The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 28 de julio de 2016

PTS: ¿cambio de política o maniobra?

28 de julio de 2016 | #Prensa Obrera 1421 | Por Gabriel Solano

El gran desafío del Frente de Izquierda es desarrollar su propio campo político y no pretender ocupar el que dejan vacantes las fuerzas patronales, como por ejemplo el kirchnerismo en descomposición, mediante el recurso oportunista de asimilarse a una experiencia caduca. En oposición a esta política, caracterizamos que las chances de la izquierda revolucionaria dependen de su capacidad de postularse como alternativa al derrumbe capitalista y la disolución de los partidos tradicionales. La lucha por la independencia política de los trabajadores es la piedra basal para el desarrollo de esta estrategia.
El Congreso del PTS votó un llamado al Frente de Izquierda a realizar un acto en un estadio. La propuesta no ha dejado de llamar la atención, sobre todo si se tienen en cuenta los antecedentes recientes. Sucede que, hace sólo meses atrás, el PTS rechazó realizar el acto del Frente de Izquierda del 1º de Mayo, el único acto que el FIT realiza anualmente desde su fundación en el año 2011. El argumento pueril al que recurrió fue señalar que Izquierda Socialista no caracterizaba al impeachment en Brasil como un golpe de Estado. Ante la deserción del PTS, que hizo un acto pequeño en la Embajada de Brasil de cuño pro-Dilma, la defensa del 1º de Mayo en la Plaza de Mayo corrió por cuenta del PO e Izquierda Socialista, al que se sumaron otros grupos que apoyan al FIT.
 
Lo propuesta de la realización del acto común va a contramano del sabotaje al 1º de Mayo del FIT. Por eso corresponde preguntarse si estamos ante un cambio no explicitado de política, o si, por el contrario, la propuesta no supera el rango de la maniobra. Hay que tener en cuenta que la cuestión del golpe en Brasil no ha quedado atrás. Todavía el Senado debe confirmar la separación de Dilma Russeff, algo que de no ocurrir permitiría su vuelta a la presidencia. ¿Por qué lo que hace sólo meses atrás fue invocado para impedir el acto unitario del Frente de Izquierda, ahora es omitido deliberadamente cuando se propone un acto en un estadio? ¿O acaso el PTS ha dejado de luchar contra los golpistas brasileros, justo en momentos en que su base social se desintegra aceleradamente?
 
Como señalamos oportunamente, la excusa utilizada por el PTS para justificar su ruptura del acto del 1 de Mayo fue una señal de acercamiento al kirchnerismo.
Aunque el PTS ya había realizado una campaña electoral “contra los hijos de Menem”, y se había negado a rechazar el plebiscito reeleccionista de Evo Morales en Bolivia, la decisión de hacer rancho aparte el 1 de Mayo representó un salto cualitativo, porque supuso la declaración de ruptura del Frente de Izquierda. Entre la defensa de una coalición basada en la independencia de clase y el gobierno de los trabajadores, y el seguidismo al nacionalismo burgués, eligieron este último camino. Como experiencia, no es más que la reiteración degradada del seguidismo que la corriente que le dio origen al PTS (morenismo) ya realizó en el pasado con el peronismo, en el período posterior al golpe de 1955, luego con la vuelta de Perón en 1972 y con el Frente del Pueblo en 1985.
 
La ruptura del acto del 1 de Mayo partía de la especulación de un desplazamiento del kirchnerismo hacia la izquierda, seguido del aprovechamiento oportunista que el PTS pretendía hacer de ello de cara a las elecciones de 2017. Sin embargo, esta hipótesis no se verificó. El kirchnerismo en descomposición navega hacia alternativas de derecha, ya sea un frente con Massa, una vuelta al pejotismo tradicional, e incluso una convivencia con el macrismo. ¿Será que el PTS se ha topado con el fracaso de la política seguidista a un kirchnerismo en disolución?
 
Lamentablemente el texto publicado por el PTS comentando las resoluciones de su Congreso no ofrece explicaciones que permitan responder estas preguntas. Tampoco se detiene a explicar si la propuesta del acto forma parte de un plan de actividades conjuntas del Frente de Izquierda, que involucre también la acción parlamentaria, que el PTS ha fracturado en todo el país mediante la apropiación de las bancas de gestión colectiva conquistadas por el FIT. En definitiva, no sabemos si el PTS nos propone un “touch and go” o el desarrollo de una campaña política sistemática del Frente de Izquierda.
 
La diferencia no es menor y tiene que ver con las posibilidades de que el Frente de Izquierda explote a su favor la crisis política en curso, para desarrollar una alternativa obrera y socialista. La base de cualquier iniciativa debe partir de la reivindicación de la independencia política de los trabajadores de todos los bloques patronales, ya sea el macrismo, el kirchnerismo o la centroizquierda. Pero sobre esta base es necesario desarrollar una iniciativa política cuyo método debe ser el frente único de clase, delimitado de los agrupamientos defensores del capital.
 
El gran desafío del Frente de Izquierda es desarrollar su propio campo político y no pretender ocupar el que dejan vacantes las fuerzas patronales, como por ejemplo el kirchnerismo en descomposición, mediante el recurso oportunista de asimilarse a una experiencia caduca. En oposición a esta política, caracterizamos que las chances de la izquierda revolucionaria dependen de su capacidad de postularse como alternativa al derrumbe capitalista y la disolución de los partidos tradicionales. La lucha por la independencia política de los trabajadores es la piedra basal para el desarrollo de esta estrategia.
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera

Luchar, Vencer , Obreros al Poder