The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 14 de agosto de 2016

Andalgalá: imputan a un sacerdote por corrupción de menores

11 de agosto de 2016 | #Prensa Obrera 1423 | Por Dayana Yapura

El pasado 10 de agosto, en el departamento de Andalgalá, Catamarca, se llevaría a cabo la indagatoria al cura Renato Rasjido, por la imputación de corrupción de menores, la cual se suma a las cuatro imputaciones anteriores por hechos de abuso sexuales (dos de abuso sexual simple y dos abusos sexual con acceso carnal) cometidas en contra de un menor. Estos hechos se conocieron en 2014, luego del intento de suicidio del menor. La causa, que comenzó a moverse por la presión de los familiares, ha tenido idas y vueltas en el Poder Judicial, sin que a la fecha se haya ordenado la detención del cura pedófilo, quien sigue en libertad amparado por el obispo catamarqueño, quien le da asilo en las instalaciones del Obispado.
 
La acción del Estado, a través del Poder Judicial, confluye con la acción de la Iglesia de encubrir y proteger al abusador. 
 
La audiencia para la declaración del imputado estaba prevista para el 7 de julio, pero llamativamente fue postergada por la fiscalía interviniente para no entorpecer los “festejos” por la fundación de Andalgalá. La Justicia banaliza el proceso y re-victimiza al menor, en el sentido que su caso opacaría el normal desarrollo de las actividades de la ciudad. 
 
Pero no es la primera vez que se suspende una audiencia en este caso. Ya sucedió con anterioridad, pues coincidía con el encuentro del clero y los gobernadores del Noroeste, donde se afianzaron los lazos de dependencia con la Iglesia, pero no se dijo ni una palabra por la responsabilidad de los sacerdotes en los casos de abuso sexuales. 
 
El cura Rasjido, además de estar resguardado por la curia, cuenta con la asistencia de un abogado amigo del poder que se vale de todas artimañas procesales para lograr la impunidad, con la que se mueve toda la Iglesia, tanto en Catamarca como en todo el país. 
 
Por su parte, el Estado provincial, bajo el gobierno kirchnerista de Lucía Corpacci, hace oídos sordos a las denuncias sobre abusos sexuales en contra de mujeres y niños, quienes recurren a las denuncias públicas como la única forma de presión ante la Justicia. El gobierno no ha implementado ninguna medida, mira para otro lado, más aún cuando quienes están implicados son curas o amigos del poder de turno. 
 
Desde el Plenario de Trabajadoras-Partido Obrero denunciamos la responsabilidad y complicidad del Estado, y llamamos a las mujeres a organizarnos de manera independiente del Estado y del clero para acabar con la impunidad de los curas abusadores.
 
Este 10 de agosto nos movilizamos por:
 
Cárcel común a los curas abusadores Renato Rasjido y Juan de Dios Gutiérrez.
 
Basta de Impunidad.
 
Separación de la Iglesia del Estado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera

Luchar, Vencer , Obreros al Poder