The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 17 de julio de 2016

La pata peronista de Cambiemos

panorama politico 

14 de julio de 2016 | #Prensa Obrera 1419 | Por Christian Rath 
 
Fruto de la crisis abierta con el aumento de tarifas, el país asiste a un vuelco político que ha borrado de un plumazo los fastos del Bicentenario. 
 
A esta altura, en la provincia de Buenos Aires funciona un virtual acuerdo de gobernabilidad entre Cambiemos y el Frente Renovador (FR). Ambas fuerzas controlan de común acuerdo la Cámara de Diputados -el FR tiene la presidencia- y participan en varios directorios, entre ellos el del estratégico Banco Provincia. El pacto se ha extendido al Senado, donde el gobierno de Vidal acaba de ceder la secretaría de Relaciones Institucionales, reservada para la UCR, al Frente de Massa. El mismo gobierno nombró en la cartera de Producción a Joaquín de la Torre, ex FR que se suma al gabinete como parte de un operativo más amplio que se extiende al Congreso Nacional y a los intendentes que están emigrando del Frente para la Victoria y del peronismo. La gobernadora ha incorporado al intendente de Azul y al de San Nicolás (ex K) al elenco de Cambiemos y a otros dos independientes que supieron coquetear con el anterior oficialismo, como parte de un operativo de captación que algunos llegan a estimar en cincuenta intendentes. intento llega a las organizaciones sociales, a las que se les ha ofrecido construir v Eliviendas en competencia con el resto de la patria contratista, una decisión saludada por el Movimiento Evita y otras corrientes filo K. Con esta política habría logrado hasta el respaldo del Papa, que rescataría “su inclinación a colaborar con propios y ajenos en conflictos que se profundizan” (Clarín, 12/6).
 
Este proceso político habría obligado a Massa a tratar de diferenciarse, anunciando oficiosamente la fórmula Margarita Stolbizer-Roberto Lavagna para las elecciones en 2017 y es el origen de otra crisis, la provocada por las denuncias de Carrió contra el jefe de la Policía Bonaerense y el actual secretario de Seguridad, Cristian Ritondo. Este ex duhaldista es uno de los organizadores de la integración del peronismo a la coalición gobernante y sostén del actual jefe de la policía provincial, un hombre que viene del sciolismo. Nadie se ha preguntado hasta qué punto la ausencia de Scioli de los tribunales no tiene que ver con este pacto de gobernabilidad que funciona en la provincia y lo tiene como protagonista. 
 
Pero la búsqueda de la “pata peronista” excede a Buenos Aires. El gobierno está explotando la disgregación del peronismo, proponiendo armar listas comunes con los gobernadores de ese palo en varias provincias -Salta, Entre Ríos, Tucumán, Chaco, Tierra del Fuego, Chubut y la lista puede ser más extensa. 
 
Crisis a dos bandas 
 
Es este intento de reconfiguración política lo que explica la reacción de la UCR. La convención reunida en Tucumán obligó a decir al jefe del partido: “no dejemos que se suban los oportunistas” y a pedir “protagonismo” en las listas de 2017. 
 
El gobierno se sirve de la descomposición política acelerada del peronismo. El Frente Ciudadano de CFK murió antes de nacer, y la conducción del PJ que alimentó la expectativa de un “peronismo sin aditamentos” como base de una reconstrucción está a la deriva. Pero en la base de la disgregación no están sólo los negociados con la patria contratista, que unen a los José López y a los Calcaterra. El fraude de la “década ganada” es un capítulo de la declinación histórica del peronismo. El desfile por tribunales no corresponde a un gobierno sino a un régimen social que vació los fondos públicos para intentar un rescate capitalista que fracasó, como lo revela el capítulo pendiente de la quiebra de las empresas de servicios públicos -que acaba de estallar con el tarifazo. 
 
Aunque la búsqueda de la “pata peronista” se presente como una gesta por la “unidad nacional”, sólo puede expresar la destrucción de los partidos políticos que han sido responsables de sucesivos ajustes, la coincidencia de los restos de estos partidos en torno a un mismo programa -el pacto con los buitres, el blanqueo de los capitales fugados, la destrucción del sistema de jubilaciones, validado por la propia CFK- y el agotamiento irreversible del nacionalismo burgués. 
 
Fruto de la crisis abierta con el aumento de tarifas, el país asiste a un vuelco político que ha borrado de un plumazo los fastos del Bicentenario. Sin embargo hace 200 años la emergencia de las Provincias Unidas fue parida por una crisis mundial excepcional y levantamientos populares en las colonias y en la metrópoli. Hoy, en medio de una crisis mundial mucho más grande, el lugar del “bajo pueblo” de entonces lo debe ocupar la clase obrera. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera

Luchar, Vencer , Obreros al Poder