The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

lunes, 4 de enero de 2016

La “fuga” de los condenados por el triple crimen y un nuevo escándalo político

| #Prensa Obrera 1395 | Por Alejandro Guerrero

Los hermanos Cristian y Martín Lanatta, condenados a prisión perpetua junto con Víctor Schillaci por el triple crimen de General Rodríguez, se fugaron en la madrugada de este domingo 27 de la Unidad Penal de General Alvear, una cárcel “de máxima seguridad”. Como se recordará, en 2008, tres traficantes de efedrina (Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina) fueron asesinados y sus cadáveres se hallaron a un costado de la ruta 6, a la altura de General Rodríguez.
 
El caso produjo un escándalo político porque develó un entramado mafioso que abarcaba no sólo el tráfico de insumos para la elaboración de drogas ilegales, sino la falsificación de medicamentos expendidos por laboratorios para las obras sociales. 
 
Ahora, los únicos condenados por aquellos hechos se fugaron poco después de que uno de ellos, Martín Lanatta, denunciara los vínculos de Aníbal Fernández con el tráfico de drogas y personalmente con los asesinados, a quienes, según el convicto fugado, el ex ministro de CFK habría mandado a matar. 
 
La fuga abre una crisis política 
 
Clarín, en su edición online de este domingo, hace un esfuerzo casi ridículo por encubrir el asunto, y atribuye la fuga a un supuesto “vuelto” del Servicio Penitenciario Bonaerense contra la gobernadora, María Eugenia Vidal, porque ésta se propondría terminar con la corrupción en esa fuerza. 
 
Nada más alejado de la verdad. Vidal acababa de ratificar a toda la cúpula del Servicio Penitenciario Bonaerense heredada de la anterior gestión, toda gente de la mayor confianza del ex ministro de Justicia de la provincia, Ricardo Casal. También había sido ratificado en su puesto el subsecretario de Política Criminal, César Albarracín, un funcionario del círculo más íntimo de Casal. Recordemos que el tándem Casal -cúpula del SPB había dado el visto bueno a la entrevista de Martín Lanatta con Jorge Lanata, que fue un factor poderoso en el hundimiento de la campaña electoral de Aníbal Fernández y la consagración de la candidata del PRO. Con la banda del SPB que acaba de desplazar Vidal se proponía manejar el Servicio Penitenciario, otra que “terminar con la corrupción”. Pues bien: esos enjuagues políticos se derrumban ahora, porque Vidal ha debido barrer a toda esa cúpula y también a Albarracín. 
 
Por otra parte, que los Lanatta y Schillaci estén libres (o muertos) puede ser también del interés de la burocracia sindical, metida hasta el hueso en la cuestión de los medicamentos adulterados y de la estafa a las obras sociales, estafas, dicho sea al pasar, de donde salió una parte del financiamiento de las campañas electorales kirchneristas. 
 
Es obvio que esta gente no habría podido fugarse de una prisión de máxima seguridad sin complicidades internas y sin un fuerte apoyo externo, lo cual demanda toda una serie de complejidades logísticas y un financiamiento generoso.
 
Vivimos en un Estado mafioso.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero