The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 6 de octubre de 2016

Hacia un gran acto del Frente de Izquierda

19 de Noviembre
 
6 de octubre de 2016 | #Prensa Obrera 1431 | Por Gabriel Solano

El Frente de Izquierda ha lanzado una campaña política que culminará con un acto masivo en la cancha de Atlanta el próximo 19 de noviembre. Un documento de convocatoria caracteriza las limitaciones insalvables de la ofensiva capitalista que encarna el macrismo, establece una delimitación estratégica del kirchnerismo y del centroizquierdismo, denuncia la tregua de las burocracias sindicales y llama a desarrollar al Frente de Izquierda para construir una alternativa de poder de los trabajadores. El Partido Obrero también propuso la realización de actos en todas las provincias y ciudades importantes del interior, para darle a la campaña una dimensión nacional.

Cuadro político

La necesidad de esta campaña del Frente de Izquierda está dictada por la marcha de la situación política y las posiciones de las fuerzas en presencia. En las últimas semanas, el macrismo ha logrado imponer su propia agenda a la oposición patronal. La presencia de algunos CEOs de grandes corporaciones capitalistas en el Mini Davos fue suficiente para que los Massa, Gioja y cia. dejen de lado toda veleidad opositora. En el caso de Massa, no sólo le dio su apoyo al tarifazo, sino que enterró su proyecto para prohibir las importaciones, luego de comprobar que la burguesía nacional no quiere alterar sus planes de endeudamiento internacional.

La dependencia de la oposición patronal al gran capital también se puso de manifiesto en la conducta de los gobernadores del FPV-PJ, que hoy son la vanguardia ajustadora del país. No sólo le dieron los votos necesarios para aprobar el acuerdo con los fondos buitres y otras leyes claves requeridas por el macrismo. Hoy, en nombre de la defensa de la coparticipación federal rechazan la eliminación del impuesto al salario e incluso la entrega de un bono de fin de año a trabajadores y jubilados. Idéntica actitud han asumido las diferentes ligas de intendentes del PJ.

La camarilla kirchnerista, que se encuentra en retroceso y jaqueada por las denuncias de corrupción, busca preservarse mediante un acuerdo con el pejotismo y el massismo. El kirchnerismo, que durante su gobierno preservó a los Insfrán, Urtubey y Gioja, va a la rastra de quienes hoy son ejecutores directos del ajuste macrista. La intención del kirchnerismo, sin embargo, no encuentra reciprocidad en el pejotismo, menos aún en Massa. La situación oscila entre una integración subordinada del kirchnerismo en el pejotismo, o una mayor fragmentación de este que derive en una plétora de listas peronistas.

El centroizquierdismo ha girado aceleradamente a la derecha. Es el caso de Stolbizer, que pretende superar su fracaso electoral mediante un acuerdo con el macrismo o el massismo. La mayor expresión de crisis de este bloque se verifica en Santa Fe, con la quiebra del llamado Frente Progresista por el pasaje de la UCR a un acuerdo con el PRO. Otros grupos del centroizquierdismo buscan un acuerdo con los residuos del kirchnerismo e incluso con el PJ. Todas las fracciones tienen en común el seguidismo al Vaticano, que actúa conscientemente para evitar una reacción popular contra el ajuste.

La clase obrera

Todas las fuerzas políticas patronales reflejan a su modo el reclamo unánime de la clase capitalista de descargar la crisis sobre los trabajadores. La burocracia sindical forma parte de este engranaje ajustador. Han dejado pasar todos los ataques del gobierno y de las patronales, permitiendo una pérdida del salario real de 10 o más puntos, y el despido de decenas de miles de trabajadores.

La unificación de la CGT, saludada por el kirchnerismo como un paso adelante para enfrentar al macrismo, formó parte de un operativo de la burocracia sindical para imponerle a los trabajadores los términos del ajuste capitalista. Esto se vio rápidamente con su renuncia a reclamar la reapertura de las paritarias y a aceptar la continuidad del impuesto al salario durante 2017. El nivel de entreguismo de la burocracia es tal que ahora está en riesgo incluso el miserable bono de fin de año, solicitado para dejar de lado la reapertura de las paritarias. 
 
El pacto de la CGT con Macri desmiente a quienes planteaban que la asunción de un gobierno de derecha llevaría a un “frente único anti-macrista”, que incluya al peronismo y a la izquierda. Por el contrario, la lucha contra el ajuste ha acentuado las diferenciaciones políticas, mostrando la dependencia de la oposición peronista y de la burocracia sindical al gran capital. Esto incluye a los movimientos sociales que se han sumado a un acuerdo político con la CGT, a partir de la acción directa del clero. El reclamo de asistencialismo al Estado es justificado en nombre de evitar una explosión social contra el ajuste. La subordinación de los movimientos sociales a la burocracia sindical representa un retroceso histórico de magnitud, que marca a fuego a un centroizquierdismo integrado al Estado.

La conclusión es que la lucha por el trabajo y el salario plantean cuestionar el dominio de la burocracia sobre los sindicatos y, más en general, al peronismo y al centroizquierdismo como oposición política al macrismo. El desarrollo de una alternativa de poder de la clase obrera concentra las tareas de recuperar los sindicatos como órganos de lucha de los trabajadores y de desarrollar una alternativa política independiente.

Bancarrota

La ofensiva que comanda el macrismo contra los trabajadores choca con los límites que le impone la bancarrota económica del país y, más en general, la crisis mundial del capital.
A 10 meses de su asunción el macrismo no ha logrado revertir el retroceso económico del país. La caída de la producción industrial, de la construcción y del consumo se ha acelerado. El relato oficial presenta que la salida pasa por atraer inversiones. Pero no tiene en cuenta que Argentina está ‘sobreinvertida’ -claro que en términos capitalistas. El uso de la capacidad instalada de la industria alcanza solo al 60%. ¿Por qué habría entonces nuevas inversiones? En estas condiciones no debiera sorprender que el capital que ingresa al país lo haga solo con fines especulativos.

Los capitalistas condicionan las inversiones a que se eleve la tasa de beneficio, para lo cual reclaman avanzar no solo sobre el salario, sino también en una nueva reforma de flexibilidad laboral que destruya conquistas históricas de los trabajadores. Esto plantea un enfrentamiento decisivo con la clase obrera, algo que el gobierno rehúye por el momento porque es consciente de que no tiene los recursos políticos para ello. Incluso en el mini Davos los CEOs hicieron saber que esperarán a las elecciones de 2017 para evaluar cual es el estado real de la ‘gobernabilidad’ del país. Quieren valerse de las elecciones para dotar de autoridad al gobierno en su ataque contra los trabajadores.

Frente de Izquierda

En este cuadro político se desarrollará la campaña del Frente de Izquierda hacia su acto central en Atlanta. El Frente de Izquierda, que debutó como una expresión independiente de la izquierda en oposición a un gobierno ´nacional y popular´, tiene el desafío ahora de enfrentar una nueva situación política haciendo frente a la experiencia macrista, que encarna un gobierno de ofensiva contra los trabajadores, y desenvolviendo una delimitación estratégica con el conjunto de las fuerzas patronales, incluido el kirchnerismo y el centroizquierdismo.

Esta situación abre un campo de lucha política inmensa para la izquierda, que puede ser aprovechado a condición de que busque la fusión con la clase obrera mediante una política y un programa de independencia de clase. Esto plantea nuevamente la cuestión del frente único, que delimita campos a partir de intereses de clase y no por reyertas de sectas. Este frente único debe ser desarrollado en todos los terrenos, ya sea en el parlamento como en los sindicatos y en los centros de estudiantes.

Con la convocatoria al acto lanzamos una campaña política de más de un mes, en la cual el Partido Obrero se esforzará por explicar en charlas, actos y reuniones los alcances del documento elaborado, y por reagrupar nuevas fuerzas para una política obrera y socialista.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera

Luchar, Vencer , Obreros al Poder