The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

lunes, 12 de diciembre de 2016

A 15 años del Argentinazo, todos a Plaza de Mayo

7 de diciembre de 2016 | #Prensa Obrera 1440 | Por Miguel Bravetti

Abajo la tregua 
El décimo quinto aniversario del Argentinazo encuentra al gobierno de Macri sumido en un evidente desconcierto. La promesa de reflotar la economía, con la que pretendió justificar el ajuste, resultó al cabo de un año en una debacle mayor.


La capacidad “ociosa” industrial se encuentra en torno al 40 por ciento, suben las expectativas de inflación y el déficit fiscal orilla el 8 por ciento del PBI. La traducción social de semejante bancarrota es el tercio de la población que se encuentra bajo la línea de la pobreza.

Algunos “connotados” voceros de las patronales, como Lavagna, alertan sobre un posible “colapso” y sectores del propio gobierno, conscientes de la debilidad de la coalición oficial, reclaman una alianza con el peronismo para enfrentar lo que viene.

El futuro inmediato se debatirá entre la “segunda generación del ajuste”, es decir nuevos tarifazos, paritarias del 18 por ciento en cuotas (como la que acaba de firmar María Eugenia Vidal con algunos gremios de la provincia de Buenos Aires) y una reforma laboral “flexibilizadora”, todo esto sumado a la devaluación que reclama la UIA. A la luz de la conmoción social que plantea esa agenda, no es extraño que la perspectiva de una rebelión popular vuelva a ser parte de la agenda política.

2001-2016

Un enorme mecanismo de contención, materializado en el Diálogo por el Trabajo y la Producción, impulsado por la burocracia sindical, y en especial la Iglesia, logró incorporar a un sector importante de los movimientos sociales a la tregua con el gobierno.

La cooptación del “triunvirato piquetero” es uno de los puntos fuertes de la coalición del ajuste que, por sobre los intereses particulares que cada uno defiende, reúne al gobierno, la CGT, Massa, el FpV y las patronales.

Las CTA simplemente son tributarias de la CGT. Recordemos que saludaron su reunificación y no pierden oportunidad para reclamar una silla en la Mesa del Diálogo.

Quince años después de 2001, contamos en nuestro haber con el avance de las direcciones combativas en el movimiento sindical. Al momento de escribir estas líneas (ver artículo) el clasismo del Neumático está barriendo a la burocracia del cuerpo de delegados de Firestone, y consolidando su triunfo como dirección del sindicato nacional.

El Sutna, que simboliza este salto, es un producto último de la rebelión de 2001 y de la quiebra de la autoridad del Estado, que -como señalamos en su momento- se introdujo “desde las calles” a las fábricas, a través de los cuerpos de delegados y comisiones internas recuperadas, cuyos núcleos de activistas se forjaron bajo el influjo del movimiento piquetero.

Por eso la convocatoria del Sutna -debatida en un plenario de organizaciones de lucha, que desbordó el Bauen- a movilizar al centro del poder político, contra la tregua, por un programa antagónico al ajuste (y por lo tanto contrario a la política de todas las fracciones de la burguesía en la etapa actual) tiene un alcance estratégico.

Lucha política


El esfuerzo de algunas agrupaciones para imponer otro eje a la convocatoria, que se manifestó en una reunión del Encuentro Memoria ,Verdad y Justica, posterior al plenario del Bauen, es en algunos casos un grueso error y en otros -como para el PCR y sectores de la CTEP- una confirmación de su ubicación en el campo de la tregua.

La idea de rechazar “por sectario” el llamado del Sutna y realizar otra convocatoria “que incluya a todos”, incluso a los que no se han pronunciado contra la tregua y hasta a quienes la firmaron, finalmente no prosperó; con matices, fue secundada por el MAS y el PTS.
Ambas corrientes volvieron a expresar un planteo similar en las reuniones realizadas en la sede del Neumático, para definir aspectos de la movilización (la única que estaría en pie por ahora). Allí varios de los participantes argumentaron a favor de una marcha con una cabecera “amplia” y un documento “que contenga a todos”, sin oradores.

El Sutna y los miembros de la CSC-PO defendimos el carácter unitario de la movilización pero sin aceptar que, detrás de un documento, se diluya la presencia y la política de quienes rechazan la tregua. Colocar al clasismo en el centro de la escena nacional, como factor aglutinante de todos los sectores populares combativos, denunciando la tregua y levantando un programa; este es el mayor homenaje a la gesta del Argentinazo.


Foto: Nacho Smith 

 
Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1440/sindicales/a-15-anos-del-argentinazo-todos-a-plaza-de-mayo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero