The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

sábado, 4 de junio de 2016

Las conclusiones políticas de un congreso

2 de junio de 2016 | #Prensa Obrera 1413 | Por Julián Asiner 
 
Cerca de 2.000 jóvenes participaron del Congreso Nacional de la UJS. De Tierra del Fuego a Jujuy, compañeros de 22 provincias asistieron gracias a un enorme esfuerzo militante previo para reunir los recursos y financiar el viaje. Fueron dos jornadas intensas de debate político, que incluyeron una gran manifestación, bajo la lluvia, a la torre de lujo donde cumple su condena José Pedraza. Tras el informe de apertura, el Congreso se organizó en 15 comisiones que sesionaron durante la tarde del sábado. El domingo, el Congreso se volvió a reunir en plenario general para escuchar a Jorge Altamira, aprobar las resoluciones de las comisiones y votar la nueva Mesa Nacional de la UJS 
 
El debate 
 
El debate central del congreso giró en torno a cómo desarrollar una juventud revolucionaria en la etapa política actual. Las medidas ajustadoras de Macri han movilizado a la juventud. El aumento del transporte y los tempranos ataques a la docencia y la universidad pública desataron una reacción estudiantil como no se veía en años. Y son sólo el comienzo. 
 
El congreso caracterizó que el programa que se esforzará por aplicar Macri conduce a un choque directo contra la juventud y a la emergencia de un ciclo de luchas y movilizaciones. El ingreso a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), solicitado por el gobierno, implica una vuelta de tuerca más en la privatización educativa. El primer paso ya fue dado, al convalidar el fallo judicial a favor de los exámenes de ingreso en la Universidad. Combinado con esto, el gobierno está comprometido en aplicar un “plan de empleo joven”, que no es otra cosa que más flexibilidad laboral y salarios de miseria. Se trata de un plan de guerra, que plantea quién pagará la crisis: si los trabajadores y la juventud, o los capitalistas. 
 
La ofensiva macrista pone a prueba los programas y la política de las distintas tendencias y agrupamientos. En la medida en que Macri lleva adelante el ajuste que reclama el conjunto de la clase capitalista, la existencia de un gobierno de derecha no justifica para unir a todas las tendencias y agrupaciones que militan en el movimiento popular y de la juventud, como sostienen quienes plantean el “frente único anti-macrista”. Ocurre que este planteo clásico del oportunismo omite que muchas agrupaciones, aún declarándose opositoras, son tributarias de la política capitalista. Y que, por ello, oscilan en aplicar ellas mismas el ajuste capitalista o en participar de ciertas luchas para desviarlas, en función de sus propios objetivos de clase. Es lo que ocurre con La Cámpora, que ejecuta el ajuste en Santa Cruz, mientras interviene en la marcha universitaria, pero para representar los intereses de las camarillas universitarias privatizadoras. 
 
El Congreso discutió en profundidad esta situación, destacando que la política de frente único debe tener una base de clase, para luchar contra el gobierno y las patronales. A partir de esta estrategia llamamos a todos las fuerzas y agrupaciones que participan de la lucha de la juventud a concretar una política de frente único. Con esta política nos dirigimos a muchos agrupamientos, que oscilan entre la izquierda revolucionaria y el kirchnerismo, convocándolos a sumarse a una lucha independiente y de unidad con la clase obrera. 
 
Aunque el kirchnerismo está en un proceso agudo de descomposición, el factor de confusión que aún juega se debe fundamentalmente a las propias limitaciones que tienen muchas agrupaciones juveniles, que carecen de una delimitación sistemática del nacionalismo. Por esta razones, el congreso consideró la importancia de que la delimitación con el kirchnerismo siga una línea estratégica, mostrando que los Milani o los Lázaro Báez no son desvíos circunstanciales del camino ‘nacional y popular’ correcto, sino el fin inevitable de una estrategia basada en reconstruir la burguesía nacional y la autoridad política del Estado cuestionado y golpeado por la rebelión popular del Argentinazo. 
 
La forma simple de resumir esta cuestión es la siguiente: en oposición al “frente ciudadano” que propicia el kirchnerismo, levantamos la estrategia del Frente de Izquierda, como expresión independiente de la clase obrera y de la juventud. 
 
Las resoluciones 
 
A la luz de este análisis resolvimos editar masivamente una “Carta abierta a la juventud que lucha”, con el objetivo de desenvolver esta polémica. Nuestro punto de vista fue verificado en las experiencias de lucha de estos meses, cuando el “frente ciudadano” de La Cámpora, los rectores y la burocracia docente saboteó el masivo acto educativo en Plaza de Mayo. Para presentar esta Carta resolvimos impulsar una campaña de mesas redondas, convocando a otras fuerzas políticas para abrir un debate sobre qué estrategia tiene que desarrollar la juventud. 
 
También se destacó que el trabajo con la Carta debe servir para desenvolver el reclutamiento a la UJS. Nos propusimos que los casi 2.000 compañeros presentes debatan con la Carta con otros 2.000 jóvenes, para convocarlos a integrar la UJS. ¡Qué cada compañero se transforme en un agitador y un organizador! El desarrollo de una juventud revolucionaria requiere de un método político y de organización, de formación de cuadros y de lucha ideológica. La salida de un material de lucha teórica quedó planteado como uno de los grandes desafíos a encarar. 
 
Esta lucha se expresará ahora en los congresos de las federaciones y en las elecciones de centros. Resolvimos una intensa campaña en defensa de la independencia de la Fuba, cuyo congreso será el martes 14 de junio. La propuesta de Patria Grande de enfrentar al macrismo de Nuevo Espacio llevando al kirchnerismo a la presidencia de la Federación es un contrasentido que se da de patadas con la lucha que acabamos de protagonizar. Lo único que aseguraría es el desprestigio de la Fuba y la abolición de la principal herramienta de lucha recuperada por el movimiento estudiantil.
 
Una polémica similar se presenta para el Congreso de la FUA, que Franja Morada programó para el 25 y 26 de junio en Rosario. Allí, el “frente ciudadano” que postulan Patria Grande y el PCR alcanzaría, además de los K, al MNR -es decir, al gobierno de Santa Fe. No se entiende por qué, con la misma lógica, el frente no incluye también al PJ y hasta a la propia Franja. El Congreso de la UJS votó impulsar un Encuentro Nacional de Estudiantes, en paralelo al congreso burocrático de la FUA, para resolver un plan de lucha y presentar una lista sin compromisos con los rectores y gobiernos. 
 
Vamos por más 
 
El principal mérito del congreso fue profundizar la conciencia socialista de la propia UJS, dotándola de un método político adecuado y de un plan de acción. La construcción de una juventud revolucionaria es una actividad consciente, que demanda un estudio de la situación histórica y de las tareas que se derivan de ella. El desarrollo del factor subjetivo no es otra cosa que la conciencia histórica de que la enorme bancarrota capitalista que enfrentamos reclama la transición a un gobierno de los trabajadores.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera