The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 18 de febrero de 2016

Macri quiere seguir con el impuesto al salario

Vamos a una campaña política por su abolición
 
18 de febrero de 2016 | #Prensa Obrera 1399 | Por Néstor Pitrola

El impuesto al salario se transformó en una de las lápidas del kirchnerismo, en su larga lista de impuestos regresivos. Aunque para Macri fue un tema de demagogia electoral, lo excluyó, sin embargo, de sus decretazos en los primeros tres meses de gobierno. Los proyectos sobre el tema llegan a las sesiones ordinarias cuando miles de millones del presupuesto público han sido transferidos al capital.  
 
Este escenario constituye una extorsión al parlamento, que será puesto ante la disyuntiva de “desfinanciar” al Estado. Pero los tres meses, que se harán más, porque en marzo recién comienza la discusión, cumplen otra función estratégica contra los trabajadores: colocar ganancias, explícita o implícitamente, en la mesa de las paritarias. Cualquier mejora en la carga del impuesto será condicionada a la marcha de las negociaciones salariales.
 
En línea con esta política, ya se conocieron los proyectos de Carrió y del massismo. La chaqueña ha sido la avanzada de Prat Gay, porque su proyecto, como lo reconoció el ministro, es un mero aumento del Mínimo no Imponible (MNI) a 25.500 pesos para solteros y 30.800 para casados. A su turno, Marcos Lavagna (Massa) explica que la política de su ex candidato presidencial es “acabar con la cuarta categoría” (la que grava los salarios), pero que no es el momento. Difundió otro proyecto que eleva a 60 mil pesos el MNI y a cifras exiguas la llamada escala de Machinea, por cuyo congelamiento desde 1999 se llega rápidamente a la alícuota del 35%, de tal modo que un obrero paga el mismo porcentaje que la multinacional en la que trabaja.
 
El movimiento obrero está ante un momento decisivo en este tema. Los paros generales y las luchas obreras lo pusieron en la agenda, y hoy las corrientes políticas de la propia burguesía están obligadas a tratarlo. Merece una deliberación a fondo.
 
16 años de confiscación                  
 
Una inflación creciente y el congelamiento por largos períodos de los Mínimos no Imponibles (MNI) y la escala de alícuotas durante 16 años (desde De la Rúa hasta nuestros días), hicieron que un tercio de la recaudación de ganancias de 2015 se obtuviera a costa del salario. El impuesto llegó a abarcar a 3 millones de trabajadores y hoy comprende alrededor de 1,3 millones. Ello, luego del piso de 15.000 pesos que CFK estableció en agosto de 2013, cuando vio venir la derrota electoral que de cualquier manera llegó en aquel año. El retoque de Kicillof antes de las elecciones 2015 apenas restó 6 mil millones a una recaudación de 150 mil.
Si el debate es el MNI y alguna actualización nominal de la escalita de Machinea, volveremos a tener pan para hoy y hambre para mañana. Quienes pretenden dejar la “discusión de fondo” para más adelante, acompañan el ajuste macrista. La discusión de fondo es ahora, porque está en debate - como en las paritarias- quién paga la factura de la crisis. 
 
Nuestro planteo 
 
El proyecto del Partido Obrero es abolicionista del impuesto a todo salario de convenio colectivo, de una vez y para siempre. Plantea también su nulidad para jubilados, monotributistas y profesionales independientes. Rescatamos el origen histórico de la cuarta categoría que es gravar a directores de sociedades que disimulan sus ganancias mediante altísimos sueldos. Con ese objetivo, establece un MNI de tres canastas familiares, hoy unos 60 mil pesos, y multiplica la escala de Machinea por la inflación registrada desde 1999, lo que lo incrementa en 18 veces. Para ambas cuestiones, planteamos su actualización mensual según el índice de costo de vida. 
 
Por este proyecto luchamos en cuatro sesiones especiales boicoteadas por el kirchnerismo en 2014. Hoy, kirchneristas y antikirchneristas se aprestan a votar un paliativo y no a liquidar el Impuesto al Salario.
 
Con la presentación legislativa, iniciamos una vasta campaña en el movimiento obrero, de debates, pronunciamientos, charlas políticas al activismo, edición del proyecto para difundir en puerta de fábrica y mediante las redes, con visitas de los diputados a todo el país. Impulsamos asambleas y plenarios sindicales para su discusión.
 
Contra la orientación de la burocracia sindical y de los partidos políticos de la burguesía, integramos la lucha por la abolición del impuesto al salario a la lucha por un mínimo equivalente a la canasta familiar, por la recuperación de las asignaciones familiares, contra los despidos, en fin, a un planteamiento de conjunto contra el ajuste a los trabajadores, para que la crisis la paguen los capitalistas.
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero