The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 31 de enero de 2016

Estado español: crisis de régimen y las maniobras sin principios de Podemos

  | #Prensa Obrera 1397 | Por Jorge Altamira 
 
La crisis mundial que se inició en julio de 2007 ha abierto, en forma incuestionable, un período de estallidos sociales y políticos. Expresiones de ello son las revoluciones y contrarrevoluciones en Medio Oriente, que ya envuelven a gran parte del mundo; el desarrollo convulsivo del conjunto de América Latina; y, como no podía ser de otro modo, la tendencia disolvente de la zona euro y de la Unión  Europea. 
 
Crisis de conjunto 
 
Las elecciones de diciembre pasado en España vienen perfectamente al caso. Uno de los países más golpeados por la crisis mundial y por las políticas de rescate bancario, por un lado, y de ataques a los trabajadores, por el otro, ha asistido al desmoronamiento de sus partidos tradicionales. Junto con la agudización de la cuestión nacional, este derrumbe descubre una crisis de conjunto del régimen político, lo cual incluye, por supuesto (o, por sobre todo) a la monarquía. La tendencia a la disolución capitalista, que es el aspecto principal de la crisis mundial, cobra expresión en todos los poros de la sociedad y del Estado. Aunque la prensa del Estado español y la internacional abunda por el momento en el relato de las maniobras parlamentarias, las entrelíneas de los analistas dejan ver el temor a un derrumbe político de otra magnitud. En una de sus últimas intervenciones, cada vez más frecuentes, el monarca borbón advirtió que tiene la potestad para movilizar a las fuerzas armadas para hacer frente a una secesión nacional. En períodos de crisis, la especie de que estos personajes ‘reinan pero no gobiernan’ se va por las alcantarillas.  
 
Viraje 
 
A partir de los resultados electorales de diciembre, la formación de un nuevo gobierno luce improbable. Unas nuevas elecciones agravarían el impasse en lugar de resolverlo. La oposición del PSOE a formar un gobierno con el Partido Popular (PP) o a sostener un gobierno del PP por medio de la abstención, es mucho más que un tema de rivalidades partidarias. Como ocurriera en Portugal, un par de meses antes, donde también la derecha obtuvo la mayor cantidad de votos, el ‘socialismo’ ibérico se ve imposibilitado de pactar con el PP debido a la presencia de factores decisivos. En primer lugar, una bancarrota económica que no retrocede, como lo demuestra que las finanzas públicas, que este año enfrentan vencimientos por 400 mil millones de euros, se sostienen por el ‘auxilio’ del Banco Central Europeo. De otro lado, la desocupación persiste en un piso del 24% de la población activa; las comunidades autonómicas bordean la insolvencia; el impago de hipotecas sigue llevando a centenares de miles de familias al desalojo.  
 
En segundo lugar, las elecciones reflejaron un viraje hacia la izquierda (al igual que en Portugal) que los sondeos coinciden que se encuentra en ascenso. El giro se expresó en Portugal hacia el Bloco de Esquerda y en España hacia Podemos. El ritmo veloz del crecimiento de una izquierda que no existía con anterioridad forma parte de la crisis política. Se trata de la expresión política de un enorme descontento popular y en la clase obrera, que sufre una pérdida extraordinaria de derechos -en el marco de un reflujo igualmente grande del movimiento obrero. 
 
La crisis, en su aspecto parlamentario, obtuvo un respiro en Portugal que es bastante instructivo. El Partido Socialista rechazó una coalición con la derecha y obtuvo el apoyo ‘pasivo’ (parlamentario) para formar gobierno propio de parte del Bloco y del Partido Comunista. Para eso, el PS tuvo que atravesar una crisis interna importante, que significativamente no llegó a una ruptura. En cuarenta años, desde la Revolución de los Claveles, no se veía un acuerdo PS-PC. El apoyo que le negó a Syriza, el PC de Portugal, siamés del griego, se lo dio al PS. La experiencia portuguesa ofrece dos conclusiones, no solamente la más obvia, que es la completa capitulación de la ‘izquierda’ ante un partido sólidamente anclado con la gran banca. La otra conclusión es que la burguesía se ve obligada a abandonar las coaliciones entre partidos tradicionales y recurrir a la ‘izquierda’ - en los casos del Bloco y de Podemos a la ‘nueva izquierda’. Este frente político es, por supuesto, una expresión de cinismo del conjunto de los socios, pero también un síntoma de que la burguesía no puede seguir gobernando como lo venía haciendo. La plataforma de gobierno de la coalición de hecho entre PS-Bloco-PC ratifica el alineamiento con la UE, la Otan y la Troika. La acción más destacada de este nuevo gobierno ha sido proceder al rescate del Banco Novo con 5 mil millones de euros de dinero público. Es cierto que también se ha comprometido a aumentar mínimamente el mínimo salario mínimo y no proseguir con algunos recortes sociales. 
 
El episodio portugués (por ahora es sólo eso) ha ‘inspirado’ al jefe del PSOE, Pedro Sánchez, que rechaza formar un gobierno con el PP y busca hacerlo con Podemos, el cual ya gobierna con el PS, por ejemplo en Valencia -y también a Podemos, que nunca rechazó, por otra parte, la trapisonda portuguesa (Apoya, por otro lado, la política de privatizaciones y ‘ajuste’ de Syriza en Grecia). 
 
Oficialmente, lo que obstaculiza un acuerdo sería la reivindicación de Podemos a favor de un referendo de autodeterminación para Cataluña. 
 
Lo que ocurre, en realidad, es que el enorme retroceso electoral del PSOE ha agravado una crisis interna que no está relacionada con Cataluña. Los llamados “barones” del PSOE, incluso allí donde reciben al apoyo ‘pasivo’ de Podemos, como ocurre en Andalucía, acarician la posibilidad de gobernar con el PP, pero sin la presencia de Rajoy. La cuestión catalana es usada convenientemente para bloquear un episodio a la portuguesa -como también fue intentado en Portugal.
 
Los sondeos aseguran que en caso de nuevas elecciones, Podemos podría superar en votos al PSOE, lo cual convertiría a la crisis de éste en un claro estallido. 
 
Podemos
 
Podemos, estrictamente, se encuentra, por su lado, en una situación singular. En varias comunidades ha ido a elecciones en coalición con agrupamientos locales; obtuvo 42 diputados, por sí mismo, y 27 en los frentes. Es un bloque contradictorio, al punto que esos agrupamientos reclaman bancadas autónomas de Podemos en el parlamento (como fuera establecido entre Podemos y esos sectores con anterioridad a las elecciones). La contradicción va más lejos, esto porque tanto Podemos como sus aliados reivindican el derecho a la autodeterminación nacional de las comunidades autónomas por medio de un referendo, pero son ambiguos sobre la secesión (sin la cual no hay derecho a la autodeterminación). Podemos defiende una “España unida” -como se encarga de recordarlo todos los días Pablo Iglesias. Entre el planteo de Pedro Sánchez, de convertir a la Constitución en federal, en respuesta a los planteos secesionistas, y el planteo de Podemos, de convocar auna Asamblea Constituyente para redactar una Constitución que incluya el derecho a la autodeterminación (sin precisiones), hay una brecha menos que corta. Es llamativo que no los separe programáticamente la cuestión de la República -lo que supone que Podemos y sus aliados nacionales serían monárquicos, como lo es el PSOE. Parafraseando: ‘No los separan las diferencias sino el espanto’. Un gobierno PSOE-Podemos-coaliciones autónomas podría acabar políticamente con los tres. La crisis política en España llega a un ápice cuando recrudece en forma brutal la crisis financiera internacional -un contratiempo insalvable para coaliciones con pretensiones reactivadoras y reformistas, pero un apriete, contradictoriamente, ante la posibilidad de que emerjan situaciones pre-revolucionarias. Aunque las encuestas prevén un reforzamiento de Podemos en caso de nuevas elecciones en abril, el resultado político para Podemos es incierto: por un lado, porque sus coaliciones nacionales podrían avanzar más que Podemos, pero por sobre todo porque una polarización PP-Podemos es lo último que desea la dirección de Podemos. 
 
Cataluña 
 
Entretanto, mientras que el movimiento nacional en Cataluña ha sido afectado por los reveses que han propiciado sus direcciones políticas tradicionales (burguesas y pequeño burguesas), se acrecienta el descontento social en el cual se asienta ese movimiento, como consecuencia de la crisis financiera e industrial. Entre la España monárquica, de un lado, y los movimientos nacionales, del otro, nos colocamos con estos últimos, sin apoyar la posición nacionalista. Sostenemos el derecho a la autodeterminación (incluida la posibilidad de secesión) y el establecimiento de una República plurinacional gobernada por los trabajadores. Nos oponemos a cualquier opción federal en el marco monárquico; es antagónico a los derechos nacionales. La cuestión nacional, en el Estado español, se ha convertido, al menos en esta etapa, en una palanca fundamental de la lucha por la República. El involucramiento del ex rey Juan Carlos con las corruptelas de su familia, por un lado, y la conspiración de la fiscalía del Estado para imponer la impunidad de su hija, han acentuado la aversión popular por la monarquía. El tema no es un eje de agitación de la llamada ‘izquierda’, la cual, sin embargo, reivindica su progreso como consecuencia de la lucha contra la corrupción. El conjunto de la evolución de la crisis española pone de manifiesto los pies de barro de la tentativa que expresa Podemos. 
 
El espacio político a ganar por parte la izquierda revolucionaria en el Estado español, se asienta, en primer lugar, en la explotación política de todas estas contradicciones mediante la propaganda y la agitación y, en segundo lugar, en la prosecución de un incansable trabajo militante en las grandes industrias y en la juventud.
 

Ni despidos, ni suspensiones. Reapertura de las paritarias. Organicemos la lucha

A menos de 60 días de su asunción, el gobierno macrista no deja dudas. Descarga la bancarrota económica sobre las espaldas de los trabajadores: devaluación, aumento de precios y tarifas. Gobierna por decreto, reprime y hasta encarcela por la protesta social.
 
El rescate financiero que Macri y Massa fueron a mendigar a Davos tiene la contrapartida del ajuste.
Los despidos llegan a 22000 sólo en el Estado, pero arrastran muchos miles más en empresas subsidiadas por el Kirchnerismo como Cresta Roja, Szpolsky, Lázaro Báez o la aérea Sol. Al mismo tiempo, se suceden despidos en la industria privada y la amenaza lanzada de 5000 despidos petroleros en la Patagonia.  

El macrismo viene a completar el trabajo sucio que venía haciendo el kirchnerismo en el Estado, no renovando miles y miles de contratos precarizados de la gestión anterior. Y en las áreas privadas viene a consumar la demolición de empresas como Paraná Metal o la avícola Cresta Roja.
Para los beneficiarios del negociado del dólar futuro de Kicillof, hay 45 mil millones de pesos, para los trabajadores, despidos y carestía. Subsidios a las petroleras (continuidad de Galluccio) que así y todo amenazan despedir.  

La burocracia sindical, se entregó al gobierno de Macri

Frente a esta enorme ofensiva antiobrera la burocracia sindical está absolutamente borrada, negociando manejo de cajas de las Obras Sociales. Y, donde interviene como en petroleros, ofreciendo eliminar paritarias (Avila) en canje contra despidos. UPCN no dice esta boca es mía cuando el conjunto de los trabajadores del Estado deberían estar en pie de guerra con sus sindicatos a la cabeza. Baradel empezó el versito de siempre ante la paritaria docente.

El gobierno pretende desconocer la inflación pasada que no baja del 35%, agravada en diciembre y enero, con 3,9% y 3% respectivamente. La pauta Prat Gay se basa en su “meta de inflación” del 20/25%, un verso recalentado.

Moyano habló de un 30% para una paritaria camionera que vence en Julio. Un chiste de mal gusto, para la familia camionera y para el conjunto de la clase obrera. El kichnerista “en la resistencia” Viviani, dijo que los estatales “vayan a laburar”, una vergüenza.
La burocracia sindical cordobesa dejó pasar el brutal golpe a la jubilación provincial, rechazado por los legisladores del FIT y repudiado por la base del movimiento obrero.

Las respuestas de lucha han venido de la base, como en Cresta Roja o el Grupo 23, en el CCK, entre los tercerizados de la Universidad de Río Negro o los obreros de la construcción despedidos por Lázaro Báez.   

Un programa frente a esta ofensiva

Los trabajadores estamos obligados a luchar ahora mismo contra los despidos y por el salario. Tenemos que deliberar alrededor de un programa que oriente en cada lucha y madure una respuesta de conjunto
La ocupación y la huelga ante las fábricas que cierren, la conexión con la base de los gremios involucrados. Nuestra Coordinadora ha desarrollado una agitación en todo el Estado en relación a los despedidos, impulsando asambleas y reacción de lucha. En toda la alimentación en solidaridad con Cresta Roja, abandonada por el Stia. 

En relación al salario, corresponde la inmediata reapertura de las paritarias poniendo arriba de la mesa el mínimo equivalente a la canasta familiar (como aceiteros) y la indexación mensual, sobre índice bajo control sindical, para compensar inflación futura.v

El Impuesto al Salario (ganancias) debe ser abolido en los salarios de convenio. Como lo plantean los diputados nacionales del PO acompañados por el FIT.

Ninguna manifestación debe ser reprimida y tenemos que exigir la libertad de todo preso por luchar y el desprocesamiento de todos los compañeros.   

Una política independiente

Las centrales no tienen agenda de paro ni reclamo alguno.
La tarea primordial del activismo es preparar la realización de asambleas en los lugares de trabajo y adoptar en un programa las medidas donde corresponda.

Limitarnos a exigir a la burocracia es estéril, desmoralizante. Confiar en que las burocracias kirchneristas pasen a la “resistencia” es directamente criminal, porque son brazos de Estados provinciales o municipales que ejecutan el ajuste y han sido acompañantes de la política del kirchnerismo en el gobierno. Son seguidistas de los Cristóbal López o los Electroingeniería, de las patronales del “capitalismo amigo” y por lo tanto de las patronales en su conjunto.

Alicia Kirchner ha pedido la gendarmería contra los obreros de la construcción despedidos, que el Sitraic está organizando y apoyando en sus piquetes, como apoyamos a Cresta Roja por lo cual sufrieron represión los obreros y fuimos acusados el PO y la izquierda.
La batalla por la independencia política de clase obrera es indisoluble de la lucha contra el ajuste. El seguidismo a las burocracias es el camino a la derrota.
Por ello somos impulsores de un Encuentro Nacional del clasismo que refuerce esta lucha y que actúe ya mismo ante la ofensiva planteada.

Coordinadora Sindical Clasista
Partido Obrero en el Frente de Izquierda

Fuente: http://www.po.org.ar/comunicados/politicas/ni-despidos-ni-suspensiones-reapertura-de-las-paritarias-organicemos-la-lucha


sábado, 30 de enero de 2016

El Partido Obrero participó de la reunión por la reforma electoral en la Casa Rosada

28 de enero de 2016

El Partido Obrero, integrante del Frente de Izquierda, participó de la reunión convocada por el gobierno nacional con los presidentes de los partidos políticos para impulsar una reforma electoral, que fue coordinada por el ministro del Interior Rogelio Frigerio. 
 
Gabriel Solano, dirigente del Partido Obrero, participó de la reunión. Allí planteó los siguientes conceptos: “El Partido Obrero es partidario de la máxima autonomía de los partidos políticos frente al Estado. El sistema de las PASO, aprobado durante el gobierno anterior, implica una vulneración de dicha autonomía, en tanto le quita a los partidos la capacidad de decidir soberanamente sobre la elección de sus propios candidatos. Esto se ve agravado por el piso proscriptivo establecido del 1.5% de los votos, que ha impedido la presentación de muchos partidos y alianzas. A este piso se le debe agregar el que establece que para acceder a una banca en el Congreso Nacional se debe alcanzar el 3% del padrón, produciendo una distorsión de la representación popular. En la provincia de Buenos Aires para acceder a una banca se deben superar los 350.000 votos, mientras otros diputados ingresan con una cantidad varias veces menor en ciertas provincias que en la de Buenos Aires”. 
 
“A partir de estos fundamentos propusimos la eliminación de las PASO, que no fueron usadas para dirimir los candidatos ni por el FPV que la impulsó, y de todos los pisos proscriptivos que vulneran la representación popular”. 
 
“También denunciamos los sistemas de colectoras y leyes de lemas imperantes en las provincias, que derivaron en fraudes explícitos, como es el caso de Tucumán. Estos sistemas de colectoras han sido usados no sólo por el pejotismo, sino también por la coalición Cambiemos”. 
 
Sobre el financiamiento a los partidos políticos Solano señaló que “en la última elección quedó en evidencia como las listas que manejan gobiernos han utilizado los recursos del Estado en su propio beneficio, sumado a los aportes empresariales, que tienen como contraparte favores de todo tipo”. 
 
En relación a la boleta única y el voto electrónico el PO señaló que “queremos precisiones sobre cómo será su implementación. Defenderemos todo mecanismos que permita terminar con los fraudes armados por los punteros”.
 

A 40 años del golpe: por un 24M masivo, independiente y de lucha

  | #Prensa Obrera 1397 | Por Jacyn 
 
Con la participación de más de 50 organizaciones, el Encuentro Memoria Verdad y Justicia -que agrupa a los organismos de derechos humanos, partidos de izquierda, centros de estudiantes, sindicatos y comisiones internas combativas y organizaciones sociales que enfrentaron la cooptación y la represión K durante la última década- comenzó a discutir la convocatoria para la movilización del próximo 24 de Marzo. El 40 aniversario del golpe del 76 coincidirá, además, con los 20 años de la formación del EMVyJ y los diez años de la segunda desaparición de Julio López. 
 
La marcha del próximo 24M será la primera manifestación política masiva dirigida al gobierno de Mauricio Macri. Sus consignas y el contenido del documento elaborado por las organizaciones convocantes serán la primera gran delimitación frente al relevo de gobierno. 
 
Debate 
 
El debate que atravesó las primeras reuniones giró en torno a la actitud que debería adoptar el EMVyJ frente al kirchnerismo. El PTS y el MAS se declararon abiertamente partidarios de una contemporización, tras diez años de marchas divididas, patoteadas y provocaciones K. 
 
Resumidamente, plantearon que el macrismo expresaría un “salto cualitativo” en materia de ajuste y represión. Mientras el MAS se pronunció lisa y llanamente por una marcha unificada, el PTS fijó posición por una movilización diferenciada -esto quince días después del primer debate- subrayando en su intervención que, de todos modos, Macri y los K “no son lo mismo”. El PTS propuso la consigna “contra los despidos de Macri”. ¿Y los de Alicia Kirchner, los municipios y los empresarios kirchneristas? 
 
El seguidismo de la izquierda a un movimiento desahuciado como el kirchnerismo es políticamente criminal. El ascenso de Cambiemos se nutrió de la bancarrota de los gobiernos K y sus contradicciones insalvables, al cabo de doce años de “desendeudamiento”, precarización laboral generalizada y desfalcos varios. La situación reclama una delimitación tajante por parte de la izquierda frente a ambos bloques políticos patronales, ambos corresponsables de la escalada represiva de los últimos años. 
 
Hablar de un “salto cualitativo” porque el nuevo secretario de “derechos humanos”, Carlos Avruj -hombre de la Daia y del “Fino” Palacios- recibió a los familiares de los genocidas para oponerlo a un gobierno que puso al genocida Milani al frente del Ejército es una señal de bancarrota. 
 
La represión contra los trabajadores de Cresta Roja y de los municipales de La Plata, la detención de Milagro Sala, el anuncio de un “protocolo antipiquetes”, la declaración de la “emergencia en seguridad” que brinda al gobierno amplios poderes para atacar la protesta y el traspaso -comprometido por Scioli- de la Policía Federal al gobierno de la Ciudad, tienen sus antecedentes en los gobiernos K.  
 
El “gobierno de los derechos humanos” fue responsable del encubrimiento de la desaparición de Julio López, de la cooptación de los organismos de derechos humanos, del desguace del Banco Nacional de Datos Genéticos y el involucramiento del Ejército en tareas de seguridad interior (operativo “Escudo Norte”). También debe cargarse a su cuenta la sanción de las leyes antiterroristas y los cinco mil procesados por luchar que hubo durante el kirchnerismo; las condenas a cadena perpetua contra los petroleros de Las Heras -reivindicadas por CFK-, la represión de Berni a los obreros de Lear y los choferes de la 60 y la complicidad de Scioli-Granados con los crímenes de la Bonaerense, entre otros.
 
La delimitación que estableció la movilización independiente del 24M tuvo un carácter estratégico, contra el régimen político y los partidos que gobernaron desde el ’83 a la fecha, y que fueron responsables de la impunidad del aparato represivo de la dictadura. La lucha contra la impunidad de los crímenes de la dictadura militar y de todos los crímenes de Estado contra el pueblo -amparados por el poder político del gobierno de turno durante estos 30 años de régimen constitucional- siguen en la orden del día. 
 
Pongamos en marcha una gran campaña por un 24M masivo, de lucha e independiente de los bloques políticos capitalistas.

* Datos difundidos por Hijos La Plata.
 
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
La impunidad en números
 
Según datos difundidos por Hijos La Plata, las 30.000 víctimas de la dictadura pasaron por más de 600 campos de concentración en los que actuaron alrededor de 200.000 represores. Sin embargo, al cabo de diez años de juicios -y a cuarenta de los hechos-, sólo fueron procesados 2.100 represores y condenados unos 650 por los casos de aproximadamente 3.800 compañeros.
 

viernes, 29 de enero de 2016

Un año de la muerte de Alberto Nisman: una gran puesta en escena

21 de enero de 2016 | #Prensa Obrera 1397 | Por Christian Rath 
 
La foto del presidente con la familia del fiscal fue sólo el momento culminante de un conjunto de gestos del gobierno dirigidos a presentarse como capaz de terminar con la política de impunidad en el caso Nisman (2015) y Amia (1984). 
 
El gobierno derogó de hecho el Memorándum que Argentina había firmado con Irán bajo CFK invocando el esclarecimiento del atentado a la Amia (lo hizo a través de un procedimiento judicial, soslayando al Congreso de la Nación, siendo que el Memorándum tenia jerarquía de ley).
 
Inocultablemente, a instancias del gobierno, la fiscal fue desplazada de la “investigación” que condujo durante once meses hacia la nada más completa, siendo que los videos que mostraron cómo ella, el ex secretario Sergio Berni, policías federales y prefectos contaminaron la escena del crimen debieron ser suficientes para apartarla de entrada. 
 
El gobierno ha anunciado, además, que enviarán al Congreso un proyecto de ley de “juicio en ausencia”, una decisión que hace propia la exigencia de la Daia, la Amia y el Estado de Israel. 
 
Finalmente, el Presidente designó titular de la Unidad Amia al ex senador chubutense Mario Cimadevilla (UCR), quien aseguró que “se acabó el encubrimiento”. 
 
¿Algo va a cambiar? 
 
Peones de la política yanqui 
 
Hasta septiembre de 2010, CFK estuvo acusando al gobierno de Irán de encubrir a los culpables del atentado terrorista contra la Amia. El gobierno “nacional y popular” no hacía otra cosa que seguir el libreto norteamericano de apuntar contra Irán, contra quien promovía un conjunto de sanciones económicas brutales para forzar su renuncia a un desarrollo de energía nuclear -siendo que Israel tiene el mayor arsenal nuclear de todo el Medio Oriente. El fiscal general del caso Amia era Alberto Nisman y su mano derecha, Stiuso, ambos nombrados por Néstor Kirchner presidente en 2004. Fueron ambos, a instancias del gobierno, quienes siguieron la letra de sus mandantes de la CIA y el Mossad para orientar la causa hacia la “pista iraní”, por completo inconsistente pero conveniente a las necesidades políticas de Washington y del sionismo, dejando de lado la conexión local, sin la cual el atentado es imposible de concebir. Una de las piezas de ese armado fue “el Fino” Palacios, puesto por MM al frente de la Metropolitana por recomendación del Mossad israelí. 
 
A fines de 2012, CFK anunció en las Naciones Unidas la negociación con Irán dirigida a constituir una Comisión de la Verdad con el objetivo de desentrañar lo ocurrido, lo que abrió la crisis en el gobierno y en los servicios. En ese año ya estaba en marcha el giro político impulsado por Obama con vistas a pactar el acuerdo con Irán sobre la base del desmantelamiento parcial de su arsenal nuclear. Es decir, CFK no inventó nada nuevo: acompañó el cambio de frente en este punto del gobierno norteamericano, a sabiendas que el Memorándum establecía la sanción de un “punto final” que colocaba la autoría del atentado a decenas de miles de kilómetros de Buenos Aires y absolvía de hecho a la “conexión local”. Desde lo ocurrido en la Amia (1994), todos los gobiernos han jugado un papel encubridor, como piezas de la diplomacia de todos los protagonistas de los atentados -Estados Unidos, Israel, Siria, Irán, y dejando de lado invariablemente la responsabilidad del Estado argentino y los servicios en ellos. 
 
La pregunta es: ¿el gobierno de Cambiemos, peón de la diplomacia norteamericana, va a variar el libreto de la camarilla que le antecedió?  Evidentemente, no. 
 
Un nuevo debate público 
 
El gobierno MM está consumando, por lo tanto, una gran puesta en escena. 
 
La foto con la familia oculta la continuidad del inmovilismo y el encubrimiento.  
 
La decisión de dejar caer el Memorándum es matar un cadáver, porque la firma de ese documento ya había sido declarada inconstitucional -antes lo habían dejado caer los iraníes, que nunca lo ratificaron. La jueza puesta a cargo de la causa es tan responsable de las tropelías que anularon las pruebas como la fiscal. El proyecto de ley de “juicio en ausencia” es una mascarada: una simulación para imponer condenas en ausencia de acusados, testigos y pruebas. 
 
En su momento, Néstor K. prometió abrir los archivos de la Side para avanzar en la causa Amia y no lo hizo. Una investigación sin límites establecería la responsabilidad de la mano de obra desocupada y los servicios de seguridad entrelazados con los ex grupos de tareas en la masacre (o en las masacres: embajada de Israel - 1992, Río Tercero - 1995).
 
El Partido Obrero rechazó el Memorándum en su momento, precisamente porque encubría la responsabilidad de la CIA, el Mossad, la ex Side, etc. en los desvíos y encubrimientos de la investigación. Denunciamos la impostura del gobierno y reclamamos que se abran los archivos de todos los Estados involucrados y se produzca un nuevo debate público en el Congreso y en la sociedad. 
 

El primer tarifazo

Aumentos en la luz
 
28 de enero de 2016 | Por Silvia Jayo

El análisis hecho sobre estos aumentos plantea que el aumento de la tarifa para los usuarios – que se publicará en los próximos días – llegará como mínimo al 300 % 
 
El gobierno ha publicado en el boletín oficial el anunciado aumento de tarifas de electricidad. Rigen para el mercado mayorista, es decir para las empresas generadoras, que le cobran a las distribuidoras y éstas, a su vez, trasladarán a los usuarios.  
 
El análisis hecho sobre estos aumentos plantea que el aumento de la tarifa para los usuarios – que se publicará en los próximos días – llegará como mínimo al 300 %. El dato, de todas maneras es incierto, porque falta saber cuánto cobrarán las distribuidoras por llevar la luz a los hogares e industrias. Además, el aumento de la tarifa se ha nacionalizado, por lo que afectará también al interior - no sólo a CABA y GBA 
 
Este aumento regirá solo hasta abril, donde se producirá un segundo aumento de tarifas que tendrá como piso el actual porque la información oficial dice que esta actualización de los precios alcanza a cubrir sólo el 40 % de los costos.
 
Los informes que señalan que la suba de tarifas anunciadas le sumaría al menos un punto a la inflación de febrero son absolutamente sesgados desde el momento que el aumento para industrias y centros comerciales – que pasa de 320 a 773 el Megavatio hora – será trasladado íntegramente por las patronales a los precios del consumo. 
 
La farsa de la tarifa social  
 
El establecimiento de una tarifa social para menos de 150 kilovatios es una burla porque sólo cubren consumos mínimos, para una heladera y algunas lamparitas y la escala de aumentos reducidos (alrededor del 30%) es para 200 Kv y no permite mucho más equipamiento. 
 
La farsa de la consideración “hacia los más pobres” esta puesta a la luz del día. Cualquier informe señala que una casa de  una familia trabajadora tiene un piso de no menos de 300 Kv. 
 
Pero incluso el alcance de la llamada tarifa social está por verse, porque casi el 40 % de la población se encuentra en negro. “Existen muchas dudas sobre la manera en que se computara el gran porcentaje de trabajadores en esta situación” (El Cronista 28.1.2016). 
 
La impostura K 
 
Los argumentos se basan en la ley de privatización de Menem de 1991, que garantizaba los aumentos de tarifas y que, en la “década ganada”, se cubrió con subsidio estatal. Las privatizadas vieron asegurados sus ingresos no por la vía de la tarifa sino con dinero público. Además, aceptaron el arbitraje internacional del CIADI, los tribunales aceptados para los litigios que presentaron las privatizadas, lo que desembocó en multas millonarias pagadas contante y sonante por el país. 
 
Presentado por el gobierno “nacional y popular” como un beneficio a la clase trabajadora, era un mecanismo de rescate de las distribuidoras – un monumento al parasitismo que han visto crecer sus acciones hasta 5.5 % en un solo día – y una concesión al conjunto de los capitalistas porque permitía a estos fijar salarios a la baja, sobre la base de una canasta familiar disminuida invocando el peso de los subsidios en la tarifa. 
 
Quien paga la crisis 
 
Aranguren sostiene que el precio de venta de electricidad de las generadoras sin el subsidio no cubre los costos de producción y por lo tanto no estimula la “inversión privada de riesgo” ni el ahorro de energía de los usuarios. Con un estado quebrado por todos los pagos usurarios y de rescate que se concretaron en el período K, el gobierno de “Cambiemos” apunta a hacer pagar la crisis a los trabajadores, directamente desde sus bolsillos. No ha bajado ninguna presión impositiva sobre el consumo para aliviar a los trabajadores, ni tampoco el impuesto al salario, pero ya se ha descargado sobre los hogares la devaluación, la carestía y ahora el aumento de tarifas, mientras quiere fijar techos del 20% para aumentos de salarios en paritarias. 
 
Un plan de guerra 
 
A los 45 días de gobierno, el gobierno ha lanzado un mazazo a la economía familiar, ya golpeada por la devaluación, la carestía, los miles de despidos y suspensiones, el corte de horas extras. La inflación de diciembre, medida por uno de los indicadores reconocidos por el gobierno – el de San Luis, cantó 6.5 para diciembre. ¿Cuánto menos para enero? Se está produciendo un desbarranque del salario que exige una respuesta de conjunto del movimiento obrero, que debe declararse a sí mismo en estado de emergencia. La burocracia sindical no dará un solo paso porque está decidida a hacer pasar el ajuste, dejar que los despidos golpeen al activismo que le disputa en fábricas y lugares de trabajo la conducción efectiva de la clase obrera y recibir a cambio los fondos de las obras sociales y la  garantía de permanencia en los sindicatos. 
 
Es necesario un programa para enfrentar la ofensiva contra los trabajadores y el primer punto, a la luz de la brutal confiscación producida, es la reapertura de las paritarias, un reclamo del 40 %, la indexación mensual del salario y la eliminación del impuesto a las ganancias sobre el ingreso de los trabajadores. 
 
No se debe esperar porque no hay nada que esperar. El activismo, que está ocupando un importante lugar en el movimiento obrero, debe tomar la iniciativa y no confiarse en exigencias a la burocracia sindical, que sólo tratará de disimular su inmovilismo. Asambleas en los lugares de trabajo para imponer el rescate a los trabajadores, no a los capitalistas. 
 
*Reapertura de las paritarias
* No al tarifazo
* Apertura de los libros de las privatizadas
* Nacionalización de las distribuidoras y del conjunto del sistema energético bajo control de los trabajadores.

¡Que la crisis la paguen los capitalistas!   
 
Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/online/politicas/el-primer-tarifazo

jueves, 28 de enero de 2016

Dos estrategias políticas

El debate por la marcha
27 de enero de 2016 

La convocatoria unitaria del Encuentro Memoria Verdad y Justicia por la liberación de Milagro Sala fue el resultado de una dura lucha política. Durante tres tensas horas se debatieron problemas políticos de fondo de la nueva etapa. El punto crucial es la independencia política de las organizaciones de lucha frente a los bloques patronales que gobiernan el país, las provincias y municipios, en especial ante el bloque kirchnerista, que pretende seguir la política de cooptación que aplicó durante sus 12 años de gobierno. 

La reunión fue convocada a pedido del Partido Obrero frente al agravamiento de las condiciones de detención de Sala. La semana anterior, durante una reunión por el 24 de Marzo, planteamos que el Encuentro convocara a una movilización independiente por Sala, pero no tuvo eco. Buena parte de las organizaciones presentes había participado el día anterior de la convocatoria K en Plaza de Mayo. Entre ellas, el PTS (Izquierda Diario), que respondió a la propuesta con un vago “puede ser”, tras defender la “unidad de acción” con los K. 

En la reunión que convocó finalmente a la marcha, este debate político se desarrolló a fondo. De entrada, nuestra delegación trazó una caracterización política de la Tupac. La organización de Sala, dijimos, no es una organización de lucha sino paraestatal. Alimentada con fondos públicos, durante una década regimentó a los explotados jujeños con métodos mafiosos, puestos al servicio de los gobiernos K en la provincia y en el país. Señalamos que el punto que nos une en el reclamo de libertad se circunscribe al hecho de que la detención de Sala por “instigación al tumulto” y “sedición” sienta un precedente contra toda movilización popular. Pero precisamente por este motivo somos contrarios a confundir banderas con el kirchnerismo responsable de las leyes antiterroristas, el Proyecto X, Milani y las zonas liberadas de Aníbal Fernández. 

El PTS, en cambio, propuso de entrada adherir a una supuesta “jornada nacional” convocada por la Tupac Amaru para el miércoles 27. La misma era desconocida por todos los presentes, salvo por el PTS, que mostró de paso que sus dirigentes tienen fluidas relaciones con el kirchnerismo, al punto de actuar de voceros de ellos en la reunión. Esta política de “frente único anti-macrista” fue rechazada de entrada por nosotros y otras fuerzas, mientras que la moción del PTS tuvo el apoyo del MAS y otros grupos menores. Durante el desarrollo mismo de la reunión fue quedando en claro que la “jornada de lucha” de las organizaciones K no era otra cosa que una expresión de deseos del PTS. Parafraseando a Trotsky, se trataba de un frente con “la sombra del kirchnerismo”, o sea, de una subordinación política en estado puro. Otras organizaciones –como COB/La Brecha, el Frente Popular Darío Santillán – Corriente Nacional y Emancipación Sur, entre otros- propusieron mantener el mismo día pero a partir de una convocatoria independiente y marchar a Plaza de Mayo, lo cual fue acordado. 

Veinticuatro horas después, y para no dejar mal parado al PTS, la Tupac difundía en qué consistiría su “jornada nacional”: la proyección de un documental que exalta la “obra” de Milagro Sala en Jujuy. Una adhesión del EMVyJ en esos términos hubiera echado por la borda una trayectoria de 20 años de lucha independiente.

Un hecho de gravedad inusitada fue que mientras se realizaba la reunión del Encuentro, el PTS participaba en Jujuy de una conferencia de prensa junto a Yasky, Baradel, Wasiejko y otros burócratas K que, según La Izquierda Diario, “encabezarán las próximas luchas”. La conferencia no anunció ninguna medida de lucha y mucho menos un paro de las organizaciones sindicales dirigidas por esos burócratas. Se trata de una lavada de cara inadmisible de una burocracia sindical integrada al Estado. Una vergüenza, por ejemplo, ante los obreros del neumático, que vienen de sufrir un fraude y una patoteada en la asamblea general del gremio, encabezada por Wasjenko hace sólo semanas atrás.   

El seguidismo del PTS al kirchnerismo no es de nueva data. Estuvo presente en las últimas PASO, lo que le valió el apoyo mediático del vaciador Sergio Spolzky y del inefable Artemio López. Continuó en el ballotage, con la campaña apuntada contra “los hijos de Menem”, sin delimitación política de la camarilla cristinista. Continuó en el Congreso, con el apoyo de Bregman a la “continuidad de las políticas de Estado en materia de derechos humanos”. Ahora se presenta bajo la forma de “frente único” con Yasky, Sala y La Cámpora, que los ha llevado a firmar no uno sino dos vergonzosos documentos junto a los K en Jujuy. Durante la reunión del Encuentro, el PTS simuló un ataque de histeria para escabullir de esta polémica política.

Jacyn

La izquierda y organizaciones de DDHH marcharon en forma independiente del kirchnerismo

27 de enero de 2016
Por la libertad de Milagro Sala y contra la criminalización de la protesta


Aparece muy clara la extorsión del gobernador Morales y de una Justicia a su medida, en el hecho de que declaró que la cárcel se extenderá en tanto siga “la comisión del delito”, o sea el acampe. 
Hoy por la tarde, numerosas columnas que representaron a cincuenta organizaciones de derechos humanos, sociales y políticas, encuadradas en el Encuentro Memoria Verdad y Justicia, marcharon de Congreso a Plaza de Mayo bajo las consignas “Libertad de Milagro Sala, contra la criminalización de la protesta y la derogación de la ley antiterrorista”. 
La marcha, que partió a las seis de la tarde del Congreso, formó una cabecera de los referentes convocantes, entre los que se encontraban Néstor Pitrola, diputado nacional del del FIT por el Partido Obrero, Gabriel Solano, quien recientemente fue candidato a diputado en CABA del FIT por el PO, Cachito Fuckman de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, Ileana Celotto, secretaria general de la AGD-UBA, Vanina Biasi, dirigente del PO y de la organización de mujeres Plenario de Trabajadoras, entre otros.
Pitrola, desde la cabecera, afirmó: Aparece muy clara la extorsión del gobernador Morales y de una Justicia a su medida, en el hecho de que declaró que la cárcel se extenderá en tanto siga “la comisión del delito”, o sea el acampe. La persecución, se ve claro, está al servicio de la cooptación por parte de la gobernación, de gran parte de los movimientos que integran la red punteril de Milagro Salalo que significa la reproducción de los métodos del uso del poder del Estado y de sus fondos al servicio de la cooptación, el clientelismo, el punterismo y el disciplinamiento de los movimientos sociales que ha caracterizado al kirchnerismo” 
Solano, por su parte, señaló: La acusación contra Milagro Sala, por ´instigar a cometer delitos y tumulto´, como reza en la causa, plantea la posibilidad que toda acción reivindicativa realizada por el movimiento popular sean susceptibles de ser judicializadas y sus autores encarcelados, pudiendo encuadrar esta acción judicial en la ley antiterrorista dictada por el gobierno de Cristina Kirchner. “De hecho en el día de ayer fueron detenidos (y liberados a la noche) Rodolfo Aguiar, Secretario de la CTA Río Negro y tres trabajadores que reclaman contra su despido, por practicar un piquete”. 
Pitrola y Solano llamaron “a todo el movimiento popular a desenvolver una acción independiente en todo el país que exija la libertad de Milagro Sala y denuncie la judicialización de la protesta, como un punto fundamental en la resistencia al ajuste que hoy se traduce en los miles de despidos, recorte de horas extras y suspensiones que se producen en todo el territorio nacional”.

miércoles, 27 de enero de 2016

Un ariete contra la organización popular independiente

21 de enero de 2016 | #Prensa Obrera 1397 | Por Corresponsal

A raíz de la detención de Sala,  se ha producido un intenso debate sobre su rol político. La caracterización de que su accionar debilitó al Estado es complemente interesada, ya que su organización fue un instrumento para estatizar al movimiento popular de la provincia.
La Tupac Amaru ha terminado cumpliendo un rol regimentador de la protesta social, una suerte de servicio paraestatal para mantener el orden.

Durante el último período de la “década ganada”, particularmente bajo el gobierno de CFK, la Túpac ha mantenido una política de no cortar las rutas, por lo menos las nacionales.

Son reiteradas las veces que se han producido ataques de la Túpac Amaru hacia otras organizaciones sociales y de trabajadores. En la mayoría de los casos fue actuando en defensa del gobierno nacional o provincial, más que una disputa por “ganar la calle” o por alguna reivindicación.

Cabe recordar que el PO fue impedido de participar de la marcha del apagón en Ledesma en 2006 por Milagro y su grupo porque éramos críticos del gobierno de Kirchner y de la dirección de la CTA. Cuando estaba por comenzar la marcha se acercó Milagro con un grupo de personas, rompió pancartas y volantes, amenazó y golpeó compañeros (PO Nº 957). Un año antes su organización había agredido a la CCC y el MST.

En 2010, la Tupac Amaru agredió a trabajadores temporarios del surco, que luchaban por sus reivindicaciones.

Cuando se produjeron decenas de asentamientos en Jujuy, producto de la crisis que había resultado de la represión policial de la toma de tierras del “Triángulo” (2011), en Ledesma, la Tupac fue una fuerza de choque que se encargó de “levantar” varios asentamientos, siendo funcional a la política del gobierno que trataba de controlar la situación con el plan “un lote para cada familia”.

En 2012 se produjo la toma de tierras en Humahuaca por parte de la Agrupación Titi Guerra, perteneciente a la Red de organizaciones Sociales dirigida por Milagro Sala, donde fue asesinado de un balazo “Pato” Condori, habitante de la zona.

Con las organizaciones del “Perro” Santillán tuvo varias acciones similares, en algunos casos siendo cohorte de las fuerzas represivas, como fue en la lucha de 2009. La última de importancia fue en 2013 cuando la lista de Santillán recuperó el gremio y los dirigentes de la Tupac amenazaron con armas de fuego a la lista ganadora. También reprimió en 2015 a los trabajadores municipales que se movilizaron al concejo deliberante con el Seom por el pase a planta y categorización.

En conclusión, la Túpac Amaru fue parte de la “tercerización” de la represión en la provincia.

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1397/politicas/un-ariete-contra-la-organizacion-popular-independiente

Decreto del derribo, un engendro reaccionario

#Prensa Obrera 1397 | Por Gabriel Solano  
 
La autorización para el derribo de aviones no sólo es ilegal porque ha sido establecida por decreto, en el marco de la “emergencia de seguridad” dictada por el gobierno pasando por encima del Congreso. Representa una clara violación de la ley de seguridad interior vigente, que prohíbe a las Fuerzas Armadas desempañar tareas de seguridad dentro del país. 
 
La aplicación de la medida equivale a establecer una suerte de “pena de muerte”, con el agravante de que prescinde del juicio previo y del derecho a la defensa. Se pretende justificar semejante engendro reaccionario con la excusa de la "lucha contra el narcotráfico", pero si esa fuese realmente la finalidad deberían estatizarse los puertos privados, por donde entra y sale la droga del país, nacionalizar el juego que sirve para lavar el narco-dinero y el sistema financiero que cumple la misma función. 
 
El decreto de emergencia también permite a las fuerzas de seguridad convocar a personal retirado. Aunque en la letra se establezca que esta re-convocatoria excluye a quienes tienen denuncias de corrupción y de violación de los derechos humanos, lo cierto es que gracias a la impunidad reinante la inmensa mayoría de quienes cometieron esos delitos pudieron retirarse sin denuncias en su contra. 
 
Llamativamente el decreto de derribo se aprueba en momentos que la Fuerza Aérea ha perdido toda capacidad operativa; es decir, se ha quedado sin aviones. Lo que viene, por lo tanto, es un operativo de rearme de las Fuerzas Armadas, que ya comenzó en el último ciclo del gobierno K. La compra de aviones de combate ha sido un tema que servirá, además, para el alineamiento internacional con el imperialismo. En un país con déficit y en un cuadro de ajuste, el crecimiento del gasto armamentístico será a expensas de los gastos sociales del Estado. 
 
El macrismo actúa en este punto con el consenso de la inmensa mayoría de la clase capitalista y sus partidos. Ya en la campaña electoral Massa reclamó la “ley del derribo”, como parte de un planteo más general de intervención de las Fuerzas Armadas en la seguridad interior. No deberá sorprender que en el futuro, siempre amparados en la “emergencia”, el gobierno también implemente esta medida. No se puede pasar por alto que el propio Scioli, en su campaña hacia el balotaje, dijo que hacía suyo el programa de Massa y se declaró partidario de que los militares custodien las fronteras. En todos los casos está presente un planteo de rescate de las Fuerzas Armadas, duramente golpeadas por la dictadura militar y la guerra de Malvinas. A ese propósito apuntaba también el nombramiento de Milani en la jefatura del Ejército. 
 
La intervención militar en la supuesta “lucha contra el narcotráfico” presenta el peligro de que se transforme ella misma en apéndice de los narcos. Si ya tenemos comisarios narcos, ahora tendremos generales, almirantes y brigadieres narcos. 
 
Denunciamos el decreto de emergencia de seguridad y de derribo por su carácter reaccionario y represivo.

martes, 26 de enero de 2016

Milagro Sala: el Encuentro Memoria Verdad y Justicia convoca una movilización independiente por su libertad y contra la criminalización de la protesta

Miercoles 27 :Contra La Criminalizacion de la Protesta


Un plenario del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, que reunió a los representantes de casi cincuenta organizaciones de derechos humanos políticas y sociales, resolvió convocar para el próximo miércoles 27 a una jornada nacional por la libertad de Milagro Sala y marchar de Congreso a Plaza de Mayo contra la criminalización de la protesta. 

 El Encuentro Memoria Verdad y Justicia tiene una trayectoria de 20 años de lucha en defensa de las libertades democráticas; enfrentó durante la última década las políticas de represión y cooptación del kirchnerismo. La detención de Sala -durante años un alfil del gobierno responsable del Proyecto X, Milani, Berni y Aníbal Fernández- por los cargos de “instigación al tumulto” y “sedición se encuadra en los términos de las leyes anti terroristas aprobadas durante los gobiernos K. Sus argumentos son retomados ahora por Macri-Morales para sentar un precedente la protesta popular que enfrenta el ajuste y los despidos que ambos bloques políticos están ejecutando allí donde gobiernan. Esta política represiva –que tiene entre sus precedentes la condena a perpetua a los petroleros de Las Heras, reivindicada por los K- fue una de las promesas de Macri les llevó a los grandes buitres con los que se entrevistó en Davos. 

 La convocatoria a la movilización ha sido el resultado de una batalla política. Desde el Partido Obrero y la Asociación de Profesionales en Lucha (Apel) dimos el debate por una acción independiente del bloque kirchnerista frente a la “izquierda” –el MAS, MST y PTS- partidaria del “frente único” con Baradel-Yasky- Wasjenko y La Cámpora, que amagan con movilizarse el mismo día.  

 Jacyn




La convocatoria del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia:

CONTRA LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA
LIBERTAD A MILAGRO SALA
CONVOCAMOS A UNA MOVILIZACIÓN NACIONAL

El Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, colectivo por la defensa de las libertades democráticas compuesto por Organismos de Derechos Humanos independientes de los gobiernos, organizaciones sindicales, estudiantiles secundarias y universitarias, culturales, comunicacionales, barriales, partidos políticos y otras, exige la inmediata libertad de Milagros Sala.

La detención ordenada por el gobierno de Gerardo Morales bajo la acusación de "instigación pública a cometer delito y sedición" se da en un momento donde arrecian los despidos en la administración pública nacional, en las provinciales y municipales y en el sector privado, y tiene por objetivo amedrentar a todos aquellos que deseen luchar por sus derechos violentados, por trabajo, salarios dignos, vivienda, educación, por la tierra para vivir y trabajar enfrentando a los oligopolios sojeros, por un medio ambiente sustentable en contra del extractivismo contaminante y por el no pago de la deuda externa.

El Encuentro Memoria, Verdad y Justicia durante sus 20 años de existencia denunció las violaciones a los Derechos Humanos del pasado pero también las del presente cometidas por los gobiernos de turno. Por eso denunciamos y enfrentamos la criminalización de la protesta llevada a delante por los gobiernos de Menem, De la Rúa, Duhalde, Néstor Kirchner, Cristina Fernández y el hoy de Mauricio Macri. Desde esta conducta es que exigimos:

INMEDIATA LIBERTAD A MILAGROS SALA
BASTA DE CRIMINALIZAR LA PROTESTA,  LA POBREZA Y LA JUVENTUD
DEROGACION DE LAS LEYES ANTITERRORISTAS Y DE TODA LEGISLACION REPRESIVA
 
MIERCOLES 27/01 18HS
MARCHAMOS DE CONGRESO A PLAZA DE MAYO
ENCUENTRO MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

lunes, 25 de enero de 2016

El PTS y el Frente Unico … con el kirchnerismo

23 de enero de 2016 
 
La ilegal y reaccionaria detención de Milagro Sala le ha dado al PTS la ocasión para reforzar su seguidismo al kirchnerismo. Decimos “reforzar”, porque se trata de un proceso que registra importantes antecedentes cuando aún Cristina Fernández estaba en el poder
 
¿O acaso la campaña electoral de Del Caño no apuntó contra los “hijos de Menem”, omitiendo toda delimitación y denuncia del kirchnerismo, siendo retribuido, por ello, con el apoyo de los grupos mediáticos K como el de Sergio Szpozky o Página/12? ¿O Bregman no suscribió una declaración de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados con todos los bloques patronales en favor de la “continuidad de la política de Estado de DDHH”. Ahora, con Macri en la Casa Rosada, el PTS ha cometido no sólo el `error` de concurrir a un acto kirchnerista en la Plaza de Mayo reivindicatorio de la política y la trayectoria de Milagro Sala, sino de firmar documentos y organizar delegaciones con diputados del FPV. 
 
Nosotros rechazamos la detención de Milagro Sala porque es una medida reaccionaria contra el derecho a la protesta y a la movilización. Pero  eso no equivale a traficar ante los trabajadores su trayectoria política. De ningún modo Milagro Sala es una “luchadora” (según afirma Myriam Bregman en un texto), sino que ha sido una protagonista central en la política de cooptación y represión estatal de las organizaciones obreras y populares de Jujuy. Sala cogobernó la provincia junto con el PJ, manejando una parte sustancial del presupuesto público, en función de la superexplotación de la clase obrera e impuso –hasta dónde pudo- una política represiva basada en patotas o el manejo de hecho de la propia Policía. Se trata de una corriente para-estatal, no de una organización popular “con la que tenemos diferencias”.  Con la pérdida del control del presupuesto la red de Milagro Sala se ha desarmado a la velocidad del rayo, mostrando, ahora por la negativa, su carácter de organización para-estatal.  
 
Ante un hecho de tal característica lo que corresponde a la izquierda y a las organizaciones combativas del movimiento obrero y popular es movilizarse de manera independiente por la libertad de Milagro Sala, y no ir detrás del kirchnerismo, que es una corriente de Estado que aplica el ajuste allí donde gobierno con represión incluida. El PTS, así como también otras fuerzas de izquierda, violaron este principio elemental al concurrir a la Plaza de Mayo al acto montado por el kirchnerismo el 19 de enero pasado. Para el PTS se justifica diciendo que fue un “acto unitario”, pero tal denominación sólo vale cuando se acuerdan las condiciones de la propia acción política (consignas, oradores, palco), algo que con el kirchnerismo por motivos políticos es imposible. ¿O el PTS acordó la presencia en el palco de Agustín Rossi, ministro de defensa de Milani, o del patotero Guillermo Moreno, jefe de la patota contra los trabajadores del Indec para adulterar las estadísticas oficiales? 
 
El acto no sólo reivindicó a Milagro Sala, sino su condición de diputada electa al Parlasur por la lista de Scioli, y desde ya al gobierno de Cristina y Néstor Kirchner. El “vamos a volver” cantado al final confirmó que la izquierda que concurrió le hizo de comparsa a una fuerza política capitalista que controla una parte sustancial del aparato del Estado. 
 
Ante nuestra crítica el PTS nos responde embarrando la cancha, con el único propósito de zafar del debate concreto. Por ejemplo, afirma que la izquierda ha ido actos de la CGT sin participar de su organización. ¿Pero cómo confundir a una organización obrera, dirigida por la burocracia sindical, de un acto del FPV con el Cuervo Larroque y Moreno? Hay que estar muy asimilado al kirchnerismo para caer en tales exabruptos. Luego dicen –siguiendo el recetario de chicanas del kirchnerismo contra nuestro partido- que “el PO llegó hasta marchar con el “ingeniero” Blumberg en 2006 en manifestaciones que solicitaban mano dura y fortalecimiento del aparato represivo”, lo cual es falso por completo. El PO y otras fuerzas de izquierda concurrimos a la marcha convocada por Blumberg en el 2004, inmediatamente después de que se conociera el asesinato de suhijo, en un hecho que involucraba a la Bonaerense y la SIDE. Fue una marcha de decenas de miles de personas. 
 
Se trataba de una manifestación producto de la descomposición del aparato represivo del Estado, ante la cual la izquierda debía intervenir. La marcha del 2006, en cambio, estaba encuadrada por Blumberg con un planteo claramente represivo, al que el kirchnerismo concedió todo votando en el Congreso cada una de las leyes que reclamaba Blumberg. En el 2004, sin embargo, el PO no sólo concurrió con una bandera central que decía “Disolución de la Bonaerense” sino que en un momento determinado, en los Tribunales,  dividió la marcha junto a otras organizaciones para montar un acto independiente en Plaza de Mayo con casos familiares de casos de gatillo fácil, enfatizando en la responsabilidad del aparato represivo. El PTS, amparándose en la filiación derechista de Blumberg, no movió un dedo ante una irrupción masiva de la población contra los crímenes cometidos por el aparato represivo del Estado.
 
¿El PTS fue a Plaza de Mayo por Milagro Sala para romper luego y armar un acto propio?
Ya sabemos que no, porque calificó al acto kirchnerista como “unitario”, con el canto de “vamos a volver” incluido. 
 
La deriva kirchnerista del PTS llega a límites insospechados cuando nos acusa por haber participado de las marchas contra el fraude en Tucumán, porque de las mismas participaba la UCR, que se vio forzada a concurrir ante la masividad de la protesta. El radical Cano, sin embargo, se bajó rápidamente de toda denuncia de fraude, y antes que él se había bajado el PTS, que se quedó en su casa avalando el fraude de Alperovich-Manzur. Un bochorno.
 
A la luz de estas posiciones no debe extrañar que la firma del PTS apareciera en documentos políticos rabiosamente democratizantes firmados con el kirchnerismo. Uno de ellos –tardíamente desmentido bajo una forma sinuosa, con una manito dada por sus amigos del Movimiento Evita- reivindicando el “cumplimiento de la Constitución, el reconocimiento de la división y autonomía de los poderes y la calidad institucional”. Y otro, que reconocen haber firmado (¡dos desmentidas seguidas serían demasiado!) suscripto por su legislador Patricio del Corro, junto a los legisladores del kirchnerismo, que le chupa las medias al gobernador Morales diciendo “confiamos en su voluntad de dialogar con los representantes del pueblo, demostrando que su impronta de gestión será la convivencia política y el respeto por las minorías que Ud. ha manifestado a lo largo de su gestión en el Senado de la Nación”. Esta reivindicación de la trayectoria de un represor como Morales, funcionario del gobierno de la Alianza, es una adaptación inadmisible a los gobiernos de turno.  
 
Hace a la naturaleza de las cosas que siguiendo esta orientación política el PTS no haya apoyado en Memoria Verdad y Justicia nuestra propuesta de realizar una movilización independiente por la libertad de Milagro Sala. De este modo se alinean detrás de un “frente único antimacrista” con la oposición burguesa, rechazando la independencia política de los trabajadores, que es el pilar fundamental del Frente de Izquierda.
 
Gabriel Solano
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero