The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 25 de diciembre de 2016

Chile: misoginia y crisis capitalista

22 de diciembre de 2016 | #Prensa Obrera 1442 | Por Martín Sánchez

La grotesca imagen del ministro de Economía chileno, Luis Céspedes, mientras posa sonriente con una muñeca inflable que tiene la boca tapada por un cartel con la leyenda “para estimular la economía”, suscitó un gran escándalo. El “regalo” fue entregado por Roberto Fantuzzi, presidente de la Asociación de Exportadores de Manufacturas (Asexma), con el argumento de que “la economía chilena es como las mujeres, necesita un estímulo”. El mensaje constituía una chicana para Céspedes y todo el gobierno, buscando reflejar el clima de descontento empresarial por el rumbo de la economía. La forma vulgar y misógina de la chicana puso en el banquillo de los acusados a empresarios y políticos, echando kerosene a la crisis política y social que vive Chile.

“Bajón económico”

El pedido de estímulo hecho por los empresarios se da en un contexto de desaceleración de la economía que algunos ya caracterizan como un “bajón”. Este último trimestre de 2016 registró la primera caída en la actividad económica en siete años y las proyecciones para el año que viene no son buenas, ya que la Presidenta, Michelle Bachelet, anunció un recorte de la inversión pública para 2017 (con el objetivo de mantener la calificación de riesgo de la deuda chilena), lo cual llevaría el incremento del gasto público a la menor cantidad en 14 años.

Sucede que el gasto público en Chile viene incrementándose en los últimos años, pero el consumo siguió bajando, los precios subiendo y la desocupación creciendo. Las generosas inyecciones de estímulo fiscal y la baja de las tasas de interés tuvieron como objetivo el mentado estímulo del capital privado; sin embargo, el resultado fue un déficit fiscal récord para 2016, el segundo más importante de los últimos 25 años. El desenvolvimiento de la crisis capitalista viene asestando golpe tras golpe a la economía chilena: la caída del crecimiento chino, el desplome de los precios del cobre y ahora el anuncio hecho por Trump de la salida de Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico (del cual Chile era uno de los primeros y principales integrantes).

Contra los trabajadores y las mujeres


Chile llega a esta crisis después de años de confiscación del salario y de deterioro de las condiciones de vida de las masas. Las movilizaciones de los últimos años dan cuenta de un hartazgo popular y apuntan contra los pilares heredados del pinochetismo que los gobiernos de la democracia se empeñaron en sostener. En 2016, trabajadores de distintos gremios salieron a luchar por el salario y hubo varias protestas estudiantiles en reclamo por la gratuidad. La lucha por la derogación del régimen de las AFP (jubilaciones privadas) conmovió el país y generó las marchas más grandes de los últimos años e incluso un paro nacional.

La movilización de mujeres por el #NiUnaMenos y contra la violencia de género en Chile fue de las más importantes de América Latina, y tiene mucha lógica ya que el nivel de atraso de los derechos de las mujeres es brutal. Chile es uno de los seis países en el mundo (junto con el Vaticano, Malta, República Dominicana, Nicaragua y El Salvador) que prohíben el aborto incluso en circunstancias de violación o riesgo de vida de la madre, y se calcula que los abortos clandestinos alcanzan unos 70 mil al año. Por igual trabajo, las mujeres perciben un 27% menos de paga que los hombres. Si bien no existen estadísticas sobre los femicidios (lo cual es todo un síntoma), varios casos generaron la indignación popular durante este año y reflejan que no se trata de hechos aislados.

Se calcula que sólo en el centro de Santiago hay más de cien “cafés con piernas”, donde las camareras atienden semi-desnudas y en los reservados se ejerce la prostitución. La trata de personas creció en los últimos años fundamentalmente como consecuencia de la inmigración: “Muchos, al llegar a la frontera, son impedidos de entrar por un funcionario policial que no los considera turistas y los rechaza. Estas personas quedan a la deriva, dando vuelta cerca de los puestos fronterizos, donde son fácilmente presas de redes que les ofrecen ingresarlos al país de manera clandestina”1. La trata incluye la explotación sexual y laboral. En 2014, el empresario, senador y candidato a presidente Francisco Javier Errázuriz Talavera fue encontrado culpable por la explotación en condiciones de esclavitud de 54 trabajadores paraguayos.

Lejos de ser un exabrupto, el episodio de la muñeca inflable refleja la decadencia de todo el régimen social y político en Chile contra el cual los trabajadores, las mujeres y el pueblo chileno ya empezaron a levantar cabeza.


Notas:

1. Centro de Investigación Periodística (Ciper) Chile.

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1442/internacionales/chile-misoginia-y-crisis-capitalista-1

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera