The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

lunes, 4 de abril de 2016

Una campaña nacional contra el impuesto al salario

#Prensa Obrera 1404 | Por Néstor Pitrola 

La cuestión de “ganancias” se coloca otra vez en el centro de la escena política y del movimiento obrero. Una enorme legión de trabajadores que no tributaban empezaron a sufrir el descuento, pero serán muchos más después de paritarias

El tema no escapa a los sindicatos, que encuentran minadas las paritarias en medio de la espiral inflacionaria. Un 15% de inflación noviembre-febrero, lo que arroja un escalofriante 50% anual proyectado. Con patronales y gobierno apretando a la baja, al desagio inflacionario se suma un descuento directo de ganancias.  

La CGT (no) unificada lo pone en la agenda en función de un proyecto de ley, es decir, lo manda a la trituradora de los tiempos parlamentarios y no como parte de un plan de lucha. En todo caso, las poderosas organizaciones obreras argentinas tienen que fijar las pautas y los tiempos para que el parlamento resuelva terminar con esta confiscación. La manera de hacerlo es un plan de lucha. En su lugar, se juntan firmas y no se ha confirmado que vayan a ser presentadas mediante una movilización.

Todo se orienta a un proyecto “consensuado”, lo que obliga a pasar por el acuerdo de bloques patronales y de un gobierno nacional y provinciales que manejan a los parlamentarios con la mira puesta en su recaudación y su propio ajuste. Algo que se agrava a partir del pacto buitre que están aprobando.

Por lo pronto, el gobierno pretende que se discuta sólo la escala de alícuotas, lo que prolongaría los actuales mínimos no imponibles absolutamente insuficientes. En segundo lugar, y todavía más importante, quieren que la vigencia de cualquier ley sea en 2017 “para no agravar el déficit fiscal”.

Quienes agravan el déficit todos los días con medidas en favor del capital sólo se ponen cuidadosos cuando se refieren a los trabajadores. Esto se comprueba en el hecho de que el Poder Ejecutivo no envió ningún proyecto sobre el punto.

El proyecto en danza eleva el mínimo no imponible (MNI), pero no elimina ganancias en los salarios y jubilaciones. Según Massa, eso quedaría para una “etapa futura”, el cuento de siempre. Por otro lado, se mete en otros temas impositivos para “compensar” la caída de recaudación que produciría. Es una manera de empantanar la discusión y habilitar a mayores concesiones a favor del gobierno -ello, en nombre de la “falta de recursos”. Los recursos están, se los llevan los capitalistas con exenciones, intereses usurarios y subsidios.

Nuestro proyecto de ley es abolicionista de la cuarta categoría para todo salario convencional, de carrera docente, estatal o judicial, y en las jubilaciones. Y eleva a tres canastas familiares (hoy 20.380 pesos tomada por Aceiteros de la Universidad de Rosario) lo que implica 61.000 pesos el MNI para personal gerencial fuera de convenio y para profesionales y monotributistas. Al mismo tiempo, se multiplica por 18 (la inflación desde 1999), la llamada tablita que regla las alícuotas. Y todo, MNI y escala, actualizables en forma mensual por costo de vida establecido con la supervisión de las organizaciones obreras.

Es el día y la noche con los proyectos en danza. Impulsamos un debate en las organizaciones obreras sobre el contenido de una ley para terminar con el impuesto al salario y no desaprovechar esta oportunidad que brinda la crisis política y los compromisos asumidos frente a las grandes luchas pasadas por este tema.

Ya nos reunimos con La Bancaria, un sindicato afectado que movilizó contra el decretazo de Macri en la Apertura Legislativa y que ha planteado la anulación del impuesto para los salarios convencionales. Sólo en bancarios tributan 20 mil trabajadores más. Ya tuvimos una reunión con Aceiteros Capital para presentar también ante los compañeros el proyecto del PO. El proyecto lleva las firmas de todo el FIT, debe ser bandera del clasismo.

Nos proponemos abrir el debate en todos los sindicatos con giras, reuniones y presentaciones de los diputados y a través de todas las agrupaciones de la Coordinadora Sindical Clasista. Impulsamos asambleas y plenarios de delegados donde se discuta la anulación del impuesto en los salarios de convenio y, al mismo tiempo, un plan de lucha. Fueron tres paros nacionales los que pusieron el tema en la agenda y en su momento obligaron a echar lastre al gobierno kirchnerista en 2013. Hoy será también con la lucha que terminaremos con la confiscación. Si el salario no es ganancia, terminemos con el impuesto.
 

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1404/politicas/una-campana-nacional-contra-el-impuesto-al-salario

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero