en la detención y desaparición de cientos de trabajadores. 
 
La obsecuencia de "601" Martínez con el poder político y los gobiernos de turno no sólo responde a la necesidad de garantizar su libertad. Bajo su modelo de coimas, patotas y aprietes es un elemento clave del sostenimiento de un esquema de negocios y complicidades montado con las patronales de la construcción y el Estado. Chediack, presidente de la Cámara de la Construcción, lo consideró un "aliado estratégico" en un sector dominado por el trabajo en negro, la precarización laboral y los acuerdos salariales ruinosos para los trabajadores. 
 
Como otros tantos dirigentes sindicales, Martínez se anotó entre los que le reclaman al próximo gobierno firmeza en cuanto al unicato sindical en los gremios industriales, consciente de que la ampliación del ámbito nacional del Sitraic significaría el principio del derrumbe de una estructura nacional descompuesta.
La lealtad política de Gerardo Martínez tiene como precio su propia cabeza, por lo que se prepara para dar el salto esperando una oferta del otro lado del mostrador. Aunque para ello primero tenga que demostrar su capacidad de contener a los trabajadores frente al ajuste.

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1394/sindicales/gerardo-batallon-601-martinez-en-venta

El litoral bajo agua

24 de diciembre de 2015 | Por Juan Garcia

La crecida de los Ríos Iguazú, Paraná, Paraguay y Uruguay está en un ciclo claramente ascendente. Hay miles de evacuados en todas las localidades, localidades aisladas por completo (como Alberdi, frente a la Capital Formoseña, o Isla del Cerrito en el Chaco) y pérdidas enormes para los pueblos ribereños. 

Las crecidas se deben al alza de precipitaciones debido a la corriente del niño. El pronóstico de un "niño Godzilla" circula entre los especialistas al menos desde principios de año, sin embargo, no se han tomado las medidas de atenuación de daños necesarias. Las crecidas de los años ´83, ´92, ´98, dejaron una vasta experiencia en este sentido. Es preciso alertar a los pobladores de todas las zonas ribereñas, prevenir previamente sobre los niveles previstos de crecida sobre la base de estimaciones científicas, establecer vías de evacuación adecuadas, y dotar a las localidades de las herramientas y maquinaria necesarias para fortalecer las defensas. Nada de eso se ha hecho. Los miles de evacuados en condiciones límite son el producto de una acción improvisada frente a una catástrofe anunciada, y la acción del Estado se limita a distribuir (insuficientes) colchones, alimentos y chapas. Las estaciones de bombeo que presentan fallas, las defensas con grietas y las fallas de infraestructura son noticia corriente y patrimonio de todos los gobiernos provinciales y también del Paraguay.

Excepto en zonas puntuales donde se ha inundado el corazón de los pueblos (Isla del Cerrito, Puerto Pilcomayo), la crecida golpea principalmente en las zonas urbanas que están por fuera del casco de las defensas. Pone de manifiesto las condiciones precarias de vivienda de todas las ciudades del noreste, en las cuales los asentamientos se ubican en las zonas inundables. Los suelos saturados ayudan a que barrios enteros se transformen en lagunas.

Lo peor, sin embargo, podría estar por venir. Ocurre que de continuar la crecida, pondrá a prueba fuertemente las defensas que protegen los cascos céntricos de las principales ciudades. En esta eventualidad, para Resistencia, estaríamos frente a una catástrofe de las dimensiones de las grandes inundaciones de los 80 y los 90. El Estado no ha tomado ninguna prevención frente a este eventualidad.

Frente a este cuadro, va asomando una movilización popular. Los piquetes por ayuda se han generalizado en Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones. Levantamos un programa: la reubicación inmediata en zonas altas, la defensa del derecho a la vivienda, la indemnización por daños, y la asignación de todos los recursos del Estado para paliar daños y proteger la infraestructura de defensa. Con este programa el PO ha iniciado su campaña de solidaridad y lucha.

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/online/sociedad/el-litoral-bajo-agua

viernes, 25 de diciembre de 2015

Represión y quiebra en Cresta Roja

24 de diciembre de 2015 | Por Guillermo Kane 

    El martes 22 a la mañana temprano, la Gendarmería desató la primer represión del día sobre el acampe de los trabajadores de Cresta Roja. A pesar de que la protesta se había reducido desde el día anterior a dos carriles, los jefes del operativo le comunican a los delegados que deben desalojar y comienzan a reprimir con camiones hidrantes y a palazos antes de que estos lleguen a reunir a los trabajadores a comunicar la instrucción.

 El jefe del operativo fue claro: “esto es por orden del presidente” La vicepresidente Michetti y el Ministro de Trabajo Triaca fueron los encargados de comunicar lo discutido en el gabinete presidencial. Michetti dijo “Si vuelven a cortar una ruta, vamos a actuar igual”. Es claro que la represión no sólo tuvo por objeto desgastar al colectivo de trabajadores de Cresta Roja que vienen peleando por sus fuentes de trabajo, si no enviar un mensaje atemorizador contra todos los trabajadores que enfrentan el ajuste, la carestía, los techos salariales.

   Al mediodía hubo un intento de negociación, realizado por los delegados respaldados por miembros de las organizaciones de izquierda presentes, entre ellos Soledad Sosa, diputada nacional del Partido Obrero y Guillermo Kane, diputado provincial bonaerense, con un representante del Ministerio de Seguridad. Mientras la reunión terminaba, fijando una reunión a la tarde en el Ministerio de Trabajo, fue detenido un manifestante, Daniel Acosta, yendo a cargar agua al aeropuerto, y a los pocos minutos comenzó una nueva represión sobre los trabajadores que acampaban al costado de la ruta, con una intensidad mayor a la de la mañana, tirando decenas y decenas de balas de goma. 
  Los choques fueron intensos y duraron por lo menos media hora. Uno de las dos decenas de trabajadores heridos en la refriega, Guillermo Sánchez, sufrió un infarto poco tiempo después, y está internado grave en una clínica en Monte Grande.
    Esta represión es un nuevo intento de quebrar a los trabajadores de Cresta Roja que vienen rechazando los planteos de la patronal vaciadora (y de eventuales compradores) de reducir personal y salarios. A pesar de enfrentar  el fin de año sin cobros de salario (sólo cobraron en diciembre un REPRO de 4000 pesos) y del aislamiento que ha intentado imponer la burocracia de Morán del sindicato de alimentación, los trabajadores se han mantenido firmes.

A pocas horas de la represión, la movilización de miles de trabajadores congregados por el sindicalismo clasista y la izquierda en Plaza de Mayo por el bono de fin de año, añadió como bandera central la defensa del conflicto de Cresta Roja. Renglón aparte merece el grupo Convergencia Socialista, que tiene influencia sobre algunos trabajadores y había montado en su momento una lista divisionista que casi permite a la burocracia retomar el cuerpo de delegados de la planta de Echeverría. Durante el día trabajaron para frustrar la confluencia entre Cresta Roja y esta movilización del clasismo y tuvieron de conjunto una actuación nefasta, que fue repudiada por la asamblea de trabajadores.  

Quiebra 

    La reunión en el Ministerio de Trabajo con los delegados dio como principal anuncio que la jueza Valeria Pérez Casado dictaminó la quiebra. Junto a esto, un paquete de alimentos para los trabajadores para pasar las fiestas y un refuerzo para el REPRO en enero. El gobierno trajo 5 camiones con alimentos para pollos que posibilitaría faenar en 45 días. Una asamblea de 1200 trabajadores espero comprobar que fuese liberado el compañero detenido y votó volver a reunirse semanalmente.

   Hay una sensación contradictoria. Los trabajadores festejan que haya caducado la patronal vaciadora y de haber obligado a un gobierno que se negaba a tomar parte en el asunto a aparecer intermediando. Al mismo tiempo la gestión macrista buscó claramente forzar la quiebra para poder marchar a un desguace de la empresa donde el colectivo obrero no pueda enfrentar en unidad el ajuste a las condiciones laborales. El gobierno habló de cuatro empresas están interesadas, entre ellas el principal monopolio de la actividad, Tres Arroyos y un grupo mexicano, otro chino y otro brasileño. Ya abrió el paraguas de que ese comprador podría a su vez vender parte de las instalaciones de la empresa. Esta perspectiva de desguace pone en peligro miles de puestos.
    Más que nunca: ningún despido, que se respete salario y antigüedad de todos los obreros, que no se toque ni un puesto de trabajo. Que el Estado adelante los salarios enteros, no al desgaste por hambre. La capacidad productiva de Rasic es necesaria para los comedores escolares y de hospitales bonaerenses, que brindan un muy deficiente servicio alimentario. Si ningún comprador quiere hacerse cargo del personal en sus condiciones actuales, que el estado se haga cargo y la producción vaya a cumplir con esa necesidad social.

 

Fuente:http://www.po.org.ar/prensaObrera/online/politicas/represion-y-quiebra-en-cresta-roja 


Se debatió la convocatoria a un encuentro obrero nacional

| #Prensa Obrera 1394 | Por Ileana Celotto


A mediados de noviembre, representantes sindicales de Aceiteros de Capital, delegados de la 60, AGD-UBA, Fate y de la seccional Oeste de la UF (Sarmiento) nos reunimos para intercambiar opiniones sobre la situación del movimiento obrero y la necesidad de fortalecer las luchas por las reivindicaciones de los trabajadores. Nuestra conclusión se plasmó en un llamamiento a otras direcciones sindicales sobre la comprensión, en esos días previos al balotaje, de la importancia de unir a los que luchamos contra las burocracias sindicales, la ofensiva patronal y contra el ajuste que ya se venía desarrollando y que se agudizaría ganara quien ganase las elecciones.

La presencia de las representaciones de dos grandes huelgas triunfantes en 2015, como Aceiteros y la “60”, junto a sindicatos muy representativos, fue convocante. La reunión se concretó el viernes 11 en la sede de AGD, con la participación de más de 100 compañeros de distintas ramas del movimiento obrero, de sindicatos, cuerpos de delegados, seccionales y comisiones internas antiburocráticos y de la izquierda sindical.

El plenario fue presidido por Hugo Swarzman y Héctor Cáceres, de la “60”; el “Pollo” Sobrero, por su seccional; Ileana Celotto, de AGD; Alejandro Crespo, del Sutna San Fernando, y Miguel Maiale, por Aceiteros Capital. Fue un plenario de lucha y debate político que comenzó con el saludo de la esposa de uno de los compañeros condenados de Las Heras, que sirvió para marcar el reclamo de absolución y desprocesamiento de todos los luchadores.

Desde la mesa presentamos la propuesta de rodear de apoyo las luchas y homogeneizarnos para expulsar a las burocracias de los sindicatos, la necesidad de impulsar un programa y acción para una salida obrera, independiente de las corrientes y partidos patronales para enfrentar la nueva etapa que se abre con el gobierno macrista. Se señaló también el terrible golpe económico a nuestros salarios que llevaron adelante “en la transición” los dos gobiernos, el que se va y el que viene.

Con un programa concreto de intervención por paritarias libres y por su adelantamiento, con representantes y mandato de asambleas, salario mínimo vital y móvil igual a la canasta familiar, indexación de los salarios, prohibición de despidos y suspensiones, ocupación de toda fábrica que cierre, pase a planta de los tercerizados, bono de fin de año o doble aguinaldo, no al pacto social, no al ajuste, se propuso la realización de un gran plenario obrero a principios de marzo. 

Desarrollo del plenario

El debate, que permitió, a través de casi 40 intervenciones, conocer el análisis de distintos sectores del activismo y los dispares grados de organización de los participantes, presentó polémicas.
Una gran parte del plenario, entre los que se contó la Coordinadora Sindical Clasista, apostó a la necesidad de ir a un gran encuentro a principios de marzo sobre la base del frente único con el programa expuesto y una política de independencia de clase. Caracterizó la existencia de una etapa donde se pretende que el rescate capitalista caiga sobre las espaldas de los trabajadores, con un ajustazo que el movimiento obrero tiene que enfrentar. También se escucharon posiciones como la sustentada por uno de los dirigentes que encabezó la delegación del PTS, de telefónicos, que rescató a las direcciones K de los sindicatos, como la de Foetra, sugiriendo la posibilidad de coordinar con los mismos la resistencia al macrismo. Pero lo único que ha hecho Foetra este año es enfrentar al clasismo (contra la ley de resarcimiento que presentaron la Naranja y el PO). Por otro lado, cualquier idea de “frente antimacrista” con el kirchnerismo conduce a la derrota. Justamente, aceiteros y la 60 chocaron con sus huelgas con el gobierno K, contra sus burocracias. Y la seccional Capital de aceiteros se ha colocado por fuera de las centrales burocráticas, tanto las CGT como las CTA. El planteo señalado más arriba atrasa respecto de la reunión misma y sus propósitos políticos.

Quedaron expuestos, también, prejuicios hacia la izquierda y sus partidos, en parte alimentados por experiencias en las que primó el faccionalismo autoproclamatorio por encima del frente único obrero (aunque el estallido de Atlanta respondió a la falta de una orientación política común de sus organizadores). La CSC-PO reivindicó el método de los cinco plenarios del Sutna San Fernando, en un amplio marco del activismo y la izquierda, o la conformación de frentes únicos antiburocráticos como el de los Suteba multicolores, que permitieron arrebatar nueve seccionales a la burocracia yaskista y desenvolver por medio de plenarios de delegados con mandato enormes planes de lucha en los últimos años. También, la conformación del nuevo sindicato de prensa Sipreba o conquistas clasistas como la inscripción del Sitraic contra la burocracia gansteril de Gerardo Martínez. 

Resoluciones  

La iniciativa de UF-Oeste, AGD, Sutna y Aceiteros de una inmediata conferencia de prensa por el doble aguinaldo y por Cresta Roja, que ya informara del encuentro de marzo en marcha, no fue acompañada por la mayoría del cuerpo de delegados de la “60” y algunos militantes sindicales de Izquierda Socialista. Finalmente, por acuerdo, se resolvió el programa de intervención presentado por la mesa, el apoyo incondicional a la convocatoria que resuelvan los compañeros de Cresta Roja, un encuentro masivo el 5 de marzo y la ampliación de la mesa de coordinación a otros compañeros representativos de organizaciones sindicales.

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1394/sindicales/se-debatio-la-convocatoria-a-un-encuentro-obrero-nacional
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero